Dentro de la amplia variedad de altavoces Echo Amazon ha lanzado el nuevo Amazon Echo Pop, un dispositivo que pretende traer nuevos aires a los altavoces inteligentes asequibles de la compañía, con un nuevo diseño, más colores y un sonido más focalizado que en los Echo Dot.

Según nos cuentan desde Amazon el número de usuarios y la forma de interactuar con Alexa sigue creciendo, en buena medida por la variedad de dispositivos que la compañía ofrece y que abarcan desde el Amazon Echo Studio para los amantes del sonido o los Echo Show con pantalla, a accesorios para incorporar Alexa a nuestro coche con el Echo Auto. A esta familia se une ahora el Amazon Echo Pop como una opción más alegre, colorida y juvenil, idónea para la mesita de noche de nuestro dormitorio o para un escritorio juvenil, el cual hemos podido probar y del que hoy analizamos para vosotros.

Amazon Echo Pop

Amazon Echo Pop, especificaciones:

  • Dimensiones: 99 x 83 x 91 mm
  • Peso: 196 gramos
  • Colores: lavanda, verde azulado, antracita y blanco
  • Altavoces: Altavoz de 49,5 mm (1,95”) con orientación frontal
  • Conectividad: Wifi de doble banda (2,4 y 5 GHz) compatible con redes 802.11a/b/g/n/ac
  • Hogar digital: Bluetooth Low Energy y soporte Matter.
  • Precio: 54,99€

Unboxing

El Amazon Echo Pop nos llega en una caja con un diseño que es ya reconocible como perteneciente a la familia Echo, con una parte frontal en color azul que nos deja ver sobre este una imagen del altavoz y el nombre del dispositivo. En la parte trasera Alexa nos da la bienvenida en varios idiomas y nuevamente se le acompaña de una fotografía con el equipo visto tanto de forma frontal como trasera.

Dentro de este empaquetado encontramos el altavoz, en nuestro caso en el acabado verde azulado, aunque también lo podemos encontrar en blanco, gris antracita y lavanda. Junto a el tenemos un cable de carga con cargador, un pequeño manual de uso en distintos idiomas como el español y un manual con información de seguridad.

Amazon Echo Pop

Un diseño más alegre y colorido

Amazon ha dejado atrás los primeros diseños de tipo disco de hockey que tenían los primeros Echo, adoptando uno nuevo estilo de aspecto más redondeado como ya vimos en la anterior generación de Echo Dot. Sin embargo, en el Echo Pop ha optado por un nuevo formato de semiesfera, con un cuerpo principalmente de plástico menos en la parte superior, donde tenemos un acabado en tela bajo el que se esconde el altavoz de 1,95 pulgadas con el que cuenta este dispositivo.

Se trata de un diseño con un peso de 196 gramos y unas dimensiones de 99 de ancho, 83 mm de fondo y 91 mm de alto que enfoca su único altavoz hacia el frente. Esto de lo hace en un ángulo que permite dirigir el sonido hacia arriba de forma que nos llegue mejor.

Amazon Echo Pop, un nuevo diseño para el Alexa más alegre y colorido - Análisis 29

Amazon ha construido el nuevo Echo Pop usando materiales reciclados, concretamente ha usado tela de hilo de poliéster 100 % procedente de materiales reciclados posconsumo y aluminio reciclado al 80 % para hacerlo más amigable con el medio ambiente. Esto llega también al empaquetado el 99 % del cual ha sido fabricado a base de fibra de madera que procede de bosques gestionados responsablemente o que provienen de materiales reciclados. Además, este dispositivo cuenta con un modo de ahorro de energía, el cual podemos activar manteniendo pulsado el botón de muteo, aunque no hace falta ya que también se activa cuando el altavoz esté inactivo.

