Estas leyendo
Overwatch presenta a su nuevo héroe: Orisa

Después de alzarse con el premio al juego del año (GOTY) en Video Game Awards, los premios DICE y esta semana en la GDC de San Francisco, Blizzard sigue añadiendo novedades a su excelente juego como sólo ellos saben hacer. Después de semanas con rumores sobre un nuevo héroe y con diversos detalles en Twitter por parte de la propia desarrolladora, se ha presentado ya el nuevo integrante del juego, una robot llamada Orisa.

Este personaje es un tanque y estará preparado sobretodo para aguantar muchos golpes y protejer a sus aliados. El robot está creado por Efi Oladele, una niña prodigio proveniente de Numbani y que lo crea para proteger su ciudad después del ataque de (ojo aquí) el famoso Doomfist.

Entre sus habilidades nos encontramos con una Ametralladora de Fusión capaz de infligir daño directo a nuestros enemigos; Fortificación, que permite a Orisa reducir el daño recibido; Alto, con la que lanza una carga de gravitones que explota y atrae a los enemigos hacia ella; una Barrera Protectora que nos servirá para anclarla en el lugar que queramos y proteger a nuestros aliados, así como frenar el ataque de los enemigos; y por último tenemos su habilidad definitiva llamada Potenciador, que nos permite potenciar a todo aliado que esté en el área del potenciador y así aumentar su daño.

Como se puede observar, Blizzard ha lanzado una robot guardiana que a parte de proteger, también sirve de soporte para los aliados. De momento solo está disponible en el Reino Público de Pruebas (los servidores beta de Overwatch) y se espera que llegue próximamente a todo el mundo. Lo que sí está disponible desde hace un par de días es la Búsqueda de Servidores y la nueva Temporada 4 de partidas competitivas, así que puedes ir haciendo tiempo hasta el lanzamiento de Orisa. Si quieres conocer un poco más de su historia, aquí te dejamos el vídeo de su origen:

Sobre El Autor
Eric Herranz
Eric Herranz
Editor en OneTech y OneWindows. Escribo cosas, hago cosas, y me gustan la música y el cine. Y muchas otras cosas. Ah, y la tecnología, claro. Si no, ¿Qué haría aquí?