Sonos es una de esas marcas cuyo nombre habla por si mismo en el mundo de los dispositivos de sonido, asociándose de inmediato a altavoces de alta calidad. Hace ya un tiempo la compañía lanzó al mercado el Sonos Roam, un altavoz de formato compacto que ha renovado este año lanzando tres nuevos colores: Olive, Wave y Sunset. Cada uno de ellos ha sido creado para representar un aspecto de la naturaleza, más alegres e indicados para acompañarnos en nuestras salidas estivales.

Gracias a Sonos hemos podido probar el Roam en acabado Sunset, posiblemente el más vivo de los disponibles y que la compañía relaciona con la belleza de la arena y la puesta de sol. Hoy os contamos como ha sido la experiencia y que impresiones nos ha dejado este dispositivo.

Sonos Roam

Sonos Roam, especificaciones

  • Medidas: 168 mm x 62 mm x 60 mm 
  • Peso: 0,43 kg
  • Colores: Shadow Black, Lunar White, Sunset, Wave y Olive
  • Altavoces:
    • Dos amplificadores digitales de clase H.
    • Un tweeter para frecuencias altas nítidas.
    • Un altavoz de medios
  • Conectividad: Wi-Fi 802.11a/b/g/n/ac (2,4 o 5 GHz) y Bluetooth 5.0
  • Memoria: SDRAM de 1 GB y NV de 4 GB
  • CPU: Quad Core A-53 de 1,4 GHz
  • Batería: 18 Wh (hasta diez horas de autonomía)
  • Carga por cable USB C e inalámbrica
  • Resistente al agua y al polvo IP67
  • Compatible con App Sonos, AirPlay 2
  • Control por voz: Sonos Voice Control, Google Assistant y Alexa

Unboxing

Cuando me compró algún dispositivo me gusta saber que es lo que me llevo a casa y tener claro que incluye y que no, algo por lo que me gusta detallar en mis análisis que nos encontramos tras el packaging de cada producto. En este caso tenemos entre manos un pequeño paquete de cartón que se encarga de proteger el Sonos Roam, mostrando en su exterior una representación del dispositivo.

Sonos Roam

Sonos sigue los actuales cánones de protección medioambiental en su empaquetado, encontrando una total ausencia de plásticos en el mismo tanto en su exterior como en el interior, donde incluso la bolsa donde se encuentra el altavoz es de acabado con tacto de celulosa.

En este interior encontramos el altavoz, un pequeño estuche con los manuales de uso y garantías, así como un cable de carga con conexión USB A a USB C. Apuntar que como ya están recomendado las autoridades europeas, en este packaging no tenemos cargador.

Sonos Roam

Un detalle curioso es que dada la situación del puerto USB C del altavoz, el cable de carga cuenta con un extremo en forma de L. Dado el lugar donde han colocado el puerto de carga en el altavoz, un conector normal hubiera rozado con la mesa donde lo apoyemos si lo ponemos en horizontal. Este cable de acabado plástico con forma de L permite que podamos seguir cargándolo el altavoz sin que el roce con la mesa pueda dañar el puerto, ya lo tengamos en vertical como en horizontal. Es una de esas cosas que denotan la atención al detalle en el diseño y la construcción, algo que siempre da gusto ver y que nos tranquiliza de cara a pensar en poder disfrutar de muestra compra por mucho tiempo.

Sonos Roam

Sonido portátil de gran resistencia

Este pequeño altavoz se merece este apelativo solo por su tamaño, con un diseño tubular de 168 × 62 × 60 mm y un peso de solo 430 gramos. Su acabado plástico de alta calidad se remata con dos extremos planos con silicona que le protege de posibles golpes. El conjunto no solo le hace resistente, si no que le otorga un grado de protección IP67 contra el polvo y el agua, siendo capaz de aguantar inmersiones de hasta un metro durante 30 minutos sin sufrir daños. Con ello tenemos la tranquilidad que podemos usarlo cerca de fuentes de agua sin temor a que se dañe, por lo que es un buen compañero de una tarde en el campo, junto a un rio o una piscina.

