El apellido Pro en Razer está marcado últimamente por pertenecer a dispositivos destinados a ofrecer una experiencia inalámbrica, algo que ya os hemos mostrado en el Razer Blackshark V2 Pro y en el Razer Deathadder V2 Pro, respectivamente los nuevos auriculares y ratón inalámbrico de la compañía. Hoy completamos este peculiar setup donde prescindimos de cables gracias al nuevo Razer BlackWidow V3 Pro, un teclado inalámbrico que hemos estado usando durante un par de semanas y del que hoy os traemos nuestra review.

Cuando hablamos de teclados podemos hacerlo de teclados TKL, 60% o 100%, en esta ocasión podemos decir que estamos ante un teclado completo, no solo por el formato escogido si no por las opciones que le acompañan. Razer se ha esforzado por actualizar uno de sus teclado más reconocidos y la mejora ha sido mas que reconocible, pero sin perder las principales características que distinguen a la gama. Veamos el resultado a fondo.

Un teclado inalámbrico completo

Razer Blackwidow V3 Pro

Comenzando con el unboxing del Razer Blackwidow V3 Pro diremos que aquí no ha habido cambios en su envoltorio. La marca de las tres serpientes sigue apostando por un diseño reconocible para sus cajas, donde el negro deja entrever destellos de color “verde Razer” con una imagen destacada del producto, en este caso del teclado realzando su iluminación LED. En el reverso tenemos destacadas sus principales características, incluyendo los tres modos de conexión, sus teclas multimedia dedicadas, los switches Green de Razer y por supuesto el distintivo reposamuñecas.

Ya abierta la caja de cartón nos encontramos con el teclado protegido por un panel de plástico rígido ya sujeto por los extremos por unas bases de espuma de alta densidad, el reposamuñecas protegido por una bolsa de plástico, un cable USB C a USB A y la habitual parafernalia de documentos: guía rápida, nota de bienvenida y pegatinas Razer.

Razer Blackwidow V3 Pro

Una vez procedemos a extraer todos los componentes de la caja, comprobamos el efecto que la estructura de aluminio tiene sobre el teclado, aportando un peso notorio que también servirá para mejorar la estabilidad. Su cuerpo cuenta con formato completo de teclado, es decir que cuenta con las teclas de función y también con el bloque numérico, todo ello en color negro con un acabado ligeramente rugoso que ayuda a disimular las posibles huellas de uso.

En este caso las teclas del Razer Blackwidow V3 pro no están incrustadas en ningún tipo de rebaje, sino que flotan sobre la base dejando así ver parcialmente los switches. Particularmente es un formato que me gusta mucho ya que no solo hace destacar la iluminación, además facilita enormemente la limpieza del teclado. Por otro lado permite que el teclado ofrezca una base plana hasta el mismo borde, lo que le da un aspecto más limpio, sin recovecos ni nada similar.

Razer Blackwidow V3 Pro

Si le damos la vuelta al teclado tenemos una parte inferior totalmente limpia a excepción de dos patas de dos niveles y cuatro bases de goma antideslizante. No encontramos ningún tipo de riel para conducir el cableado, algo que solemos ver en este formato de teclados de Razer, pero que en el caso del BlackWidow V3 Pro se ha sustituido por una pequeña pestaña en la parte central que esconde un USB con el que conectar el teclado al PC de forma inalámbrica.

Razer Blackwidow V3 Pro

Este pequeño conector USB es uno de los secretos de este dispositivo ya que aunque podemos conectarlo mediante Bluetooth, con este USB podremos hacerlo usando la tecnología Razer HyperSpeed de 2.4 GHz, mas veloz y estable, siendo el exponente de la conectividad inalámbrica de la marca.

Razer Blackwidow V3 Pro

Regresando a la parte superior del Razer Blackwidow V3 Pro ya de entrada nos sorprende una ligera protuberancia en la parte derecha del teclado, la cual está producida por un dial que nos permite controla el volumen del sonido del PC y que al estar sobresaliendo nos facilita esta tarea, además dentro de este dial hay un circulo que de hecho es una tecla que nos permite silenciar el sonido. Junto a ella tenemos tres teclas que nos permiten pausar o reanudar la reproducción, asi como avanzar o retroceder. Todos ellos con un circulo de iluminación LED para ir a juego con el resto de teclas.

