[Actualizado: 16/2]

Como esperábamos Telegram no ha tardado en responder a las acusaciones vertidas tanto por Wired como por Cathcart. En un extenso artículo publicado a principios de mes Telegram hace un repaso de los errores que a su entender ha cometido el medio, de forma más o menos intencionado. Lo hace además en terminos muy duros, calificando a dicho medio como “un desafortunado ejemplo de cómo una publicación antaño respetada puede alejarse de los principios de la integridad periodística”.

Entre las varias acusaciones que desmienten desde Telegram está la de que se habría usado la aplicación para detectar la ubicación de los usuarios. Remitiéndose al Tweet de la política Marina Matsapulina que provocó dicho “confusión”, se aclara que está mencionaba que el “FSB (Servicio Federal de Seguridad de la Federación Rusa) tiene una técnica muy buena que muestra su ubicación en el teléfono con precisión de 1 metro”. Es decir que no habría sido localizada por el uso de Telegram, si no usando la ubicación propio del smartphone.

Del mismo modo los responsables de Telegram desmienten su opacidad en materia de seguridad, afirmando que “Telegram es la única aplicación de mensajería segura popular que admite compilaciones reproducibles tanto para iOS como para Android, lo que significa que la integridad de sus Chats Secretos puede ser confirmada de forma independiente por cualquier investigador”. Como muestra están los casi 10 años de existencia de Telegram, donde afirman que nunca se ha encontrado ningún fallo de seguridad que permitiera a un tercero interceptar o descifrar los Chats Secretos.

Como siempre conveniente conocer todos los puntos de vista. Te aconsejamos leer la publicación de Telegram para conocer a fondo la respuesta dada al controvertido artículo de Wired. Dicho lo cual tampoco podemos obviar que incluso Marina Matsapulina no parece demasiado convencida del uso de Telegram porque finalmente tanto ella como sus amigos optaron por pasarse a Signal.


[Artículo original a continuación]

Saca las palomitas y siéntate, que comienza el show. Tras muchos años aguantando como desde Telegram se burlaban de la poca seguridad de WhatsApp al tiempo que presumían de su propia seguridad, ahora desde WhatsApp entran al trapo y son ellos los que dudan de la seguridad de Telegram, hasta el punto de recomendar a los usuarios que si van a usar una aplicación de mensajería que no sea WhatsApp, que no escojan Telegram.

Telegram

Todo esto ya hace tiempo que se lleva gestando y es que WhatsApp siempre ha tenido colgado el San Benito de su falta de seguridad. Lo cierto es que la empresa ha ido poco a poco mejorando en este aspecto, implementando medidas como el cifrado de extremo a extremo para chats, llamadas y videollamadas. Es en este punto donde el máximo responsable de WhatsApp, Will Cathcart, pone en duda la seguridad de Telegram.

Cathcart se hace eco de un artículo publicado en el medio especializado Wired, aconséjandonos leerlo para entender la escasa seguridad de Telegram.

Si crees que Telegram es seguro, debes leer este artículo y comprender la verdad, especialmente antes de usarlo para algo privado.

Will Cathcart

En el citado artículo Wired afirma que activistas pacifistas rusos depositaron su fe en Telegram como medio de comunicación entre ellos, pero al parecer esto no fue impedimento para que las autoridades del Kremlin pudieran conocer sus movimientos. Siempre según este medio esto no es un caso aislado y pondría en duda la supuesta seguridad de los chats de Telegram. “Durante el año pasado, numerosos disidentes en toda Rusia encontraron sus cuentas de Telegram aparentemente monitoreadas o comprometidas. A cientos se les ha utilizado la actividad de Telegram en casos penales.

Según explican, mientras que aplicaciones como Signal o WhatsApp cuentan con la encriptación de extremo a extremo activada por defecto, en Telegram esto no es así. Nuevamente Cathcart se hace eco de esto citando un apartado de este estudio donde se afirma que “Telegram tiene la capacidad de compartir casi cualquier información confidencial que solicite un gobierno, lo que dejaría a los usuarios en manos de la disponibilidad de la plataforma a cumplir o no los requerimientos de dichos gobiernos.

Un punto interesante es que al parecer Telegram no sigue los estándares de transparencia que otras empresas han adoptado, careciendo de una verificación independiente que confirme su método de cifrado y seguridad. Como ejemplo ponen la brecha de seguridad descubierta en la API de Telegram que permitía durante los inicios de la invasión de Ucrania por Rusia conocer la ubicación de los usuarios.

El responsable de WhatsApp también nos da un palo a los medios y periodistas, afirmando que debemos entender la verdad de Telegram: Con demasiada frecuencia, los vemos obtener el crédito por operar como una aplicación “encriptada”, pero están lejos de serlo. Tras lo cual sentencia que si estas pensado en usar otra app distinta a WhatsApp, no uses Telegram.

De momento Telegram no se ha pronunciado, pero es de esperar que pronto tengamos respuesta a estas declaraciones de Wired y Cathcart.

Síguenos en nuestros canales de Telegram y Google News para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.


Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fi y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.