En lo que a mandos premium para Xbox Scuf es una de las marcas mas reconocidas tanto por la calidad de sus productos como por las opciones de personalización que ofrecen. Hoy os traemos nuestra review del Scuf Instinct Pro, un mando para Xbox Series aunque también se puede usar con Xbox One y que junto con una serie de prestaciones de alta gama, destaca por las opciones de personalización que ofrece.

Aunque disponemos de unidades básicas con un acabado en gris acero, uno de los puntos donde destaca este mando es en las múltiples opciones de personalización que nos permite, así como el poder adquirir accesorios para complementarlo. En nuestro caso contamos con un modelo personalizado para que podáis comprobar algunas de las posibilidades que nos ofrece Scuf, aunque bajo esta capa las especificaciones son las mismas, empezando esta review por hacer un repaso de las mismas.

Scuf Instinct Pro

Scuf Instinct Pro, especificaciones:

  • Compatibilidad: Xbox Series X|S, Xbox One X|S, Windows 10, MacOS Catalina
  • Peso: 280 gramos
  • Conectividad: Wireless / Bluetooth / Cableado
  • Rango conexión inalámbrica: 12 metros
  • Dimensiones: 168 x 108 x 53mm
  • Puertos: USB C, Conector de audio jack de 3.5 mm, Mini HDMI
  • Perfiles: 3 onboard
  • Paletas: Cuatro reasignables
  • Diseño: Joysticks y placa superior desmontables

Unboxing y contenido de la caja

Al igual que ya nos paso con el Scuf Prestige el nuevo Scuf Instinct Pro nos llega en una caja que deja todo el protagonismo a la imagen del mando, con un fondo negro sobre el que un juego de iluminación le hace resaltar. Junto con el nombre de la marca y del modelo, una franja inferior verde y el sello de Xbox certifican que estamos ante un mando aprobado por Microsoft para funcionar con sus consolas.

Scuf Instinct Pro

En la parte trasera tenemos un detalle de algunas de sus especificaciones en varios idiomas, aprovechando también para mostrarnos la trasera del mando y dejar a la vista sus paletas.

Scuf Instinct Pro

Dentro de este envoltorio de cartón encontramos una caja de tipo arcón de cartón duro. En su interior una base de plástico guarda el mando, el cual a su vez tiene protegidos sus sticks y paleta con una pieza de espuma de alta densidad que impide que el mando se mueva al servir al tiempo de tope con la parte superior de la caja.

Scuf Instinct Pro, probamos este mando premium personalizable para Xbox - Análisis 1

Debajo de esta base de plástico encontramos el resto de elementos que nos llegan y que desplegados sobre nuestro banco de pruebas nos deja con el propio mando, un manual de instrucciones, un cable de conexión USB C a USB A, 2 pilas AAA y dos sticks intercambiables que en nuestro caso viene con un acabado negro.

Scuf Instinct Pro, probamos este mando premium personalizable para Xbox - Análisis 2

Enfrentando el mando de Scuf con el mando que nos viene con nuestra Xbox Series X nos encontramos con dos dispositivos casi idénticos en diseño y dimensiones. No al menos hasta que le damos la vuelta y nos tropezamos con sus paletas. Scuf ha escogido mantener un diseño que ya ha demostrado sus virtudes y que ha gustado mucho a los usuarios, pero con el añadido de ciertos puntos distintivos que vamos a ir repasando.

Diseño personalizable

El Scuf Instinct Pro es un mando premium pensado para usuarios que busquen destacar en prestaciones, pero que también permite hacer lo propio a la hora de personalizarlo.

Cuando vamos a adquirir este mando podemos seleccionar distintos modelos ya prediseñados o hacernos uno a medida. Entre las opciones que tenemos podemos escoger el acabado de la placa superior, el color y forma de los sticks así como los anillos que los rodean, la cruceta, los botones ABXY, los disparadores, etc. El resultado será un mando único que será el centro de atención de tu setup y es que la variedad de opciones, colores y combinaciones hace que sea complicado que te vayas a encontrar con un modelo exactamente como el tuyo.

Scuf Instinct Pro, probamos este mando premium personalizable para Xbox - Análisis 3

Una de las peculiaridades de este mando es su sistema de placas desmontables. Se trata de un sistema magnético que permite que toda la parte superior del mando se pueda separar con solo alzarla. Esto mismo se aplica tanto a sticks como a la cruceta.

