Cuando LG presentó un smartphone en forma de “T” reconozco que mi primera impresión fue pensar “pero eso que es”. Lo extraño de este formato me dejaba muchas dudas y me costaba pensar en ello como un verdadero competidor de otros formatos como los smartphone plegables.

Hace una semana la compañía presentó en nuestro país el LG Wing, del que ya os mostramos unas primeras impresiones. Desde entonces lo hemos usado a diario y hemos podido descubrir sus puntos fuertes, además de alguna que otra flaqueza que os contamos en este análisis.

LG Wing: análisis de un nuevo formato que sorprende 1

Un diseño que sorprende por sus posibilidades

Como no podía ser de otra manera vamos a comenzar este análisis hablado de su diseño, el punto distintivo de este LG Wing. Antes de nada comentar que estamos ante el primero de una nueva linea de productos que LG está desarrollando bajo el nombre de Project Explorer, con la cual se busca ofrecer diseños alternativos a lo que hay en el mercado para ofrecer nuevas formas de usar nuestros smartphones.

LG Wing: análisis de un nuevo formato que sorprende 2

El LG Wing consta de dos partes, una que digamos es el cuerpo principal y el que alberga el grueso del hardware, y una segunda parte que es poco mas que la pantalla principal, la cual rota hasta formar una T con el cuerpo principal. Esto en cifras nos deja unas medidas de 169,5 x 74,5 x 10,9 mm y un peso de 260 gramos, es decir que es un terminal grueso y no precisamente ligero, aunque sin llegar a ser algo desmesurado ya que encontramos otros dispositivos con formatos “normales” con pesos similares. Aunque hablaremos mas adelante de sus pantallas, decir que la principal es de 6.8 pulgadas, mientras que al rotar esta se nos desvela la secundaria de 3.9 pulgadas.

La primera sorpresa agradable es la sensación que nos deja el dispositivo en la mano. Su construcción en cristal y aluminio desprende calidad por los cuatro costados, se siente un terminal premium de acabados excelentemente rematados y un diseño casi perfecto gracias a la atención al detalle de LG.

Si bien no podemos decir que sea un terminal redondeado, si es cierto que todos sus contornos han sido suavizados para tener un agarre más cómodo. Su pantalla frontal casi parece carecer de laterales, algo a lo que ayuda su acabado 2.5D, contando con unos marcos mínimos en la parte superior e inferior. Bajo ella encontramos un sensor de huellas, pero ningún notch ni orificios ya que la cámara selfie es de tipo popup.

En la parte trasera tenemos un acabado en cristal del que sobresale un modulo de cámaras rectangular, del que a su vez sobresalen tres lentes, lo que hace que esa zona sea bastante gruesa y que el terminal baile si lo apoyamos sobre una superficie plana. Aquí apuntar que en la caja tenemos un protector que se adhiere a esta trasera, lo que no solo protege el terminal si no que elimina este balanceo.

LG Wing: análisis de un nuevo formato que sorprende 3

En lo que a su contorno se refiere, lo mas evidente es que tenemos una franja por todo el perimetro que no es mas que la separación entre las dos partes del smartphone. Todos los botones y puertos se encuentran en la parte principal y adoptan una posición tradicional, lo que en principio puede parecer que no es muy funcional en ciertas ocasiones, pero que como veremos no es así.

Esta marco metalizado cuenta en la parte superior con la bandeja de la cámara popup, mientras que en la parte inferior tenemos un puerto USB C, un micrófono y un altavoz. En los laterales a la izquierda tenemos la bandeja de la tarjeta SIM, mientras que en la derecha tenemos los botones de encendido y los del volumen, los cuales cuentan con unos perfiles redondeados y están situados de tal forma que quedan tapados cuando ponemos el terminal en formato “T”.

El secreto está en los detalles

La primera vez que use este dispositivo para ver una película en formato “T”, cambiar el volumen con los botones se convertía en una odisea y no entendía por que no se habían situado en la parte inferior para que fueran siempre accesibles. Con el paso de los días te das cuenta que debes adaptar tu forma de pensar en como usas el móvil. Lo primero es que los botones no pueden estar situados en la parte inferior ya que en muchas ocasiones esta está pensada para ser usada como “mango”, lo segundo es que la pantalla secundaria es la que nos va a brindar acceso al control de volumen, además de otras funciones como el brillo o incluso usar esta pantalla como un touchpad.

