Si bien las miradas se fueron al Google Pixel 8 Pro, lo cierto es que el pequeño de la gama, el Google Pixel 8, es posiblemente la opción más interesante de la nueva familia de smartphones de Google. Con un potente interior y un acabado premium, este dispositivo quiere reinar en su segmento de la mano de la inteligencia artificial, con poco que envidiar a su hermano mayor e incluso a modelos como los nuevos Samsung Galaxy S24.

Pixel 8, especificaciones:

Diseño
Dimensiones: 150,5 x 70,8 x 8,9 mm
Peso: 187 gramos
Colores disponibles: Menta, Verde liquen, Obsidiana y Rosa
Software
Sistema Operativo: Android 14
Pantalla
OLED 6,2 pulgadas
Relación de aspecto 20:9
Resolución FHD+ (1080x2400p) a 428 ppp
Tasa de refresco: 60-120 Hz C
Corning Gorilla Glass Victus
Brillo: Hasta 1400 nits (HDR) y hasta 2000 nits (cuando el brillo esté al máximo)
Relación de contraste de 1.000.000:1
HDR
Profundidad de 24 bits para 16 millones de colores
Procesador
Google Tensor G3 Coprocesador de seguridad Titan M2
Memoria RAM
8 GB de RAM LPDDR5X
Almacenamiento
UFS 3.1 de 128 GB o 256 GB
Cámaras traseras
Gran angular Octa PD de 50 MP Anchura de píxel de 1,2 μm Apertura de ƒ/1,68 Campo de visión de 82° Tamaño del sensor de imagen de 1/1,31 pulgadas Zoom Alta Resolución de hasta 8 aumentos
Ultra gran angular de 12 MP con enfoque automático13 Anchura de píxel de 1,25 μm Apertura de ƒ/2,2 Campo de visión de 125,8° Corrección de lente
Cámara frontal
Selfie Dual PD de 10,5 MP Anchura de píxel de 1,22 μm Apertura de ƒ/2,2 Enfoque fijo Campo de visión ultra gran angular de 95
Batería
4575 mAh
Carga por cable de 30W
Carga inalámbrica rápida
Conectividad
5G
Otros detalles
Lector de huellas bajo la pantalla
Corning Gorilla Glass Victus con marco de aluminio de acabado mate
IP68
7 años de actualizaciones
Wi-Fi 7
Bluetooth 5.3
Altavoces estéreo
3 micrófonos
Reducción de ruido
Audio espacial
Precio
799.00 €

Unboxing

Google nos hace llegar el Pixel 8 Pro en un empaquetado que se mantiene casi inalterable desde hace generaciones, con un fondo blanco donde la imagen del dispositivo se muestra en su frontal junto al nombre. En la parte trasera encontramos un detalle de los accesorios incluidos, dejando los laterales para mostrar el color del modelo escogido y algunos datos como los IMEI.

Dentro de esta caja encontramos el Google Pixel 8 en acabado rosa, que es el modelo que la compañía nos ha enviado para probar. También encontramos un cable de conexión USB C a USB C, un adaptador USB A a USB C, la información de seguridad y una herramienta para extraer la bandeja donde alojaremos la SIM del teléfono.

Diseño Pixel en todo su esplendor

Google ha conseguido un diseño diferenciador para sus smartphones, pudiendo identificar un dispositivo Pîxel con solo ver su trasera. Esto lleva siendo así desde tiempos del Pixel 3, pero que desde el Pixel 6 se ha acentuado con el añadido de un modulo de cámaras único en el mercado, que poco a poco ha ido depurando hasta el aspecto actual del Pixel 8 y el Pixel 8 Pro.

Al contrario que el Pixel 8 Pro que analizamos, el cual tenía un acabado mate, en el caso del Pixel 8 tenemos una trasera de cristal en acabado brillante, lo que hace que sea más notable la presencia de huellas en ella. Destacando sobre este fondo tenemos un modulo de cámaras que abarca todo el ancho de la trasera y cuyo acabado metalizado mantiene el mismo tono rosa del resto del cuerpo.

Con unas dimensiones de 150,5 x 70,8 x 8,9 mm y un peso de 187 gramos, el marco metalizado se une al modulo de cámaras trasero como una prolongación del mismo, manteniendo el mismo tono y acabado mate.

Los laterales del Pixel 8 mantiene en la parte derecha el botón de encendido y apagado, además del botón de control de volumen. Ambos tienen el mismo acabado del marco, con un buen recorrido en su pulsación, sobresaliendo ligeramente para permitirnos distinguirlos solo con el tacto.

