Si be quiet! solo te suena por sus sistemas de refrigeración o sus fuentes de alimentación, podrás comprobar que como fabricantes de cajas para PC debería figurar también entre tus marcas Top. Recientemente lanzada, hoy te traeremos nuestro análisis de la be quiet! Dark Base Pro 901 White, un chasis de gama alta pensada para amoldarse a casi cualquier configuración de alto rendimiento.

De esta caja es fácil destacar un punto en concreto y este es su versatilidad. be quiet! nos ofrece un amplísimo abanico de opciones que pasan por usar distintos frontales, cambiar su orientación, montar la gráfica en vertical u horizontal y un largo etcétera que vamos a intentar desgranar a fondo en esta review.

Especificaciones de la be quiet! Dark Base Pro 901 White:

Dimensiones604 x 254 x 539 mm
Peso18 kilogramos
Volumen82.69 L
Iluminación ARGB8+16 LEDs
MaterialesAluminio , acero y cristal
Compatibilidad de la placa baseE-ATX / XL-ATX / ATX / M-ATX / Mini-ATX
Formato de fuente de alimentaciónATX PS/2 con fondo máximo de 325 mm
Ranuras de expansión8
Máximo de ventiladoresSuperior (mm) 3x 140 / 3x 120
Frontal (mm) 3x 140 / 3x 120
Lateral (mm) 3x 120
Lado trasero (mm) 1x 140 / 1x 120
Fondo (mm) 1x 140 / 1x 120
Ventiladores preinstaladosFrontal: 2x Silent Wings 4 140mm PWM White
Trasero: 1x Silent Wings 4 140mm PWM White
Radiadores soportados:Superior (mm) 120 / 240 / 360
Frontal (mm) 120 / 140 / 240 / 280 / 360 / 420
Lateral (mm) 120 / 240 / 360
Lado trasero (mm) 120 / 140
Tarjetas gráficas soportadas:Jaula de disco duro instalada: 350 / 370mm
Jaula de disco duro retirada: 495mm
Altura máxima CPU cooler190 mm
Panel E/S1x USB 3.2 Gen. 2 Type C
4x USB 3.2 Type A
1x Mic+Audio
Cargador Qi 15W
Precio319.90€

Unboxing

be quiet! sabe que el usuario que se compra esta caja no va a permitir el más mínimo desperfecto en ella, por lo que se asegura de que nos llegue impecable con un packaging a la altura. La be quiet! Dark Base Pro 901 White nos llega en una enorme caja de cartón, con una imagen del chasis en el frontal y una descripción de sus distintas partes en la parte trasera.

En el interior de esta caja encontramos el chasis bien protegido por unas gruesas capas de espuma blanca y unos perfiles, los cuales podemos dar fe de su resistencia, ya que se ve que nuestra caja ha tenido un viaje movido y aún así ha llegado sin macula.

Dentro de esta caja encontramos un segundo paquete con el título de “Accesorios”, que como es de imaginar contiene una serie de piezas complementarías a la propia caja, las cuales podremos, o no, usar en nuestro montaje.

Junto con esto tenemos un pequeño estuche plástico que nos viene con una serie de elementos muy útiles para cualquier construcción, desde tornillos extra hasta un par de gomas acolchadas y unas bridas con el sello de la marca. Estas son sin duda un elemento que agradeceréis, sobre todo cuando montamos equipos complejos que un gran número de cables. Con estas bridas podemos asegurar que se os hará mucho más sencillo en enrutamiento de los cables y obtener así un montaje más limpio.

be quiet! Dark Base Pro 901 White, una caja superlativa para tu PC - Análisis 33

Cuando sacamos la caja de su envoltura protectora se nos desvela un chasis blanco inmaculado, con una serie de celofán que protege las piezas que pudiesen soltarse con los meneos del transporte y una caja en su interior que contiene otras piezas extras para nuestro montaje.

Las gráficas son cada vez más potentes y de mayor tamaño, lo que a su vez conlleva un mayor peso que puede hacer que este llegue a doblar los conectores de la placa base. Una opción es optar por montar la gráfica en formato vertical, la otra, optar por un montaje al uso, pero con un soporte que sostenga el peso de nuestra gráfica.

