La serie DeathAdder es la joya de la corona de la marca en lo que a ratones se refiere, no en vano es la más vendida con mas de 10 millones de unidades. Hace solo un par días la compañía presentó varios nuevos dispositivos que tenían en la conectividad inalámbrica su nexo común. Entre estos dispositivos se encuentra el Razer Deathadder V2 Pro, una nueva versión de su popular ratón que hemos estado probando desde días y del que hoy os traemos nuestra review.

Razer Deathadder V2 Pro

Un digno exponente de la serie DeathAdder

Si tenéis un ratón de la serie DeathAdder de Razer el diseño del Razer Deathadder V2 Pro os resultará más que familiar, ya que los cambios son mínimos. Donde si vemos cambios es en su exterior, concretamente en la caja, que ahora adopta un sistema que mediante el encaje de sus partes evita la necesidad de usar cola de contacto ni ningún otro sistema. Movimiento a favor del medio ambiente que aplaudimos.

A pesar del nuevo formato la caja mantiene su diseño de colores negro y verde, la cual a su vez envuelve una caja de cartón donde encontramos el propio ratón, un cable SpeedFlex de 1.8 metros de longitud, un adaptador Dongle USB, una bolsa de tela negra para transportar el ratón y los habituales papeles de guía rápida, carta de bienvenida, etc.

Ya con el ratón en la mano volvemos a tener esa conocida sensación de comodidad que nos da la serie, un diseño que tanto para agarre palmar como de garra se adapta a la perfección, e incluso no se desempeña mal para agarre de dedos.

Con unas medidas de 127.0 mm de largo por 61.7 mm de ancho y 42.7 mm de alto es decir las mismas medidas del Deathadder V2. Donde ya notamos diferencia es en el peso y es que la batería se hace notar hasta llegar a los 88 gramos, sin incluir el conector USB. Aun con ello no hablamos de dos clones ya que este modelo Pro viene con algunas novedades con respecto a su versión con cable, las cuales me han parecido muy oportunas.

Nuevamente tenemos una parte superior de una sola pieza de color negro, con un acabado mate ligeramente rugoso que se divide en dos para finalizar en los botones que se sitúan al lado de la rueda de Scroll. En la joroba encontramos el logo de Razer, el cual es el único punto de iluminación RGB de todo el ratón.

 Razer Deathadder V2 Pro

Sobre la rueda tenemos dos botones, los cuales nos sirven para subir o bajar entre entre los niveles de DPI y descansan sobre la única zona brillante del ratón. Esta finaliza en el conector microUSB, el cual se usará para cargar el ratón o bien para su uso con cable.

En loa laterales, a ambos lados se ha aumentado el área engomada, la cual viene con un patrón punteado que facilita el agarre y que ahora también rodea los botones laterales del lado derecho. Estos botones cuentan con un tamaño y posición muy óptimos, lo que junto con su acabado mate hacen que su uso no tenga la menor objeción.

 Razer Deathadder V2 Pro

Si le damos la vuelta al Razer Deathadder V2 Pro nos vamos a encontrar con varios puntos significativos. Los mas evidentes es un rebaje en la zona central que rodea en tres cuartas partes el sensor y donde encontramos dos pequeños pines metálicos de color cobrizo. Desde hace tiempo Razer cuenta con una base de carga para sus ratones inalámbricos, la Razer Mouse Dock Chroma. Este rebaje te permite hacer uso de ella si lo tienes, bastando el colocar el ratón sobre ella para que se inicie la carga.

 Razer Deathadder V2 Pro

Junto con esto encontramos tres surffers de teflón principales y una pequeña linea que rodea el sensor. También encontramos una pestaña en la parte izquiera bajo la cual se esconde el conector USB para usar la conexión HyperSpeed, asi como un deslizable a la derecha para escoger entre usar conexión Bluetooth o Hyperspeed a 2.4 Ghz, estas opciones ya dependerá de nuestras necesidades, aunque por norma lo mas recomendable es usar está última de ser posible.

