Aunque presentado hace solo unas horas, desde hace unas semanas hemos podido probar el nuevo Realme C67, un terminal con el que la marca quiere emprender un nuevo rumbo y que destaca por sus prestaciones y bajo precio, aunque haciendo algunas concesiones por el camino.

Este terminal viene con una gran batería de 5.000 mAh con carga de 33W, una cámara de 108 megapíxeles, y la segunda versión de su sistema de Mini Capsula, la Isla Dinámica de Realme para Android. Todo ello lo hace con un precio que en la oferta de lanzamiento apenas queda por encima de los 150€, algo que hace que no disponer de conexión 5G sea un precio que muchos pagarán gustosamente. Si merece o no la pena, eso es algo que vamos a ver a continuación.

Realme C67, especificaciones:

Diseño
Dimensiones: 164,6 x 75,4 x 7,59 mm
Peso: 185 gramos
Colores disponibles: Sunny Oasis y Black Rock
Software
Sistema Operativo: Android 14
Capa de personalización: realme UI
Pantalla
LCD de 6.72 pulgadas
Resolución FHD+ 2.400 x 1.080 p
Brillo de 950 nits
Tasa de refresco de 90 Hz
Procesador
Qualcomm Snapdragon 685
Memoria RAM
6GB / 8GB LPDDR4X
Almacenamiento
128 GB o 256 GB
Ampliables vía tarjeta de hasta 2TB
Cámaras traseras
Principal de 108 MP Samsung ISOCELL HM6 con apertura f/1.75
Sensor de profundidad de 2MP
Cámara frontal
8MP
Batería
5.000 mAh
Carga rápida de 33W
Conectividad
3G / 4G
Otros detalles
Lector de huellas en el lateral
Conector de audio de 3.5mm
Bluetooth 5.0
Altavoces estéreos
Precio
a partir de 219 €

Unboxing

Una vez más Realme usa un empaquetado donde el color amarillo corporativo es el principal protagonista, dejando solo el nombre del dispositivo en el frontal y las principales especificaciones a la vista en la parte trasera. Un packaging escueto que viene a ser la norma en la serie.

Dentro de esta caja encontramos tanto el propio smartphones como algunos de los elementos habituales que incluye la marca, donde no podían faltar la funda transparente con la que podemos proteger nuestro terminal, un cable de carga y el oportuno cargador que nos va a permitir aprovechar la carga rápida del dispositivo. Si bien en nuestro modelo viene con conector USA, esto se debe a que es una unidad prelanzamiento.

Un diseño lleno de color, texturas y efectos

Hay acabados que cuando lo ves en interiores simplemente se ven bonitos, pero que no es hasta que les da la luz del sol cuando ves todo su potencial. Este es el caso del Realme C67, que sin llegar a los extremos del sorprendente Vivo V23, cuando el sol incide en su trasera pasa de un color verde claro con algunos matices, a un fantástico dechado de efectos y texturas producidos por como refleja la luz del astro rey.

Con unas medidas de 164,6 x 75,4 x 7,59 mm y un peso de 185 gramos, el Realme C67 dispone en su trasera de policarbonato de un acabado brillante realizado en un proceso degradado de 420 nm. Este consigue reflejar la luz de forma que no solo consigue distintos tonos y efectos, sino que da la impresión de contar con una textura arenosa que es sumamente llamativo.

Realme C67, no tener 5G no importa tanto con 108 MP y Mini-Capsula 2.0 a precio de saldo - Análisis 37

Con unas líneas planas de los laterales del Realme C67 apenas se ven alteradas por los distintos botones y la bandeja, y es que la marca ha sabido integrar de forma muy correcta estos elementos. En el lateral derecho encontramos el botón del volumen, además del sensor de huellas que comparten función con el botón de encendido y apagado. La parte izquierda únicamente alberga la bandeja para las SIM y la tarjeta microSD que nos permite ampliar el espacio de almacenamiento.

La parte superior del marco solo alberga un hueco para el micrófono, mientras que en la parte inferior tenemos el conector de auriculares, un micrófono, el puerto de carga de tipo USB C y una serie de orificios destinados a uno de los dos altavoces con los que cuenta el terminal.

En la trasera del Realme C67 destaca un modulo de cámara de tipo capsula vertical, donde encontramos dos anillos de acabado dorado que albergan las dos lentes de este conjunto. El contorno de este modulo luce más brillante que el resto de la trasera, una forma de hacer que destaque aún más. La compañía quiere que el conjunto fotográfico de este terminal resalte y lo hace de forma literal con este diseño.