En el lateral izquierdo tenemos únicamente la bandeja para la tarjeta microSIM, dejando limpio el resto del espacio.

No hay muchos cambios con respecto a modelos precedentes en el diseño de los puertos, por lo que una vez más tenemos en la parte inferior el puerto USB C, en este caso en su versión 3.2. También encontramos el altavoz inferior que junto con el que tenemos en la parte superior de la pantalla permite que el Pixel 8 nos ofrece un sistema de sonido estéreo.

El diseño más compacto que el Pixel 8 Pro hace que sea un smartphone más cómodo de usar con una mano, con los botones situados a una distancia accesible que hace que no tengamos que esforzarnos para alcanzarlos y un contorno redondeado ligeramente en la parte trasera, lo que hace que se adapte mejor en la mano. En lo que a diseño se refiere el Pixel 8 es realmente agradable de usar y estéticamente bonito, aunque esto siempre es algo muy subjetivo.

Pantalla brillante y de colores vibrantes

Google ha montado en el frontal de este terminal una pantalla que ha sido uno de los grandes aciertos de la compañía, un panel de un brillo destacado y unos colores brillantes que hace que sea una delicia su uso. En concreto tenemos un panel OLED de 6.2 pulgadas con una resolución FHD+ de 2400 x 1080 píxeles que arroja una densidad de 428 píxeles por pulgada. También tenemos una tasa de refresco variable desde 60 Hz hasta 120 Hz y un brillo que promete alcanzar los 2.000 nits de brillo, aunque con en HDR se queda en 1.400 nits.

El haber incorporado un diseño de biseles casi simétricos hace que lo que tenemos en la pantalla luzca aún mejor, ya que no tenemos esa incomoda sensación de que en un lado del dispositivo “sobra marco”. Por otro lado el orificio centrado para la cámara, si bien de un buen tamaño, no es desmesurado como para incomodar a la hora de ver una película o vídeo.

Me ha gustado de esta pantalla la viveza de los colores y su excelente brillo, con un ajuste automático precios y rápido, lo que nos permite pasar del interior a exteriores y ver como al instante el terminal ajusta su brillo para permitir una visibilidad impecable.

Tanto la pantalla como la trasera de cristal tienen una protección Corning Gorilla Glass Victus, lo que nos da ese plus de tranquilidad ante arañazos y posibles caídas, aunque siempre es mejor no poner a prueba estos puntos.

Android 14 viene con una serie de opciones de personalización para la pantalla, pudiendo escoger entre el modo de color “Natural” o “Adaptativo”, el cual por norma satura más los colores para que tengan un aspecto más llamativo. También nos permite escoger entre el uso de 60 Hz y 120 Hz, aunque este segundo modo afecta al consumo de la batería, en mi opinión no tanto como para que no debemos usarlo.

Como era de esperar contamos con todas las opciones de personalización de Material You, con opciones de adaptar no solo el fondo, sino también los menús e iconos. Sin embargo la serie Pixel 8 también cuenta con un extra y aquí es donde comienza a entrar en acción la inteligencia artificial.

Google ha implementado un sistemas de generación de fondos mediante inteligencia artificial. Este nos permite crear fondos personalizados escogiendo una serie de parámetros y dando las indicaciones oportunas de como queremos que sea el fondo. Con ellas la inteligencia artificial nos ofrecerá varias opciones entre las que escoger para usar como fondo de pantalla.

Android 14 con siete años de actualizaciones

Una de las bazas con las que Google quiere conquistar al gran público es asegurarse que tendremos un teléfono que nos va a durar años. Lo hace tanto con un diseño resistente como con la promesa de contar con siete años de actualizaciones, lo que nos garantiza tener un dispositivo que podremos seguir usando con plenas garantías de seguridad y funcionalidad.

Android 14 nos llega en el Pixel 8 en una experiencia pura, sin malware ni añadidos extra de forma que el sistema de Google luzca en todo su esplendor y capacidades. El resultado no podía ser mejor y es que el sistema va tan fino como esperábamos, sin ningún tipo de ralentizaciones ni lags.

Como ya sabíamos el Pixel 8 hace uso de la inteligencia artificial para potenciar sus capacidades, algo que pasa por funciones como la menciona de creación de fondos, el uso del traductor instantáneo y, como veremos más adelante, aumentar las posibilidades de sus cámaras.

