Hoy pasan por nuestras manos los nuevos Bose QuietComfort Ultra, el nuevo buque insignia de la compañía en el campo de los auriculares de tipo diadema, diseñados para competir con lo más granado del sector como los Sony WH-1000XM5.

Bose ya nos ha dejado algunos de los mejores auriculares que han pasado por nuestras manos, como los Bose QuietComfort 45 o los Bose QuietComfort Earbuds II, ahora se ha propuesto subir aún más las apuestas y ofrecernos un producto que destaque sobre el resto. Para ello los Bose QuietComfort Ultra han sido diseñados desde cero, contando con la cancelación activa de ruido más avanzada de la marca, sonido de alta calidad, audio espacial y un sistema de controles que mezcla botones con funciones táctiles.

Bose QuietComfort Ultra

Bose QuietComfort Ultra, especificaciones:

  • Tipo de auricular: diadema circumaurales cerrados
  • Medidas: 19,5 x 13,9 x 5,08 cm
  • Peso: 250 gramos
  • Autonomía: Hasta 24 horas
  • Carga:
    • De 0 al 100% hasta 3 horas
    • Carga rápida en 15 minutos nos ofrece 2 horas de autonomía
  • Bluetooth: BT 5.3
  • Códecs: SBC, AAC y aptX Adaptive
  • Funciones: Tecnología CustomTune, Cancelación activa de ruido, modo transparencia, Sensor de presencia, Audio espacial y Audio Inmersivo de Bose
  • Micrófonos: 6 micrófonos incorporados
  • Puertos:
    • USB C de carga
    • Puerto de audio de 2.5mm
  • Controles: táctiles y botones
  • Software compatible: App Bose Music
  • Precio de lanzamiento: 519 €

Unboxing

Recibimos los Bose QuietComfort Ultra en un paquete con un diseño que se aleja de la seriedad de otras marcas, usando un formato en dos espacios: uno inferior negro y más formal y uno superior con un degradado rosa y azul, colores que no solemos asociar a productos de esta índole pero que quedan muy bien para hacerlos destacar.

En el frontal encontramos una imagen general junto con el nombre en la parte inferior, mientras que en la superior tenemos un detalle de una de las copas. En el revés tenemos en la parte superior una imagen que nos muestra tanto los auriculares como el estuche de transporte que se incluye, mientras que en la parte inferior encontramos una pequeña descripción del producto, así como su compatibilidad con productos de Apple y Android, además del que atestigua el uso de la tecnología Qualcomm Snapdragon Sound.

Al retirar la parte externa nos queda una caja que se abre dejando ver un código QR para descargar la aplicación Bose Music, un detalle de los controles y el estuche oculto tras un folio que lo protege.

Bose QuietComfort Ultra

Bose ha tenido a bien facilitarnos el transporte de los auriculares con un estuche de viaje que se incluye en la compra. Este es lo único que aparece al abrir la caja, ya que dentro de este estuche viene todo lo que necesitamos para usar los auriculares.

Este estuche cuenta con un acabado de piel sintética de color negro, con el logo de Bose en medio en un color gris claro, mientras en un lateral cuenta con una presilla donde podremos enganchar un mosquetón.

Bose QuietComfort Ultra, probamos los auriculares más premium de Bose - Análisis 30

En este estuche nos llegan los Bose QuietComfort Ultra plegados, un cable de acabado plástico con conexión USB A a USB C y un cable de audio con un conector jack de 2.5mm en un extremo que se conectar a los auriculares, y un conector de 3.5mm en el otro para conectar a nuestro equipo.

La calidad del estuche, así como el acolchado interior hace que cuando llevemos nuestros auriculares estos estén protegidos y libre de la posibilidad de dañarse en el transporte, algo que dado el precio que tienen es algo que agradeceremos.

Bose QuietComfort Ultra, probamos los auriculares más premium de Bose - Análisis 31

Diseño pulido y extremadamente cómodo

Bose ha escogido para los QuietComfort Ultra usar como base el mismo diseño que ya vimos en los QuietComfort 45, pero con evidentes mejoras en el mismo para hacerlo más limpio, elegante y sencillo de manejar. Con una construcción que usa como materiales principales el aluminio y el plástico, las zonas en contacto con el usuario está terminada en cuero sintético. En general todo el conjunto rebosa calidad, con unas excelentes terminaciones y unos acabados depurados que dejan claro que estamos ante un producto premium.

