La Inteligencia Artificial es el nuevo santo grial que todos los fabricantes buscan implementar en sus dispositivos. En los smartphones Google ha demostrado las posibilidades que ofrece la IA con el Pixel 8 Pro, pero Samsung no ha tardado mucho en darle la respuesta con el lanzamiento del Samsung Galaxy S24 Ultra, terminal que hemos probado y que hoy analizamos para vosotros.

La intención de Samsung con este dispositivo está clara, volver a dominar el mercado con el mejor Android del mercado. Si lo ha conseguido, o no, al menos bajo nuestra opinión, es algo que os vamos a contar a continuación.

Samsung Galaxy S24 Ultra, especificaciones:

Diseño
Dimensiones: 79 X 162.3 X 8.6mm
Peso: 233g (mmWave) / 232g (Sub6)
Colores disponibles: Titanium Gray, Titanium Black, Titanium Violet y Titanium Yellow
Software
Sistema Operativo: Android 14
Capa de personalización: One UI 6.1
Pantalla
Dynamic AMOLED 2X 6,8 pulgadas
Resolución Quad HD+
Tasa de refresco de 120Hz (1~120Hz)
Brillo máximo 2600 nits
Vision booster
Eye Comfort Shield
Corning Gorilla Glass Armor
Procesador
Qualcomm Snapdragon 8 Gen 3 for Galaxy
Memoria RAM
12 GB
Almacenamiento
256 GB / 512 GB / 1 TB
Cámaras traseras
Ultra gran angular de 12MP F2.2, FOV 120˚
Gran angular de 200MP OIS F1.7, FOV 85˚
Teleobjetivo de 50MP 5x Zoom óptico, OIS F3.4, FOV 22˚
Teleobjetivo de 10MP 3x Zoom óptico, OIS F2.4, FOV 36˚
Zoom digital hasta 100x
Cámara frontal
12MP F2.2, FOV 80˚
Batería
5,000 mAh
Carga rápida de 45W
Carga inalámbrica de 15W
Conectividad
5G
Otros detalles
Sensor de huellas en pantalla
S Pen integrado
IP68
Bluetooth 5.3
Wi-Fi 6E
Precio
a partir de 1.479 €

Cuerpo de titanio para un diseño premium

Uno de los grandes aciertos de Samsung ha sido apostar por un cuerpo de titanio y un diseño limpio, dejando de lado aspectos como los módulos de cámara para poder ofrecer un aspecto más depurado y estilizado. Esto ya de entrada hace que tengamos la sensación de estar ante un terminal de gama premium, incluso antes de ponerle las manos encima.

Lo cierto es que a primera vista no hay mucha diferencia con respecto a su predecesor y es que Samsung ha optado por seguir una línea continuista, dejando solo algunas pinceladas para depurar el mismo diseño. Eso si, ahora lo tenemos con una mayor resistencia y con un interior actualizado para para seguir manteniéndose en la cumbre.

Con unas dimensiones de 162,3 mm de alto, 79 mm de ancho y un grosor de 8.6mm, el Samsung Galaxy S24 Ultra sigue manteniendo unas cifras considerables, lo que incluye un peso de 232 gramos. No lleva el apellido Ultra en vano, y no hablamos solo de potencia, ya que su tamaño hace que no sea nada sencillo usarlo a una mano.

A pesar de haber dejado atrás el modulo de cámara, las cámaras siguen sobresaliendo ligeramente en la trasera del Samsung Galaxy S24 Ultra, lo que hace que en la mesa se mueva ligeramente cuando lo apoyamos sobre ella.

El acabado del titanio de este terminal es mate, lo que ayuda en buena manera a que no tengamos apenas presencia de huellas, lo que nos deja un diseño más limpio y que al tacto se aprecia ligeramente sedoso.

En los laterales del Samsung Galaxy S24 Ultra no tenemos grandes variaciones, con una parte izquierda limpia y una derecha donde se han colocado los botones de volumen y encendido.

En la parte superior dos pequeños orificios para los micrófonos son lo único que rompe su acabado liso, mientras que en la parte inferior tenemos el orificio del altavoz, la bandeja para la SIM y, como no, el soporte integrado para el S-Pen. En ambas zonas tenemos un acabado plano, lo que conlleva unas esquinas más agudas que otros modelos similares, pero que no llegan a ser molestas.