Escoger un Pixel tiene grandes ventajas sobre el resto de los Android, ya que accedemos a las nuevas funciones antes que nadie o al menos a la par. Un ejemplo lo tenemos con la función de “Rodea para buscar“, la cual se presentó con los Samsung Galaxy S24, pero que ya tenemos también disponible en los Pixel 8 y Pixel 8 Pro. Además lo hará de forma exclusiva durante meses, uniéndose a otras funciones exclusivas como el borrador mágico.

Google aprovecha su doble faceta de fabricante y desarrollador del sistema operativo, para lograr un binomio que cumple de forma destacable de forma que sobresale sobre la competencia. Los Pîxel 8 son si duda el mejor exponente de lo que puede hacer Android cuando se libera de las ataduras de capas externas.

Experiencia de uso

En motor del Google Pixel 8 es el procesador Google Tensor G3, o lo que es lo mismo, la tercera generación de los procesadores personalizados de Google. Se trata de un chipset que hasta ahora fabrica Samsung y que está fabricado en un proceso de 4 nanómetros. Cuenta con nueve núcleos, con un Cortex-X3 a 2,8 GHz que se acompaña por cuatro núcleos  Cortex-A715 y cuatro núcleos de bajo consumo Cortex-A510.

Junto con el procesador Tensor este dispositivo viene con 8 GB de memoria RAM LPDDR5X y versiones de 128 GB o 256 GB UFS 3.1 a escoger, siendo el primero el que ha caído en nuestras manos.

En cuanto a sistemas de autenticación biométrica contamos con un sensor de huellas bajo la pantalla y sistema de desbloqueo facial, ambos con una excelente respuesta en tiempo y precisión, por lo que en este sentido no vamos a tener ningún problemas de uso. Solo quedará en nosotros decidir cual usar o si hacerlo en conjunto.

Pruebas de rendimiento

Si bien es cierto que no estamos ante el hardware más potente, aquí se demuestra que un software bien optimizado puede hacer que esto sea solo detalle que no afecta a la experiencia. En general el rendimiento del Pixel 8 hace que todo parezca fácil, aunque si hemos notado que en algunos juegos de alta exigencia parece que le cuesta algo más.

En las habituales pruebas de rendimiento el Pixel 8 nos ha arrojado un resultado de 10.384 puntos en su paso por PCMark, mientras que 3DMark nos da una valoración de 8.662 puntos y con Geekbench 6 hemos obtenido valores de 1.566 puntos en mononúcleo y de 4.022 en multicore.

Son cifras muy buenas, aunque quedan por debajo de lo que ofrece lo último de Qualcomm. Sin embargo en la experiencia del día a día esto es algo que solo se aprecia cuando nos ponemos extremadamente exigentes, ya que el conjunto de procesador y sistema optimizado hace que el uso diario de la impresión de que el terminal vuela.

Batería

El Google Pixel 8 viene con una batería con una capacidad de 4.575 mAh, con carga rápida por cable de 30W y carga inalámbrica. Su autonomía nos permite llegar con solvencia al fin del día, con un tiempo de uso de pantalla que pasa ligeramente de las 4 horas. Para ampliar esta podemos usar los modos de ahorra de batería estándar o extremos, por lo que es complicado que no lleguemos al día de uso.

En lo que a carga se refiere tenemos un sistema de carga rápida que por cable permite que en solo media hora tengamos un 50% de la carga, mientras que el completarlo nos llevará aproximadamente unos 80 minutos. Una mejora con respecto a sus predecesores, pero aún lejos de los sistemas más rápidos del mercado.

Fotografía

Una vez más Google demuestra que las cifras son solo eso, números, y que un buen procesado puede hacer que estas cumplan más allá de lo esperado. En este caso además contando con el plus de la inteligencia artificial, lo que hace que a esto se le añada funciones exclusivas como el editor mágico, borrador mágico, modo de mejor versión y otras extras añadidos. Con ellos podemos editar las fotografías en Google Fotos para lograr eliminar objetos o personas cuando estorban, mejorar el aspecto del cielo o darles un aspecto más espectacular o incluso convertirlos en una obra de arte con el modo estilizado. Eso sí, mientras que el Pixel 8 Pro todo se hacía de forma local, en el Pixel 8 se hace en la nube, por lo que las funciones IA requieren que estemos conectados para que funcionen.

