KingSpec es una marca poco conocida por estos lares pero que está tratando de hacerse un hueco en el mercado europeo con sus productos, principalmente, de almacenamiento. A parte de contar con productos para consumidores también tiene opciones para industrias como la automatización o el transporte, pero lo que nos ocupa hoy es el SSD NVMe KingSpec XF Series 2280 de 512GB. Este SSD está disponible en dos tamaños, el de 512GB y el de 1TB, y su interfaz de conexión es PCIe Gen 4, por lo que nos aseguramos buen ancho de banda y velocidades.

KingSpec

Desde la página web de KingSpec se especifica que la velocidad de lectura es de hasta 4800 MB/s y la de escritura hasta 4500 MB/s para ambas opciones de almacenamiento, pero no es así. Después de realizar diversas pruebas llegamos a la conclusión de que la unidad enviada por KingSpec era defectuosa, puesto que su velocidad de escritura no superaba los 2700 MB/s, y eso no era lo especificado en la web. Hablando con la compañía china, nos confirmaron que la opción de 512GB tiene velocidades de escritura distintas a la de 1TB, algo no especificado en ningún sitio y que tampoco se nos comentó. Así, nos dijeron que específicamente las velocidades que se muestran en la web y especificaciones son para la versión de 1TB, mientras que la de 512GB apunta a 4800 MB/s para la escritura y 2700 MB/para la lectura.

Normalmente no suele ser usual que haya tanta diferencia entre lectura y escritura, más allá de unos cuantos cientos de megas. Aquí estamos hablando de una diferencia de 2000 MB/s o 2GB/s entre la lectura y escritura. Sin duda, es algo extraño y que nos hace pensar que las unidades de 512GB pudieran ser realmente de 1TB, pero recortadas por no llegar a los mínimos de rendimiento que se quieren para esa opción de 1TB. Esto es un procedimiento común en los procesadores, que en las obleas con menos rendimiento se destinen a productos de gamas más bajas simplemente “apagándoles” los núcleos que no acaben de rendir del todo bien, pero no deja de ser un producto modular y una práctica muy asentada, en los SSD personalmente desconozco si eso existe.

Embalaje e instalación

KingSpec XF Series 2280 NVMe SSD- Análisis 27

La caja en la que viene el KingSpec XF Series 2280 es muy sencilla y pequeña, en la parte frontal nos encontramos con la capacidad, el formato de la memoria (M.2) y los colores que abandera KingSpec, negro y rojo. Se menciona que la empresa tiene 15 años de historia (suponemos que exclusivamente en tierras chinas) y que cuenta con tres años de garantía. Por la parte trasera de la caja se menciona las temperaturas seguras de uso, los sistemas con los que es compatible, el voltaje de uso la dirección de la empresa y un QR que nos envía a la web de KingSpec.

El empaquetado es muy sencillo, al abrirlo encontramos un plástico que protege al SSD NVMe y, como sorpresa muy grata, un tornillo con el que poder atornillarlo a la placa base. Esto es algo que en los diversos análisis que hemos realizado nunca nos hemos encontrado y es un añadido que se agradece bastante, puesto que no siempre las placas base incluyen este tipo de tornillos y no está de más que se incluya con el SSD NVMe que compremos.

El KingSpec XF Series 2280 es pequeño, básicamente el tamaño estándar para cualquier SSD NVMe del mercado. Cuenta con conector M.2 y trabaja con el estándar PCIe Gen 4, no tiene un disipador de calor, pero tampoco le hace falta puesto que sabe mantener bien las temperaturas y no genera excesivo calor. En la parte superior viene con el nombre y el logo impresos en una pegatina y en la parte posterior con el código de barras y el número de serie.

Pruebas de rendimiento

Aquí es donde la cosa se pone interesante y donde nos llevamos la sorpresa cuando realizamos las pruebas que siempre solemos hacer. Cómo de costumbre hemos utilizado CrystalDiskMark, ATTO Disk Benchmark y AS SSD Benchmark. Para realizar estas pruebas lo hemos realizado en un equipo con las siguientes especificaciones:

Empezando por el conocido y fiable CrystalDiskMark aquí encontramos la sorpresa mencionada anteriormente. Cuando realizamos el primer test pensamos que el SSD que recibimos era defectuoso y que la velocidad de escritura que nos daba era por ese fallo. Sin ir más lejos, estábamos equivocados. Si nos fijamos en la web de KingSpec para el KingSpec XF Series 2280, veremos que hay un desplegable que pone especificaciones que, directamente, no funciona. Si bajamos un poco más nos encontraremos con una tabla de especificaciones en forma de imagen que detalla velocidades, temperaturas o tamaño de almacenamiento. Como se puede observar, no se separan las velocidades por almacenamiento y la imagen da a entender que tanto la versión de 512GB como la de 1TB cuentan con exactamente las mismas especificaciones, algo no muy descabellado en SSD de otras marcas.

Pues bien, después de contactar con KingSpec se nos confirmó que las velocidades que marcaba la prueba eran correctas porque la versión de 512GB sólo llega a 2700 MB/s en escritura y que las velocidades que aparecen en las especificaciones de su web son para la versión de 1TB. Con estos datos en la mano y bastante sorprendidos por el poco detalle y falta de concreción en la propia web de KingSpec, os detallamos los resultados.

