Estas leyendo
RED Hydrogen es historia, su fundador se retira y cierra el proyecto

RED Hydrogen One

Jim Jannard es la persona que ha estado detrás del Red Hydrogen One, unos de los smartphones que mas expectativas despertó antes de su lanzamiento, pero que como le ha pasado a otros muchos, su llegada a los mercados supuso una decepción.

Este terminal con su pantalla holográfica era una gran promesa que finalmente no cumplió las expectativas y obtuvo una acogida bastante discreta. Aún así se esperaba que la empresa continuase el proyecto y lo mejorará con nuevas versiones, algo que ahora podemos confirmar que no se va a producir.

El fin de un proyecto y una carrera

En un escueto comunicado Jim Jannard ha anunciado que se retira por razones de salud y lo hace cerrando el proyecto Hydrogen, por lo que se pone punto y final a la corta historia de este empresa y a una carrera de 45 años de Jannard.

He pasado los últimos 45 años construyendo “inventos envueltos en arte”.

Recién cumpliendo 70 años y teniendo algunos problemas de salud, es hora de que me retire.

Cerraré el proyecto HYDROGEN, terminando una carrera que ha incluido Oakley, RED Digital Cinema e HYDROGEN. Estoy muy orgulloso de haber trabajado con muchas personas excelentes a lo largo de los años que se han inscrito en la visión.

RED Digital Cinema continuará más fuerte que nunca con Jarred, Tommy y Jamin en los controles. Komodo está a punto de ser lanzado … y el HYDROGEN One continuará recibiendo soporte en el futuro.

Quiero agradecer a todos por el apoyo que he sentido a lo largo de los años …

Jim

Desde luego es una pena que este proyecto muera y es que los inicios fueron realmente esperanzadores, sin embargo nos queda la esperanza de que en un futuro alguien retome la idea y sea capaz de ofrecernos una verdadera pantalla holográfica.

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro A.
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.