Scuf Instinct Pro, probamos este mando premium personalizable para Xbox - Análisis 4

Este sistema hace que ante cualquier daño podamos sustituir estas piezas sin mayor problema, pero también nos brinda la oportunidad de comprar varias carcasa para intercambiarlas si nos place. En la tienda de Scuf contamos con una amplia variedad de modelos a escoger que nos da la opción de disfrutar de distintos acabados según nos apetezca.

Aunque solo hemos podido probar una de estas carcasas, lo cierto es que esta nos ha dejado una excelente impresión tanto por su calidad como por sus acabados. No hablamos de un vinilo o una chapuza similar, si no de una impresión directa que hace que a primera vista difícilmente notemos que se trata de un elemento sustituible.

Scuf Instinct Pro, probamos este mando premium personalizable para Xbox - Análisis 5

Este sistema también nos facilita el sustituir elementos como los sticks, los cuales suelen ser los que más sufren con el uso y que en este caso no tienen ninguna dificultar para su cambio. Lo mismo se aplica a los anillos que rodean el hueco donde se alojan el stick, el cual también es personalizable y gracias a este sistema se pueden cambiar en caso de que se dañen.

Aunque pueda parecer un punto menor, otra ventaja de este sistema es que nos facilita la limpieza del mando, incluso de las zonas donde más tiende a acumularse la porquería con el paso de los años, lo que ayuda a que lo mantengamos en perfecto estado durante más tiempo.

Scuf Instinct Pro, probamos este mando premium personalizable para Xbox - Análisis 6

Otra de las peculiaridad de este mando que también vemos en la parte superior es un pequeño botón en la parte inferior junto con un LED. Este botón nos va a permitir mutear el micrófono cuando conectemos unos auriculares mediante el puerto jack de audio. Cuando lo activamos se nos mostrará en color naranja un icono de un micrófono tachado, lo que además nos da una referencia visual de su estado.

A la hora de jugar en multijugador este botón nos va a permitir un plus de privacidad cuando lo necesitemos aunque nuestros auriculares no dispongan de esa opción, pero eso sí, solo funciona con auriculares conectados por cable ya que si son inalámbricos no funcionará.

Scuf Instinct Pro, probamos este mando premium personalizable para Xbox - Análisis 7

El apellido Pro de este mando comienza a dar la cara cuando le damos la vuelta y es que en esta zona podemos ver en la base de los agarres dos juegos de paletas incorporados al diseño. No se trata de unas piezas añadidas como si lo eran en el caso del Scuf prestige, si no que son parte del propio cuerpo del mando.

En este espacio tenemos también un botón situado en medio de la trasera con un icono de perfil. Este botón nos permite cambiar entre los tres perfiles onboard con los que cuenta el mando y que se reflejan en el LED de estado de la parte superior indicando el modo deportes en rojo, verde para carreras y azul para shooters. Estos modos permiten configurar las palancas inferiores, por lo que si la distribución por defecto no nos gusta basta con pulsar al unisonó el botón a asignar y la paleta para que a esta se le asigne la función del botón. Una vez más Scuf deja la configuración a opciones físicas antes que optar por el uso de una aplicación o software que nos permita hacerlo.

Este sistema de paletas permite que nuestros dedos descansen entre cada par mientras sujetamos el mando, con un movimiento hacia afuera o hacia adentro para activarlos. El sistema es cómodo de usar, aunque requiere de un periodo de acostumbrarse. También denota una mayor calidad y resistencia que lo que vimos en el Prestige, pero nos deja una duda inquietante.

Tras varios meses de usar el Prestige una de las paletas terminó rompiéndose, lo que me obligo a comprar otras y ya os digo que no son precisamente baratas. En este caso al ser parte de propio cuerpo del terminal no existe esa opción de cambio, lo que me hace preguntarme que pasará si estas se dañan. Si bien aplaudo la colocación, me hubiera gustado un sistema que facilitará su recambio si fuera preciso.

Scuf Instinct Pro, probamos este mando premium personalizable para Xbox - Análisis 8

Otras de las funciones que tenemos en esta trasera son dos pequeños deslizables cerca de los disparadores y que como suele ser habitual nos sirven para regular dos posiciones de estos. La de corto recorrido nos viene bien para juegos como shooters donde prima la velocidad de disparo, mientras que con el de largo recorrido podemos controlar mejor juegos de aceleración como simuladores de carreras.