Pantalla FHD+ a 90 hercios

El frontal del nuevo serie C viene ocupado por un panel IPS LCD de 6.72 pulgadas, con unos biseles muy comedidos, ligeramente más ancho en la parte inferior y mejor aprovecha en la parte superior, algo que hace que el nuevo sistema 2.0 de Mini capsula luzca mejor. Este es un sistema que bebe de la inspiración de la isla dinámica de Apple y que en el Realme C67 sube de nivel, algo que veremos más adelante.

Tenemos una pantalla con una resolución Full HD+ de 2.400 x 1.080 píxeles, con una tasa de refresco de hasta 90 hercios y un brillo máximo de 950 nits. A pesar de no ser un panel AMOLED lo cierto es que logra un buen resultado, tanto en la calibración como en los ángulos de visión.

En la parte superior de esta pantalla tenemos un altavoz, que en conjunto con el altavoz de la parte inferior logra un sonido estéreo cumplidor, y aunque me hubiera gustado algo más de potencia, su calidad es lo justo como para que podamos ver alguna película o escuchar música de forma agradable. Si lo que buscamos es mayor calidad, podemos usar unos auriculares, tanto de forma inalámbrica como de forma cableada gracias a su puerto jack de 3.5mm

Como era de esperar Realme nos ofrece algunas configuraciones adicionales para la pantalla vía software. comenzando por la posibilidad de automatizar el nivel de brillo, algo que hace normalmente bastante bien, pero que en algunas ocasiones hemos visto que le ha costado adaptarse al pasar de zonas pocos iluminadas a zonas con mucha iluminación. También nos permite escoger entre tonos de color vivido o suave, un modo este último que tiende a palidecer los colores.

Aunque el Realme C67 cuenta con hasta 90 Hz de refresco, no hay una opción para configurarlo como tal, sino que podemos escoger entre usar los 60 Hz o un modo automático que ajusta el refresco desde los 60 hasta los 90 Hz, siempre en función de lo que estemos visualizando en ese momento.

Un rendimiento ajustado

Realme busca primar precio, rendimiento y cámara, lo que le va llevado a dejar de lado otras características interesantes. De estas concesiones destaca la ausencia de conectividad 5G y es que la compañía ha optado por montar en el interior del Realme C67 un procesador Snapdragon 685, un chipset octacore construido en 6 nanómetros, pero que nos limita a una conectividad 4G/LTE. Se trata de un procesador algo escaso para lo que está llegando a los nuevos dispositivos del segmento, pero que sigue ofreciendo un buen resultado si no se le exige demasiado.

Acompañando a este procesador tenemos una memoria RAM de 8GB, la cual nuevamente podemos ampliar mediante un sistema virtualizado que toma prestado hasta 8 GB más de los disponibles en el almacenamiento, el cual en nuestro caso es de 256GB, pero que también tenemos en configuración de 128GB.

Dado que las capacidades de su procesador no son para destacar, Realme ha apostado por optimizar su sistema operativo, el cual en este modelo correr Android 14 bajo la capa Realme UI personalizada para este terminal.

En el día a día nos tropezamos con algunos picos de exigencia que dejan claras las limitaciones de este conjunto, con algún que otro parón a la hora de usar determinadas aplicaciones o usar la multitarea, algo que no podemos solventar del todo ni tirando de la RAM ampliada. El uso de las habituales aplicaciones no suele conllevar problemas, pero si tratamos de usarlo para jugar el Realme C67 comienza a sufrir, algo que hace más cuando hablamos de títulos exigentes, lo que nos lleva a tener que reducir sus exigencias para poder jugar de forma aceptable.

Como siempre hemos pasado al Realme C67 por la habitual serie de test para cuantificar su rendimiento de forma imparcial, lo que nos ha dado un resultado de 7.156 puntos en PCMark y quedándose en unos exiguos 648 puntos en su paso por Wilf Life de 3D Mark. Con respecto a Geekbench hemos obtenido 475 puntos en un solo núcleo, llegando a los 1.539 en multicore. No son cifras que destaquen, pero que si nos aseguran un uso correcto en el día a día.

Android 14 y sistema mini capsula

Ante un hardware justo, Realme ha montado un software optimizado, que si bien no logra paliar las limitaciones del primero, si nos ofrece un rendimiento aceptable y algún que otro extra de la mano del sistema mini capsula, que con este modelo adquiere una mayor presencia y madurez.

