Estas leyendo
Royole FlexPai, impresiones del primer smartphone plegable

Flexpai

En este MWC 2019 los focos de lo han llevado los nuevos Samsung Galaxy Fold y el Huawei Mate X, dos propuestas de teléfonos móviles plegables que sin embargo no fueron los primeros del mercado. Antes de que estos dispositivos vieran la luz, Royole ya había presentado su propia propuesta, el Royole FlexPai. En el evento de Barcelona no solo estaba presente, si no que se nos permitió pleno acceso al mismo y por supuesto no pudimos desaprovechar la oportunidad de probarlo.

Una propuesta interesante pero aun falta de mejorar

Lo primero que notas al coger el Royole FlexPai es que está lejos de las calidades del Fold de Samsung o del Mate X de Huawei, es algo evidente que deja claro que esta primera propuesta de la compañía necesita aún mejorar mucho. Su pantalla de 7.8 pulgadas esta realizada de un polímero “Plastic Oled” que aseguran ser resistente a ralladuras y pequeños golpes. Por desgracia este no puede evitar una impresión extraña, que por un momento nos recuerda al de los terminales “fake” que vemos en algunos expositores de las tiendas. Sin embargo la respuesta táctil es bastante aceptable, aunque se sigue apreciando que las aplicaciones e incluso el propio sistema tiene problemas para adaptarse a los tránsitos entre formato plegado y desplegado. Por otro lado al deslizar el dedo en la pantalla sobre la zona del pliegue, este se nota a la perfección, quedando una sensación extraña, como una carretera con baches.

Flexpai

Sin duda el principal fallo de este dispositivo es el que mas salta a la vista, su exagerada curva en la zona del pliegue. El sistema usado para el pliegue esta confirmado por varias secciones al estilo del Surface Book, esto sin embargo no consigue cerrar por completo las dos mitades, quedando un formato tipo cuña que es casi imposible de guardar en el bolsillo del pantalón. Ademas este sistema de bisagras está protegido por una gomo que nos hace albergar dudas sobre su durabilidad, además de no ser precisamente atractiva.

Otro problema que tiene este sistema es que no logra que una vez abierto se quede totalmente recto, siempre se aprecia una pequeña curva, que es mas notorio si lo dejamos sobre una superficie recta como una mesa.

Flexpai

Por otro lado hemos de reconocer que se ha sabido aprovechar este diseño, ya que una vez plegado, ambas partes de la pantalla puedes ser operativas o dejar que solo una lo sea, al estilo tradicional. El pliegue se convierte en un área que quieren dedicar a las notificaciones y en la cual tenemos una serie de accesos rápidos, los cuales se puede configurar en los ajustes.

Flexpai

La parte trasera, una vez plegado, cuenta con un área lateral física, en la que se aloja el sistema de doble cámara de 16 MP mas 20 MP, las cuales sirven de cámara trasera y a la vez de selfie, debiendo girar el dispositivo para hacer uso de ellas dependiendo de la necesidad.

Flexpai

En su interior el FlexPai cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon 855 y una RAM de 6 u 8 GB. Suficiente para que el sistema se mueva sin problemas, pero no puede evitar esos inconvenientes de las transiciones que ya es cosa del propio sistema, el cual nos dicen están mejorando para solucionar estos defectos.

En el tiempo que hemos estado probándolo hemos comprobado que si, el Flexpai en un smartphone plegable plenamente funcional. No se trata de un producto a medias que se lanza para ser el primero, pero tampoco estamos ante un smartphone al que le auguramos un gran éxito. Aún debe mejorar su diseño y software, ya que el usuario que pague los 1.388€ que piden por el modelo más económico, no creemos que deje pasar los defectos, sobre todo de diseño. El sistema se puede mejorar, pero el diseño es lo que es y si lo vemos desde el punto de vista práctico, no nos vemos con él en el bolsillo.

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Albert Pina
Albert Pina
Programador, amante de las nuevas tecnologías, jugador puntual (cuestión de tiempo), con muchas cosas que me gustan y todas tienen una en común: tecnología, por eso estoy aquí, en OneTech.