Dentro de la familia Echo tenemos todo tipo de dispositivos para cada rincón de la casa y para casi cualquier necesidad, sin embargo ahora quieren que podamos usar Alexa también en el coche y de ahí ha nacido el Amazon Echo Auto. Este dispositivo está pensado para convertir la radio de nuestro coche en un dispositivo con Alexa, solo necesitamos conexión Bluetooth o un puerto jack para hacerlo, por lo que la mayoría de coches medianamente modernos podrán hacer uso de él.

En las últimas semanas lo hemos probado y hoy os contamos nuestra experiencia, si merece la pena y si Alexa realmente tiene sentido sobre ruedas.

Amazon Echo Auto

Amazon Echo Auto, sencillez sin perder capacidades

Hace un tiempo analizamos para vosotros el Amazon Echo Input, un accesorio que servía para convertir cualquier altavoz en un dispositivo con Alexa. Con el Echo Auto no hemos podido menos que recordar la experiencia y es que podemos decir que no hay muchas diferencias en la propuesta, pero adaptada a las especiales circunstancias que se dan en un automóvil.

Para entender en que consiste el sistema vamos a ver que tenemos en la caja. En ella tenemos el propio Echo Auto, un soporte para la rejilla del ventilador, un cargador del tipo mechero, un cable jack 3.5 mm y un cable USB a microUSB.

Amazon Echo Auto

El cable USB provee de energía al dispositivo, pudiendo conectarlo a un puerto si el coche tiene alguno, o bien usar el adaptador de mechero que viene incluido. Este por cierto cuenta con dos salidas, por lo que si solemos usarlo para el cargador del móvil, podremos usar este segundo para ese u otro propósito.

Amazon Echo Auto

Para colocar el Echo Auto contamos con un soporte que se puede situar en cualquier rejilla de ventilación. La parte que se ajusta a la rejilla se puede rotar, por lo que da igual en que posición esté, nuestro dispositivo siempre se podrá situar en horizontal. Ademas en la parte interna cuenta con una zona de goma con unas hendiduras que nos sirven para enrutar los cables del dispositivo si nos es necesario. Esto hace que cuando quitemos el Echo Auto, los cables no queden colgando.

Por otro lado en la parte superior una bandeja con una recuadro en su interior nos permite situar el Echo Auto de forma que se mantenga firme mientras circulamos.

En lo que al propio Echo Auto se refiere su diseño no podía ser mas continuista. Desde arriba se ve como versión alargada del Echo Input con ocho micrófonos, un botón para mutarlos si queremos privacidad y un botón de acción.

Amazon Echo Auto

Con unas medidas de 85 mm x 47 mm x 13,28 mm y un peso de 45 gramos, se sujeta al soporte gracias a un rebaje que tenemos en la parte inferior, el cual se ajusta de forma magnética al soporte.

Las conexiones microUSB y jack 3.5mm se situan en la parte derecha, mientras que en el frontal tenemos una tira LED que nos indica cuando estamos interactuando con el dispositivo.

Amazon Echo Auto

Ampliamente compatible, pero con excepciones

El Echo Auto se ha diseñado para que se pueda usar en el mayor número de vehículos posible, pero eso no hace que sea totalmente universal. Hay una serie de requisitos e incluso cumpliendolos, en ocasiones hay limitaciones.

Para realizar la conexión a la radio de nuestro coche y asi poder usar sus altavoces como salida de audio del Amazon Echo Auto, nuetro equipo debe contar con conectividad Bluetooth o bien con una salida auxiliar de 3.5mm. Aún así ya se nos advierte que funcionará mejor en equipos que no cuenten con Apple CarPlay o Android Auto, ademas algunos equipos con Bluetooth no son compatibles, teniendo que usar el cable de audio auxiliar. Para comprobar este punto puedes consultar aquí los coches con equipos no compatibles.

Por otro lado hay diseños muy concretos de rejillas de ventilación no compatibles con el soporte, que si bien no impide su funcionamiento, si hace que no podamos usar este soporte. Algo que podemos comprobar con la siguiente gráfica.

Configuración y conexión

Configurar el Amazon Echo Auto se realiza a través del smartphone, algo que no tiene diferencia alguna con respecto a cualquier otro dispositivo, salvo que todo se realiza a través de los datos del móvil, a menos que tengamos un coche con conectividad wifi.