Scuf Instinct Pro, probamos este mando premium personalizable para Xbox - Análisis 9

Como decimos este mando se parece mucho en el diseño al de Xbox, por lo que no es de extrañar que en el frontal tengamos exactamente la misma distribución y unos acabados muy similares. Tanto el puerto USB C como el botón de conexión Xbox Wireless están situados en la misma posición y tamaños, manteniendo incluso la forma y acabado mate de los botones RT/RB y LT/LB, aunque en este caso sin la textura granular del mando de Xbox que ayuda al agarre. Aún así cuenta con cierto tacto rugoso que ha hecho que no haya tenido problemas a la hora de usarlo.

Scuf Instinct Pro, probamos este mando premium personalizable para Xbox - Análisis 10

En la parte trasera tenemos el habitual puerto jack para los auriculares junto al puerto mini HDMI, completando así el repaso al diseño del Scuf Instinct Pro.

Scuf Instinct Pro, probamos este mando premium personalizable para Xbox - Análisis 11

Los sticks representan una gran mejoría con respecto a lo que vimos en el Prestige, tanto en acabados como en resistencia. Se ha dejado de lado experimentos raros con cupulas de goma que se deformaban tras un tiempo de uso y se ha elegido un acabado de plástico rígido con textura. Mucho mejor en la experiencia y las sensaciones que nos aportan.

Scuf Instinct Pro, probamos este mando premium personalizable para Xbox - Análisis 12

Scuf ha partido de la base de un diseño que ha gustado mucho y le ha añadido algunos detalles de su cuenta para convertirlo en un modelo premium con el que satisfacer a los usuarios más exigentes. A excepción de cosas como el diseño integrado de las paletas podemos decir que le damos el visto bueno a todas ellas, siendo uno de los mandos más cómodos de usar que hemos probado.

Autonomía a base de pilas

El Scuf Instinct Pro viene con dos pilas AAA para dotarle de autonomía, algo que no difiere del mando de Xbox pero que dado que hablamos de un mando de mas de 200€ echamos en falta que incorporase un sistema de batería. Por otro lado si bien usa las mismas pilas, no hace lo mismo con el sistema de tapa. Es decir que el mando de Xbox cuenta con un sistema de anclaje de varios puntos en su tapa, mientras que el de Scuf lo hace con un sistema de imanes en buena parte. Este simple hecho hace que no podamos usar en este mando sistemas de carga con base alternativos como el de HyperX ya que las tapas no se adaptan.

Personalmente no me gusta el sistema de pilas por motivos medioambientales y de comodidad, con el mando de Scuf nos queda comprar una batería al uso y recargarla mediante cable por que al menos que yo haya encontrado no hay sistema de carga mediante base.

Scuf Instinct Pro, probamos este mando premium personalizable para Xbox - Análisis 13

Por supuesto podemos usar también el mando por cable, el cual es de un acabado de tela trenzada de gran calidad y que viene rematado en sus extremos por un par de anillos naranja y unos conectores con un acabado que simular kevlar.

Accesorios

Scuf ofrece en su tienda accesorios como sticks o D-pad, además de las mencionadas placas personalizadas, pero además nos permite añadir a nuestra compra un estuche o de transporte, una almohadilla para apoyarnos al jugar e incluso un Player Pack como es nuestro caso.

Este pack nos lleva con un estuche universal de Scuf de acabado gris oscuro. Se trata de un estuche rígido que protege nuestro mando de golpes y que se remata con el logo de la marca en la parte superior.

Scuf Instinct Pro, probamos este mando premium personalizable para Xbox - Análisis 16

junto con el estuche este pack cuenta con un cable de 3 metros para los que necesiten de mayor distancia de conexión a la consola y cuatro sticks: dos con superficie cóncava y mástil largo y corto, y dos con superficie convexa. Además viene con un tubo con una crema que mejora el agarre, lo que si tenemos previsto acudir a un evento de competición nos asegura que el mando y sus distintos componentes no se nos va a resbalar por mucho que seamos de manos sudorosas.