LG Wing: análisis de un nuevo formato que sorprende 8

Sin embargo en ocasiones es mejor tener esta pantalla inactiva y que solo nos sirva como mango para sujetar el terminal y ver la pantalla principal en horizontal. LG ha pensado en esto y permite bloquear la pantalla secundaria con el “Modo agarre” para que podamos sujetar el terminal sin que temor a toques accidentales.

LG Wing: análisis de un nuevo formato que sorprende 9

Otro de los aspecto que me han gustado es como han resuelto uno de los problemas que veía en este formato, polvo o partículas que quedasen entre las dos partes del dispositivo.

Si nos fijamos bien en la caras internas de ambas partes del dispositivo veremos que no son completamente plana, si no que cuentan con marco que asegura un cierre casi perfecto dentro del cual hay un pequeño rebaje para dejar un espacio entre las dos zonas que podrían entrar en contacto. Es decir que para que la pantalla inferior se rayara al cerrar el dispositivo, básicamente debería haber algo de buen tamaño, algo que no va a pasar ya que el marco que rodea este rebaje se encargaría de “barrerlo”.

LG Wing: análisis de un nuevo formato que sorprende 10

El siguiente problema que nos preocupaba era como sería el “despliegue”, algo que hemos comprobado que se puede realizar simplemente empujando con un dedo desde la esquina inferior de la pantalla, lo que basta para activar el sistema de despliegue, el cual por cierto hace que este sea rápido pero no brusco. Es decir que no termina el giro “golpeando” al llegar al final, si no que la velocidad es controlada y se nota suave. Por supuesto una semana no da para asegurar su resistencia con el paso del tiempo, pero según LG debería aguantar 200.000 giros.

A pesar de lo peculiar del diseño, LG ha buscado ofrecer un terminal resistente y duradero, logrando obtener la certificación militar MIL-STD-810G.

Pantallas y sonido

Otras marcas como Huawei o Samsung han buscado ofrecer nuevos formatos con dispositivos de pantallas plegables, que si bien indiscutiblemente ofrecer un formato más usable, cuentan con un gran e importante pero, unas pantallas que siguen siendo tremendamente frágiles. Este problema no existe en el LG Wing y sin duda es uno de los motivos por los que he podido usarlo con una tranquilidad, que ni por asomo he tenido con un smartphone de pantalla plegable.

La pantalla principal del LG Wing cuenta con un panel P-OLED FullVision de 6,8 pulgadas y resolución FHD + de 2,460 x 1,080p en un formato 20.5:9. Por su parte la pantalla secundaria es una G-OLED de 3,9 pulgadas con resolución 1,240 x 1,080p y un formato 1.15:1. Curiosamente esto hace que la densidad de pixeles por pulgada sea mayor en la pantalla secundaria 419ppi contra 395ppi, mientras que ambas cuenta con un brillo de 500 nits. Por desgracia LG ha sido muy conservador en el apartado de la tasa de refresco, manteniendo los habituales 60 Hz, muy lejos de lo que vemos en modelos de alta gama que ya dan los 120 Hz como medida estándar.

LG Wing: análisis de un nuevo formato que sorprende 11

En cuestión de calidad podemos decir que ambas pantallas están a un alto nivel, con unos colores vivos, contraste pronunciado con negros profundos que ofrecen una excelente experiencia, incluso a la luz del día. Como pero decir que al igual que pasa con otras pantallas curvas, a la principal del LG Wing le cuesta responder a toques en los extremos. Esto se nota sobre todo si pretendes hacer cosas como enviar un audio por whatsapp o usar cualquier icono que este muy escorado. Por otro lado te aconsejo que antes de girar la pantalla la desbloquees, si no el lector queda en una posición sumamente complicada de usar, aunque siempre podremos hacerlo mediante PIN en la pantalla secundaria.

Como es habitual en los smartphone LG podremos cambiar varios aspectos de la pantalla, incluyendo el brillo, color y temperatura. Esto podemos hacerlo al unísono para ambas pantallas o de forma individual, es decir escogiendo un brillo y temperatura distintas para cada pantalla.

