Por mucho que la era digital sea una realidad en la que vivimos, hay algo en los vinilos que es inigualable. Resistiéndose al paso del tiempo los vinilos no solo no han perdido su encanto y seguidores, si no que están viviendo una segunda juventud de la mano de auténticos melómanos que gustan de disfrutar de su peculiar sonido y calidad.

En nuestras manos ha caído el Muse MT-201, un tocadiscos que nos retrotrae a años pretéritos tanto por su sonido, como por un aspecto vintage que enamora. Sin embargo no todo es añoranza, ya que junto con esto la marca ha añadido funciones mas actuales como la conectividad Bluetooth, lo que hace que podamos usarlo también con nuestro smartphone. Hemos estado disfrutando de este dispositivo unos días, relajándonos al compas de las melodías hasta que ha llegado el momento de contaros nuestra experiencia y dar nuestro veredicto. Si quiere saber como ha sido, solo sigue leyendo.

Muse MT.201 BTP

Muse MT-201, o como llevar tu música en “la maleta”

Vamos a ponernos en modo “cuéntame” y retroceder unos años en el tiempo, hasta una época donde música portable no se refería a llevar tu playslist en el móvil ni en disponer de un Walkman, si no a contar con un tocadiscos en una maleta que poder llevar de una casa a otra. Este es el formato que MUSE ha escogido para este tocadiscos perteneciente a su gama “Vintage Collection”.

El Muse MT-201 está disponible en varios colores, aunque en nuestra caso lo tenemos en un rosa bastante fuerte, el cual hace que el modelo exacto sea el Muse MT-201 BTP. Su diseño cerrado nos pone frente a un maletín con un asa para su transporte en el que se mezclan acabados metálicos con una símil de cuero para acentuar el aspecto vintage. Sus medidas son de 129 mm x 290 mm x 360 mm, mientras que su peso se queda en 2.3 kilogramos.

Muse MT.201 BTP

Su diseño de lados redondeados acentúa esta sensación de tener en las manos un simple maletín de viaje, algo que comienza a cambiar cuando vemos como en la parte superior, junto con la hebilla tenemos en las esquinas dos zonas de acabado metálico microperforado.

Muse MT.201 BTP

Una vez abierto el maletín, dejando a la vista el tocadiscos en sí, vemos que estas zonas microperforadas no es otra cosa que dos altavoces de 5W desde los que nos llegan el sonido de nuestros vinilos. También quedan a la vista el plato recubierto por una superficie de fieltro con su eje central, sobre el que podremos nuestros vinilos, un brazo fonocaptor con su correspondiente aguja y una serie de controles a la derecha del conjunto.

Muse MT.201 BTP

En la zona de la derecha tenemos el adaptador de 45 RPM, la correspondiente palanca de alzado para el brazo, un control de velocidad que nos permite cambiar la misma entre las 33, 45 y 78 vueltas, el control PITCH, el del volumen y el modo auto de stop. Junto a esto tenemos dos pistas que nos dejan claro que este tocadiscos tiene mas funciones que la de pinchar, ya que uno de los controles que vemos es el que nos permite seleccionar como fuente de sonido Bluetooh, entrada auxiliar o USB, ya que el Muse MT-201 no solo reproduce vinilos, si no que cuenta con soporte para reproducir música desde otras fuentes como USB desde otros dispositivos vía Bluetooth.

Junto con todo esto y para los momentos en los que queramos escuchar música sin molestar a nadie, tenemos un puerto para auriculares de 3.5mm.

Muse MT.201 BTP

Si queremos usar un USB para reproducir música encontraremos el correspondiente puerto en el lateral derecho, donde además tenemos la opción de avanzar o retroceder entre pistas e incluso realizar grabaciones desde el disco, contando con un botón de SPLIT, que cortará la grabación para conseguir varias pistas. Mientras que la entrada auxiliar la encontramos en la parte trasera, justo al lado de la toma de corriente.

Experiencia de uso

A la hora de valorar la experiencia vamos a comenzar hablando de su diseño, no en vano el apellido vintage hace referencia a un estilo que no a todos puede convencer. En mi caso he de decir que lo pongas donde lo pongas el Muse MT-201 es algo más que un tocadiscos, es una pieza de decoración que desvía las miradas de todo el que entra en la estancia.

Con unos buenos acabados, hubiéramos agradecido que el uso de materiales plásticos fuese de algo más de calidad para asegurarnos una larga temporada juntos. Algunos puntos parecen algo endebles, aunque en el tiempo que lo he usado no he notado desgate ni holguras, por lo que esto es algo que solo el paso de los meses o años podrá decir.

Su exterior imitando cuero y su interior con acabados aterciopelados le dan un aire añejo que invita a la nostalgia. En lo que a sus medidas de refiere permite que le encontremos sitio con facilidad a la hora de colocarlo en una estantería o mesa, pero conlleva que el vinilo medio sobresalga a la hora de usarlo. Esto era algo esperable, por lo que no ha sido una sorpresa sabiendo sus medidas.

Muse MT.201 BTP

En lo que a experiencia de sonido debemos tener en cuenta que hablamos de un tocadiscos que ronda los 80€, es decir que está pensado como para un uso amateur, para un usuarios nostálgico que quiera disfrutar del sonido peculiar de un vinilo sin tener que dejarse un dineral en el camino. Aún así contamos con un plato con superficie de fieltro muy suave, una aguja de repuesto para cuando se dañe la que viene preinstalada y múltiples opciones de conexión.

A la hora de escuchar música sus altavoces de 5W ofrecen un sonido con una potencia media que a altos volúmenes tiende a sonar ligeramente metalizada. Sin embargo a un volumen medio ofrece un sonido muy aceptable, con algo de grano que nos recuerda que estamos escuchando un vinilo y que la calidad del sonido es proporcional al estado de los discos. En general la experiencia ha sido muy satisfactoria, recuerda los tocadiscos que aquellos que ya tenemos unos años recordamos ver en nuestras casas o en las de nuestros padres, con ese sonido distintivo e incomparable.

Por supuesto hemos probado la conectividad Bluetooth y USB, donde tenemos un altavoz que cumple, ni mas ni menos, con una calidad justa que se agradece que esté pero que tampoco destaca.

Conclusiones

A la hora de valorar la compra del tocadiscos tenemos que tener en cuenta que el precio del Muse MT-201 se aleja mucho de lo que podemos llamar un “tocadiscos de alta gama” o de tipo profesional. Lo podemos encontrar en tiendas como Amazon por 80€. Su público es ese usuario que quiere un dispositivo para reproducir sus vinilos y que al mismo tiempo sea un elemento de decoración, en este aspecto el Muse MT-210 se lleva mis elogios.

Puede que no tenga los mejores altavoces, ni los más potentes o sea un dispositivo premium, pero es un pequeñín que ha hecho que disfrutara de la música con ese encanto que hace que cierres los ojos y te dejes llevar. La reproducción de los discos es correcta, sin saltos ni vaivenes mas allá de los que el paso de los años ha marcado en los vinilos. Para el dinero que cuesta logramos un tocadiscos muy correcto, al tiempo que una pieza vintage con la que decorar nuestro salón, logrando en conjunto un equipo muy recomendable con una muy buena relación calidad / Precio.

 

Muse MT-201

79,85 €
8

Valoración

8.0/10

A favor

  • Diseño vintage
  • Relación calidad/precio
  • Sonido
  • Rendimiento
  • Aguja de repuesto

En contra

  • Potencia de los altavoces
  • Calidad de materiales

Siguenos en nuestro canal de Telegram para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.