La Unión Europea lleva tiempo animando a las empresas para que se pongan de acuerdo en el desarrollo y uso de un mismo sistema de carga para los dispositivos electrónicos, y si bien el USB C es ya el más utilizado por la mayoría de los fabricantes, aún hay compañías que se niegan a usar este sistema y apuestan por otros de fabricación propia.

Finalmente este jueves la Comisión Europea ha decidido tomar riendas en el asunto y han presentando una propuesta de legislación para establecer una solución de carga común para todos los dispositivos «relevantes». El sistema de carga escogido para implementar como universal es el USB C, el cual quieren que se convierta en estándar para todos los smartphones, tabletas, cámaras, auriculares, altavoces portátiles y consolas de videojuegos portátiles

USB 4

Esta medida se toma para tratar de reducir la cantidad de desechos tecnológicos y la huella digital que se genera. Para ello se propone también separar la venta de cargadores de la venta de dispositivos electrónicos. Medida que algunas empresas como Apple o Samsung ya han adoptado en algunos modelos, pero que parece se va a convertir en la tónica de la industria con esta propuesta

Los consumidores europeos se sintieron frustrados durante bastante tiempo porque los cargadores incompatibles se amontonaban en sus cajones. Le dimos a la industria mucho tiempo para proponer sus propias soluciones, ahora ha llegado el momento de tomar medidas legislativas para un cargador común. Esta es una victoria importante para nuestros consumidores y el medio ambiente y está en consonancia con nuestras ambiciones ecológicas y digitales .

.Margrethe Vestager , vicepresidenta ejecutiva de una Europa apta para la era digital,

En toral la Comisión ha propuesto las siguientes medidas:

  • Un puerto de carga armonizado para dispositivos electrónicos : USB-C será el puerto común. Esto permitirá a los consumidores cargar sus dispositivos con el mismo cargador USB-C, independientemente de la marca del dispositivo.
  • La tecnología de carga rápida armonizada ayudará a evitar que diferentes productores limiten injustificadamente la velocidad de carga y ayudará a garantizar que la velocidad de carga sea la misma al utilizar cualquier cargador compatible para un dispositivo.
  • Separar la venta de un cargador de la venta del dispositivo electrónico : los consumidores podrán comprar un nuevo dispositivo electrónico sin un nuevo cargador. Esto limitará la cantidad de cargadores no deseados comprados o que no se utilicen. Se estima que la reducción de la producción y eliminación de nuevos cargadores reducirá la cantidad de desechos electrónicos en casi mil toneladas anuales.
  • Información mejorada para los consumidores : los productores deberán proporcionar información relevante sobre el rendimiento de la carga, incluida información sobre la potencia requerida por el dispositivo y si admite la carga rápida. Esto hará que sea más fácil para los consumidores ver si sus cargadores existentes cumplen con los requisitos de su nuevo dispositivo o les ayudará a seleccionar un cargador compatible. Combinado con las otras medidas, esto ayudaría a los consumidores a limitar la cantidad de cargadores nuevos comprados y les ayudaría a ahorrar 250 millones de euros al año en compras innecesarias de cargadores.

La propuesta de hoy deberá ser adoptada por el Parlamento Europeo y el Consejo mediante el procedimiento legislativo ordinario, tras lo que se otorgará un período de transición de 24 meses para dar a la industria el suficiente tiempo para adaptarse antes de la entrada en la aplicación.

Siguenos en nuestro canal de Telegram para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.