Dentro de la variedad de mandos que hay para Xbox hay una gama que podemos calificar como “premium”, dispositivos que junto con una construcción de calidad añaden una serie de pulsadores extra que nos permiten una mayor rapidez de respuesta en nuestras acciones, lo que a su vez conlleva un plus que nos ayuda a mejorar nuestro juego y lograr mejorar nuestro rendimiento.

Ya os hemos mostrado el Xbox Elite Series 2 de Microsoft y el Razer Wolverine Ultimate. Hoy os traemos nuestro análisis del Scuf Prestige, un candidato que quiere competir en esta liga con un formato de cosecha propia el cual le permite una mayor personalización sin renunciar a un rendimiento del más alto nivel.

Como siempre hemos probado este dispositivo durante unas semanas y ahora llega el momento de hablaros de nuestra experiencia y dar nuestro veredicto.

Scuf Prestige

Scuf Prestige, un mando para marcar la diferencia

Comenzamos el análisis desde el mismo momento en que recibimos nuestro mando en casa, siendo muchas veces la primera impresión un reflejo de lo que nos ofrece el dispositivo. Por suerte en esta ocasión no es así.

El Scuf Prestige nos llega con un envoltorio de cartón duro donde se muestre el mando en versión base (negra) y se nos advierte que está diseñado para Xbox y Windows. Bajo este caparazón se esconde una caja negra con el logotipo de la marca, la cual a su vez esconde el propio mando sobre un fondo de plástico que descansa en una base de cartón. Este conjunto por suerte queda eclipsado por el mando que destaca, ya que ciertamente no está a la altura de la calidad del propio dispositivo. Los detalles son importantes y aquí Scuf ha pecado de parco.

Curiosamente aún tratándose de un mando premium no viene con una carcasa de transporte, algo que si vimos en el Razer y el Elite Series 2, aunque si viene con un par de sticks de recambio, de mas altura y acabado redondeado. También encontramos en el paquete un cable trenzado de tres metros y dos pequeñas llaves que sirven para configurar el dispositivo.

Scuf Prestige

En lo que ha diseño se refiere, visto desde arriba la parte superior es casi idéntica a la de un mando Xbox original, salvo por el relieve con el logo de la marca en los sticks y contorneando la cruceta: dos sticks, los botones de XYAB, la cruceta, el botón de opciones y el de menú, ademas claro está del propio botón de Xbox que se ilumina.

Esta parte superior tiene un acabado mate con un tacto suave, muy cómodo para tener en las manos y agradable al tocar. La distribución familiar hace que no haga falta periodo de adaptación, ya que todo esta donde debe, aunque la carcasa se guarda una sorpresa.

Scuf Prestige

A la hora de personalizar el mando Scuf ha optado por un formato propio que aunque a la hora de la compra nos permite personalizar el aspecto general, sticks, pulsadores y gatillos, posteriormente nos facilita el cambio no solo de los sticks, si no de la propia carcasa superior.

En la parte derecha del mando, justo donde se divide la parte superior y la inferior veremos una pequeña muesca, esta nos sirve para tirar de la carcasa superior del mando y separarla.

Scuf Prestige

Este cómodo sistema permite que podamos acceder a la parte interna del mando sin tocar ningún tornillo y se mantiene firmemente pegada gracias a un sistema de imanes. Aunque pueda parecer que con la agitación del momento esto puede hacer que la carcasa se mueva, lo cierto esa que no es así, una vez la colocas ya no se mueve ni un ápice. Como punto negativo en este apartado, y algo incomprensible, se nos permite cambiar los sticks simplemente tirando de ellos pero sin embargo no permite los mismo con la cruceta o resto de botones.

Scuf Prestige

En lo que respecta a la parte frontal tenemos el clásico diseño Xbox, pero donde debería ir la zona de las pilas o batería encontramos un grabado con el nombre la marca y sobre él el conector microUSB. El Scuf Prestige se puede usar con cable microUSB o de forma inalámbrica, ya que en su interior tenemos una batería que nos ofrece una autonomía de hasta 30 horas.

Scuf Prestige

No tenemos sorpresas en en la parte interna, donde tenemos las habituales conexiones que incluyen en puerto 3.5mm para los auriculares.

Scuf Prestige

Encontramos el elemento diferenciador de este mando es en su parte inferior, donde destacan de forma ostensible cuatro paletas gracias a las cuales podremos darle un vuelco a nuestra forma de jugar. Estas palancas duplican los mandos y dependiendo del juego están adaptados para una serie de acciones que si lo deseamos podremos cambiar.

En mi caso he dedicado unas cuantas horas a probarlo con juegos como CoD Warzone, pudiendo deslizarme, saltar o cambiar de arma con ayuda de estas paletas. Esto permite que mis pulgares permanezcan en los sticks mientras con los dedos corazón y anular presiono las paletas, realizando así mas movimientos en menos tiempo, lo que como es lógico aumenta de forma radical nuestro rendimiento en el juego.

Los hay con una rapidez pasmosa a la hora de cambiar de botones en el mando, en mi caso esa rapidez no es tal, pero con las paletas no solo suple esta carencia si no que me es mas fácil de realizar las acciones. El resultado ha sido un considerable aumento en mi ratio de bajas.

Scuf Prestige

Scuf cuenta con una serie de personalizaciones preestablecidas para algunos juegos, pero si lo deseamos podemos remapear estas paletas según nuestras necesidades o forma de jugar. Ademas y siguiendo con el dogma de facilitar el recambio, estas se pueden cambiar con facilidad, simplemente deslizándolas hacia la parte frontal para lograr extraerlas.