Amazon Echo Pop, un nuevo diseño para el Alexa más alegre y colorido - Análisis 30

Hay que destacar que Amazon ha querido ampliar los colores en los que podemos adquirir el Echo Pop, ahora encontrándolos en lavanda, verde azulado, antracita y blanco. Junto a esto también ha lanzado una serie de fundas de silicona que amplían este arcoíris añadiendo opciones en azul oscuro, azul fosforescente, gris, rosa, morado, naranja y rojo.

Amazon Echo Pop, un nuevo diseño para el Alexa más alegre y colorido - Análisis 31

Como en todos los Echo este dispositivo cuenta con una tira LED, en este caso situado en la parte superior del arco del altavoz, el cual nos muestra el estado de Alexa, ya sea que nos está escuchando, que está sintonizando, que tenemos una notificación o que tenemos muteado el dispositivo.

Los controles físicos en este modelo son tres, estando situados en la parte superior trasera, constando de dos botones para el volumen y uno para mutear el micrófono. No tenemos ningún botón de activación de Alexa, lo que personalmente no me importa ya que en ninguno de los modelos que he probado he llegado a usarlos más allá del lógico testeo para conocer su funcionamiento, usando siempre en su lugar el comando “Alexa” para su invocación.

Amazon Echo Pop, un nuevo diseño para el Alexa más alegre y colorido - Análisis 32

Un punto que no me ha convencido es la situación de los micrófonos, los cuales están colocados junto a los controles físicos, lo que hace que no estén directamente “mirando” hacia nosotros, lo que en teoría podría dificultar la capacidad de este altavoz para captar nuestra voz. Lo cierto es que no parece que sea así y no me ha costado que reconozca las órdenes que le doy, ni me ha obligado a alzar más la voz.

Procesador AZ2 Neural Edge y soporte Matter

Con el Echo Pop Amazon ha usado su nuevo procesador Amazon AZ2 Neural Edge, más potente y capaz de procesar la información que recibe de los sensores con mayor rapidez, además de reducir los datos en nube al permitir un mayor procesado en local. Esto significa que cuando le damos alguna orden, el nuevo Echo Pop responde de forma más rápida, algo que he podido comprobar colocando el altavoz a la par de modelos precedentes, en concreto junto a un Amazon Echo Dot de tercera generación y un Echo Dot de cuarta generación. De los tres el nuevo Amazon Echo Pop ha sido el primero es responder en las pruebas que he realizado, demostrando la mejoría en el reconocimiento con el nuevo procesador.

Amazon ha incorporado soporte para Matter para una mejor conectividad en este dispositivo, además de compatibilidad con el sistema WiFi Eero de Amazon que nos permite usarlo como repetidor. Curiosamente esta última función es una información que solo se da en la versión norteamericana de Amazon, mercado donde está más implementado.

El Amazon Echo Pop no dispone de conector de 3.5mm, pero si cuenta con conectividad Bluetooth, el cual podemos habilitar desde la aplicación de Alexa que descargamos para Android o iOS, para poder emparejar nuestro teléfono, PC o un altavoz. Esta aplicación también nos va a permitir configurar el sonido con un ecualizador de tres bandas, habilitar el modo Amazon Kids o emparejar este altavoz con otros Echo compatibles. Como detalle curioso, al localizar el nuevo Echo Pop este se muestra como un Echo Dot, lo que da a entender que entre ambos modelos hay un mismo software adaptado.

Experiencia de uso

El Amazon Echo Pop es de un tamaño que se acerca al del Echo Dot que hace poco probamos para vosotros, pero en una especie de versión cortada en diagonal. Este diseño se ve más juvenil, más indicado para un dormitorio o una habitación de pequeñas dimensiones. Sus nuevos colores hacen de este un dispositivo menos serio y que pega más con un estilo de diseño informal o más alegre. SI hay que poner un pero a su diseño es que al tacto se hace algo complicado reconocer los botones físicos, los cuales al estar escondidos a la vista hace que no siempre acertemos cuando queremos usarlos. Como ejemplo, ahora situados sobre el escritorio, si quiero subir o bajar el volumen es fácil que en su lugar mutee el dispositivo. Los símbolos de “+” y “” tiene poco relieve, lo que hace que no ayudan mucho a su localización al tacto.