Para conectar el dispositivo deberemos abrir la aplicación Alexa en un móvil con Android 6.0 o iOS 12 y superiores. En el menú seleccionamos añadir dispositivo, a continuación escogemos Amazon Echo y en la lista que se nos muestra seleccionamos la opción de Echo Auto. A continuación la aplicación nos irá guiando en la instalación, a la vez que advirtiendo sobre su uso. El proceso es tan simple como seguir los pasos y dar los perceptivos permisos, tras lo cual lo tendremos enlazado

Hay que tener en cuenta en entre los perfiles de Bluetooth admitidos por el dispositivo tenemos HFP para llamadas y A2DP para la transmisión de audio, algo que por supuesto también depende de la compatibilidad de nuestro equipo para que funcione.

Experiencia de uso

La principal diferencia del Echo Auto con respecto al resto de dispositivo Echo es “su lugar de trabajo”. No es lo mismo invocar a Alexa en casa, un lugar por norma silencioso, a hacerlo en un coche mientras circulamos rodeado del ruido del motor, otros coches y resto de sonidos de exterior. De ahí el haber incorporado nada menos que ocho micrófonos y que el dispositivo por norma quede ligeramente inclinado para que estos reciban con claridad nuestra voz.

En la experiencia de uso he incluido desde el típico paseo corto, desplazamientos por Madrid centro e incluso una escapada para pasar un par de días fuera. El resultado en estos desplazamientos es que Alexa tiene un oído muy fino con el Echo Auto, percibiendo mis ordenes sin que tenga que alzar la voz a menos que vaya con la música a un nivel realmente elevado. Los únicos momento en los que no ha respondido como debiera no han sido por problemas al escucharme, si no en tramos del viaje donde la conexión fallaba. Por suerte algo que cada vez es mas raro que pase.

amazon echo auto

Lo mejor de esto es simplemente Alexa, el poder contar con toda su potencia en el coche hace que podamos contar con las funciones de sus miles de skill con solo hablar. Aquí lo que puedes hacer depende mucho de la domotica que tengas en casa, ya que cuantos mas dispositivos tengas, mas cosas podrás hacer.

En mi caso he usado Alexa para hacer cosas tan comunes como realizar una llamada, pedirle que me inicie Google Maps para indicarme el camino en mi escapada o que me ponga música. Por supuesto también puedes usarlo para programar una reunión, ponerte un recordatorio, alarma, etc. Ademas en mi caso lo he usado para aprovechar los dispositivos conectados de mi casa, como iniciar la aspiradora antes de llegar a casa.

Otro aspecto que cualquier padre de familia va a apreciar el su uso como herramienta de juegos, pudiendo aprovechar las skill para entretener a los mas pequeños en un viaje con cosas como jugar a las adivinanzas o a cualquiera de la amplia variedad de juegos que hay en el catalogo de Alexa.

Conclusiones

A día de hoy Alexa crece a buen ritmo, tanto en su funcionamiento como en la cantidad de dispositivos desde los que podemos acceder a ella. De este dispositivo no puedo ponerle peros en su funcionamiento, ya que los ocho micrófonos le dan la suficiente capacidad para que su uso no note que estamos en un coche. Sin embargo su utilidad es proporcional al nivel de integración que tengamos con Alexa, tanto en nuestro día a día como con el resto de nuestros dispositivos.

El Echo Auto nos permite realizar llamadas, poner música o indicarnos el camino a nuestro destino a través de los altavoces del coche. Esto sin embargo, si contamos con conectividad Bluetooth, es algo que ya podemos hacer por defecto con el móvil y que al fin y al cabo tenemos “gratis”. Otra cosa es que usemos cable, en cuyo caso la cosa varia y la utilidad aumenta en muchos enteros.

El precio del Amazon Echo Auto es de 59.99€, aunque en el momento de escribir estas lineas esta en un interesante precio de 44.99€. Para mi el elemento diferenciador y que que debe decidir si nos merece la pena comprarlo o no, no es tanto el hacer llamadas o escuchar música, si no el hecho de contar con Alexa. Los actuales teléfonos Android e iOS ya nos permiten hacer muchas de las cosas que nos ofrece el dispositivo, aunque les cueste mucho más oírnos, sin embargo si Alexa ya es parte de nuestro día a día el contar con las mismas funciones que nos da un altavoz Echo en casa, sin duda le hacen una compra recomendable

Amazon Echo Auto

59.99 €
7.5

Valoración

7.5/10

A favor

  • Diseño
  • Con Alexa a todos lados
  • Micrófonos que te escuchan son problema

En contra

  • Precio
  • Con Alexa en el móvil y con Bluetooth, pocos argumentos para su compra

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro A.
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.