Nuevamente estamos ante unos auriculares de diadema con copas circumaurales cerradas, es decir que rodean la oreja de forma que logran un mejor aislamiento pasivo. La parte inferior de la diadema cuenta con un grueso acolchado, rematado por el uso del cuero sintético que al ajustarse a nuestra cabeza lo hace ejerciendo una suave presión, lo que nos da una sensación de firmeza, pero sin llegar a oprimir.

Bose QuietComfort Ultra

En los extremos de la diadema tenemos un sistema de varillas extensibles que permiten que ajustemos el diámetro de la diadema. Este ajuste de realiza de forma gradual, es decir que no tenemos niveles o escalones, sino que se ajusta por simple presión, lo que permite un ajuste más detallado y preciso.

La unión entre diadema y copas se realiza con un sistema que deja girar las copas en algo más de 90 grados, lo que hace que podamos llevarlos colgando del cuello de forma que las almohadillas queden mirando hacia arriba. Este sistema también permite plegar las copas, lo que hace que a pesar del pequeño tamaño del estuche de viaje, los Bose Quietcomfort Ultra puedan caber en él sin mayores problemas.

Bose QuietComfort Ultra

Este sistema de diadema se completa con unas gruesas almohadillas ovaladas en la parte interna de las copas, las cuales también vienen terminadas con un cuero sintético suave y flexible, lo que hace que se ajusten de forma muy correcta al contorno de nuestra cabeza de tal forma que logran una muy correcta cancelación pasiva de ruido.

Para permite su mantenimiento y posible cambio, estas almohadillas se pueden extraer sin mayores dificultades. Esto también nos facilita su manteniendo para prolongar su vida útil y lograr que mantengan su buen aspecto por mucho tiempo.

En la parte externa de estas copas se ha eliminado el deslizador que teníamos en los QuietComfort 45, que lo cierto es que rompía la limpieza de diseño, optando en este caso por un acabado mate donde el logo de Bose resalta al contar con un acabado brillante que contrasta. Mucho más refinado y elegante, lo que para mi es una muy acertada decisión.

Bose QuietComfort Ultra

El conjunto de diadema y almohadillas logran un ajuste realmente cómodo, algo que por otro lado no me ha sorprendido por que ya en modelos precedentes este era uno de los aspectos más logrados por Bose. Podemos decir que pasar horas escuchando música con los Bose QuietComfort Ultra es una experiencia que pasa volando, sin hacerse molestos ni demasiado presentes. Por otro lado su acabado permite una correcta transpiración y, si bien no he podido probarlo en condiciones de mucha temperatura, no parece que retengan el calor de forma excesiva, algo que sobre todo en verano vamos a agradecer.

Bose QuietComfort Ultra, probamos los auriculares más premium de Bose - Análisis 32

A la hora de controlar los Bose QuietComfort Ultra se ha escogido un sistema mixto, que usa tanto botones como una interfaz táctil más disimulada en el diseño. En la copa izquierda tenemos en su perfil una toma USB C que nos permite cargar la batería, también encontramos un pequeño LED de estado y junto a este un puerto jack de 2.5mm.

En la copa derecha tenemos dos botones en su contorno, con un botón de encendido que también permite habilitar el modo de emparejamiento Bluetooth o cambiar entre distintos dispositivos que tengamos emparejados. En segundo botón permite pausar o reanudar la reproducción, avanzar una pista en nuestra playlist con un doble toque o cambiar entre modos de cancelación de ruido manteniendo pulsado el botón.