Del mismo modo el LG Wing mantiene la tecnología LG 3D Sound Engine para usar con los auriculares, la cual nos permite recibir un sonido envolvente. Si preferimos usar el altavoz del móvil, el sonido es potente y de calidad aceptable, aunque como suele suceder a altos volúmenes pierde calidad y comienza a ofrecer un tono enlatado.

LG Wing: análisis de un nuevo formato que sorprende 23

Cámaras con sistema Gimbal que marca la diferencia

Si hay un aspecto que me hubiera gustado probar más a fondo en el LG Wing sin duda son sus cámaras. Siete días, dada la actual situación actual y sus limitaciones de movimiento, se me han hecho cortos para poder exprimir a fondo las opciones de un dispositivo que cambia de forma radical según el formato en el que lo usemos.

Como siempre vamos a comenzar con las cifras para ponernos en situación, encontrándonos con una cámara frontal con sistema PopUp y una lente de 32 MP con apertura f/1,9 y 79,6° de campo de visión. En la trasera tenemos una lente de 64MP con apertura f/1.8, un gran angular de 13MP con apertura f/1.9 y 117 ° de campo de visión y una lente ultra gran angular de 12MP, apertura f/2.2 y un campo de visión de 120º.

De este conjunto trasero hay que destacar que con las dos pantallas desplegadas solo usaremos la lente ultra gran angular de 12MP situada en la parte superior del conjunto, ya que esta es una cámara Gimbal que nos permitirá realizar grabaciones con una estabilidad realmente destacable.

LG Wing: análisis de un nuevo formato que sorprende 24

Vamos a comenzar con los resultados de su cámara frontal, la cual usa un sistema de 4 en 1 para ofrecer fotografías mas luminosas y vivas. Sus 32 MP consiguen captar de forma precisa el color y ofrecer una nitidez de imagen bastante buena cuando la iluminación acompaña, mientras que se defiende de forma decente con poca iluminación, aunque si lograr eliminar por completo el habitual ruido que suele aparecer en estas circunstancias. Donde no es tan eficaz es a la hora de los retratos, adoleciendo de poca precisión a la hora de detectar los contornos y generando una especie de halo que desmerece el resultado.

LG Wing: análisis de un nuevo formato que sorprende 25

Cuando usamos el formato estándar, el LG Wing nos ofrece la misma aplicación de cámara que hemos visto en otros modelos de la marca. En las pruebas realizadas hemos podido comprobar que sus 64MP solo merecen la pena si tenemos pensado recortar la imagen para obtener una zona en concreto mas detallada, en el resto de ocasiones es mejor dejar el sistema 4 en 1.

Los resultados en condiciones de buena iluminación ofrece fotografías que refleja correctamente los colores aunque sin ser excesivamente preciso en los detalles. Esto sin embargo cambia con poca iluminación ya que en interiores muestra una tendencia a suavizar los colores, junto con un desajuste en los blancos que le hace tender a darles un tono apastelado.

LG Wing: análisis de un nuevo formato que sorprende 26

La fotografía nocturna con el LG Wing muestra un buen nivel de detalle, aunque desmerecido por un exceso de ruido que no logra solucionar su modo nocturno, en realidad este solo añade mas iluminación a la escena. Apuntar que el modo nocturno funciona también con el gran angular.

Por otro lado tenemos un Zoom óptico de 2x e hibrido de 10x, lógicamente los resultados varían mucho en cuestión de detalle, pero lo cierto es que no podemos decir que sean malos y en este aspecto responde con corrección.

LG Wing: análisis de un nuevo formato que sorprende 27

Donde el LG Wing sorprende es cuando usamos la cámara en el formato en T, donde ya no usaremos la aplicación normal, si no que pasaremos a disponer de una nueva interfaz que se amolda a este formato pasando todos los controles a la pantalla secundaria. En este modo solo contaremos con la cámara trasera de 12MP y en ocasiones con la cámara frontal para realizar grabaciones duales.

LG quiere dedicar este modo a conseguir grabaciones superestables, por lo que ha apostado por un sistema cardan con varios modos de uso. En este formato la parte superior nos sirve como visor, mientras que la pantalla inferior es el mando. En el medio de este panel destaca un joystick que nos permite mover el punto de vista y cuyo uso podéis ver en el siguiente video.

