Estas leyendo
AER – Memories of Old, ¿Te gustaría poder volar?

Forgotten Key y Daedalic Entertainment nos brindan la posibilidad de poder volar, de que al menos en un videojuego seamos capaces de convertirnos en pájaro. Ese sueño que ha perseguido el ser humano a lo largo del tiempo y que AER – Memories of Old nos ofrece esta posibilidad que os detallamos en este análisis para que sueñes junto a nosotros.

AER – Memories of Old, un mundo mágico

AER – Memories of Old no nos ofrecerá una historia que no nos dejará marcados de por vida, pero si que nos propondrá un juego con el que relajarnos y disfrutar del buen trabajo artístico que tanto nos gustó hace un par de años cuando los suecos nos mostraron las primeras pinceladas de lo que es hoy AER y lo que pudimos probar en la pasada Gamescom. Un título de exploración en un mundo abierto en el que lo mas llamativo de todo es nuestra protagonista llamada Auk, una de las últimas peregrinas cambiaformas, esta tiene la habilidad de convertirse en pájaro para poder ir volando de una isla a otra. En un principio estamos ante un juego de exploración, plataformas y puzles de mundo abierto, en el que solo unas tablillas, una brújula y unos escasos personajes nos indicarán el siguiente paso a seguir.

Disfrutaremos de islas con la vegetación justa y de cuevas oscuras, en ambos casos tendremos que ir resolviendo una serie de puzles o misiones facilonas para seguir con la siguiente y de esta manera enmendar los errores del pasado y conseguir acabar con el vacío. Por ejemplo, tendremos que utilizar nuestra linterna para activar unas piedras y tener que pasar volando posteriormente por los círculos que se abren, esto dará lugar a una entrada secreta a una cueva que tendremos que explorar. Nuestro objetivo principal es encontrar tres piezas ocultas en algún lugar de este basto mundo.

Como vemos la jugabilidad o mecánica de juego es realmente sencilla. En cuanto a su manejo la cosa cambia un poco, dos maneras diferentes de jugar y dos experiencias totalmente diferentes. Tenemos el botón para sacar nuestra linterna, X para saltar y para transformarnos en pájaro si estamos en el aire y un mapa para ayudarnos en el extenso y difícil de asimilar mundo en el que nos encontramos por las densas nubes que nos dificultan la visión. Nubes por cierto que servirán de impulso si nos metemos por ellas ayudando de esta manera a llegar a puntos lejanos del mapa. La realidad es que la experiencia de juego mas satisfactoria la conseguiremos cuando estamos volando, unos controles fáciles de asimilar y que responden a las mil maravillas, estos controles son configurables desde el menú de opciones aún que lo cierto es que están muy bien elegidos.

“Volar será toda una experiencia relajante y visual”

En este apartado de jugabilidad tengo que decir que lo jugué en una Xbox One X y tras una captura de pantalla el juego se bloqueó y perdí toda la partida, seguidamente cuando llevaba cerca de una hora de juego al salir de una cueva perdí la posibilidad de volar, es decir el botón X parecía desactivado con lo que me tocó reiniciar la partida nuevamente y en ambos casos no tenía partida guardada y esta no se hace automáticamente y por desgracia no puedes guardar cuando a ti te apetezca. En el caso de Xbox One S no hemos tenido estos contratiempos y hemos podido terminar el juego sin problemas, no quise arriesgarme a jugarlo en Xbox One X nuevamente y sufrir otro desastre, con lo que este punto nos dejó un poco fríos y ya hemos reportado los fallos a sus desarrolladores.

Por otro lado tenemos que destacar la falta de información que tendremos para localizar los templos o lo que toque, esto es lo que hace grande a AER, tenemos como dije anteriormente la información básica y ya nuestro sentido de la orientación, la brújula y nuestra agudeza visual se encargarán del resto, no obstante,  veremos pequeñas pistas como efectos de luz o construcciones diferentes que serán indicativo de que algo tenemos que hacer ahí.

