Con el paso de Twitter a X, Elon Musk decidió que la mejor manera de promocionar su nueva marca era con una enorme X en la fachada de las oficinas centrales de la empresa en San Francisco. Una señal que no solo destacaba por su tamaño, si no por una potente iluminación con efectos estroboscópicos que hacía que los vecinos tuvieran difícil conciliar el sueño, siendo equiparable a tener un faro a las puertas de tu casa.

San Francisco no quiere la

A las quejas que este reclamo tuvo por parte de los vecinos se ha sumado la preocupación de las autoridades con respecto a la seguridad. Al parecer la estructura que albergaba esta señal no tenía visos de ser de lo más segura, lo que despertó el interés y la preocupación de las autoridades, quienes llegaron a amenazar con multar a la compañía. No sabemos si por ello o debido a una decisión interna, pero según informa ABC7 News al final parece que se ha decidido retirar la controvertida señal y tras solo tres días en píe ya no aparece en el tejado de las oficinas de X.

Síguenos en nuestros canales de Telegram y Google News para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fi y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.