Dentro de la segunda la Part Box tenemos dos elementos que nos van a asegurar un montaje seguro en caso de usar una gráfica de gran tamaño: una caja y soporte para sostener la gráfica. Estos dos elemento permiten que podamos colocar este kit tanto en la parte inferior como en la superior, algo que es necesario si optamos por invertir la orientación de nuestra caja. También encontramos una caja que podemos usar para la instalación de un lector óptico en la parte frontal, como veremos más adelante.

be quiet! Dark Base Pro 901 White, una caja superlativa para tu PC - Análisis 34

Diseño personalizable que se ajusta a lo que necesites

La be quiet! Dark Base Pro 901 White es grande, muy grande, mas que suficiente para la mayoría de montajes por muy bestias que sean. En cifras tenemos una estructura con unas medidas de 604 x 254 x 539 mm y un peso de 18 kilogramos, por lo que ya se puede intuir el espacio interior que nos va a ofrecer.

Por defecto el lateral derecho es el destinado al cableado, por lo que viene en buena parte tapado, aunque dejando una zona rectangular en vertical con un acabado mallado cerca del frontal. Esto es porque entre las múltiples opciones de configuración la be quiet! Dark Base Pro 901 White permite montar en su lateral 3 ventiladores de 120mm.

Según la marca este chasis cuenta con un volumen de 82.69 Litros, siendo capaz de soportar placas base E-ATX, XL-ATX, ATX, M-ATX e incluso Mini-ATX. A través de su lateral de cristal podemos ver el espacio interior, así como los dos ventiladores frontales y uno trasero que se incluyen de fabrica. Todos los ventiladores son del modelo Silent Wings 4 de 140 mm, y es que como, veremos más adelante, el minimizar el ruido es uno de los puntos fuertes de este chasis y para ello estos ventiladores son una apuesta segura.

Repasando sus especificaciones podemos ver que en el interior de este chasis podemos montar un disipador de hasta 190 mm, por lo que incluso el monstruoso be quiet! Dark Rock Elite cabe con holgura, y gráficas de hasta 370 mm, además en este caso tenemos más de una sorpresa ya que podemos instalar nuestra gráfica tanto en horizontal como en vertical, además de contar con un soporte VGA que aguanta el peso de la gráfica para evitar que se dañe los conectores si optamos por una instalación en horizontal.

En lo que a almacenamiento se refiere sus opciones no son menores y es que nos permite hasta 7 unidades de 3,25″ e incluso 16 unidades de 2,5″.

Gracias a su diseño de doble cámara, oculto a la vista tenemos en la parte inferior, escondido tras una tapa plástica con el logo de la marca, un espacio donde podremos meter una fuente de alimentación ATX de hasta 325mm de fondo, aunque cerca del frontal también tenemos un pequeña caja donde colocar dos discos duros, o un lector óptico o incluso un ventilador extra.

A poco que busques veras que la be quiet! Dark Base Pro 901 White esconde más de un elemento multiusos, pudiendo optar por darle aquél que mas se acerque a lo que necesitamos. Un ejemplo claro lo tenemos en la parte interior, en el frontal de la parte inferior, donde tenemos una tapa de plástico que podemos cambiar por una rejilla, ya que es bajo este espacio donde iría el ventilador extra. Eso sí, solo si decidimos no coloca ni discos duros ni un lector óptico de 5,25″.

En la parte posterior encontramos el ventiladores de 140 mm preinstalado junto con un total de ocho slots para conexiones PCIe. Por defecto el conjunto viene configurado para una instalación con el cristal a la izquierda, lo que hace que todo el conjunto de los slots se pueda voltear para hacer una instalación en vertical de la gráfica. Sin embargo cuando rotamos la instalación el conjunto se voltea, dejando el ventilador en la parte inferior y la zona de los slots en la parte superior.

En total este caja nos permite montar hasta 11 ventiladores, ocho de los cuales pueden ser de 140mm: 3 en la parte superior, 3 en la parte frontal, 3 de 120mm en el lateral, uno en la trasera y uno en la parte inferior. Además, si optamos por usar un refrigerador, la caja de be quiet! es capaz de albergar radiadores de hasta 420 mm

La parte superior de este chasis esta formado por una rejilla que filtra el polvo, pero al mismo tiempo permite el paso de aire para una mayor refrigeración si optamos por instalar ventiladores o radiadores, aunque por defecto viene con un par de paneles con recubrimiento de espuma para tamizar el ruido de los componentes.

Este mismo sistema se usa en el panel lateral, donde junto a la rejilla de los ventiladores tenemos una gran y gruesa capa de espuma de color negro para insonorizar el interior de la caja.

En la parte frontal tenemos una cubierta opaca, aunque si lo preferimos disponemos de un acabado mallado por el cual lo podemos sustituir. Sobre este espacio se sitúan los conectores, además de una sorpresa para los que huyan de los cables: un cargador inalámbrico Qi.

