Aunque MSI se ha destacado en la gama de productos enfocados al mundo gamer, lo cierto es que en su haber cuenta con excelentes opciones dentro del ámbito profesional dedicado a creadores y a productividad. Hoy os traemos la review del MSI Modern MD272QP, un monitor de 27 pulgadas con resolución WQHD pensado para el trabajo del día a día, con un diseño muy interesante que incluye una peana que nos permite su uso tanto en horizontal como en vertical y de que tras un tiempo probándolo os contamos nuestra experiencia.

MSI Modern MD272QP

MSI Modern MD272QP, especificaciones:

  • Pantalla: IPS plana de 27 pulgadas Antideslumbrante
  • Resolución: 2560×1440 (WQHD)
  • Ratio de aspecto: 16:9
  • Brillo: 250 nits
  • Contraste: 1000:1
  • Tasa de refresco: 75 Hz
  • Tiempo de respuesta: 4ms
  • NTSC: 80%, SRGB 100%, DCI-P3 73%
  • Compatible con FreeSync
  • Ángulos de visión: 178°(H)/178°(V)
  • Altavoces: 2x 2W
  • Puertos:
    • 1 x HDMI 1.4b
    • 1 x DisplayPort 1.2
    • 1 x USB B
    • 2 x USB 2.0
    • 1 x USB C / KVM 65W
    • Puerto de audio
  • Montaje VESA 75x75mm
  • Ajustes:
    • Inclinación: -5° ~ 20
    • Giro: -30° ~ 30
    • Altura: 0 ~ 110 mm
    • Pivote: -90° ~ 90
  • Medidas:
    • Con la base: 613.5 x 200.81 x 401.5 mm
    • Sin la base: 613.5 x 72 x 362.5 mm
  • Peso:
    • Con la base: 5.85 Kg
    • Sin la base: 3.95 Kg

Diseño para usarse como más te convenga

El MSI Modern MD272QP es un monitor pensado para tener sobre nuestro escritorio, por lo que viene con un diseño que incluye una peana que es uno de los grandes aciertos de MSI, aunque también contamos con la opción de acoplarlo a un brazo con soporte VESA de 75x75mm. En el caso de la peana su montaje es realmente simple, contando con una base y una mástil que se unen mediante un sistema de tornillo por mariposa que encontramos en la parte inferior de la base.

Tanto la base como el mástil y el propio monitor cuentan con un acabado negro mate con una textura granulada que trata de evitar la aparición de huellas, algo que por desgracia no logra plenamente, algo que afecta sobre todo a la parte trasera.

Unir la base al monitor es tan sencillo como encajar una serie de dientes del cabezal del mástil con sus correspondientes orificios en la parte trasera del monitor, quedando fijado de forma perfecta con un simple sistema de pestaña que automáticamente sella la unión.

Cuando tenemos el conjunto unido nos encontramos con amplias opciones de ajuste, en parte gracias a la posibilidad de giro de su base y en parte gracias a las opciones del propio mástil y su sistema de unión con el monitor. En total podemos pivotar el monitor en ±90º, girarlo ±30º, variar su altura desde los 0 hasta los 110 mm y la inclinación entre 5º y 20º. Con ello tenemos la opción de usar el monitor como principal en formato horizontal o usarlo en formato vertical como secundario para ver tablas, seguir las conversaciones de un chat o una red social etc. Todas las opciones de ajuste están ahí y solo de nosotros depende que uso darle.

El monitor en sí cuenta con unas dimensiones de 613.5 x 72 x 362.5 mm y en su trasera encontramos el mencionado acabado negro mate de textura rugosa, mas pronunciada que en la base pero que no logra evitar que al mas mínimo contacto se queden marcadas las huellas. Vamos un mírame y no me toques en toda regla si no queremos tener que recurrir al trapo constantemente. Eso sí, cuando lo tenemos impoluto el aspecto es el que esperamos de un monitor de uso profesional, sin luces ni acabados llamativos que le quiten esa impresión.