Amazon Echo Pop, un nuevo diseño para el Alexa más alegre y colorido - Análisis 33

La apuesta por usar productos reciclados no se ve reflejado en una merma de la calidad, siendo casi idéntico en sensaciones a las que nos producían otros modelos de la marca, pero ahora con la conciencia de que estamos ante un producto con un menor impacto medioambiental.

Este rediseño ha conllevado algunas diferencias con respecto a modelos recientes de la familia, por lo que no contamos con sensores como el de temperatura, pero mantiene todas las capacidades que nos aporta Alexa. Lo hace además siendo compatible con Matter, el nuevo estándar con el que se busca unificar los distintos formatos de conexión del internet de las cosas y al que poco a poco se van uniendo más fabricantes.

A su favor tenemos que junto con este nuevo diseño nos llegan accesorios que nos ofrecen un plus de uso y personalización. Los Echo Pop cuentan con accesorios como las nuevas fundas de silicona con los que proteger y dar un aspecto aún mes colorido al dispositivo, pero también con bases que hacen de este un altavoz inalámbrico.

Amazon Echo Pop, un nuevo diseño para el Alexa más alegre y colorido - Análisis 34

Su base plana ovalada permite una excelente estabilidad, evitando también reverberaciones cuando tenemos el sonido a un volumen elevado, aunque ya os decimos que la calidad del sonido queda por debajo de los Echo Dot de 5º generación. Si bien en las frecuencias medias suena razonablemente bien e incluso con los agudos se defiende, a la hora de valorar los graves se aprecia que el altavoz de 1,95 pulgadas no es capaz de proporcionar ni la potencia ni la contundencia que este rango necesita.

Aún con esto debemos recordar que los Echo están diseñados sobre todo para poder tener a mano al asistente de Amazon y es que Alexa sigue siendo el factor diferencial. Su amplio ecosistema y compatibilidad con dispositivos inteligentes en el hogar hace que podamos usar altavoces tan compactos como el Echo Pop para controlar desde la limpieza del hogar hasta la iluminación, sistemas de calefacción y amplio abanico de opciones que solo van dependen de cómo de conectado este nuestro hogar.

Amazon Echo Pop, un nuevo diseño para el Alexa más alegre y colorido - Análisis 35

Conclusiones

El nuevo Echo Pop lo tenemos disponible en colores lavanda, verde azulado, antracita y blanco por un precio de 54,99€, siendo una de las opciones más asequibles de la familia. Es una opción que rompe con el diseño formal para adoptar un estilo más divertido y colorida. En mi cabeza lo imagino en la habitación de un adolescente que busque un toque de color, en una habitación informal de pequeño tamaño y estancias similares.

Como en otros modelos de la familia Echo tenemos un sonido cumplidor, que no destaca por su calidad pero que sí tiene un buen nivel de volumen, sin embargo, es más que suficiente para poder escuchar música de forma ocasional y que sobre todo permite un uso perfecto con Alexa gracias a su nuevo procesador.

El Echo Pop es un dispositivo cuyo principal añadido a la familia Echo es un nuevo factor de forma, un nuevo diseño que permite conjuntar nuestro altavoz con estilos más alegres y coloridos. Si esto no es lo que buscas, hay opciones como el Amazon Echo Dot de 5º Generación que te ofrecen mejor sonido y funciones por poco más.

Amazon Echo Pop

54,99 EUR
8

Valoración

8.0/10

Pros

  • Un diseño juvenil y colorido
  • Integración de Matter
  • Compatible con Eero

Contras

  • Sin conector de 3.5mm
  • Por poco más tienes el Echo Dot de 5º Gen con mejor sonido

Síguenos en nuestros canales de Telegram y Google News para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.


Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fi y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.