Estas leyendo
LG V30 estaría listo para reservar el 17 de septiembre

LG ha sabido darle un empujón estos últimos años a su división móvil, a veces con experimentos que no han sabido funcionar como el LG G5 o con terminales muy competitivos y redondos como el LG G6 que tanto nos gustó en el MWC de Barcelona. Pero hay otra gama premium de los coreanos que también goza de bastante éxito, además de basarse normalmente en su hermano G del mismo año. La gama V de LG suele ser más conservadora y menos experimental, pero siempre cogiendo lo mejor del otro teléfono de gama alta lanzado el mismo año. Siempre se espera con gran expectación, puesto que suelen incluir alguna novedad importante, y la de este año parece ser la primera pantalla OLED fabricada íntegramente por la propia LG.

Al parecer, según Android Authority, el LG V30 se pondría a la venta el 15 de septiembre en Corea del Sur y después abriría sus reservas el 17 de septiembre para EEUU poniéndose a la venta el 28 de septiembre en el país americano, después de presentarse en la IFA de Berlín. No hay fecha para Europa, y aunque los antecedentes no son muy alentadores, los fans de LG pueden estar de alegría puesto que parece que será el primer lanzamiento “V” desde el V10 en el viejo continente (que salió de forma limitada), pero no hay información de fecha más allá de que habrá un “lanzamiento mundial” el 28 de septiembre.

Se espera que LG siga la estela de diseño que inauguró con el LG G6, con una pantalla prácticamente sin bordes y una relación de aspecto 18:9, además de muchas características como el HDR, Dolby Vision o la resistencia al agua y polvo. Sin duda, el último cuatrimestre del año pinta interesante con el lanzamiento del LG V30, el Samsung Galaxy Note 8 y el próximo iPhone, además del rumoreado Google Pixel 2. Parece que la tendencia este año son las pantallas infinitas. ¿Para cuándo las baterías infinitas?

Sobre El Autor
Eric Herranz
Eric Herranz
Editor en OneTech y OneWindows. Escribo cosas, hago cosas, y me gustan la música y el cine. Y muchas otras cosas. Ah, y la tecnología, claro. Si no, ¿Qué haría aquí?