Hoy probamos para vosotros el Razer Huntsman V3 Pro, el teclado premium de la marca, el cual también encontramos en formato TKL y Mini, pero que en nuestro caso hemos probado en su vertiente completa. Este es un teclado de altas prestaciones, pero que destaca por contar con unos switches óptico analógicos que permiten la regulación de su accionamiento desde 0,1 a 4 mm.

Junto con un acabado premium que incluye una cubierta de aluminio 5052 y teclas PBT de doble inyección, en este modelo contamos además con un reposamuñecas incluido, completando el que posiblemente sea el mejor teclado que la marca nos ha presentado hasta el momento.

Razer Huntsman V3 Pro, especificaciones:

  • Dimensiones: 445 mm x 139 mm (224 mm con reposamuñecas) x 39 mm
  • Peso: 880 gramos
  • Tipo de teclado: mecánico de tamaño completo
  • Interruptores:
    • Switch óptico analógico Razer de 2.ª generación
    • Rango de accionamiento: 0.1 – 4.0 mm
    • Fuerza de activación: 40 g
    • Accionamiento regulable
  • Keycaps: PBT de doble inyección
  • Teclas multimedia: Dial multifunción con 3 botones 
  • Iluminación: Razer Chroma RGB
  • Reposamuñecas: incluido
  • Memoria integrada: hasta 6 perfiles
  • Conectividad: USB C desmontable
  • Modo de activación rápida
  • Reconocimiento de teclas simultáneo y anti-ghosting
  • Tasa de sondeo de 1000 Hz
  • Carcasa superior de aleación de aluminio 5052 cepillado

Unboxing

Fieles a nuestro formato habitual comenzamos este análisis con el empaquetado del Razer Huntsman V3 Pro, el cual se mantiene fiel al estilo de la marca en su diseño, con una caja de cartón en acabado negro que solo en su contorno cambia al verde habitual de la marca.

Razer nos muestra un avance del diseño de su teclado estrella con una imagen cenital, dejando señalado algunas de sus prestaciones principales, que en este modelo pasan indefectiblemente por las capacidades de sus interruptores ópticos analógicos.

En la parte posterior se mantiene este diseño, destacando un imagen de sus interruptores en un corte transversal, aunque no dejan de mencionar otras especificaciones, su iluminación RGB Chroma y los dos años de garantía que ofrecen.

Dentro de esta caja Razer nos trae el teclado en una caja de cartón, que lo protege. Bajo él se esconde el resto de componentes, aunque de entrada ya nos deja ver un folleto con las combinaciones de teclas que nos permiten configurar al vuelo aspectos como el punto de accionamiento.

Desplegando todo lo que nos trae esta caja encontramos el propio Razer Huntsman V3 Pro,su reposamuñecas magnético, el cable de conexión, una guía rápida junto con las funciones de dedicadas y un par de stickers de la marca.

Diseño premium de gran calidad

El Razer Huntsman V3 Pro es de esos teclado que rezuman calidad, de los que no necesitas ni ponerle la mano encima para saber que estas ante un productos premium.

Manteniéndose fiel al diseño de la familia Huntsman, el V3 Pro cuenta con un plate de aluminio cepillado 5052, con un acabado negro mate que hace que en conjunto contengan la presencia de huellas, aunque sin llegar a evitarlas por completo.

Junto con el teclado tenemos un reposamuñecas que se adhiere de forma magnética. Sin tener acolchado, este complemente viene con un acabado plano de plástico texturizado, luciendo el logo de la marca en el centro y ofreciendo un buen espacio donde descansar las muñecas mientras escribimos.

Razer Huntsman V3 Pro, el teclado con el que Razer quiere ser un referente - Análisis 28

Sobre él plate de aluminio las teclas flotan, de forma que la limpieza es algo que se nos va a hacer mucho más sencilla. Si nos fijamos desde un punto de vista lateral vemos como el reposamuñecas es una continuación total del teclado, tanto en diseño como en la inclinación natural del mismo.

En la parte inferior del teclado tenemos un acabado plástico de color negro, con seis zonas de goma que lo sustentan, mismo diseño que vemos en el reposamuñecas. Nuevamente en esta zona encontramos grabado el lema de la marca: By Gamers for Gamers.

Si somos de los que gustan de alzar el teclado para tener un ángulo más pronunciado, el Razer Huntsman V3 Pro cuenta con un par de patas que ofrecen dos niveles de elevación, terminando en ambos casos en una zona gomosa para mantener la estabilidad del teclado.

El Razer Huntsman V3 Pro es un teclado cableado, algo que se hace con un cable de forro mallado que se conecta al teclado mediante un puerto USB tipo C y al PC con un puerto USB tipo A.

Teclas PBT con interruptores Razer de segunda generación

La compañía de las tres serpientes vuelve a apostar por incorporar una serie de botones dedicados, aunque en este ocasión son un par de ases escondidos bajo la manga.

En la parte superior derecha del teclado encontramos tres botones y un dial que sobresale ligeramente del cuerpo del teclado. Los dos primeros de estos botones dedicados son los macro personalizables, que vienen preconfigurados para acceder a la vista de tareas de Windows y la Xbox Game Bar. Junto a ellos tenemos un tercero pensado para usarse como botón multifunción multimedia, mientras que por su parte el dial nos permite por defecto controlar el volumen del equipo.

Junto con esto tenemos las teclas de desplazamiento y sobre ellas las correspondientes al avance pagina, inicio, fin, etc. Entre ellas tenemos una serie de iconos LED que no viene solos, ya que, como veremos a continuación, tiene mas de una sorpresa guardada.