MSI Modern MD272

En la parte trasera encontramos un rebaje en la zona central inferior donde se han escondido las distintas conexiones que nos ofrecen el MSI Modern MD272QP. En concreto MSI nos ofrece un puerto HDMI 1.4, un DisplayPort 1.2, un puerto USB B, dos puertos USB A 2.o, un puerto de audio y un puerto USB tipo C que además es compatible con carga de 65W y el sistema KVM para conectar un segundo monitor u otros dispositivos si lo deseamos.

Gracias a este conjunto de puerto MSI nos permite usar su sistema KVM usando tanto el puerto USB C como usando en conjunto los puertos USB B y HDMI o DP. Este sistema lo tenéis explicado a fondo den su pagina web, pero en resumen lo que nos permite es utilizar el monitor de forma conectada con varios accesorios o con dos ordenadores para aprovechar funciones como la pantalla dividida o cambiar entre los PC con una combinaciones de teclas. Personalmente esto lo veo para casos muy concretos dado el tamaño de la pantalla, pero una vez mas lo bueno es contar con las opciones y que cada usuario escoja si darle uso o no, algo que dado el uso al que está enfocado de seguro será uno de los principales puntos a favor al pensar en su compra.

MSI Modern MD272QP, un monitor destinado a la productividad - Análisis 31

En la parte inferior del marco de este monitor encontramos un LED que nos indica su estado y que al mismo tiempo nos sirve como referencia para encontrar los distintos botones de control que nos permiten acceder y desplazarnos por el menú OSD. Se trata de un conjunto de botones físicos de excelente respuesta pero que en el caso de primero lo veo demasiado cerca del LED, algo que en ocasiones no es muy cómodo al molestar en su pulsación.

MSI Modern MD272

En la parte frontal tenemos el verdadero protagonista de esta historia, un panel IPS de 27 pulgadas enmarcado por unos marcos reducidos que en la parte inferior de engrosa para albergar el logo de MSI.

Este panel está pensado y destinado para un uso de productividad, contando con ratio estándar de 16:8 y una resolución WQHD de 2560×1440 píxeles. Monta además un acabada antideslumbrante que junto con unos ángulos de visión de 178º H/V permite que podamos disfrutar de una buena visibilidad no solo cuando miramos en frontal si no también cuando nos salimos de esa posición.

Con una tasa de refresco de 75Hz y una respuesta de 4ms está claro que no estamos ante un monitor pensado para jugar, que si bien no impide este uso no alcanza la experiencia que nos ofrecen monitores especializados con mayores tasas de refresco y menor respuesta.

MSI Modern MD272QP, un monitor destinado a la productividad - Análisis 32

En lo que a calidad de refiere contamos con soporte para la gama de color SRGB del 100%, dejando las gamas NTSC y DCI-P3 en niveles bases, mientras que nos ofrece un contraste de 1000:1 y un brillo de 250 nits. Se trata de un monitor pensado para oficina y esto es algo que se reflejado en cosas como esta y como la inclusión de la tecnología Menos Blue Light PRO. Cuando hablamos de un producto pensado para productividad asumimos que vamos a pasar muchas horas enfrente del monitor, algo que MSI sabe y por lo que ha optado por montar en el MSI Modern MD272QP tecnología anti-parpadeo y el sistema Menos Blue Light PRO que nos promete cuidar de nuestra vista al tiempo que mantiene unos colores vivos en la pantalla. Esto le lleva a poder contar con el certificado TÜV en lo que a protección de la vista se refiere.

Software

El MSI Modern MD272QP cuenta con un menú del que no podemos quejarnos en lo que a opciones y facilidad de uso se refiere, algo que además se ve mejorado por un sistema de controles físicos que hacen que cada pulsación sea perfectamente perceptible y que no tengamos que depender de sistemas menos agradables como los basados en joysticks.