La copa derecha, junto a los mencionados botones, y ya en la zona de la “joroba” de la copa, encontramos en relieve una línea que contornea parte de esta zona. Esta línea es una forma de señalar el control táctil deslizable que nos permite subir o bajar el volumen, el cual funciona de forma realmente fina. Solo unos instantes nos lleva coger el punto de forma que podamos subir o bajar el volumen de forma precisa a voluntad. Normalmente este tipo de controles deslizables padece de ser poco precisos, o de ofrecer una respuesta inconsistente, aunque en el caso de los Bose Quietcomfort Ultra estamos ante una excepción, y es que en las semanas de uso no recuerdo una sola vez que me hayan dado problemas.

Junto con el uso como control deslizante, la barra de volumen de los auriculares también permite su uso como “botón”, ya que una pulsación prolongada nos da acceso rápido a una función que podemos configurar vía App, en mi caso para cambiar el modo inmersivo, aunque puedes usarlo para iniciar Spotify o invocar al asistente digital.

Bose QuietComfort Ultra

Bose se ha volcado en ofrecernos un diseño esmerado, capaz de hacer de estos auriculares un digno exponente de ser considerado el buque insignia de la marca. El uso de materiales de calidad y unos acabados depurados logran este objetivo, lo que además repercute en una excelente experiencia de uso para el usuario.

Experiencia de uso con los nuevos QuietComfort Ultra

Los Bose QuietComfort Ultra cuentan en su interior con la tecnología Qualcomm Snapdragon Sound y Bluetooth 5.3 multipunto. Esto permite que podamos conectar varios dispositivos y cambiar entre ellos, además de soportar los códecs AAC, SBC y aptX Adaptative con calidad Hi-Res, aunque solo si nuestro smartphone o dispositivo es compatible con ella, algo que por ejemplo he podido comprobar con el POCO X3 NFC.

Al contar con sistema Bluetooth 5.3 multipunto podemos usar varios dispositivos, cambiando entre ellos con solo una pulsación en el botón de encendido. Además, una locución nos dirá a qué dispositivo estamos conectados, por lo que no es necesario recurrir al método de prueba y error, ya que el propio auricular nos chiva a que dispositivo estamos conectados en cada momento. Como apunte decir que, aunque viene configurado con el idioma inglés, podemos cambiarlo a español en la app.

En lo que atañe a la conectividad Bluetooth no tenemos ningún motivo de queja, funcionando a la perfección, con una baja latencia y alta estabilidad independientemente de donde lo estemos usando. Aun así, si lo preferimos podemos usar el cable como método de conexión, aunque dado que el puerto de los auriculares es de 2.5mm lo mejor es tener a mano el cable incluido.

Bose QuietComfort Ultra

Aunque de inicio contar con controles fisicos y táctiles puede parecer lioso, lo cierto es que apenas lleva unos minutos acostumbrarse a ellos. Un buen diseño hace que los botones sean muy accesibles e identificables, lo que hace que usarlos se vuelve algo casi automático a los pocos días. Ya en su lanzamiento en España tuve un primer contacto con el sistema de control táctil deslizable, y lo cierto es que ha sido muy agradable confirmar mis primeras impresiones. Este es preciso en la respuesta, permitiendo que podamos subir o bajar el volumen de forma gradual. Eso sí, si habilitamos el acceso rápido, no es raro activarlo por error. Es cuestión de práctica, pero si no te ves capaz de controlarlo siempre puedes deshabilitarlo.

Una app eficaz de aspecto minimalista

Para controlar y configurar los Bose QuietComfort Ultra tenemos disponible Bose Music, una aplicación gratuita de diseño minimalista, que por momento parece algo simple. A pesar de ello nos ofrece un completo set para personalizar la experiencia de uso.

Para conectar los auriculares, si contamos con un dispositivo Android compatible podremos usar el sistema Fast Pair, el cual detecta al instante los auriculares, nos invita a emparejarlos y a descargar la aplicación de configuración. Si no contamos con ello podemos conectarlo a la vieja usanza usando la búsqueda manual.

Una vez conectado nos encontramos ante una interfaz sencilla, con una serie de iconos dentro de unas barras que nos permite controlar el volumen, pero sobre todo acceder a las diferentes secciones de configuración.