Para que nos sea sencillo de encontrar, cada puerto y cada control cuenta con retroiluminación. En orden de izquierda a derecha tenemos dos puertos jack de 3.5mm para el audio y micrófono. A continuación tenemos cuatro conectores USB 3.0 Gen1 tipo A y un puerto USB C 3.2 Gen 2.

Bajo los puertos encontramos los controles, con el botón de encendido en el centro y unos botones táctiles que nos permiten regular los ventiladores, pero también la iluminación ARGB, en la cual podemos escoger desde el color a los modos de iluminación.

En la parte superior tenemos un espacio plano donde podemos dejar nuestros smartphone, smartwatch o auriculares para cargar de forma inalámbrica si estos son compatibles con el estándar Qi.

Aunque discreta, la Dark Base Pro 901 White cuenta con iluminación ARGB incorporada, con una tira LED que recorre el frontal y continua recorriendo la parte inferior del interior de nuestra caja, quedando a la vista a través del cristal. No es una iluminación “cantosa”, pero si lo queremos siempre podemos complementarla con un hardware interior mas colorido. Personalmente me parece un diseño precioso, limpio y elegante.

Facilitando hasta el montaje más complejo

Una de las mayores trabas a la hora de realizar un montaje es tener que desenvolverte en el espacio de interior de un caja, algo que no siempre es cómodo y muchas veces hace que hasta la instalación de un ventilador sea algo complicado de gestionar. be quiet! elimina eso de un plumazo gracias a un sistema que permite extraer las zonas donde vayamos a colocar el hardware.

Un ejemplo claro lo tenemos en el frontal, donde podemos retirar todo el conjunto simplemente tirando del mismo, lo que nos deja al descubierto un filtro para el polvo y tras el una bandeja que aloja todo el conjunto de los ventiladores.

Cuando retiramos esta bandeja vemos que con ella vienen los ventiladores, pero también un HUB con los conectores para que podamos enchufar los ventiladores. Una vez vuelto todo el conjunto a su posición, el HUB conecta los ventiladores de forma que se derivan todas las conexiones de los ventiladores a un único cable PWM, lo que hace muchísimo más sencillo la instalación.

Así solo tenemos que retirar esta bandeja, instalar los ventiladores, en nuestro caso añadiendo un tercero al frontal, conectar este al HUB y volver a colocar el conjunto en el frontal. Limpio, sencillo y que nos hace todo mucho más cómodo, además de facilitarnos la gestión de cableado.

Este mismo sistema se aplica a la parte superior y parcialmente al lateral, donde podemos extraer la bandeja para instalar los ventiladores, pero sin el HUB. Esto se debe a que es una configuración opcional que podemos cambiar por usar bahía de almacenamiento, por lo que no tiene sentido instalar un HUB. Afortunadamente tenemos todo el espacio disponible que queramos en esta zona, por lo que no es un gran contratiempo.

Otro apartado destacable es que todo el conjunto de la instalación de la placa base es extraíble, lo que una vez más nos permite colocar todo el hardware en la comodidad de nuestra mesa, bastando luego con deslizar este conjunto en el chasis, sujetarlo con una serie de tornillos y procedes a la conexión del cableado.

Invertir la orientación: un proceso más sencillo de lo pensado

La be quiet! Dark Base Pro 901 White nos llega con una configuración donde el cristal se sitúa en la parte izquierda. Esto no siempre se ajusta a nuestros setup, por lo que poder cambiar la orientación es un plus muy importante para muchos usuarios. En el caso que nos ocupa tenemos la posibilidad de voltear la orientación, algo que nos llevará algunos pasos y un poco de tiempo, pero que a cambio nos da unos excelentes resultados.

Los pasos son multiples y hay que seguirlos uno a uno para que la modificación sea correcta y no de el resultado que buscamos. Ya os aviso que vamos a necesitar un destornillador, ya que casi todas las piezas que vamos a cambiar de posición requieren de quitar y poner tornillos.

El primer paso es quitar la estructura donde se sujeta la placa base, lo que requiere solo de tres o cuatro tornillos para poder sacarla deslizando. Luego debemos retirar la bandeja con las bahías laterales, algo que también sirve para colocar los ventiladores laterales si lo deseamos. Luego retiramos el soporte central que se sujeta con dos tornillos y la tapa del compartimiento inferior con solo hacer un poco de presión en la parte central, aunque eso si, teniendo cuidado de retirar el conector de la iluminación de la tira LED.