Su diseño de extremos planos permite que podamos usar el Sonos Roam en vertical, aunque también podemos usarlo de forma horizontal. En ambos casos su frontal de acabado mallado, que en nuestro caso es de un llamativo color naranja, hace que resalte sobre él el nombre de Sonos en un acabado blanco.

Sonos Roam

La forma del Sonos Roam es la de un tubo triangular con las esquinas redondeadas, dejando en uno de su extremo superior los controles. La diferencia de estos extremos no es solo para saber donde están los controles, si no que es importante para saber como colocarlo en vertical y también para cargarlo de forma inalámbrica y es que en la parte inferior contamos con una base compatible con el estándar de carga inalámbrica Qi, aunque para ello necesitaremos un accesorio compatible.

En el extremos de los controles encontramos botones para subir o bajar el volumen, un botón medio para controlar la reproducción y un icono en forma de micrófono que nos permite habilitar o deshabilitar el micro, algo cuyo estado un pequeño LED encima del icono nos indicará. Este es un punto más importante de lo que podíamos pensar y es que este altavoz es compatible de forma nativa con Alexa, Google Assistant, con el nuevo sistema Sonos Voice Control e incluso permite usarlo con Siri.

Este altavoz es compatible con la función Sound Swap, la cual si disponemos de varios altavoces Sonos permite que manteniendo pulsado el botón de reproducir pasemos la reproducían a otro altavoz de forma automática.

Sonos Roam

El mallado frontal se extiendo hasta rodear parcialmente los otros dos lados del triangulo que forma el perímetro del Sonos Roam, mientras que el resto del espacio cuenta con un acabado liso que desprende una gran sensación de calidad, aunque por contra no le cuesta mucho que se queden reflejadas las huellas.

En la parte que podemos llamar «base horizontal», contamos con cuatro pequeños salientes de goma que nos permite colocarlo de forma horizontal y que este se mantenga firme en su posición, mientras que en la parte trasera encontramos el puerto USB C y un botón de formato pastilla que nos permite encender y apagar el altavoz, pero también habilitar el modo de emparejamiento por bluetooth.

Sonos Roam

La impresión general del Sonos Roam es de un dispositivo de gran calidad, con el uso de materiales que nos dan esa sensación de resistencia que nos permite usarlo en exteriores sin miedo, pero que no se traduce en un peso exagerado que le convierta en un mazacote. Sus dimensiones y peso permite que los llevemos en la mano con comodidad hasta que lleguemos a nuestro destino, momento en el que podemos escoger usarlo vertical u horizontalmente, en ambos casos con la seguridad de que ni el polvo ni el agua van a ser un problema.

Los extremos de goma no solo ofrecen un plus de seguridad, si no que permite que se mantenga de pie en perfecto equilibrio incluso si es una superficie ligeramente rugosa como el caso de un banco de piedra, el cual a pesar se sus rugosidades no es problema para usar el Sonos Roam de pie.

Sonos Roam, un altavoz tan pequeño como potente - Análisis 1

Al contar con certificado IP67 podemos usarlo con tranquilidad sobre el suelo o la hierba, algo que además se aprovecha de la ausencia de materiales que puedan ensuciarse, por lo que en caso de tener que limpiarlo nos basta un paño humedecido.

Contar con botones físicos de acabado gomoso es un seguro si tenemos que usarlo con las manos mojadas, ya que esto ofrece un mejor rendimiento que si hubieran escogido controles táctiles. Aquí Sonos ha optado por lo practico antes de embarcarse en ofrecer algo más estético», pero menos funcional.