Para empezar, contamos con los modos de cancelación, los cuales vienen predefinidos como silencioso, atento e inmersión, cada uno de ellos con un nivel de cancelación activa de ruido y de transparencia. Aún asi podemos añadir nuestros propios modos configurando el nivel de cancelación a nuestro gusto, el cual se añadirá de forma automática a los disponibles. A continuación, tenemos la sección de fuentes, donde podemos habilitar o deshabilitar la conectividad multipunto, escoger que dispositivos estarán disponibles y cuáles no.

Otras de las opciones que nos ofrece esta aplicación es el ecualizador con cuatro modos preconfigurados, los cuales podemos personalizar con un sistema de tres canales, algo limitado dado lo que tenemos en la competencia, sobre todo porque solo podemos modificar, pero no añadir nuevos modos.

Una de las grandes funciones de los Bose QuietComfort Ultra es el audio inmersivo, el cual podemos desactivar o usar en modo fijo o en movimiento. Este sistema hace que el sonido tenga un posicionamiento espacial de forma que hace que nos sintamos en el “centro del foco del sonido”, aunque como ya explicaremos más adelante, la experiencia no siempre es perfecta.

Esta aplicación también nos permite configurar el acceso rápido e incluso calibrar los auriculares de forma que el sonido espacial tenga un mejor resultado.

Si bien no podemos decir que no cumpla con su cometido, lo cierto es que en algunos aspectos la aplicación de Bose Music parece que se queda corta en comparación con la competencia. Me hubiera gustado poder crear mis propios perfiles de ecualizador sin la limitación de tener que modificar los existentes, además de contar con más pistas en el ecualizador, aunque lo cierto es que es algo con lo que puedo vivir.

Calidad de sonido

El sonido de los Bose QuietComfort Ultra es muy bueno, aunque sinceramente no parece que haya habido una gran mejora con respecto a modelos precedentes.

Aquí es donde se nota el uso del códec aptX Adaptative, pues con este el sonido mejora con respecto a cuando lo usamos con los códecs AAC y SBC. Se nota una mayor pegada en los graves y un mayor equilibrio a la hora de utilizar volúmenes elevados, aunque sin que sea un cambio radical. Bose ha pecado de continuista en este aspecto y si bien el resultado sigue siendo notable, lo cierto es que esperábamos una mayor evolución en el considerado como el nuevo buque insignia de la marca y es que parece que la marca ha apostado más bien por el añadido del audio inmersivo como elemento diferenciador.

Bose QuietComfort Ultra

Como ya se nos explicó en su presentación, el sonido inmersivo nos ofrece dos versiones: fijo y en movimiento. La diferencia es que el primero te muestra el sonido siempre como proveniente justo enfrente nuestra, mientras que el segundo varía el punto “focal” en función de hacia dónde estemos mirando.

Una forma de entender esto es colocarnos frente a un punto y seleccionar el audio inmersivo fijo, si miramos hacia los lados el sonido sigue pareciendo que nos llega desde ese mismo punto inicial. Si cambiamos a audio inmersivo en movimiento, el punto de salida del sonido se mueve con nosotros para sentirlo como si proviniera siempre del punto donde estamos mirando, aunque movamos la cabeza hacia los lados.

Lo cierto es que esta función es realmente llamativa, más si haces de ellas uso con contenido creado para apreciarlo. Sin embargo, hay ciertas cosas que me confunden al usarlo. Para empezar, cuando seleccionamos el modo fijo, si giramos la cabeza y la mantenemos unos segundos en esta posición, el sonido se adapta a ello y recoloca el punto focal hacia donde estemos mirando. Entiendo el porqué de esto, pero creo que el tiempo de cambio es demasiado pequeño, por lo que estaría bien poder escoger cuanto tarda en reposicionarse.

Por otro lado, el sonido inmersivo en ocasiones afecta a la calidad del sonido, sobre todo en la parte vocal, haciendo que en algunas pistas se ve más preponderante y en otras parece que pierden fuerza. Por fortuna es algo puntual y no lo habitual, pero no deja de ser algo que deberían corregir.

Junto con la calidad de sonido Bose ha trabajado en la cancelación activa de ruido, un aspecto donde lo cierto es que sigue siendo uno de los sistemas que más me gustan. Aquí notamos una mejora en su rendimiento, siendo una de las mejores cancelaciones en este formato de auriculares.

