Sonos ha querido dar un salto cualitativo en sus dispositivos, comenzando un nuevo producto que no se basa en ningún precedentes, si no que se ha elaborado desde cero. El resultado es el nuevo Sonos Era 300, un altavoz que se presentó junto al nuevo Era 100 y que incorpora nuevas tecnologías de sonido y un diseño novedoso con el que la marca quiere destacar sobre sus rivales.

De esta marca ya hemos tenido la oportunidad de probar distintos altavoces, por lo que ya tenemos una referencia de lo que nos ofrece. Desde hace unas semanas también el Sonos Era 300 ha pasado por nuestras manos, habiendo podido probarlo a fondo y comprobar si lo que nos prometen es una realidad o solo nos tratan de vender humo. Como adelanto os diré que si los Sonos Ray y Sonos Roam ya nos gustaron, el Sonos Era 300 directamente compite en otra liga y se nota a que se refieren cuando desde la marca afirman que este es su altavoz más revolucionario.

Sonos Era 300

Sonos Era 300, principales características:

  • CPU: QuadCore 4xA55 @ 1,9 Ghz
  • Memoria: DDR4 de 8GB
  • Almacenamiento: 8GB NAND
  • Seis amplificadores digitales de clase D
  • Cuatro tweeter: El altavoz de agudos medio de disparo frontal proporciona una imagen central suave, mientras que los dos tweeters medios laterales crean una separación estéreo. Cargado en un altavoz direccional, el tweeter de disparo hacia arriba refleja el sonido en el techo
  • Dos woofers que maximizan la salida de gama baja y están orientados a izquierda y derecha para soportar la reproducción estéreo.
  • Matriz de micrófonos de campo lejano con cancelación de eco multicanal
  • Sonido Espacial / Dolby Atmos.
  • Compatible con Alexa y Sonos Voice Control
  • Aplicación Sonos para ajustar los graves, los agudos y el volumen.
  • Trueplay que mide la acústica de la habitación y luego ajusta con precisión el sonido
  • Botones de control: Reproducir, pausar, saltar, reproducir, ajustar el volumen, silenciar el asistente de voz y agrupar o desagrupar productos Sonos.
  • Botón Bluetooth
  • Conector auxiliar USB C
  • Interruptor de micrófono
  • Compatible con WiFi 6, Bluetooth 5.0 y AirPlay 2
  • Acabado mate disponible en negro o blanco
  • Dimensiones: 160 x 260 x 185 mm (Alto x Ancho x Fondo)
  • Peso: 4,47 kg

Unboxing

Sonos no solo ha renovado el diseño de este dispositivo, si no que ha buscado ofrecer un diseño más responsable con el medio ambiente. Esto se aprecia desde el mismo instante en que tenemos en la mano el paquete donde nos lega el Sonos Era 300.

Tanto el embalaje exterior como el exterior de este dispositivo se ha realizado con papel con certificación FSC que asegura que es 100% reciclable. Lo hace con un diseño donde apenas vemos más color que los primarios blanco y negro, con una imagen del dispositivo y su nombre.

Sonos Era 300, una revolución que enamora nuestros oídos - Análisis 27

Todo el conjunto sigue la misma línea e incluso no contamos con mas cierres que un sistema de anclaje de dos puntos, los cuales se sitúan en los laterales y gracias a los cuales podemos alzar la parte superior de la caja y dejar al descubierto el altavoz.

Al alzar esta cubierta encontramos el altavoz protegido por una funda de acabado textil, similar al algodón, y debajo de este una pequeña caja don la documentación y un cable de alimentación.

Al sacar el Sonos Era 300 nos encontramos con un dispositivo en color blanco, aunque también está disponible en negro. En ambos casos en acabado mate con un estilo sencillo que permita que encaje con la decoración de nuestra casa u oficina y del que vamos a ver todos los detalles a continuación.

Sonos Era 300, una revolución que enamora nuestros oídos - Análisis 33

Un diseño distintivo e innovador

Al igual que en el embalaje, el Sonos Era 300 tiene un diseño que no ha dejado de lado el aspecto medioambiental. Sonos ha usado plásticos reciclado de posconsumo en más del 40% de la fabricación de este altavoz. Esto no ha penalizado la calidad final y es que este es uno de los aspectos que destaca de este producto. Estamos ante un altavoz de alta gama y solo poner nuestras manos sobre él es algo que se siente al tacto.