Este menú se compone de una serie de pestañas donde podemos calibrar varios parámetros que pueden mejorar nuestra experiencia. En primer lugar, tenemos el modo profesional, el cual nos brinda acceso a múltiples modos preconfigurados en función del uso que vayamos a dar o a nuestras preferencias. Así vemos desde el modo ECO, sRGB, o película al modo usuario. En este también podemos acceder a los tiempos de respuesta o la frecuencia de actualización, además de la ya mencionada pestaña KVM o a la activación del sistema FreeSync.

Este menú también nos permite configurar la fuente de entrada y otras opciones relacionadas con el propio aspecto del menú, pero lo más interesante tras la pestaña profesional lo tenemos en la segunda pestaña. donde encontramos las opciones de configuración de imagen, pudiendo varias el brillo, contraste, nitidez y temperatura, además de poder activar la mejora de imagen o la protección ocular.

Experiencia de uso

A la hora de ponerse a trabajar siempre se agradece que podamos situar nuestro monitor en una posición que nos sea no solo cómoda si no también práctica, algo que el MSI Modern MD272QP consigue de forma sobrada con su sistema de ajuste, aunque me hubiera gustado un poco más de altura. En este aspecto no echamos de menos un brazo, lo que ya es mucho decir y algo que no suele4 pegar en un setup de productividad.

La experiencia con este monitor nos deja una buena sensación, pero con algunos matices, algo sobre todo gracias a una configuración de fabrica que parece no muy afinada, dejando unos negros y un nivel de contraste que no parecen estar del todo en consonancia con una gama de colores que destaca por su viveza, lo que hace que tengamos que tirar de las opciones de configuración del menú OSD para ajustar la imagen hasta obtener unos resultados adecuados.

MSI Modern MD272QP, un monitor destinado a la productividad - Análisis 36

Aunque no está pensado para gaming no podíamos dejar de ponerlo a prueba en estas lides, siendo un monitor que sin destacar sí que nos permite una experiencia cumplidora para jugadores ocasionales. Se nota la falta de fluidez, pero en juegos donde esto no sea primordial sí que podemos usar el MSI Modern MD272QP sin mayores problemas.

MSI Modern MD272QP, un monitor destinado a la productividad - Análisis 37

Del mismo modo hemos usado el MSI Modern MD272QP con su modo “película” para ver algunas series y películas, poniendo también a prueba sus dos altavoces incorporados, algo que solo ha servido para acrecentar nuestro convencimiento de que en estos casos es mejor tirar de auriculares o altavoces externos ya que la calidad y potencia de estos altavoces es más bien escasa.

En este aspecto destaca la viveza de los colores, pero también tenemos esa falta de profundidad en los negros y una escala de grises que se queda corta.

MSI Modern MD272QP, un monitor destinado a la productividad - Análisis 38

Conclusiones

Hay que ser muy conscientes de lo que tenemos y es que no estamos ante un monitor pensado para jugar ni para profesionales de la edición, sino para quienes busquen un monitor para productividad que ofrezca sobre todo eso … opciones de ser más productivos.

Con un precio de 339€ que podemos encontrar en PcComponentes el MSI Modern MD272QP nos ofrece unas amplias opciones de ajuste con las que podemos usar el monitor como nos sea más util, ya sea como principal o secundario. A este le sumas las opciones de KVM para conectar otros dispositivos, un buen número de puertos y una pantalla de alta resolución que poder usar durante una larga jornada que protege nuestros ojos para obtener un dispositivo que cualquier oficinista estaría feliz de tener en su escritorio.

MSI Modern MD272QP

339 EUR
8.3

Valoración

8.3/10

Pros

  • Pantalla de alta resolución con colores vivos
  • Sistema KVM para una mayor productividad
  • Opciones de ajuste
  • Calidad de construcción
  • Incluye puerto USB C

Contras

  • Muy enfocado a uso de oficina
  • Altavoces casi testimoniales
  • Negros poco intensos y contraste justo
  • Precisión de los colores

Síguenos en nuestros canales de Telegram y Google News para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.


Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fi y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.