Quizás nos hubiera gustado que se incluyera algún tipo de objetos que coleccionar esparcidos por las diferentes localizaciones por hacer algo mas ameno el juego, pero a pesar de poder ver recuerdos en algunos puntos con la ayuda de nuestra linterna, poco mas tendremos que hacer que descubrir las tres cuevas, una vez mas florece el toque de disfrute y relajación que han querido darle a AER – Memories of Old sin tener que coleccionar objetos o mejor dicho sin que sea necesaria dicha información como las de las tablillas o códices para terminar el juego.

Fuera de esta historia ancestral de dioses y ruinas que explorar, lo que verdaderamente nos llama la atención de AER es su apartado artístico. El aspecto poligonal que le han dado puede parecer extraño en un principio pero lo cierto es que el juego en movimiento se ve fantástico y la paleta de colores que han elegido hacen que tengamos una sintoniza con el juego un tanto especial. Es curioso ver como unos personajes sin expresión al carecer de caras puede llenar tanto, quizás nos hubiera gustado que las tuviera al menos para el apartado en el que tenemos que leer el texto para que no sintiéramos un juego tan lineal.

La banda sonora cumple perfectamente con el apartado artístico del juego unido a unos buenos efectos de sonido. El efecto del viento que nos darán aún mas efecto de relajación, es sin duda lo mejor en este apartado.

En Cuanto a la duración tenemos que decir que en dos o tres horas tendrás el juego listo para sentencia a pesar de querer completar el 100% de los logros que por otra parte no suponen ni oposición ni un trabajo extra conseguirlos, con esto solo podemos decirte que disfrutes de la poco pero gratificante duración que nos ofrece AER. Es una lástima que la historia no enganche a pesar de que a priori el tema ancestral y nuestro personaje pueden invitar a ello, pero la mecánica de texto elegida termina por aburrirnos y optar por pasar de largo sin leer, esto hace que su duración se vea reducida.

Conclusión Final

En lineas generales AER – Memories of Old nos pareció un juego digno de darle una oportunidad y que a pesar de mezclar varios géneros como los puzles o las plataformas es en el de juego Zen o relajante donde verdaderamente funciona a las mil maravillas. Un juego sin mas pretensión que hacernos disfrutar de unas horas de relajación soñando con volar y que verdaderamente lo consigue gracias a su fácil manejo y su diseño poligonal que tan bien le sienta en su conjunto. Como hemos comentado durante el análisis, no está exento de fallos o detalles mejorables. Comenzando con una historia que no luce tratándose de seres ancestrales, creemos que este apartado tenía mucho mas recorrido del que se le ha dado. Se lo podría haber exprimido algo mas de historia para engancharnos.

Los bugs encontrados a lo largo del análisis nos chafaron dos partidas y esto hizo que nuestra experiencia no fuera satisfactoria. También encontramos el molesto texto en pantalla “virar a la izquierda/derecha para centrar” que una vez mas creo se trata de un bug y no desaparece de la pantalla, pero con todo y con eso se puede disfrutar de esta propuesta que nos ofrece Forgotten Key sin ningún miedo a volar junto a ella aún que no todo lo alto que nos hubiera gustado hacerlo.

Si quieres darle una oportunidad puedes conseguir AER  a un precio de 14,99€ pinchando en los siguientes enlaces Xbox One, PS4 y Steam.

 

AER - Memories of Old

14,99€
AER - Memories of Old
6.3

Jugabilidad

6.0/10

Gráfico

7.0/10

Sonido

6.0/10

Duración

6.0/10

A favor

  • Apartado Artístico
  • Juego relajante
  • Mejor volando que en plataformas

En contra

  • Puzles con poca importancia
  • Algunos Bugs que nos han estropeado la partida
  • Historia algo aburrida

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
David Fraile

Amante de la tecnología, el fútbol, el dibujo y los perretes.
Aprendiendo y enseñando día a día.