Ante la desaparición de la gama Note, con ciertas malas reminiscencias, Samsung ha hecho que los Galaxy Sxx Ultra hereden el icónico lápiz óptico. Este se integra en la parte interior, pero sin quedar a ras, sino sobresaliendo ligeramente para hacer que sea más identificable al tacto y podamos localizarlo con solo pasar el dedo. Solo debemos presionar y el lápiz sale expulsado unos centímetros para que podamos cogerlo.

Lo cierto es que es grande, muy grande, pero también es muy agradable de usar. Su gran tamaño puede parecer una desventaja, pero lo cierto es que para muchos de los usuarios que lo escogen es precisamente parte de su atractivo. La elección de materiales

Pantalla plana que se aprovecha al máximo

El uso de las pantallas curvas en las gamas altas y premium ha dejado de ser tendencia, pasando a montar pantallas planas. El motivo es buscar la practicidad y no tanto la estética. No hay duda de que las pantallas curvas daban un aspecto mas suavizado y la impresión de menores marcos, pero que no dejaba de ser algo estético y no practico. La zona de los laterales curvos a menudo resultaban de difícil uso, además de acarrear un tono verdoso desagradable.

Si en el Samsung Galaxy S23 Ultra teníamos una ligerísima curvatura, en el Samsung Galaxy S24 Ultra se han dejado de medias tintas, ya que los coreanos han escogido montar una pantalla completamente plana. Lo hace además manteniendo unos márgenes simétricos de un grosor mínimo, lo que junto con un minúsculo orificio para la cámara ayuda a dar esa sensación de un muy buen aprovechamiento del frontal.

Estamos ante un panel Dynamic AMOLED 2X con una diagonal de 6.8 pulgadas en la que la compañía ha tratado de solucionar algunas de las pegas de su predecesor. Así tenemos una resolución Quad HD+ de una gran calidez, la cual nos aporta una gran nitidez, pero que también ha mejorado en el trato del color para que este no sea tan saturado y por ende parezca más natural. Eso sí, por defecto viene configurado en resolución Full HD+, por lo que para alcanzar su máximo potencial deberemos cambiarlo en la configuración.

Entre las mejoras que ha implementado Samsung tenemos un mayor brillo, pasando de los 1.750 nits del S23 Ultra a los excelentes 2.600 nits de brillo pico que alcanza el Samsung Galaxy S24 Ultra. Además, los coreanos han mejorado la tasa de actualización PWM, la cual ahora alcanza los 492Hz para reducir el efecto parpadeo y así mejorar la experiencia visual, pero que también reduce la fatiga visual para cuidar mejor de nuestros ojos.

Uno de los grandes aciertos de Samsung ha sido montar un cristal antirreflejos, algo que sinceramente es algo a la hora de usar el terminal en la calle marca la diferencia. El brillo es sin duda el elemento clave a la hora de ver una pantalla correctamente a plena luz del sol, pero incluso con un buen nivel de brillo los reflejos pueden hacer que la experiencia decaiga. En este caso los coreanos han unido un brillo elevado con una pantalla antirreflejos, lo que hace que sea una delicia usar este terminal en exteriores, da igual si hace sol o llueve, la experiencia es impresionante.

Otro aspecto a destacar de esta pantalla es su tasa de refresco adaptativa, la cual llega a los 120 Hz, aunque esta cifra ya viene convirtiéndose en la norma en esta gama de productos. Lo que no es tan normal es usar la tecnología Corning Gorilla Glass Armor para proteger su panel. Esta es la versión más resistente de la marca, promediando una resistencia a caídas hasta tres veces superior a su predecesor, mientras que es hasta cuatro veces más resistente ante arañazos.

Como siempre mediante la configuración podemos personalizar la experiencia que nos brinda la pantalla del Samsung Galaxy S24 Ultra, pudiendo escoger desde la resolución hasta la fluidez o el brillo, siendo este el automático el más recomendable. Aquí hacer un inciso, y es que el modo automático del brillo es algo errático, funcionando muy bien en ocasiones, mientras que en otras ocasiones se ve que tarda demasiado en actualizarse. No se si será el sensor de iluminación o un problema de software, pero parece que no termina de captar a tiempo cuando debe subir el brillo.

