Ayer mismo se pusieron a la venta los nuevos ratones Roccat Kone Pro y el Roccat Kone Pro Air, dos dispositivos que ya se engloban dentro de la nueva generación que nace bajo el paraguas de Turtle Beach y que vienen a actualizar la serie. Este modelo de periféricos se distingue por un diseño muy ergonómico, con unas forma pensadas para un agarre cómodo que nos permita jugar durante horas. Desde hace un par de semanas hemos podido probar el Roccat Kone Pro Air, o lo que es lo mismo la versión inalámbrica, que hoy analizamos para vosotros y del que os detallamos nuestra experiencia de uso.

Roccat Kone Pro Air

Un diseño muy cómodo que destaca en tu escritorio

Desde hace tiempo hemos visto como se ha estado experimentando con distintos factores de forma para los ratones gamer, desde carcasas perforadas con sistema de panel de abeja hasta productos con sistemas de pesas en su interior. En el caso del primero tenía a su favor una considerable reducción del peso y dejar traspasar la iluminación RGB de su interior, por contra tienen el problema de que la suciedad de puede introducir en el ratón y terminar dañándolo. Roccat se desmarca con un diseño que une una estructura de panel de abeja para darle solidez, al tiempo que reduce el peso, y una cubierta transparente que permite pasar la iluminación. Un diseño que ya os adelantamos es una de los que más me han gustado.

Como siempre vamos a hacer un pequeño unboxing que nos permite saber que nos llega a casa cuando compramos este dispositivo. Se trata de una caja de color negro donde en el frontal se nos muestra una imagen cenital del ratón y destacan el uso de switch ópticos Titan y conectividad Stellar Wireless. También vemos que destacan los 19K ppp de su sensor y el peso de solo 75 gramos. En la parte trasera no hay mucha más información, dejando el espacio para lucir su iluminación AIMO y optando por hacer un resumen de sus especificaciones en los laterales.

Dentro de la caja encontramos una base de plástico donde esta el propio ratón, un cable Phantom Flex, un dongle y la guía rápida. El ratón viene además con unos plásticos protegiendo los deslizadores, un plus de que todo nos llegará en perfecto estado.

Una vez sacamos el ratón de su caja nos encontramos ante un dispositivo de color blanco, aunque también lo encontramos en negro, con unas medidas de 4 cm de alto por 7.2 cm de ancho y un largo de 12.5 cm, dimensiones que se traducen en un peso de 75 gramos. Todo el cuerpo de compone de un plástico que aparenta de calidad y que cuenta con un acabado mate, liso y con un tacto suave muy agradable.

La joroba del Roccat Kone Pro Air no es simétrica y es que está diseñado para un uso diestro. Así tenemos que el lado derecho es ligeramente más bajo que el izquierdo, lo que ergonómicamente se hace más natural con respecto a la postura que adopta la mano al sujetarlo.

En la parte frontal un rebaje nos conduce hacia los dos botones, ambos de un largo considerable y entre los cuales tenemos una rueda hueca patentada por Roccat, la Titan Wheel Pro. Se trata de una de aluminio macizo, muy resistente y con un patrón rayado que facilita su uso y clickar sobre ella.

Roccat Kone Pro Air: un ratón gamer ligero y

En la parte frontal del ratón tenemos el puerto USB tipo C con el conectamos el cable de carga. No se trata de un puerto propietario, por lo que no dependeremos del cable de Roccat. Mirando el ratón desde esta ángulo volvemos a apreciar es tendencia a rebajar la altura de la parte derecha de ratón, algo sutil pero que en el uso ha demostrado ser una mejora notoria, aunque solo para usuarios diestros.

Aunque no son visibles bajo estos botones tenemos los Titan Switch Optical, unos interruptores con un tacto suave pero con un inconfundible, aunque ligero, sonido que nos revela el punto de actuación. Aquí se esconde también unos de los puntos que estéticamente más me han gustado y es que la parte frontal de cada botón es semitranparente, dejando ver bajo ellos la iluminación RGB bajo un patrón de celdillas. Si bien no afecta al rendimiento, a nivel de diseño transforma por completo un ratón que pasa de ser “simple” a una autentica pieza gamer que destaca en nuestro escritorio.

Si nos vamos a los laterales del Roccat Kone Pro Air notaremos que cuenta con unos rebajes que permite que el agarre sea más natural y que hace que, sobre todo con el tipo palmar, sea muy cómodo de usar. En general son este tipo de detalles los que hacen del Kone Pro Air un periférico tan agradable de usar y que han logrado generarnos una excelente experiencia de uso. Es cierto que hubiéramos agradecido algo más de grip en los laterales, algo que con un poco más de textura se hubiera logrado ya que el rallado horizontal que tienen no parece suficiente. Tal vez con un patrón cruzado o el uso de gomas se hubiera solucionado.

