Estas leyendo
Este nuevo material autorreparable podría ser el futuro de las pantallas

Que algunos son más manazas con los móviles, no es ningún secreto, y que otros cuidan a sus dispositivos como si de un bebé se tratara, tampoco. Aún así, siempre hay alguna vez que, por muy cuidadosos que seamos, se nos escapa alguna llave, moneda u objeto mínimamente punzante que nos crea esa pequeña rallita en la pantalla que nos hace despertarnos en medio de la noche. Pero un grupo de investigadores podría haber dado con la solución.

En la Universidad de California, un grupo de químicos ha estado investigando sobre un material que sería capaz de repararse después de sufrir ciertas ralladas o rozaduras. Este material está basado en un polímero que tiene capacidad para estirarse y sal iónica, pudiendo estirarse hasta 50 veces de su tamaño inicial. Según Chao Wang, el director de la investigación, “El material fue capaz de coserse después de 24 horas habiéndose roto por la mitad”.

La indústria ya había probado con materiales autorreparables, como el LG G Flex, cuya parte trasera podía reparase de pequeños arañazos. Aún así, esta tecnología no había llegado a una de las partes más sensibles (si no la más sensible) de nuestros móviles, la pantalla. Según Wang, a partir del año 2020 se podría empezar a utilizar en todos los móviles, puesto que la investigación aunque está avanzada, aún debe completarse y probarse en diferentes entornos y especificaciones.

Sin duda, podría ser una gran revolución en el mercado móvil, consiguiendo que nuestras pantallas gocen de esa limpieza como el día uno y se nos quite el mal sueño por esa pequeña muesca hecha por las llaves. Lo que sin duda no podrán solucionar serán nuestras manos de mantequilla. Eso por desgracia, aún no es reparable.

Sobre El Autor
Eric Herranz
Eric Herranz
Editor de OneTech. Apasionado de la tecnología, los videojuegos y la música. ¿Un robot se haría un unboxing a si mismo?
  • Klaas

    Que bueno, si llegan a ser buenas espero que no demoren tanto en llegar jajaj