El siguiente paso es cambiar toda la parte superior, lo que pasa por retirar la cubierta enrejillada, las dos placas amortiguadores que hay debajo y el soporte para los ventiladores. Ojo aquí, ya que tenemos un conector que lleva al HUB de la base, algo que deberemos cambiar a lado contrario con ayuda de un destornillador para retirar los dos tornillos que los sujetan.

También debemos retirar la carcasa superior, lo que deja a la vista el cableado parcialmente, aunque para verlo por completo y recolocarlo también deberemos retirar el cargador inalámbrico Qi.

Una vez hecho esto ya tenemos todo el cableado a la vista y podremos ir pasándolo al lado contrario, tras lo cual solo debemos hacer todo el proceso a la inversa para ir recolocando cada pieza en el lado opuesto y terminar así la conversión.

El resultado es el siguiente, donde podéis aprecia como la zona de la placa base, así como la zona del ventilador y los slots se ha volteado verticalmente.

Para no cometer errores, os aconsejo que si vais a realizar el proceso de invertir la orientación, lo mejor es seguir paso a paso el video de la compañía, que si bien se refiere al modelo en negro es casi idéntico en su desarrollo.

Experiencia de uso y conclusiones

La be quiet! Dark Base Pro 901 White nos ofrece la posibilidad de adaptarse a nuestras necesidades y gustos como pocas cajas lo hacen. Su elegante diseño opta por un aspecto que prima la limpieza y la baja sonoridad a base de diversas zonas con cubiertas de plástico que ocultan unos paneles que amortiguan el ruido que pueden producir los elementos internos. A esta baja sonoridad contribuyen los ventiladores Silent Wing 4 preinstalados, logrando con todo ello un conjunto que nos asegura un nivel de ruido mínimo.

Sin embargo hay montajes que necesitan un extra de refrigeración, primando este ante un posible aumento del ruido. A esto la Dark Base Pro 901 White! responde permitiendo que coloquemos hasta 11 ventiladores, pero también permitiendo que retiremos los paneles superior y frontal para mejorar el flujo de aire. En este caso el aspecto de la caja cambia adoptando un diseño con acabado Mesh en el frontal, lo que si usamos ventiladores con iluminación RGB también dará como resultado un aspecto más llamativo.

Aspecto destacable es el que nos ofrece en la gestión de cables, con una parte trasera espaciosa y repleta de rieles que nos permiten nos solo una mejor colocación de los cables, sino que estos quedan ocultos en buena parte, lo que contribuye a un mejor aspecto general.

El sistema de gestión de cables también es algo que tenemos en la parte frontal, pues además de diversas ranuras para pasar los cables, contamos con perfiles que ocultan todo de forma parcial. Esto mejora la apariencia de la Dark Base Pro 901 White, pero también ayuda al flujo del aire al ofrecer un interior mas limpio. Incluso cuando optamos por sujetar la gráfica con el kit incluido se mantiene este diseño y es que el soporte para la gráfica cuenta con espacio como para ocultar en el los cables de alimentación de la misma.

La posibilidad de invertir la orientación de la be quiet! Dark Base Pro 901 White amplia su compatibilidad con distintos estilos de setups, algo que siempre se agradece, mientras que su amplio espacio interior nos ofrece todo lo necesario como para adaptar nuestro montaje a un estilo gamer con mejor refrigeración, un equipo destinado a la productividad con grandes opciones de configuración de almacenamiento o prácticamente para cualquier uso que tengamos en mente.

Soy de la opinión de que no hay producto perfecto, todo tienen margen de mejora y no me suele convencer nunca un producto como para darle una puntuación perfecta. La be quiet! Dark Base Pro 901 White alcanza la excelencia, tanto por diseño como por opciones de montaje, calidad y acabados. La caja de be quiet! se alza como un producto premium que destaca en casi todos sus aspectos y que recomendamos sin la más mínima duda.

Emblema producto sobresalienteEmblema producto buen diseñoEmblema producto recomendado

Be quiet! Dark Base Pro 901 White

319.90 EUR
10

Valoración

10.0/10

Pros

  • Diseño elegante de gran calidad y buenos acabado
  • Multiples opción de montaje
  • Sistema de montaje "extraíble"
  • Soporte para gráfica incluido
  • Opción de invertir la orientación
  • Controles táctiles para ventiladores e iluminación
  • Hasta 11 ventiladores y radiadores de 420 mm
  • Cargador Qi incluido
  • Junto con los ventiladores Silent Wing, un ejemplo de baja sonoridad

Síguenos en nuestros canales de Telegram y Google News para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.


Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fi y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.