A pesar de contar con unas medidas contenidas de 160 m de alto, 260 mm de ancho y 185 mm de fondo, el Era 300 tiene un considerable peso de 4,47 kilogramos. Se nota que se ha aprovechado bien el espacio.

Sonos Era 300, una revolución que enamora nuestros oídos - Análisis 34

En la parte trasera encontramos un espacio liso, con un orificio doble en el centro que sirve para conectar el cable de alimentación y un puerto USB C como entrada auxiliar en la parte inferior. Aquí también encontramos un botón que nos va a servir para habilitar el Bluetooth, el cual se sitúa en la parte superior y un botón en la parte inferior con el que podemos mutear los micrófonos del altavoz. Esto se hace no vía software, si no que se trata de corte de la alimentación al mismo, por lo que no hay opción de que este no funcione.

El Sonos Era 300 es compatible tanto con Alexa como con Sonos Voice Control en los mercados donde esta disponible, por lo que tenemos que tener presente que si muteamos los micrófonos dejaremos de tener acceso a estos asistentes.

Sonos Era 300, una revolución que enamora nuestros oídos - Análisis 35

Una de los detalles que sorprende del Sonos Era 300 es su diseño, ya que no estamos ante un formato habitual si no que se ha usado un estilo que se estrecha en su parte central, formando una cintura que desde arriba nos deja una silueta que nos recuerda a una mariposa.

Junto a esto Sonos ha apostado por una estructura rígida y alta consistencia con una base con dos gruesas bandas de goma para evitar cualquier vibración o reverberación que pueda enturbiar el sonido.

Sonos Era 300, una revolución que enamora nuestros oídos - Análisis 36

Lejos de los diseños de líneas rectas o circulares que solemos ver en el mercado, el Sonos Era 300 apuesta por romper con un diseño pensado para mejorar la dirección y dispersión del sonido de forma que este nos envuelva desde todas las direcciones. Para ello Sonos ha logrado meter en tan poco espacio un total de seis amplificadores digitales de clase D con los que dispersar la música.

El Sonos Era 300 monta en su interior cuatro tweeters y dos woofers. Los primeros apuntan tanto al frontal como a los laterales y hacia el techo para que este refleje el sonido, mientras que los segundos apuntan hacia la derecha e izquierda para ofrecer un sonido estéreo.

Sonos Era 300, una revolución que enamora nuestros oídos - Análisis 37

Como no podía ser de otra forma en la joya de la corona de Sonos no falta la tecnología Trueplay, un sistema que usa los micrófonos del altavoz y una serie de algoritmos para conocer cuales son las características de la habitación donde coloquemos el altavoz para optimizar el sonido, de forma que recibamos el mismo con la mejor calidad en función de los datos obtenidos. Dicho de forma más simple, Trueplay permite adaptar el sonido de forma personalizada a la estancia donde tengamos puesto el Sonos Era 300.

Otra de las virtudes de este altavoz es que cuenta con sonido Dolby Atmos, el que logra crear una experiencia envolvente e inmersiva que nos permite disfrutar aún mas de nuestras playlist sin que tengamos que estar colocados frente al altavoz para ello.

Los Sonos Era 300 admiten conectar dos altavoces con una Sonos Arc o Sonos Beam de segunda generación para crear un sistema de audio envolvente, disponiendo de accesorios para colocarlos sobre una peana si es necesario.

Sonos Era 300, una revolución que enamora nuestros oídos - Análisis 38

Sonos App, una aplicación imprescibible

Como con otros productos de la marca contamos con la app de Sonos, la cual es imprescindible para conectar el dispositivo a la red Wifi y asi poder actualizarlo y configurarlo. Esta es la que usaremos para desde ella configurar opciones como el Trueplay, algo que también depende del sistema operativo de nuestro smartphone. Mientras que con Android solo tenemos el sistema de configuración rápido, el cual emite una serie de sonido desde el propio altavoz para calcular las características de la habitación. En el caso de iOS contamos con la configuración avanzada que usará el propio móvil para que nos vayamos desplazando por la habitación para que este “escuche” la estancia y pueda hacer una configuración más detallada.

La app de Sonos también cuenta con un ecualizador e incluso nos permite informar de la altura donde tenemos situado el altavoz. Además nos permite habilitar que asistente queremos usar y si es Alexa, conectarnos con ella.

Esta aplicación también nos va a permitir conocer a fondo el dispositivo mediante un tour que nos muestra sus funciones.