Llegamos finalmente a la parte inferior, punto donde tenemos dos grandes superficies de PTFE puro que funcionan como deslizadores, que gracias a su gran tamaño y al peso del ratón hacen que este se deslice cual patinador sobre la pista de hielo.

En medio de esta base tenemos uno de los puntos importantes del Roccat Kone Pro Air, ya que protegido por un aro PTFE se sitúa un sensor óptico ROCCAT basado en el PixArt PMW 3370 y que ofrece hasta 19.000 ppp, una aceleración de 50 G y una tasa de sondeo de 1000Hz. Se trata de un sensor pensado para gaming por el que ha apostado fuerte la compañía y que como os contaremos en el apartado de experiencia ha tenido un desempeño de muy alto nivel.

Otra de las cosas que encontramos en la base es un pequeño espacio donde de puede almacenar el dongle de conexión de 2.4 Ghz si pensamos usar el cable o bien conectarnos mediante Bluetooth. Escojamos el que escojamos debemos indicárselo al ratón con un deslizable que se sitúa sobre esta espacio, que a su vez se sitúa al lado de un botón que nos permite cambiar entre los cinco perfiles que podemos almacenar en el ratón y que personalizaremos gracias al Software Swarm de Roccat.

Iluminación, un punto que lo cambia todo

En la mayoría de las ocasiones la iluminación RGB de los ratones gamers si limitan a una serie de zonas muy concretas y acotadas en el espacio. Con los ratones de diseño en panal perforado esto cambió sustancialmente, mientras que Roccat ha tomado un camino propio que sorprende al poco de usarlo.

Cuando vemos el Roccat Kone Pro Air con la iluminación apagada se le ve elegante, pero para un gamer puede incluso parecer anodino. Sin embargo basta encenderlo para que nuestra opinión cambie por completo. La parte frontal de los dos botones principales se iluminan gracias a su superficie traslucida. Así podemos ver no solo la iluminación con un agradable difuminado, si no también el panal que le aporta estabilidad y resistencia. Compatibles con el sistema AIMO de Roccat, se trata de dos espacios distintos, con iluminaciones distintas a elegir entre 16.8 millones de colores que podemos configurar mediante software y con los cuales obtenemos unos resultados de lo más llamativo, como podéis ver.

Swarm, el software con el que personalizar el ratón

Como la mayoría de grandes marcas de productos gamer Roccat también cuenta con un software con el que poder personalizar sus dispositivos, el Roccat Swarm. Con este podemos configurar la iluminación del Roccat Kone Pro Air e incluso sincronizarla con la iluminación de otros dispositivos de la marca. En mi caso lo he probado junto con el Roccat Vulcan TKL para obtener una armonía en la iluminación y que el conjunto destacará aún mas en el escritorio.

Lo cierto es que se trata de un software muy completo que nos permite crear cinco perfiles en los que cambiar los DPI de hasta cinco niveles, configurar los botones con opciones que incluyen lanzar programas o crear macros e incluso calibrar la distancia se seguimiento o la velocidad del doble clic.

Experiencia de uso

Aunque podemos usar el Roccat Kone Pro Air por cable o mediante Bluetooth, lo cierto es que sin duda lo más aconsejable es hacerlo mediante la conectividad Stellar Wireless, ya que es la mejor forma de aprovechar todas las capacidades del ratón. En nuestra experiencia hemos probado los tres formatos, pero finalmente la comodidad y buen rendimiento del wireless ha sido el claro ganador, por lo que de hecho la opinión que me he llevado se basa mayoritariamente en esta experiencia. Antes de dar paso a contar como ha sido veamos en detalle sus especificaciones.

Especificaciones Roccat Kone Pro Air:

  • Medidas: 4cm x 7.2cm x 12.5cm
  • Peso: 75 gramos
  • Stellar Wireless + Bluetooth
  • Interruptores: Titan Switch Optical con un ciclo de vida de 100 millones de clics
  • Titan Wheel Pro: rueda 2D, aluminio macizo, ligero y resistente
  • Cable de carga USB-C Phantom Flex de 1,8 m
  • Deslizadores de PTFE puro
  • Motor de iluminación ROCCAT AIMO
  • Sensor óptico ROCCAT Owl-Eye 19.000 DPI (basado en PixArt PMW 3370)
  • Tasa de sondeo de 1000Hz
  • 50 g de aceleración
  • Autonomía: más de 100 horas de juego continuo (Wireless), carga rápida que ofrece cinco horas de juego con solo 10 minutos de carga

Roccat afirma que el Roccat Kone Pro Air es apto para todo tipo de agarres, aunque en mi experiencia lo veo sobre todo para agarre palmar. Su bajo peso y buen diseño hace que sea muy cómodo de manejar, algo que se ve muy ayudado por la ausencia de cables y sus grandes deslizadores. En mi mano se siente agradable, con un tacto ligeramente sedoso que permite un buen agarre, aunque no tanto como lo sería de contar con algún tipo de textura o gomas que ofrecieran más fricción.