Razer Deathadder V2 Pro

Finalmente y sobre este deslizable tenemos un pequeño botón con un punto LED, con él podremos cambiar entre perfiles, ya que el dispositivo admite hasta 5 perfiles distintos. Para la creación o personalización de estos perfiles tendremos que recurrir al Synapse, el software para PC de Razer, del cual hablaremos mas adelante pero que nos permite gestionar hasta cinco perfiles diferenciados por colores. A la hora de cambiar de perfiles con el botón inferior, el LED que le acompaña nos muestra el color de cada perfil para que sepamos cual hemos seleccionado.

En un ratón hay dos puntos esenciales: el sensor y los switches. En el Razer DeathAdder V2 Pro tenemos para el primero un sensor óptico Razer Focus+ con 20.000 DPI, el cual promete una precisión del 99.6%, un velocidad de seguimiento de hasta 650 pulgadas por segundo (IPS) y una aceleración 50 G. Estas son sus cifras, pero lo importante es su rendimiento y este es excelente. Se trata del mejor sensor de la compañía, una adaptación que Razer ha realizado para que sus ratones ofrezcan una precisión, capacidad de seguimiento y respuesta que podemos decir que está entre lo mejor del mercado.

En cuanto a los switches estos también son una versión propia de Razer, concretamente la segunda generación de sus switches ópticos para ratones, los cuales se olvidan de los habituales sistemas mecánicos para dejar el punto de activación en manos de un sistema por haz de luz. Con ello se consigue que sea un tiempo de respuesta de 0,2 ms y se disminuye el desgaste de las piezas, lo que le lleva a prometer aguantar hasta 70 millones de clicks

Especificaciones Razer DeathAdder V2 Pro

Características:

  • Sensor óptico Focus+ de 20 000 PPP reales con un 99,6 % de precisión de resolución
  • Hasta 650 pulgadas por segundo (IPS)/50 G de aceleración
  • Personalización avanzada de la distancia de elevación/apoyo
  • Switches ópticos para ratones Razer™ con una duración de hasta 70 millones de clicks
  • Conexión dual inalámbrica: HyperSpeed (2,4 GHz) y Bluetooth de bajo consumo
  • Botones programables independientemente (7 + 1)
  • Base del ratón de teflón 100 % (0,8 mm de grosor)
  • Diseño ergonómico para diestros con agarres laterales texturizados
  • Rueda de desplazamiento táctil para juegos
  • Ajustes inmediatos de sensibilidad (niveles predeterminados: 400/800/1600/3200/6400)
  • Memoria integrada avanzada (4 perfiles + 1)
  • Compatible con Razer Synapse 3
  • Equipado con la tecnología Razer Chroma™ RGB con 16,8 millones de opciones de color personalizables
  • Sincronización de colores en dispositivos interconectados
  • Cable Speedflex de 1,8 m/6 pies para cargarlo y usarlo con cable
  • Compatible con base de carga del ratón Razer
  • Duración de la batería: 70 horas aproximadamente con HyperSpeed Wireless, 120 horas con Bluetooth de bajo consumo
  • Tamaño aproximado: 127,0 mm/5 pulgadas (largo) x 61,7 mm/2,43 pulgadas (ancho de agarre) x 42,7 mm/1,68 pulgadas (alto)
  • Peso aproximado: 88 g / 3,1 oz (sin dongle)
  • Compatible con Xbox One para entrada básica

Precio:
149,99 €

Synapse, para un dispositivo a tu medida

No hay producto Razer que se precie que no encuentre su lugar en Synapse, el software de la compañía para configurar y personalizar sus productos. En lo que a ratones se refiere ya os hemos mostrado en nuestras anteriores review su oferta, pero para los que no lo conozcan vamos a repasarlas de forma breve.