Razer Blackwidow V3 Pro

Si nos vamos al lateral contrario, es decir al lateral izquierdo, alli veremos un deslizable con tres posiciones: 2.4, centro y BT. Este sirve para seleccionar como queremos usar el teclado, pudiendo escoger entre usar la conectividad Razer HyperSpeed de 2.4 GHz, Bluetooth y por cable, para lo que debemos dejar el deslizable en el centro. Junto a esto tenemos un pequeño LED que nos indica el estado de la batería cuando lo usamos sin cable.

Razer Blackwidow V3 Pro

En la parte trasera nos vamos a encontrar un puerto USB C, el que utilizaremos para cargar la batería del teclado o bien si preferimos usar el teclado con cable.

Razer Blackwidow V3 Pro

Finalmente en la frontal encontramos un rebaje que hace que permitamos encajar mejor el reposamuñecas, pero que además muestra una linea de textura rugosa a través de la cual en el centro de puede ver el logo de razer

Razer Blackwidow V3 Pro

Este pliegue permite que una vez coloquemos el reposamuñecas este se acople a la perfección y se convierta en una extensión el Razer Blackwidow V3 Pro. Eso si, esta vez no tenemos sistema de imanes si nada similar para mantenerlos unidos, sino que se confía en el peso y las bases antideslizante para que no se muevan del sitio.

Razer Blackwidow V3 Pro

Como vemos en las imagenes las teclas dejan ver sin problema el cuerpo transparente que alberga los Switches Green de Razer, los cuales cuentan con iluminación RGB personalizable y un diseño que les hace más estables al tecleo. Se trata de unos switches mecánicos que ofrecen un apreciable sonido al activarse, con una distancia de recorrido total de 4 mm y de 1,9 mm de activación, exigiendo ejercer sobre ellos una fuerza de 50G. Decir que también podemos encontrar este teclado con Swicth Yellow, pero en nuestro caso no hemos podido probarlo.

Aunque las teclas PBT parece que ganan terreno en muchos teclados, Razer ha optado por usar unas Keycaps ABS de doble inyección. Esto se realiza mediante dos capas que como principal atractivo tienen la resistencia al desgaste y evitan que a la larga las letras se desdibujen de las teclas.

Razer Blackwidow V3 Pro

Detalle a tener en cuenta es que si usamos el teclado de forma cableada, este no viene con el habitual recubrimiento mallado de Razer, el mismo que hemos visto en otros dispositivos y que siempre arroja sensaciones muy agradables, tanto de uso como de calidad de construcción.

Especificaciones del Razer Blackwidow V3 Pro

  • Tecnología inalámbrica Razer HyperSpeed
  • Switches Green mecánicos Razer con uso de 80 millones de pulsaciones 
  • Retroiluminación Razer Chroma RGB, con 16.8 millones de opciones de colores
  • Keycaps ABS de doble inyección
  • Tipos de conexión: Razer HyperSpeed (2.4 GHz) / Bluetooth / cable (USB-C)
  • Vida de batería: Hasta 200 horas (sin RGB)
  • Reposamuñecas ergonómico de piel sintética
  • Dial multifunción digital
  • 4 Teclas media dedicadas
  • Memoria interna híbrida y almacenamiento en nube de hasta 5 perfiles
  • Configuración y personalización media Razer Synapse 3
  • N-key roll-over
  • Teclas totalmente programables
  • Modo gamer
  • 1000 Hz Ultrapolling
  • Estructura de aluminio

Software para máxima personalización

Razer sigue apostando por unir todo el sotfware de sus dispositivos en un solo lugar y este es Synapse. Con este software podremos personalizar tanto la iluminación como las teclas y comportamiento del Razer Blackwidow V3 Pro, siendo un imprescindible para sacar el máximo rendimiento al dispositivos, motivo por el que os invitará a que lo instaléis nada mas conectar el dispositivo al PC.

En este caso Synapse se divide en tres pestañas con las que configurar el teclado: Personalizar, Iluminación y Alimentación, siendo la primera la que nos va a permitir crear hasta cinco perfiles distintos que se almacenarán de forma hibrida en la nube y en el teclado. En este área podemos remapear las teclas una a una, contando con la posibilidad de crear macros y personalizar el comportamiento del modo juego, el cual se activa directamente desde el teclado.

Razer Blackwidow V3 Pro, un teclado inalámbrico de alto rendimiento - Análisis 1

Al ser un dispositivos que está pensado para su uso inalámbrico con este software podemos personalizar aspectos como la atenuación de la iluminación para minimizar el consumo y personalizar cuantos minutos de inactividad hacen que el terminal se apague.