Sonos Roam, un altavoz tan pequeño como potente - Análisis 2

Un ecosistema con su propio asistente virtual

Sonos está buscando mejorar sus productos a base de construir un ecosistema que agrupe sus equipos, permitiendo un uso conjunto para ofrecer una experiencia más rica, pero además pretende hacer más inteligente con el uso de su propio sistema de control por voz. El Sonos Roam se puede usar de forma nativa con Alexa y Google Assistant, lo que nos permite invocar a cualquier de ellos con solo decir «Ok Google» o «Alexa», pero también podemos controlarlo mediante Sonos Voice Control, un sistema propio que de momento solo tenemos en inglés y del que Sonos destaca su privacidad, ya que no requiere del envío de las ordenes a la nube, no se graba nada ni se almacena, si no que todo se procesa en el propio altavoz.

Hace poco pudimos asistir a una demostración de la marca en Madrid y en ella se nos aseguró que esperan ampliar la disponibilidad de Sonos Voice Control pronto, aunque sin atreverse a dar fechas. Lo que si nos dejaron claro es que al no ser un sistema «en nube», podremos usar Sonos Voice Control incluso con Bluetooth, además de que no tratan de conseguir competir con Alexa o el Asistente de Google, si no de ofrecer un servicio optimizado para sus dispositivos.

El epicentro del ecosistema de Sonos es una aplicación gratuita que podemos descargar tanto para Android como para iOS, con la que no solo podemos mantener actualizados nuestros equipos si no también configurarlos. Con ella podemos sincronizar nuestros equipos vía bluetooth o Wifi, algo que hace de una forma destacada que nos permite pasar de una a otra sin que lo apreciemos y que en caso de disponer de varios equipos Sonos permite que pasemos de reproducir de uno a otro sin mas problemas que escoger cual queremos o si queremos que la música suene en varios de ellos.

Un detalle importante es que de inicio trate de conectar el Sonos Roam al estilo tradicional, es decir buscando vía bluetooth y conectándolo. Este sistema no me fue muy bien a la hora de conseguir reproducir la música desde el móvil, por lo que opte por usar la app. En este caso la experiencia cambia por completo y todo fue sobre railes, por lo que os aconsejo usar este sistema para no complicaros la vida.

Una vez tengamos conectado nuestro dispositivo podremos personalizarlo al gusto, algo que pasa por escoger el asistente de preferencia, dar nombre e indicar donde se encuentra nuestro altavoz e incluso limitar la potencia máxima del mismo. También podremos activar funciones como el sonido comprimido, personalizar el ecualizador o activar el sistema de sonido TruePlay que adapta el sonido en función del lugar donde estemos, algo que hace gracias al micrófono que «escucha» como suena el altavoz para adaptarlo y ofrecer un resultado optimizado.

El Sonos Roam es compatible con AirPlay, por lo que si usamos el sistema de Apple podremos conjuntarlo con este altavoz, mientras que si contamos con varios altavoces podemos usarlos en conjunto como un sistema de sonido en conjunto.

Sonos Roam es compatible de forma nativa con aplicaciones cómo Spotify, Tidal, Amazon Music, Sonor Radio y un largo etcétera, además de poder reproducir la música que tengamos almacenada en el dispositivo. Esto se mostrará como una completa biblioteca músical que podemos filtrar por autor, álbum, estilo musical, etc. Convirtiendo la aplicación de Sonos en una completa herramienta multimedia mas allá de poder personalizar nuestro altavoz.

Experiencia de uso

El Sonos Roam es un dispositivo compacto, algo que limita las opciones del hardware que se puede montar en su interior. A pesar de ello la marca ha conseguido incorporar en su interior dos amplificadores de clase H, así como un twetter y un altavoz para frecuencias medias junto con un procesador Quad Core A-53 de 1,4 GHz, 1 GB de SDRAM y 4GB de almacenamiento, demostrando que son capaces de aprovechar el espacio y aún dejar espacio para una batería de 18 Wh que nos promete hasta 10 horas de autonomía.

