Estas leyendo
Ultra Street Fighter II: The Final Challengers se lanza para Nintendo Switch

Ultra Street Fighter II: The Final Challengers

Cuando Nintendo presentó al mundo la Nintendo Switch, prometió que habría un gran lanzamiento cada mes y hasta ahora se ha cumplido dicha promesa. En el mes de salida tuvimos el maravilloso The Legend of Zelda: Breath of the Wild, en abril pudimos disfrutar del genial Mario Kart 8 Deluxe, y en mayo recibimos de manos de Capcom uno de esos juegos que se niegan a morir, y que ha pasado ya a la historia como un gran referente de los videojuegos, el mítico Street Fighter II. Esta nueva versión, llamada Ultra Street Fighter II: The Final Challengers, es una remasterización al estilo del Street Fighter II: Turbo HD Remix que se lanzó en Xbox 360 y PlayStation 3.

Con gráficos remasterizados y adaptación a los nuevos tiempos, podemos rememorar las batallas al puro estilo original con personajes tan míticos como Ryu o Blanka con uno de los videojuegos de lucha que marcó un antes y un después. Sin duda, para todo fan de este tipo de juegos, probablemente sea una compra asegurada, aún así, habría que ver hasta que punto vale la pena pagar los 39,99€ de su precio por una remasterización de un juego que salió hace 26 años al mercado. Sea como fuere, también incluye diversas novedades como nuevos modos de juego y un modo multijugador en línea que hará las delicias de los más competitivos sin duda.

ULTRA STREET FIGHTER II: The Final Challengers contiene una serie de retoques y mejoras, muchos de los cuales son exclusivos de Nintendo Switch, que elevan esta versión al mismísimo olimpo de los juegos de lucha.

  • Un lavado de cara: Los emblemáticos gráficos han sido retocados para ofrecer un aspecto moderno, nítido e impoluto, manteniendo a la vez el encanto de antaño. ¿Eres de la vieja escuela? No te preocupes, si prefieres los combates a la antigua usanza puedes cambiar entre los gráficos en HD y el estilo original en el menú.

  • Nuevos personajes: Además del regreso del plantel del juego original, este Street Fighter II cuenta con dos nuevas incorporaciones, las primeras en casi 20 años. A Violent Ken le ha lavado el cerebro M. Bison, y Evil Ryu es la forma que adopta Ryu después de sucumbir a la oscuridad. Ambos son perfectos para aquellos que prefieren un estilo de juego más agresivo.

  • Nuevos modos de juego: Con los nuevos y exclusivos Combate Dúo y Camino del Hado, puedes ir más allá de los clásicos Arcade y Versus, auténticas señas de identidad de la serie Street Fighter. Ya estés luchando solo o con un aliado, tienes un montón de motivos para dar guerra. Los controles Lite son perfectos para principiantes, pues les permiten realizar movimientos especiales o supercombos presionando un solo botón (o con un toque en la pantalla táctil en el modo portátil). Sin embargo, los jugadores más avezados no tienen por qué preocuparse; si juegan en línea no se enfrentarán a los principiantes en los combates por rango.

  • Vibración HD: Siente en tus propias carnes todo el poder que emana de los increíbles movimientos especiales gracias a la vibración HD del Joy-Con. Quédate atónito viendo como el Hadoken te recorre la palma de la mano para cruzar la pantalla o ejecuta un Shoryuken que parece salir desde tu mismísimo Joy-Con.

  • Cambiar colores: ¡Personaliza a tus luchadores favoritos de Street Fighter para derrochar estilo al combatir con la opción cambiar colores! Confiéreles looks nuevos y sorprendentes e imprímeles tu propio sello para destacar ante la competencia.

Si quieres machacar a tus amigos en un juego de lucha, o eres un amante de cualquier Street Fighter (y por lo tanto odias a Mortal Kombat o Tekken) el juego ya está disponible para la consola de Nintendo, puedes adquirirlo aquí en su versión digital desde la Nintendo eShop por 39.99€ y también puedes comprarlo en su versión física en cualquier tienda.

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Eric Herranz
Eric Herranz
Editor en OneTech y OneWindows. Escribo cosas, hago cosas, y me gustan la música y el cine. Y muchas otras cosas. Ah, y la tecnología, claro. Si no, ¿Qué haría aquí?