Con esto podemos realizar grabaciones con seguimiento manual, pero normalmente nos será suficiente si usamos los modos automáticos que ya incorpora LG. Estos se encuentran englobados en la pestaña del Modo Gimbal y consta de tres modos: Modo Vista, Modo Pan Follow y Modo Siguiente. Lo cierto es que resulta mas complicado de explicar que de usar, ya que al probando podemos ver que nos ofrece cada uno, a los que a su vez se acceder con una serie de accesos directos en la pantalla secundaria.

En el modo Pan Follow el sistema realiza una estabilización en el plano horizontal, manteniendo fijos el eje vertical. En Modo Vista logra una estabilización con una grabación desde cualquier ángulo. Por último el Modo Siguiente permite estabilizar en el eje vertical y horizontal para una grabación más natural.

Este es sin duda el modo más divertido de usar el LG Wing, sus resultados son sorprendentes y nos recuerdan mucho a lo podemos obtener con un soporte Gimbal normal, aunque ligeramente más limitado. La pena es que solo podemos usar la lente de 12MP, cuya calidad lógicamente no es la misma que la lente de 64MP. Aun asi los resultados son simplemente asombrosos en lo que a estabilidad se refiere y se aprecia son solo girar con brusquedad el móvil. En este momento podemos apreciar como cuando paramos el movimiento en seco, la cámara continua este para suavizarlo.

Junto con este modo contamos con pestañas para realizar grabaciones a cámara lenta y en Timelapse, además de grabaciones duales que permiten graba con la lente trasera y la cámara frontal al unísono, pudiendo seleccionar además entre dos tamaños para la grabación de la cámara selfie.

Galería

LG WING

Experiencia de uso

En el interior del LG Wing tenemos un procesador Qualcomm Snapdragon 765G, el mismo que ya probamos en el LG Velvet y que le provee de conectividad 5G, con una RAM de 8GB y en nuestro caso con un almacenamiento de 256GB, aunque también hay disponible una versión de 128GB. Para un terminal de este rango de precios esperábamos un procesador como el Snapdragon 865+, sobre todo al pensar que tiene que manejar dos pantallas con dos aplicaciones distintas en uso. Lo cierto es que en general el rendimiento es aceptable y su desempeño correcto, aunque se nota que en juegos pesados le toma su tiempo el arrancar y tal vez no sea todo lo fluido que nos gustaría.

Especificaciones LG Wing

Diseño
Dimensiones: 169,5 x 74,5 x 10,9 mm
Peso: 260 gramos
Colores disponibles: Aurora Grey / Illusion Sky

Software
Sistema Operativo: Android 10
Capa de personalización: Q OS

Pantalla
Pantalla principal: P-OLED FullVision 6,8 pulgadas 20.5: 9 FHD + (2,460 x 1,080p ) 395ppi Segunda pantalla: 3,9 pulgadas 1,15: 1 G-OLED (1,240 x 1,080 ) / 419ppi

Procesador
Qualcomm Snapdragon 765G

Memoria RAM
8 GB

Almacenamiento
128 GB / 256 GB
Ampliables vía tarjeta microSD de hasta 2 TB

Cámara principal
64MP F1.8 / 78 ° / 0.8µm Gran angular de 13MP F1.9 / 117 ° / 1.0µm Ultra gran angular de 12MP F2.2 / 120 ° / 1,4 µm

Cámara frontal
Emergente de 32 MP estándar 3 (F1,9 / 79,6 ° / 0,8 µm)

Batería
4000 mAh Quick Charge 4.0+ y Carga inalámbrica

Conectividad
5G

Otros detalles
Bluetooth 5.1 / NFC / USB Type-C / MIL-STD 810G / IP54 / Cámara Gimbal Motion / Sensor de huellas bajo pantalla

Precio
1.099 €

Por otro lado el LG Wing cuenta con la capa Q OS, una variante de la capa que solemos encontrar en los dispositivos LG y que se ha adaptado a las especiales características de este terminal. A nivel de personalización se ha depurado bastante y aunque donde destaca es en las aplicaciones adaptadas, en el resto tampoco va nada mal.

Aunque se nos ha vendido como un dispositivo pensado para usar con dos aplicaciones al mismo tiempo, por ejemplo conducir siguiendo las indicaciones del GPS mientras la pantalla secundaria nos permite acceder al control de llamadas, o poder añadir un extra como la ruta a seguir en juegos como Asphalt, particularmente me ha gustado mucho sus capacidades a la hora de trabajar.