En los días que lo he probado he pasado por situaciones dispares notando una mejora en aspectos como en la anulación del ruido del tráfico y de las voces de la gente, siendo también notable como logra reducir a niveles mínimos el sonido del teclado o el chasquido de dedos justo al lado de las copas. Del mismo modo el modo transparencia ofrece una percepción plena de nuestro entorno, con un sonido muy natural, ausente de ese deje metalizado del que tanto padecen muchos auriculares. Además, ahora contamos con una función de bloqueo del viento, lo que en las fechas en las que lo he probado ha mejorado de forma sustancial el sonido cuándo lo he usado en exteriores. Lo bueno es que puedes personalizar los modos y hacerlo incluyendo o no esta característica, por lo que en mi caso he creado uno específico para usar en exteriores los días de mucho viento.

Bose QuietComfort Ultra

Teniendo en cuenta que su uso principal es con el smartphone, la calidad de audio de sus micrófonos es algo a tener muy en cuenta, ya que eso influirá en su capacidad de permitirnos mantener una conversación telefónica con ellos puestos, o no.

Los seis micrófonos incorporados, tres en cada copa, permiten mantener una conversación con una alta calidad de sonido. Se tratan de micrófonos omnidireccionales que captan de forma muy correcta nuestra voz, por lo que no necesitamos elevar el tono al hablar. Cuentan con un sistema que reduce el sonido de fondo, muy competente en la mayoría de las situaciones, aunque no es infalible cuando se enfrenta a sonidos muy agudos.

Por regla general no vamos a tener problemas en mantener una conversación de calidad, pero tampoco podemos esperar que sea capaz de anular la llegada del metro a la estación o el paso de una moto de alta cilindrada.

Para cerrar esta review hablaremos de la autonomía, la cual se nos promete de 24 horas y que lo cierto es que no solo cumple, sino que incluso las he sobrepasado en más de una ocasión. Como siempre los elementos que más inciden en el consumo es la cancelación activa de ruido y el volumen al que usemos los auriculares, a lo que en este caso hay que añadir el audio inmersivo. En mi caso puedo decir que las 24 horas es una cifra no solo real, sino que incluso se queda algo corta sobre lo que alcanza, pero que con el audio inmersivo y la cancelación activa de ruido se pueden reducir a menos de 20 horas.

Conclusiones

Los nuevos Bose QuietComfort Ultra representan una mejora en muchos aspectos sobre sus predecesores, con un diseño que no solo es cómodo, sino que es sencillo de usar y muy efectivo en la respuesta de sus controles. Se nota en la mano que es un producto de calidad y es que no solo son unos auriculares bonitos, sino que en los detalles se pueden apreciar el mimo que se ha puesto en su diseño y construcción, lo que repercute en que la experiencia de uso sea de las mejores que te pueden encontrar en el mercado.

Aunque esperábamos una mayor evolución en la calidad del sonido, lo cierto es que Bose es una garantía en este aspecto, pero que ahora nos llega con excelente cancelación de ruido y sonido inmersivo como elemento diferenciador, aunque no exento de margen de mejora.

Disponibles en colores negro o blanco en Gaplasa, distribuidor oficial de la marca en España, Amazon y distribuidores habituales, los Bose QuietComfort Ultra tienen un precio oficial de 519€. Algo elevado pero que dejan claro que Bose asalta la gama premium, lugar donde parece que se maneja como pez en el agua, y es que, incluso con su margen de mejora, los Bose QuietComfort Ultra nos han convencido en su propuesta.

Emblema producto buen diseñoEmblema producto destacado

Bose Quietcomfort Ultra

519,00 EUR
9.2

Valoración

9.2/10

Pros

  • Calidad de diseño
  • Buena calidad de sonido
  • Cancelación activa de ruido de primer nivel
  • Audio inmersivo
  • Calidad de llamadas
  • Autonomía

Contras

  • Precio elevado
  • Sonido inmersivo con puntos a mejorar

Síguenos en nuestros canales de WhatsApp, Telegram y Google News para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fi y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.