Si bien los colores de ven menos saturados de lo que suele traer por defecto los Samsung, donde no hay sorpresas es en los negros, muy profundos y que generan una impresión simplemente brutal a la hora de disfrutar de una buena película. Es de esas pantallas donde hasta la batalla de Invernalia de ve bien.

En esta pantalla tenemos también el sensor de huellas ultrasónico, tecnología que Samsung lleva ya tiempo implementando y que una vez más demuestra ser uno de los mejores sistemas de autentificación biométrica del mercado, con una excelente respuesta tanto en velocidad, como en capacidad de reconocer nuestra huella a la primera.

Software: One UI potenciado con IA

Cuando probamos el Google Pixel 8 Pro vimos como el uso de la Inteligencia Artificial puede potenciar un sistema, siendo ya una verdad aceptada por todos que estamos ante la próxima gran evolución tecnológica. Con el Samsung Galaxy S24 Ultra los coreanos quieren demostrar que no solo pueden competir, sino que pueden convertirse en referencia a la hora de aprovechar las capacidades de la IA en un smartphone.

Con One UI 6.1 como versión preinstalada, la cual viene bajo Android 14, encontramos una sección especialmente dedicada a configurar el funcionamiento del S-Pen. También encontramos un ajuste que nos permite configurar la memoria RAM expansible, permitiendo que podamos llegar a añadir hasta 8 GB más para darle más fluidez al sistema.

Una de las grandes bazas de escoger un Galaxy S es que nos vamos a asegurar no solo siete años de actualizaciones de sistema y seguridad, sino que estas normalmente están llegando incluso antes que a los propios dispositivos de Google, por lo que suelen ser siempre los primeros en recibir las novedades y parches de seguridad. Junto con ello One UI sigue siendo una capa muy intuitiva y fluida, por lo que tras los Pixel, estos suelen ser los dispositivos que mejor experiencia de uso transmiten al usuario.

Experiencias más inteligentes

Samsung ha querido mantener su característica interfaz, pero dándole algunos retoques para adaptarla a las nuevas capacidades del Galaxy S24 Ultra. Así, junto con las habituales secciones encontramos una nueva sección dedicada a la implementación de las nuevas funciones “inteligentes”. Esta sección la encontramos bajo el nombre de Inteligencia avanzada, dentro de los ajustes de Funciones avanzadas, siendo el núcleo de lo que la compañía ha denominado Galaxy AI.

La nuevas funciones añaden el uso de inteligencia artificial a secciones como la Grabadora de voz, donde tendremos transcripciones a texto pudiendo identificar cada participante; Internet de Samsung, con generación de resúmenes de las paginas o su traducción; Edición generativa, permitiendo editar fotografías con sugerencias para mejorarlas; o Teléfono, con traducción de conversaciones en forma de texto o leídas en voz alta.

Otra de las funciones es la llamada “Rodea para buscar“, la cual estrenaron los Galaxy incluso antes que los Pixel, gracias a la cual dejando pulsado el botón de Inicio podremos acceder a una búsqueda potenciada por IA donde rodeando una sección de la pantalla se realizará una búsqueda relacionada con lo que haya en ese circulo.

Otra de las funciones es la que nos permite crear nuestros propios fondos, algo que hacemos seleccionado un tema y editando una serie de instrucciones para que el dispositivo genere un fondo único que podremos usar. Es muy similar, por no decir idéntico, al que podemos encontrar en el Google Pixel 8 Pro, de donde Samsung parece haber bebido buena parte de su inspiración.

Por supuesto Samsung no ha dejado de lado un aspecto donde más destaca el uso de la inteligencia artificial: la edición de fotografías. Por ello tenemos el llamado Photo Assist, donde también está presente su propia versión del “Borrador mágico” que consigue eliminar objetos indeseados de una imagen, el cual si bien funciona correctamente, el acabado no me parece que llegue a los niveles del Pixel 8 Pro. También tenemos otras funciones relacionadas con la edición, incluyendo el poder remasterizar imágenes, mover objetos en la misma o añadir color.