En lo que a sensores se refiere, en el Google Pixel 8 tenemos el siguiente conjunto:

  • Gran angular Octa PD de 50 MP, con sensor de imagen de 1/1,31 pulgadas y una anchura de píxel de 1,2 μm, apertura de ƒ/1,68, EIS, OIS y FoV de 82°. Zoom Alta Resolución de hasta 8 aumentos
  • Ultra gran angular de 12 MP con enfoque automático, anchura de píxel de 1,25 μm, apertura de ƒ/2,2 y campo de visión de 125,8° con sistema de corrección de lente
  • Cámara frontal de 10.5MP, con anchura de píxel de 1,22 μm, apertura de ƒ/2,2 y FoV de 95°

El resultado de las fotografías con el Pixel 8 es realmente espectacular, siendo incluso mejores los resultados que terminales en teoría muy superiores, tanto por precio como por las lentes que incorporan. Lo hace además con un excelente comportamiento automático, por lo que no vamos a necesitar estar realizando complejas configuraciones, solo tenemos que alzar el teléfono y disparar.

En las semanas que hemos probado el Pixel 8 nos ha sorprendido por su excelente trato de la luz, logrando unas imágenes de gran calidad, detalle y nitidez. Una de las mejoras que han tenido los Pixel 8 es el control del ruido, algo que es complicado que aparezca en condiciones de buena o baja iluminación. Los colores no se ven artificiales ni excesivamente saturados, aunque en algunas ocasiones si apreciamos la presencia del procesado por inteligencia artificial, lo que hace que algunas zonas se puedan sobreexponer u ofrecer colores más intensos a los reales.

El gran angular del Pixel 8 nos da unos resultados casi calcados en colores y detalle a la lente principal, con una corrección casi impecable de la habitual deformación que vemos en este formato de fotografía en otros dispositivos.

A pesar de no contar con una lente teleobjetivo, en el Pixel 8 contamos con modos de zoom 2x y 8x que dan unos muy buenos resultados, con una muy buena definición a tenor de que se trata de un recorte de la imagen principal. Si apreciamos una ligera perdida de precisión en el color, aunque de forma muy suave.

Cuando cae la luz, el Googel Pixel 8 sigue destacando y es que sus sensores se unen con un buen procesado para lograr alzar las zonas más en penumbra sin que ello recaiga en un exceso de iluminación en las zonas más visibles.

Por norma general las imágenes nocturnas ofrecen un alto nivel de detalle, aunque en ocasiones perdemos algo por culpa del procesado. En lo que a colores se refiere se mantiene la tónica habitual, con una buena representación cromática que solo en el modo gran angular parece perder algo de precisión y detalle.

En el modo retrato el Pixel 8 logra unos resultados aceptables, ya que en ocasiones el recorte no es todo lo preciso que nos gustaría. Eso si, lo hace con un buen detalle del objeto focal, manteniendo los colores, texturas y detalle.

Google Pixel 8, la constatación del éxito de los Pixel - Análisis 100

En general el Pixel 8 es un teléfono con el que disfrutar a la hora de tomas fotografías, siendo un dispositivo para no complicarse la vida y aún así tener unos resultados que pueden competir de tu a tu con los mejores. Un ejemplo lo tenemos en la clasificación obtenida en DXOmark, donde queda por encima de terminales premium como los nuevos Samsung Galaxy S24 Ultra.

Galería

Google Pixel 8

Conclusiones y opinión

El Google Pixel 8 es sin duda una de las mejores opciones que tenemos ahora mismo en el mercado por 799€. Lo es tanto por la experiencia que ofrece y la calidad de construcción, como por los siete años de actualizaciones que nos aseguran tener un dispositivo que nos va a durar años, lo que le convierte en una mejor inversión que otros modelos sin esta garantía.

Personalmente me ha gustado más el Pixel 8 Pro, pero admito que el Pixel 8 es mejor compra. Su relación calidad-precio lo hacen el más recomendable de la serie y una de las mejores opciones Android del mercado, si no la mejor. Es cierto que hay opciones que me gustaría que mejoraran, incluyendo una batería más amplia y un diseño que no se ensucie tanto con las huellas, pero estos pequeños peros no hacen que deje de considerarlo una excelente recomendación.

Pixel 8

799 EUR
9.2

Valoración

9.2/10

Pros

  • Android 14 con inteligencia artificial
  • Siete años de actualizaciones
  • Un rendimiento de gama alta
  • Pantalla de gran calidad
  • Diseño distintivo "Google Pixel"
  • Excelente relación calidad-precio

Contras

  • Trasera que es un imán para las huellas
  • Batería cumplidora que va siendo hora de mejorar
  • Las funciones IA requieren conexión

Síguenos en nuestros canales de WhatsApp, Telegram y Google News para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fi y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.