La rueda Titan Wheel Pro ofrecen una de las mejores experiencia de uso que hemos probado en este apartado, sin gomas que terminen desgastándose, pero con un patrón de líneas horizontales que permiten un desplazamiento preciso y agradable. Del mismo modo los Titan Switch Optical, como su nombre indica, reaccionan de una forma instantánea aportando una significativa mejora con respecto a sistemas más tradicionales. Este tipo de interruptores se activan dejando pasar un haz de luz, lo que evita cualquier tipo de interferencia mecánica o doble pulsación, al tiempo que ofrece la garantía de una respuesta inmediata. Otra de las ventajas de prescindir de sistemas mecánicos es que no hay tanto castigo a los materiales, lo que permite que pueda prometer hasta 100 millones de pulsaciones.

A la hora de jugar a títulos FPS, donde la rapidez de reacción es fundamental, este tipo de interruptores marcan un antes y un después en nuestras partidas.

Roccat Kone Pro Air: un ratón gamer ligero y

Roccat ha escogido para el Kone Pro Air usar su sensor óptico Owl-Eye que alcanza hasta los 19.000 DPI, no hay ninguna forma de cambiar entre DPI por defecto, pero con Swarn podemos configurar uno de los botones para hacer esta labor. También tenemos una tasa de sondeo de 1K, que podemos configurar pero solo a la baja, esto es una medida estandar en el sector aunque ya hay quienes ha apostado por subirla de forma considerable. El resultado final es que a la hora de jugar con títulos que requieran precisión y velocidad el ratón de Roccat te da una experiencia de primer nivel, siendo un seguro para cualquier jugador.

Como ya os hemos comentado hemos probado este ratón basicamente de forma inalámbrica, pero también lo hemos usado con su cable Phantom Flex para comprobar su rendimiento. Se trata de un cable con acabado trenzado de 1,8 metros con un puerto USB C para conectar al ratón y un USB A con el que conectarlo al PC. Ciertamente la experiencia de libertad que nos da el modo inalámbrico no tiene igual, pero hemos de reconocer que cuando nos hemos obligado a usar el ratón de forma cableada este ha demostrado se lo suficientemente flexible para no interferir en nuestros movimientos, algo que siempre es de agradecer.

Como punto final tenemos que hablar de la autonomía del Roccat Kone Pro Air, algo que la marca promete que con conectividad Wireless nos debería durar más de cien horas. En la practica, con la iluminación siempre activa puedo decir que cumple esa promesa o al menos se acerca mucho a ella.

Conclusiones y opinión

En general puedo ponerlo pocos peros a este ratón, siendo el más evidente el del precio de 129,99 €. Por diseño y rendimiento me ha ofrecido muchas satisfacciones y poco de lo que quejarme, además de que simplemente me ha encantado su peculiar sistema de iluminación. En no pocas ocasiones os he comentado mi preferencia por los dispositivos inalámbricos, por lo que suelo ser bastante exquisito con el tema de la conectividad y la autonomía. En este aspecto tanto la conectividad Stellar Wireless como la autonomía de 100 horas me han convencido, permitiendo que pueda trabajar y jugar sin tener que preocuparme de cortes ni por quedarme sin batería a mitad de partida.

Este ratón viene con un precio que no podemos calificar como popular y que hace bueno el dicho de que “Quien algo quiere, algo le cuesta”. A pesar de ello se me hace complicado no recomendar el Roccat Kone Pro Air y es que es bonito, es ligero, funciona realmente bien y encima lo hace sin cables de por medio ¿Qué mas puedes pedir?

Roccat Kone Pro Air

129.99 €
8.8

Valoración

8.8/10

Pros

  • Diseño "traslucido" con iluminación RGB
  • Rapidez de los Switches Titan Ópticos
  • Rendimiento y precisión en el uso
  • Sensor óptico de hasta 19.000 DPI
  • Conectividad Stellar Wireless y Bluetooth

Contras

  • Se agradecería mayor grip para el agarre

Siguenos en nuestro canal de Telegram para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.