Al igual que pasa en el Pixel 8, el Samsung Galaxy S24 Ultra depende de la conexión a internet para poder utilizar algunas funciones, ya que si bien contamos con un modo offline, con ella se limitan algunas capacidades.

Potencia para un alto rendimiento

El máximo exponente de la serie Galaxy S no puede quedarse corto en potencia y Samsung no ha querido arriesgarse a ello, por lo que en este dispositivo encontramos lo mejor de lo mejor en el momento de su lanzamiento.

En el interior del Samsung Galaxy S24 Ultra tenemos una nueva generación del tope de gama de Qualcomm, montando nada menos que un Snapdragon 8 Gen 3 for Galaxy, una edición especialmente adaptada de estos procesadores para la marca coreana. Se trata de un procesador de 4 nanómetros que promete un aumento del 41% del rendimiento de la NPU, lo que mejora sustancialmente las capacidades IA. También mejora un 30% el rendimiento de la GPU, una Adreno 750, y un 20% en la CPU.

Junto con este procesador tenemos una RAM de 12 GB LPDDR5x, pudiendo escoger acompañarla de modelos con almacenamiento de 256 GB, 512 GB e incluso hasta 1 TB UFS 4.0.

Como es lógico todo esto va a generar una buena temperatura, por lo que Samsung ha metido también una cámara de vapor que prácticamente ha duplicado su tamaño, buscando así contener la temperatura. Lo cierto es que este es un propósito que se cumple de forma bastante correcta, pero con algunos momentos donde cuando le exigimos al máximo si notamos un aumento de temperatura. Esto por otro lado tiene el curioso efecto de “olor” en el S-Pen, algo de lo que se han quejado algunos usuarios y que, si bien es cierto, las quejas me parecen exageradas.

No debemos olvidar que el S-Pen va dentro del cuerpo del terminal, con un cuerpo parcialmente de plástico. Esto hace que cuando el terminal se caliente, si sacamos el S-Pen y lo acercamos a la nariz, notaremos un olor similar al del coche cuando lo dejamos horas al sol. Estar está, pero este olor solo es perceptible si nos pegamos el lápiz a la nariz, algo que sinceramente nunca se me había ocurrido hacer hasta que salieron las primeras informaciones. Vamos que por mi parte me parecen una queja totalmente superflua.

Samsung Galaxy S24 Ultra, el buque insignia coreano ahora viene con IA - Análisis 53

A la hora de hacerle pasar por los habituales test de rendimiento hemos tenido algunos datos curiosos. Por ejemplo con Geekbench 6 hemos obtenido una puntuación de 2.133 y 6.461 puntos en mono y multinúcleos respectivamente, mientras que con PCMark la puntuación ha alcanzado las 18.471 puntos. Curioso es el caso de 3D Mark, donde a la hora de pasarlo en varias ocasiones hemos tenido el error de Maxed Out, mostrando un mensaje en el que nos decían que nos hemos pasado de potencia.

Lo que queda claro es que de potencia el Samsung Galaxy S24 Ultra va sobrado, logrando no solo un gran rendimiento, sino que este se hace de manera sostenida. Así logramos poder disfrutar de juegos sin que con el paso del tiempo notemos una reducción en el rendimiento, algo que suele pasar en otros modelos donde la potencia es solo inicial, bajando enteros a medida que pasa el tiempo. En el caso del Galaxy S24 Ultra esto no sucede, al menos de forma apreciable.

Autonomía potenciada con IA

Con una batería de 5.000 mAh, el Samsung Galaxy S24 Ultra se supone que aprovecha las capacidades IA que optimizan el uso de la misma, al tiempo que su procesador optimizado debería representar una menor carga sobre la autonomía.

En el tiempo de uso he logrado alcanzar las 6 horas y media de pantalla encendida sin grandes problemas, bajando algo cuando optaba por la máxima resolución y fluidez, quedándose más cerca de las 6 horas. Esto es más que suficiente para un día normal, por lo que quedarse es casi seguro que llegamos al fin del día con autonomía sobrada.

Samsung Galaxy S24 Ultra, el buque insignia coreano ahora viene con IA - Análisis 57

Lejos de las tres cifras en la carga rápida, Samsung opta por un sistema de carga que alcanza los 45W, el cual debemos aprovechar comprando un cargador apto ya que este no se incluye en el pack.