Si has tratado de escribir un documento con un móvil sabrás que uno de sus problemas es que el teclado ocupa un espacio que nos limita al trabajar, ya no hablemos si tratamos de hacer uso en formato horizontal. Con el LG Wing puedes disponer de toda la pantalla para ver cualquier documento en el que estés trabajando, mientras que el teclado se desplaza a la parte inferior y no molesta. Por otro lado puedes trabajar con documentos o presentaciones de una forma inusual en un móvil, ya que puedes convertir la pantalla inferior en un touchpad que permite un desplazamiento preciso por cualquier parte de la pantalla superior.

Un punto interesante de esta capa es que nos permite crear accesos dobles, es decir que nos permite crear un “icono” en el que al pulsar se abran dos aplicaciones seleccionadas, una en la pantalla principal y una en la secundaria. Esto es algo muy útil a la hora de trabajar y por ejemplo nos permite abrir el correo y Word, Google Maps y teléfono para cuando vayamos en el coche, etc.

LG Wing: análisis de un nuevo formato que sorprende 50

Lo que si debemos reconocer es que en ocasiones el sistema parece que le cuesta adaptarse al cambio de formato. En la pantalla superior cuando esta en formato T la interfaz es distinta y consta de una serie de iconos deslizables de forma horizontal, pero mas de una vez al girar la pantalla para cerrarla se ha quedado unos instante con este formato antes de cambiar. No es algo exagerado pero se ve que aún debe pulirse el sistema.

Batería y autonomía

En el interior del LG Wing tenemos una batería de 4000 mAh con sistema Quick Charge 4.0+ y carga inalámbrica. Teniendo en cuenta su formato la autonomía varia dependiendo si lo usamos mas o menos con las dos pantallas. Lógicamente no es lo mismo hacer frente al consumo de dos pantallas que de una sola.

En los pocos días que lo he podido probar solo el primero no me ha durado todo el día, algo normal ya que su uso fue mas que intenso. En el resto de los días y con un uso mas normal he podido llegar al fin del día, aunque tal vez mas justo de lo que me gustaría.

Por suerte la carga rápida de LG responde y usando el cable he obtenido en 10 minutos un 15% de batería, llegando al 50% en unos 25 minutos y la carga completa en unos 75 minutos. Como era de esperar con la carga inalámbrica la cosa es muy distinto y los tiempos de carga se doblan.

Conclusiones

Hay que aplaudir a LG su valentía a la hora de apostar con un dispositivo con un formato innovador y hacerlo de tan forma que poco después de su presentación ya este disponible en mercados como el español. El LG Wing estrena un formato que sorprende pero que una vez lo pruebas te parece menos descabellado, máxime cuando al contrario que otros formatos permite un uso normal, sin temor a dañar su pantalla ni a que se dañe con mirarlo.

LG Wing: análisis de un nuevo formato que sorprende 51

Su principal problema es sin duda el precio, ya que no debemos olvidar que en su interior guarda un procesador de gama media y una batería que cumple sin destacar, mientras que a nivel fotográfico queda bastante por debajo de lo que ofrecen otros terminales de estos precios. Es cierto que su cámara Gimbal es una gozada, pero ello no borra que en un uso normal estemos ante un conjunto que no destaca.

Donde me he llevado una agradable sorpresa es en la utilidad del formato, pensaba que lo usaría en contadas ocasiones y me he descubierto usándolo hasta para sujetar el móvil mientras veo una película para evitar tapar nada con los dedos.

Esta claro que como cualquier nuevo formato hay que tener en cuenta si se adapta a nuestras necesidades antes de comprarlo, mas aún cuando hablamos de un precio de 4 cifras y un hardware de rango medio. Como siempre los inicios se pagan, ya lo vimos con los plegables y el LG Wing no es una excepción.

LG Wing

1.099 €
8.1

DISEÑO

9.0/10

PANTALLA

8.5/10

CÁMARAS

7.8/10

BATERÍA

8.0/10

RENDIMIENTO

8.0/10

RELACIÓN CALIDAD/PRECIO

7.5/10

A favor

  • Un diseño muy bien pensado
  • Cámara Gimbal
  • Calidad de construcción
  • Usabilidad
  • Carga rápida e inlamabrica

En contra

  • Calidad de las cámaras
  • Precio

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.