Experiencia de uso

Sonos nos recomienda situar el Sonos Era 300 a una distancia mínima de 20 centímetros de cualquier pared y a mas de 60 cm del techo. Una vez configurado, actualizado y con el sistema Trueplay funcionando llega el momento de probarlo, de sacar todo su potencial y ver si de verdad es la revolución que anuncia la marca.

Como siempre hemos usado nuestra habitual playlist, lo que hemos hecho desde servicios como Spotify, Deezer y Amazon Music, pero también tirando de pistas en alta calidad para poder apreciar todos los tonos y texturas. Entre nuestro catalogo hemos disfrutar desde Queen o los Eagles a Beethoven y Chaikovski, pasando Sparky de Lights o Ku Lo Sa de Oxlade y Camila Cabello, tratando de conseguir el espectro más amplio para poder valorar los resultados.

Lo primero es decir que la potencia y la capacidad de cubrir el espacio del Sonos Era 300 es pasmosa, pudiendo estar en una habitación de unos 10 metros cuadrados con la sensación de que en cualquier punto puedo disfrutar de una calidad de sonido de primer orden. Es de esos productos que a pesar de su precio cuando los pruebas te da la sensación de que no son caros por lo que ofrecen.

Entrando en detalle el Sonos Era reproduce un audio espacial de forma mas que meritoria, lo que hace que el sonido nos engulla y nos permita inmersionar en él.

Destaca del Sonos Era 300 la precisión y nitidez, incluso en los agudos y bajos, pareciendo imposible que este sonido con tanto punch salga de un dispositivo de estas dimensiones.

Sonos Era 300, una revolución que enamora nuestros oídos - Análisis 58

Aunque me han encantado los graves por su contundencia y precisión, también es destacable como es capaz de cuidar el extremo opuesto hasta lograr unos agudos limpios que nos permiten distinguir cada nota e instrumento incluso en pistas orquestales donde algunos instrumentos tienden a mezclarse. En los rangos medios la experiencia no desmerece y es que es complicado encontrar un rango donde el Sonos Era 300 falle, dejando claro que la marca ha querido echar toda la carne en el asador con este dispositivo.

Como apunte decir que inicialmente he colado el altavoz en mi escritorio, craso error por mi parte ya que si bien la forma en que retumbaba el escritorio era muy placentera, se notaba que esto afectaba al sonido, por lo que si sois de poner los altavoces a buena potencia es mejor que optéis por superficies más estables.

Sonos Era 300, una revolución que enamora nuestros oídos - Análisis 59

Junto con un sonido que me ha embelesado tenemos una novedad que Sonos ha estrenado con los Era 100 y Era 300, ya que en la parte superior se ha añadido a los habituales controles táctiles un nuevo añadido. Entre los botones de control de volumen de + y – encontramos un rebaje. Este sirva para que subamos o bajemos el volumen con solo deslizar sobre él, dirigiendo hacia el + para subir y hacia el – para bajar. Simple, cómodo y muy preciso.

Además de poder conectar el altavoz por Wifi podemos hacerlo por Bluetooth e incluso usando un adaptador podemos hacerlo con su puerto USB C, por lo que opciones de conexión no faltan.

Conclusiones

Con un precio de 499€ el Sonos Ear 300 no podemos decir que sea caro y es que muchos altavoces por ese precio no nos dan la misma calidad de sonido y en mas de una ocasión ni se acercan.

Sonos Era 300, una revolución que enamora nuestros oídos - Análisis 60

No solo tenemos un altavoz con un diseño y acabado premium, sino que el sonido que ofrece acompaña a este para lograr un producto redondo. En su presentación pude disfrutar de un conjunto de altavoces, por lo que puedo decir con conocimiento que el único pero que le puedo poner al Eros 300 es que si con uno se escucha de miedo, con dos la experiencia es simplemente una maravilla.ç

Con todo si buscas calidad de audio en un diseño exquisito, el Sonos Era 300 es una opción que no te va a defraudar.

Sonos Era 300

499.99 EUR
9.5

Valoración

9.5/10

Pros

  • Sonido potente con un amplio espectro sonoro
  • Calidad de construcción
  • Diseño elegante
  • Conectividad Bluettoth y por USB C
  • Trueplay
  • Posibilidad de usar solo o en conjunto
  • Alexa y Sonos Voice control

Contras

  • Sin conector USB C a jack de 3.5 mm

Síguenos en nuestros canales de Telegram y Google News para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.


Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fi y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.