Parte fundamental de cualquier mando es su sistema de agarre, es decir como están diseñadas las asas que sirven para que sujetemos el mando. En el caso del Scuf Prestige tenemos una superficie de goma con un patrón del celdilla que permite un agarre seguro incluso cuando las manos comienzan a sudar.

Scuf Prestige

Configuración de pulsadores y gatillos

Al contrario que otros mandos que han optado por el uso de un software para configurar el mando, en el caso del Suf Prestige todo esto se realiza de forma manual. Un sistema que como veremos tiene sus pros y sus contras.

Como ya hemos visto en otros modelos, en la parte inferior contamos con dos pequeñas palancas plateadas que nos permiten limitar el recorrido de los disparadores, es decir de LT y RT. con ello podremos limitar a la mitad el recorrido a realizar antes de que lleguen al punto de acción.

Justo al lado de estas palancas tenemos unos pequeños tornillos, los cuales podemos ajustar con la llave que nos viene en la caja y que sirve para realizar un ajuste mayor de los disparadores, para poder dejarlos justo como nos sea mas cómodo de usar.

Scuf Prestige

La otra pieza que nos viene en la caja es la que deberemos usar para el remapeo de las paletas. Este sistema recibe el nombre de Electro Magnetic Remapping y su uso es sumamente sencillo, prescindiendo de la necesidad de instalar nada y permitiendo un remapeo en apenas unos segundos.

Scuf Prestige

Cuando deseemos remapear el mando basta con acercar esta llave al icono de Scuf que tenemos entre las paletas, el cual se sostendrá de forma magnética. A continuación pulsamos la paleta a remapear, manteniendo la pulsación mientras a su vez pulsamos el botón que queramos asignarle, una vez echo esto ya podemos soltar la paleta y retirar la llave magnética. Un sistema que podemos ver en funcionamiento en el siguiente video.

Experiencia de uso

A la hora de jugar con mando, cuando lo hacemos ante jugadores que van con ratón y teclado suele significar que vamos con desventaja. Eso se aprecia en juegos competitivos donde la rapidez de reacción es fundamental, marcando la diferencia entre caer en las pocas de cambio y lograr culminar victorioso una partida. El Scuf Prestige con sus cuatro paletas inferiores reduce esta diferencia y eso es algo que se nota.

Muchas horas se me ha llevado este mando, por lo que mi idea de su rendimiento es de profundo conocedor. Su sistema de carcasa magnética es mucho mejor de lo esperado y no he notado ningún tipo de diferencia con respecto a mandos con sujeción mecánica. El acabado mate se vuelve algo brillante tras unas horas de juego allí donde las manos entran en contacto, sin embargo es algo que se va evaporando o que directamente eliminamos con una gamuza.

Sus laterales engomados permiten un agarre firme desde el inicio de nuestra partida hasta el final, no se nota incidencia cuando nos sudan las manos (32 grados a la sombra he llegado a padecer) lo que he agradecido mucho.

Scuf Prestige

Su disposición estándar de botones, cruceta y disparadores hacen que no extrañemos el primer contacto, mientras que las cuatro paletas inferiores están colocadas de una forma que son fácilmente accesibles, algo menos las interiores eso sí. Siendo honestos la comodidad de uso de estas paletas no llegan a la que nos brinda el sistema de los Elite Series 2, pero están por encima de otros modelos y no podemos quejarnos de ningún problema al usarlos.

Su batería prometía las 30 horas y confirmamos que las cumple, aunque es complicado que se nos acabe en medio de una partida ya que recibiremos un aviso antes de eso para que podamos conectar el cable y seguir jugando.

En general es un mando muy completo, de lo mejorcito que hemos probado en comodidad, aunque en cuestión de calidad en mi caso los disparadores dorados, así como la cruceta, se les nota un peldaño por debajo del resto en sus materiales. También hubiera agradecido unos sticks con cuerpo metálico, ya que esto es algo que por mi forma de jugar suelo castigar bastante y los sticks plásticos no me dan excesiva confianza.

Conclusiones y opinión

Dentro de la carrera por el podium de mejor mando para Xbox el Scuf Prestige tiene una dura competencia, su propuesta es como el aspirante que tiene todo para llegar a la cumbre, pero que se ve penalizado por los detalles.

En su web su precio es de 169.95€, lo que le sitúa 10€ por debajo de sus competidores. Aún así debemos tener en cuenta que en este caso no contamos incluido con estuche de transporte y que el número de piezas extras en sus competidores es mayor. Del mismo modo hay determinadas piezas que hubiera agradecido fueran de mayor calidad, en este rango de precios no son detalles a descuidar.

Scuf Prestige

En lo que ha jugabilidad no puedo decir mas que cosas buenas, su ergonomía, la colocación de sus paletas e incluso la posibilidad de ajustar sus disparadores son cosas que me han permitido divertirme mucho jugando y alcanzar buenas ratios en mis partidas. Tiene todo lo que le puedes pedir a un mando a la hora de jugar, pero con un precio que sin duda está demasiado cerca de la larga sombra de la propuesta de Xbox,

Scuf Prestige

169.95 €
8.2

Valoración

8.2/10

A favor

  • Comodidad de uso
  • Cuatro paletas inferiores
  • Inalámbrico
  • Ajuste de los disparadores
  • Remapeo magnetico
  • Personalización

En contra

  • Precio
  • Calidad de algunos materiales

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro A.
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.