Si cogemos la tarjeta de acciones rápidas que vimos en el desempaquetado, veremos que el Razer Huntsman V3 Pro tiene muchas opciones de personalización que podemos modificar sin tener que recurrir al software. Así presionando las teclas Fn+Mayus y Fn+Tab, podemos acceder a varias opciones de configuración rápida. Por ejemplo podemos usar el dial para regular la distancia de accionamiento de los interruptores, algo que se irá mostrado en el panel LED con una serie puntos que se iluminan. Del mismo modo pulsando Fn + las teclas de control, podemos acceder a funciones como el modo FPS, Racing o volver a poner el punto de actuación a su valor por defecto de 2.0mm.

Las Keycaps del Razer Huntsman V3 Pro están construidas en PBT con un proceso de doble inyección que nos asegura que no sufriremos problemas de borrado de las fuentes, por lo que el paso del tiempo no conllevará que perdamos definición en los caracteres que vemos en ellas.

Razer nos ofrece una teclas con un acabado ligeramente rugoso, lo que ayuda a una pulsación más efectiva y segura. Con una buena separación entre cada pieza y con un buen soporte bajo ellas, incluso en las teclas de gran tamaño como la barra espaciadora, la cual no sufre de bamboleos ni nada similar.

Bajo las keycaps del Razer Huntsman V3 Pro encontramos uno de los grandes aciertos de la marca y es que ha incorporado sus nuevos switches ópticos analógicos Razer de 2.ª generación lubricados de fabrica. Estos cuentan con una fuerza de activación de 40G y un rango de activación que va desde los 0.1 hasta los 4 mm, algo que además podemos personalizar.

La distancia de activación hace que varié el tiempo de accionamiento, pero también las sensaciones que nos ofrece el teclado. Poder personalizar esto hace que podamos configurar el teclado en función del momento, del juego o simplemente de nuestro gusto. A esto se le suma la posibilidad de usar el modo de activación rápido, Rapid Trigger, el cual permite convertir las teclas en una suerte de gatillo como su propio nombre indica. Con este modo podemos realizar pulsaciones muy veloces, indicado sobre todo para juegos de tipo FPS

Los interruptores de Razer cuentan con un estabilizador metálico y un gran LED en la parte superior. Este permite que el teclado ofrezca iluminación Razer Chroma por tecla, contando con una amplia variedad de efectos y colores entre los que escoger a la hora de personalizar nuestros teclado.

Sin ser la iluminación más brillantes que hemos visto en un teclado de la marca, si logra un hermoso efecto que a pesar de parecer algo discreto, va muy a juego con lo que es el propio diseño del teclado, ofreciendo un resultado final muy gamer, pero sin ser histriónico.

Synapse 3, un fijo que no puede faltar

Si hablamos de un producto de Razer para PC, esto casi siempre significa tener que contar con Synapse para su configuración. En el caso del Razer Huntsman V3 Pro esta regla no escrita se cumple al pie de la letra y es con este programa como podremos tanto configurar el teclado, como hacer que este se sincronice en la iluminación con otros productos de la marca.

Con Synapse podemos remapear las teclas, incluyendo la posibilidad de usar macro, y personalizar su iluminación. Sin embargo donde destaca es en el apartado de accionamiento, sección que nos permite configurar el punto de accionamiento para cada tecla, algo que es sumamente sencillo al realizarse mediante una barra deslizable. También nos permite escoger la sensibilidad del modo de actuación rápida, lo que afectará directamente al tiempo de respuesta en este modo.

Por defecto el teclado ya cuenta con varios perfiles, los cuales viene integrados en la memoria del teclado e identificados por un color concreto que delata su uso.

Podemos hacer estas personalizaciones en cada perfil, teniendo en cuenta que si bien el teclado de Razer admite hasta 6 perfiles onboard, o lo que es lo mismo, que se almacenan directamente en el teclado, podemos generar otros que podemos seleccionar desde Synapse.

Conclusiones y opinión

Razer denomina a este como el teclado más avanzado del mundo, habiendo volcado en él todo su conocimiento. Junto con un diseño esperado y unos materiales de alta calidad, el uso de los interruptores óptico analógicos de segunda generación de Razer ha sido todo un acierto. Su durabilidad de 100 millones de clics junto con sus keycaps de doble inyección nos garantizan un teclado para mucho tiempo, lo que cuando hablamos de este nivel de precio es algo que esperamos.

Aunque me esperaba la buena respuesta de los switches, el poder variar el ajuste de accionamiento lleva el termino personalización a otro nivel. Ya no es solo escoger el tipo de interruptor que mas nos guste, sino que ahora podemos escoger como es la respuesta que este nos ofrece en función del juego o el momento. Esto es algo que le hace sobresalir y se convierte en el elemento diferenciador del Razer Huntsman V3 Pro. También explica por que no tenemos sistema de intercambio en caliente y es que en este caso no tiene sentido cambiarlos por otros que no sean los de Razer.

Si bien el uso del cable no es algo que me moleste, es cierto que en el rango de precio en que se mueve hubiera preferido un dispositivo inalámbrico, aunque imagino que esto hubiera disparado el precio aún más.

Del mismo modo no vemos opción de escoger el teclado en español, algo que debemos ir exigiendo a los fabricantes y no contentarnos con esperar a que lo lancen “más adelante”.

Disponiendo de opciones en formato completo, TKL y mini, el Razer Huntsman V3 Pro es un teclado destinado a marcar un referente y que recomendamos vivamente, eso sí, si puedes permitirte los 289,99€ que cuesta este modelo.

Emblema producto destacadoEmblema producto recomendado

Síguenos en nuestros canales de WhatsApp, Telegram y Google News para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fi y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.