Con un cargador acorde tenemos una carga que en algo más de una hora completa la carga, alcanzado el 50 por cierto en unos 25 minutos. Todo esto de forma cableada, ya que si optamos por la carga inalámbrica las cifras se disparan, ya que este solo admite una carga de 15W.

Cámaras y fotografía

Cuando hablamos de un Galaxy S Ultra ya nos hacemos a la idea de que la fotografía será un punto primordial. En este modelo la compañía coreana ha mantenido un conjunto muy similar al del Samsung Galaxy S23 Ultra, pero con algunas diferencias que nos dejan ante la incertidumbre de como afectarán al resultado.

En cifras en la trasera tenemos cuatro lentes con la siguiente configuración:

  • Cámara principal gran angular de 200MP ISOCELL HP2 con OIS, apertura f/1.7, FOV 85˚, enfoque laser y distancia focal equivalente a 24mm
  • Ultra gran angular de 12MP con apertura f/2.2 y campo de visión de 120˚, con una distancia focal equivalente a 13mm
  • Teleobjetivo de 50MP con apertura f/3.4 y distancia focal equivalente a 111 mm. Con PDAF y OIS, cuenta con un zoom óptico de 5x y un campo de visión de 22˚
  • Teleobjetivo de 10MP con OIS y un apertura f/2.4m cuenta con 3x de Zoom óptico y un campo de visión de 36˚. Con una distancia focal equivalente a 67mm
  • Zoom digital hasta 100x

Con respecto al su predecesor tenemos el cambio de los 5x del Teleobjetivo en lugar de los 10x que teníamos antes, pero que de forma digital y usando recortes permite alcanzar hasta los 100x con una mejor calidad de lo que teníamos anteriormente.

En la parte frontal tenemos una lente de 12 megapíxeles, con una apertura f/2.2 y un campo de visión de 80˚.

Al igual que el resto del software, la aplicación de cámara se adapta a las capacidades del Samsung Galaxy S24 Ultra. Así encontramos un modo profesional, tanto para fotografía como para vídeo, pero también contamos con un modo Expert RAW que nos va a permitir sacar un mayor provecho a los 200 MP de su cámara.

Una de las cosas que más me gustan de esta aplicación es la accesibilidad de las configuraciones más usadas. Así tenemos en la parte inferior acceso al gran angular y los teleobjetivo, pero también tenemos en la parte superior acceso a un icono que nos permite cambiar entre 12MP, 24MP o 50MP.

Samsung ha trabajado con Google para mejorar su aplicación y con Qualcomm para mejorar el rendimiento, pero también con distintos servicios para mejorar el resultado cuando subimos fotografías al las redes sociales.

Con respecto a su predecesor la mejora más notable en su rendimiento es la velocidad, tardando considerablemente menos tiempo en procesarlas fotografías. Esto es algo que en mi caso he podido apreciar mejor que los que probaron el dispositivo nada más salir, ya que al poco la compañía lanzó una actualización que mejoró significativamente el rendimiento, siendo con esta versión con la que hemos realizado las pruebas.

A la hora de sacar fotografías el modo automático es el que mas suele usar el normal de los humanos, por lo que se nota que es donde más se ha esforzado Samsung. Así tenemos unas imágenes que en buenas condiciones me han sorprendido por la buena interpretación de los colores y su nitidez, desvelando de forma muy notable las texturas y con un buen balance de los blancos.

Si bien el HDR ha mejorado, aún se le nota con margen para lograr mejores resultados, sobre todo cuando nos colocamos en situaciones de alto contraste de iluminación.

Los buenos resultados del modo automático hace que los modos Pro y Expert RAW sean una opción más indicada solo para usuarios expertos, sobre todo este último si estamos pensando en fotografías que vayamos a destinar para una posterior edición. Como apunte decir que no podemos usar los 200MP con el modo Expert RAW, ya que este tiene su limite en los 50MP. Una pena, ya que sin duda este binomio debería darnos un nivel de detalle y nitidez muy superior.

En el modo noche se aprecia una mejora en la colorimetría, que si bien aún satura los colores más de lo que nos gustaría, ya no son tan irreales. También se ha mejorado el detalle y sobre todo el control del ruido, teniendo una fotografía de mayor calidad.