Por supuesto no podía faltar la iluminación, la cual viene por defecto con varios ajustes preestablecidos pero que además cuenta con soporte para Razer Chroma, el software de personalización que nos brinda la opción de configurar desde el color hasta los efectos de iluminación.

Experiencia de uso

Por otros análisis ya sabéis que tengo una especial predilección por los dispositivos inalámbricos. Me gusta tener mi setup limpio de cables y este teclado me ofrece precisamente esto. Sin embargo esto implica que necesitamos una conexión estable, rápida y de baja latencia, algo que Razer logra gracias a su tecnología Hyperspeed y que podemos dar fe de su eficacia. En el uso sin cables del Razer Blackwidow V3 Pro, lo cierto es que no hemos apreciado distinción en su uso con respecto a hacerlo por cable. La conectividad Bluetooth es un plus que se agradece, pero que sinceramente aconsejamos solo cuando sea imposible usar la conexión Hyperseed.

La apuesta de los Keycaps ABS de doble inyección con unos switches mecánicos y soporte N-key roll-over harán las delicias de los gamers, pero hay que tener en cuenta que ofrece un tecleo muy sonoro, lo que no es lo mas indicado para trabajar con él. Me ha gustado además esa ligera rugosidad y sobre todo que a pesar de ser ABS, en las semanas de uso no he apreciado desgaste de uso. El añadido del reposamuñecas se aprecia cuando ya llevas tiempo usando el teclado. Ahí es cuando aprecias que su superficie acolchada recubierta de polipiel hace que sea un complemente al que una vez te acostumbras cuesta renunciar

Razer Blackwidow V3 Pro

Estéticamente el que las teclas no estén escondidas si no que floten sobre la base hace que luzcan más, aunque el acabado mate de esta base amortigua ligeramente esto, por lo que tenemos un teclado que llama la atención pero sin ser algo exagerado ni llegar a niveles como los que vimos en el Roccat Vulcan 120 Aimo o en el HyperX Alloy Elite 2.

Por otro lado al ser inalámbrico hay que tener en cuenta la autonomía, algo que la compañía valora en cerca 200 horas pero que nunca vas a alcanzar, posiblemente ni te vas a acercar, ya que para ello requiere que elimines al iluminación RGB por lo que le quitas buena parte de la gracia al Razer Blackwidow v3 Pro. Lo cierto es que esto es muy variables y depende de la iluminación en gran medida, sobre todo en los efecto e intensidad. En mi caso puedo decir que con un uso intensivo, ha aguantado una media de tres días. Además cuando el dispositivo comienza a quedarse sin batería lo notas por algunos problemas al teclear, momento de sacar el cable del cajón. Si optas por usarlo sin iluminación está claro que la autonomía se dispara y aunque no llegue a lo prometido, si puedes dejar el cable almacenando polvo durante una semana o mas (lo siento, yo tire de iluminación antes del fin de la batería).

En el uso diario es un teclado realmente completo, tanto a nivel de tamaño, rendimiento y opciones, y es que poder contar con tres opciones de conectividad permite que podamos usar el teclado según las necesidades y dispositivos que tengamos. Si lo hacemos de forma inalámbrica no vamos a apreciar diferencia en la experiencia con el uso cableado, algo que al fin y al cabo es lo que exigimos de este tipo de dispositivos y que aquí Razer cumple de forma destacable.

Conclusión

Como ya nos pasó con otros dispositivos de Razer tenemos sensaciones encontradas, por un lado es un dispositivo que cumple a la perfección con lo ofrecido, por otro tenemos un precio de 249.99€, lo que hace que sea un teclado bastante caro.

Este incremento de precio hace que debamos valorar mucho hasta que punto nos merece la pena prescindir de un cable, mas aún a tenor de que tenemos el Razer Blackwidow V3 con cable por 149.99€. Nuevamente estamos ante la disyuntiva de si el coste merece la pena, algo que cada uno debe valorar en función de sus posibilidades. Como teclado inalámbrico el Razer Blackwidow V3 Pro es totalmente recomendable, pero si la economía no te da para ello, su hermano cableado puede ser una opción interesante.

Razer Blackwidow v3 Pro

249.99 €
8.3

Valoración

8.3/10

A favor

  • Tres opciones de conexión
  • Conexión inalámbrica estable sin pegas
  • Reposamuñecas
  • Construcción y materiales

En contra

  • Batería escasa
  • Precio elevado

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.