Cuando conectamos el ratón al PC este nos va ofrecer la instalación del programa si no lo tenemos, o actualizarlo si la lo tenemos. Tras esto veremos aparecer el Razer Deathadder V2 Pro entre los dispositivos que tengamos y pulsando en el se nos llevará a una nueva pantalla con cinco pestañas: personalizar, rendimiento, iluminación, calibración y alimentación. Cada una de ellas nos permite ajustar los parámetros de esas áreas en cada uno de los perfiles que creemos.

Personalizar: nos permite crear perfiles, asignanadole un nombre y color, que será el que muestre el LED de la parte inferior del ratón. También nos permite mapear los botones y la rueda, a excepción del botón principal izquierdo.

Rendimiento: el sensor óptico de este ratón admite hasta 20.000 DPI, pudiendo almacenar hasta cinco niveles entre los que cambiamos con los dos botones de la parte superior. En esta pestaña podemos personalizar cada nivel de sensibilidad, además de la tasa de sondeo desde 125 a 1000.

Iluminación: nos permite personalizar la iluminación del logo del ratón y sincronizarla con otros dispositivos Razer si los tuvieramos.

Calibración: aquí podremos ajustar el comportamiento del ratón en función de la base sobre la que lo usemos, pudiendo escoger una distancia de seguimiento entre 1 y 3 mm. Es decir la altura a la que deja de responder el ratón.

Alimentación: como dispositivo inalambrico hay que cuidar su batería, por lo que aquí podremos seleccionar cuando entrará en modo inactividad o en ahorro de batería.

Experiencia de uso

Aunque hablamos de un ratón inalámbrico, esto no impide que podamos usarlo de forma cableada, para lo que Razer ha añadido este cable trenzado SpeedFlex de 1.8 metros. Este a pesar de que se conecta mediante un conector microUSB, se encaja mediante un puerto propietario lo que no siempre gusta pero que se hace para que quede perfectamente integrado y fijo. En este modo el ratón ofrece una respuesta inmediata y gracias al diseño del cable, sin que este nos ponga trabas en los movimientos que realicemos.

Sin embargo lo suyo es usarlo sin cables, algo que cada vez es mas demandado en el sector, dado que los problemas que aquejaban a este tipo de conexiones ya hace tiempo que fueron solventados. En este sentido es donde la excelente ergonomía del Razer Deathadder V2 Pro saca pecho, ahora aún mas gracias a las mejoras para asegurar el agarre. Es decir tenemos la misma experiencia que su hermano cableado, pero con la libertad de prescindir de los cables y un mejor agarre ¿se le puede pedir más?.

 Razer Deathadder V2 Pro

En lo que a autonomía se refiere el nuevo ratón de Razer promete llegar a 70 horas con conectividad Hyperspeed y 120 horas si lo usamos con Bluetooth. Esto sin embargo es sin iluminación, por lo que las cifras se reducen significativamente sin la usas, lo que por otro lado es lo habitual. En mi caso puedo afirmas que no he llegado a las 70 horas, siendo mas cercanas las 60 horas, aunque como siempre son cifras que dependen del uso que le des.

Conclusiones

El Razer Deathadder V2 Pro sale al mercado con un precio de 149.99€, lo que es un aumento considerable sobre su versión cableada. El prescindir de este cable se hace notar y eso le convierte en una opción apta solo para quieran lo mejor y no les importe pagar por ello. Su rendimiento está fuera de todas duda y si necesitas un dispositivo inalámbrico no te va a decepcionar, pero si este punto no es imprescindible para ti su hermano cableado puede ser mejor opción y ahorrarte un dinero. Como siempre todo depende de lo que tu necesites y del dinero que estés dispuesto a gastarte.

Razer Deathadder V2 Pro

149.99 €
9

Valoración

9.0/10

A favor

  • Diseño DeathAdder
  • Conectividad inalámbrica impecable
  • Rendimiento
  • Opciones de configuración

En contra

  • Precio

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro A.
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.