Nuevamente el modo automático demuestra sus capacidades, ya que si bien contamos con un modo noche exclusivo, lo cierto es que el propio dispositivo sabe usarlo de forma automática muy correctamente.

Si bien el cambio de Zoom nos dejaba dudas, lo cierto es que los resultados le dan la razón a Samsung. Tanto el modo 3x como el 5x dan unos resultados donde cuesta ver una perdida de calidad, e incluso cuando subimos a 10x, algo que es la razón esgrimida por la compañía para este cambio. Si queremos un mayor zoom debemos recurrir al procesado digital, que llega a los 100 aumentos, donde ya notamos una perdida notable de nitidez y calidad, pero que aún así ha mejorado con respecto a su predecesor, sobre todo en buenas condiciones de luz y no tanto cuando hablamos de fotografías nocturnas.

No puedo quitarme esas sensación de que el gran angular es el gran olvidado de este conjunto, con unas fotografías que parecen no haber tenido una evolución aparente y que en general quedan un peldaño por detrás del resto de cámaras.

El modo retrato tiene una excelente calidad, incluso cuando usamos el modo de 3x o 5x, obteniendo un buen recorte y efecto bokeh muy bien logrado. Eso sí, el recorte no es tan preciso como nos hubiera gustado, sobre todo a la hora de captar detalles como el pelo, donde se ve que el recorte no es tan detallado.

En el caso de la lente frontal tenemos una lente que a pesar de ser muy comedida en sus cifras, lo cierto es que da unos excelentes resultados a la hora de sacarnos un selfie en casi cualquier situación. No solo logra una gran calidad de imagen, sino que lo hace con una excelente representación de colores y balance de blancos.

Para la grabación de vídeo tenemos un dispositivo capaz de realizar grabaciones 8K a 30 FPS y 4K a 60fps. En el primero primamos la resolución, naturalidad y el detalle a costa de estabilidad y fluidez, mientras que el segundo es más equilibrado al lograr una mayor fluidez y estabilidad en el vídeo, pero a costa de tener un mayor procesado que da colores más saturados y menor detalle.

Galería

Samsung Galaxy S24 Ultra

Samsung Galaxy S24 Ultra, conclusiones y opinión

Con el Samsung Galaxy S24 Ultra tenemos un diseño que rezuma la palabra “premium”, muy agradable al tacto y que se mantiene limpio sin dificultad. Un interior cargado de lo mejor del mejor procesador y una RAM de 12 GB hace que el rendimiento sea el esperado, casi perfecto en su ejecución y que solo algún puntual aumento de la temperatura enturbia la experiencia.

La autonomía nos da de sobra para completar el día, aunque sigo esperando que Samsung suba la apuesta en lo que a carga rápida se refiere, algo que parece no convencerles o no piensan que es necesario.

Samsung Galaxy S24 Ultra, el buque insignia coreano ahora viene con IA - Análisis 78

Su conjunto fotográfico es muy resolutivo, aunque el apartado del gran angular sigue siendo el patito feo al que nadie le presta el cariño que se merece, pero que aún así no podemos mas que decir que en conjunto es tremendamente divertido de usar.

El Samsung Galaxy S24 Ultra es un éxito de ventas y lo es con razón, puede que no sea perfecto y desde luego su precio no anima a convertirlo en un superventas, pero en conjunto tiene todo lo que le pedimos a un terminal de gama premium para triunfar: Diseño premium, Gran rendimiento y un apartado fotográfico de gran calidad. Eso sí, para disfrutarlo tendremos que tener un buen fondo de bolsillo ya que nos va a costar a partir de los 1.409€

Samsung Galaxy S24 Ultra

1.409 EUR
9.3

Valoración

9.3/10

Pros

  • Un rendimiento excelente
  • Cámaras muy divertidas de usar
  • Siete años de actualizaciones
  • Galaxy AI brinda nuevas opciones de uso
  • Un diseño realmente premium

Contras

  • Algo de temperatura cuando le exigimos
  • Una carga rápida que no evoluciona
  • Cámara gran angular que necesita ponerse a la altura

Síguenos en nuestros canales de Telegram y Google News para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.


Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fi y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.