Scuf Instinct Pro, probamos este mando premium personalizable para Xbox - Análisis 17

Experiencia de uso

En las últimas semanas me he pegado unas buenas sesiones de vicio con la Xbox Series X, por supuesto todo con harás a poder contaros a fondo mis impresiones con el Scuf Instinct Pro por supuesto :=).

Sin duda el rival a batir por este mando es el Xbox Elite Series 2, el cual con un peso de 345 gramos es notablemente más pesado que la propuesta de Scuf. A su favor tiene un buen diseño que hace que todos sus elementos sean muy accesibles, incluyendo sus paletas traseras. Se trata de un mando realmente cómodo de usar y que mis cifras han dejado claro que pueden marcar la diferencia a la hora de jugar. Su ergonomía y peso hacen que sea una delicia jugar con él y que no nos cansemos, algo que se ve ayudado por unos agarres de goma texturizada que nos facilitan sujetar con firmeza el mando.

Scuf Instinct Pro, probamos este mando premium personalizable para Xbox - Análisis 18

Su sistema de carcasa por imanes sigue manteniendo la eficacia que ya vimos en el Scuf Prestige y que nos aporta ese extra de poder tener en mando con el aspecto que más nos guste, aunque si un día queremos cambiarlo solo tenemos que comprar una carcasa que nos guste más.

No contamos con botones mecánicos, pero tanto estos como del D-Pad ofrecen un rendimiento de alta calidad que no desmerece a lo que esperamos de un mando premium, apreciándose claramente cada pulsación pero sin que requiera de una alta fuerza de activación si no todo lo contrario.

Optar por unos sticks de plástico duro ha sido todo un acierto. Su resistencia y textura son todo un seguro y parte fundamental de la buena experiencia de juego, a lo que se añade que los aros que los rodean permite que incluso cuando forzamos los movimientos el stick se deslice con suavidad y precisión.

Los agarres de goma texturizada esconden bajo ellos un sistema de dos motores de vibración que, sin llegar a ser exagerado, proporcionan un efecto háptico que nos imbuye en la acción con cada vibración y que apreciamos sobre todo en juegos de carreras.

Scuf Instinct Pro, probamos este mando premium personalizable para Xbox - Análisis 21

Conclusiones y opinión

Con un precio que parte de los 219,99 el Scuf Instinct Pro es un mando premium que refleja su condición en cada partida. Su amplísima gama de opciones de personalización solo es equiparable a la excelente experiencia de uso, siendo el mando indicado para quienes busquen una experiencia de primer nivel con un diseño adaptado al gusto del usuario.

Tanto para jugadores ocasionales como para pro players este mando es todo un seguro, siempre y cuando te lo puedas permitir, pero que no está libre de aspectos a mejorar.

Scuf Instinct Pro, probamos este mando premium personalizable para Xbox - Análisis 22

He de reconocer que a día de hoy pocas pegas le puedo poner al Scuf Instinct Pro, con un buen diseño que permite controlar sus sticks, botones, disparadores y paletas con facilidad. Posiblemente su principal escoyo es un precio que además no incorpora ni el estuche de transporte, algo que uno se espera con este rango de precios.

Sin embargo mirando a un futuro la principal duda que me surge es el diseño integrado de las paletas y que pasaría si estas se dañan. Hubiera sido mejor optar por el mismo diseño pero con opciones de recambio, algo que nos evitaría en un futuro perder una función tan significativa de un mando que no es barato.

El sistema de sujeción de la tapa de la batería también me hubiera gustado que fuera compatible con sistemas de carga con base como las que ofrecen marcas como Razer o Hyperx, o en su defecto que Scuf ofreciera la suya, pero reconozco que no es algo imprescindible, pudiendo sustituirse con baterías de recarga por cable.

A pesar de todo no puedo negar que tras el Xbox Elite Series 2 este sea posiblemente el mejor mando que he probado con mi Xbox Series X, un seguro a la hora de jugar que a día de hoy no me ha dado mas que alegrías.

Scuf Instinct Pro

219.99 €
8.8

Valoración

8.8/10

Pros

  • Diseño altamente personalizable
  • Cuatro paletas inferiores muy bien colocadas
  • Rendimiento
  • Tres perfiles onboard

Contras

  • Imposibilidad de cambiar las paletas
  • Precio elevado
  • No incluye estuche
  • Sin batería

Síguenos en nuestro canal de Telegram para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fi y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.