Sonos Roam, un altavoz tan pequeño como potente - Análisis 20

Con el Sonos Roam se hace realidad eso de que los mejores perfumes vienen en frascos pequeños y es que la calidad de sonido que ofrece es sorprendente para su pequeño tamaño y su uso inalámbrico.

Junto con el ordenador he usado varios smartphones Android, un iPhone 13 Pro e incluso lo he usado como «apoyo» con la barra de sonido Sonos Ray, poniendo a prueba su capacidad con y sin el sistema TruePlay. Tras ello podemos decir que Sonos ha logrado ofrecer un dispositivo que destaca en la nitidez y detalle de su sonido, con un conjunto muy equilibrado que únicamente en las frecuencias más graves se le podía pedir algo más de pegada, con un espectro general muy bien resuelto pero que es en los medios donde me ha ganado.

Hay que tener en cuenta que el Sonos Roam no ofrece un sonido 360 grados, por lo que se aprecia cuando «no estamos en el campo de acción», algo que suele pasar cuando estamos en el exterior pero que Sonos trata de solventar a base de potencia pura.

Sonos Roam, un altavoz tan pequeño como potente - Análisis 21

Su diseño compacto me ha permitido moverme con él en la mano en una muestra de retorno a mis años mozos, poniendo a prueba una autonomía que en mi caso ha quedado por debajo de las prometidas diez horas. El motivo de esto es que la cifra ofrecida por Sonos es con el volumen al 50%, algo que en exteriores se supera casi de seguro y que en interiores normalmente también suelo rebasar ya que me gusta «sentir» el sonido. Llegar a las 8 horas me parece una cifra más realista, aunque si eres de los que no necesitan tanto volumen puede que si logres alcanzar la cifra prometido.

Sonos Roam, un altavoz tan pequeño como potente - Análisis 22

Conclusiones y opinión

Con un precio de 199€ el Sonos Roam lo tenemos disponible en colores Shadow Black, Lunar White, Sunset, Wave y Olive. Su diseño portátil me ha convencido por la calidad de sus materiales y la construcción, agradeciendo el certificado IP67 que me ha permitido usarlo en zonas con presencia de agua y polvo sin miedo. En esta línea el uso de controles físicos con acabado de goma ha sido todo un acierto.

Tratándose de un altavoz portátil el Sonos Roam nos ofrece un sonido de alta calidad al que solo se le podía pedir un poco más de presencia de los graves, pero que convence por la limpieza de su sonido. En esta línea una cosa que hubiéramos agradecido es la compatibilidad con el códec aptX, aunque como «compensación» podemos decir que tenemos el sistema TruePlay y la compatibilidad nativa con Alexa y Google Assistant, quedando a la espera de tener en español Sonos Voice Control para los que primen la privacidad.

Sonos Roam, un altavoz tan pequeño como potente - Análisis 23

Sonos está trabajando duro en ofrecer un ecosistema a la altura de su fama, algo que queda patente en su aplicación y en las capacidades que nos ofrece, que si bien al principio puede parecer algo liosa lo cierto es que cuando le coges el truquillo se revela como una aplicación muy cómoda de usar tanto si tenemos uno como si tenemos varios altavoces de la marca.

Por prestaciones, sonido, compatibilidad con los asistente digitales y calidad de construcción, el Sonos Roam es uno de los altavoces inalámbricos que mas fácil nos resulta recomendar.

Sonos Roam

199.00 €
8.3

Valoración

8.3/10

Pros

  • Diseño y materiales
  • Buena calidad de sonido
  • Certificado IP67
  • Compatibilidad con Alexa, Google Assistant y Sonos Control Voice
  • Con carga inalámbrica
  • Conexión Bluetooth y Wifi
  • Mas que software, un ecosistema completo

Contras

  • Precio
  • Bajos un peldaño por debajo del resto de frecuencias
  • Autonomía mejorable

Síguenos en nuestro canal de Telegram para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fi y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.