KingSpec

Cómo podemos observarlas velocidades de lectura y escritura que aparecen son las que, al menos, KingSpec nos asegura que deberían ser. Por un lado, la de lectura se sitúa por encima de los 4800 MB/s prometidos, mientras que la de escritura se acerca a los 2700 MB/s que nos aseguran que deberían ser. Sin embargo, nos escama un poco la segunda fila. Normalmente los resultados de la segunda fila se sitúan entre 1000 y 2000 MB/s por debajo del valor superior, mientras que en el de lectura esto entra dentro de esa normalidad, el de escritura, sin embargo, no encaja. En el de escritura obtenemos prácticamente los mismos resultados para la fila superior que la inferior, lo que nos lleva a pensar que esa velocidad de escritura principal se ha visto limitada de manera artificial.

KingSpec XF Series 2280 NVMe SSD- Análisis 32

En segundo lugar, tenemos a AS SSD Benchmark. Esta prueba, como siempre mencionamos, es más exigente que CrystalDiskMark y siempre arroja resultados algo inferiores. En este caso podemos ver como las velocidades se desploman un poco pero dentro de los usuales resultados que da esta prueba. Lo que si nos escama es el Access Time (tiempo de reacción o acceso a los archivos de un disco), es algo alto para ser un SSD completamente nuevo y PCIe Gen 4. La puntuación final tampoco es muy alta, y deja clara una de las sospechas que teníamos al respecto del KingSpec XF Series 2280.

KingSpec XF Series 2280 NVMe SSD- Análisis 33

Por último, pasamos al KingSpec XF Series 2280 por el ATTO Disk Benchmark, donde podemos ver que los resultados siguen la misma línea. La velocidad de lectura se acerca a esos 4800 MB/s prometidos mientras que la de escritura también se acerca a esos 2700 MB/s. En este caso parece que las velocidades se han escalado bien en cuanto al cambio de tamaño en la misma prueba. Los valores más altos se encuentran en 4520 MB/s para la lectura y 2550 MB/s para la escritura.

[chart id=”237319″]

Conclusiones

Podríamos concluir que el KingSpec XF Series 2280 no es un mal SSD NVMe per se, realmente no cuenta con unas malas velocidades y responde bien a las pruebas que hemos realizado. Su problema, más bien, reside en la fiabilidad a largo plazo y, especialmente, de la marca que lo fabrica. KingSpec no es una compañía muy conocida en cuanto al hardware de ordenador se refiere y este es un terreno pantanoso donde hay unas marcas que gozan de muy buena reputación y fiabilidad y a la vez ésta puede vesre mermada por un simple fallo. Al final, estamos hablando de componentes que no suelen ser baratos y de los que se espera un rendimiento a la altura de lo pagado.

KingSpec XF Series 2280 NVMe SSD- Análisis 34

El hecho de que la propia compañía no detalle bien las especificaciones de su SSD en la web de este, sin separar las velocidades según la versión que compremos (512GB o 1TB), hace que se levante alguna que otra ceja y desconfíes de todo lo detallado en la web de KingSpec. En casos como este las especificaciones de lo vendido deberían estar bien detalladas, explicadas y en caso de diferencias entre versiones, separadas. Tal y como está explicado todo en la web de KingSpec da lugar a confusión para el usuario y potencial cliente, y hace que mires a otro lado y vuelvas a una de esas compañías que ya conoces y sabes que te puedes fiar.

Solo con que KingSpec hubiera sido más transparente no hubiéramos tenido que explicar todo lo anterior y hacer este análisis sugestionados por la fiabilidad de los productos de la marca puesto que, si no acaban de detallar las especificaciones reales de este KingSpec XF Series 2280, ¿será porque no se fían de su producto? o quizás es porque saben que dando a entender que la versión de 512GB también tiene las velocidades del de 1TB aumentarán las ventas, quién sabe. Pero, en definitiva: ni es serio, ni es fiable, ni es riguroso.

Si juzgamos al KingSpec XF Series 2280 simplemente como SSD, es correcto. No tiene malas velocidades y rinde generalmente bien, las temperaturas se mantienen en buen rango y al ser PCIe Gen 4 nos aseguramos compatibilidad con un buen ancho de banda. Actualmente está disponible en AliExpress por 55€ con descuento en su versión de 512GB, mientras que su precio original es, supuestamente, 132,33€. Por unos 100€ tenemos opciones de 1TB en Amazon u otras tiendas de marcas como Crucial, Samsung o WD que nos aportarán, al menos, mucha mayor confianza y seguridad en sus productos y, sobre todo, unas especificaciones bien detallas sin esconder nada.

KingSpec XF Series 2280

133 EUR
6

Valoración

6.0/10

Pros

  • Buenas velocidades
  • Buen rendimiento y temperaturas

Contras

  • Especificaciones no detalladas
  • Marca con baja fiabilidad demostrada
  • Alternativas conocidas a mejor precio, rendimiento y capacidad

Síguenos en nuestros canales de Telegram y Google News para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.


Sobre El Autor
Eric Herranz
Editor de videojuegos y tecnología en OneTech.