Lo primero decir que Realme no ha caído en la tentación de llenarnos de bloatware preinstalado, es decir que no encontramos mil y una aplicación ya instaladas, normalmente destinadas a que las desinstalemos de inmediato. Lo que si hace es ofrecernos una amplia variedad de “sugerencias”, las cuales no tenemos más que ignorar si no nos interesan.

En lo que a Realme UI se refiere tenemos un sistema que corre bajo Android 14, con una interfaz sencilla de entender pero que en ocasiones tiene alguna que otra configuración más rebuscada de lo que podría ser. Si bien se nota que han tratado de aligerarla y optimizarla, las limitaciones de su hardware hace que en ocasiones se note algo lenta, algo que esperemos se vaya puliendo ya que en pocos días hemos recibido un par de actualizaciones encaminadas a esto.

Dando continuación a un camino emprendido con el Realme C55, el Realme C67 inaugura la segunda versión del sistema Mini Capsula, el cual ahora cobra más sentido pero que a mi parecer necesita un cambio importante, poder invocar cuando lo queramos.

Al estilo de la isla dinámica de Apple, el sistema Mini Capsula nos muestra una notificación desplegable que parte de la cámara frontal, deslizándose hacia los lados para mostrarnos una serie de informaciones. Además en esta nieva versión es interactiva, por lo que no se limita a mostrar datos, sino que nos permite darle un uso practico.

Englobado dentro de las opciones de notificaciones, el sistema Minicápsula ahora se puede usar para mostrarnos información del tiempo, de los pasos recorridos, de los datos usados, del proceso de carga de la batería o de la música que está sonando. En esta última es donde tiene más sentido, ya que cuando estamos escuchando música funciona casi como un mini widgets, permitiendo que deslizando en los laterales podamos avanzar o retroceder en nuestra playlist. Lo que comenzó como un simple añadido casi estético, está comenzado a tener un sentido.

Autonomía y carga rápida de 33W

El Realme C67 viene con una batería de 5.000 mAh y un sistema de carga rápido por cable de 33W, el cual no tendremos problemas de usar ya que en la propia caja de incluye el cargador que nos permite aprovecharlo. En este caso la poca exigencia de su hardware juega a su favor, por lo que con este teléfono no vamos a tener problemas en llegar al fin del día, incluso si hemos sometido a un uso intensivo al dispositivo. De promedio tenemos un uso de unas 5horas y media de uso de pantalla, aunque no en pocas ocasiones hemos superado esta marca.

En las semanas que lo he podido usar no he tenido ningún problema en llegar al fin del día, pero es que si somos un poco conservadores y optamos por una configuración que minimicen el consumo, léase poco brillo y refresco en la pantalla, conseguimos alcanzar el día y media e incluso algo más. En este sentido el Realme C67 es todo un seguro y es de esos dispositivos donde la autonomía no supone ningún problema.

A estas buenas cifras hay que sumarle una carga rápida de 33W que nos permite alcanzar el 50% en menos de media hora, completando la misma en poco mas de una hora.

Realme C67

Una lente principal que carga con todo el peso

Una vez más nos encontramos con un terminal con un doble sistema de cámaras en su trasera, que está pensado más por las cifra que por lo que ofrecen las lentes. Dicho de otro modo, aunque tenemos una lente principal de 108 megapíxeles y una secundaria de 2 megapíxeles, es en la primera en la que se deposita todo el peso del conjunto fotográfico. Por suerte esta lente cuenta con un buen sensor que nos va a solucionar la papeleta, al menos en la mayoría de las ocasiones, ofreciendo un zoom digital de 3 y 5 aumentos.

Realme nos ofrece una aplicación nativa que incluye modo de alta resolución y el ya habitual modo calle, aunque también disponemos de un modo Pro para los más exigentes y el modo nocturno para fotografías en condiciones de baja iluminación. De todas forma el modo automático es muy competente, por lo que si eres de los que no quieren complicarse la vida, el Realme C67 se va a ajustar a ti como un guante.

Realme C67

En buenas condiciones el Realme C67 nos ofrece imágenes con un buen detalle, reflejando de forma correcta las texturas y colorimetría, con una ligera tendencia a darles un tono vivido para hacerlas más llamativas. Su sensor logra un buen balance de blancos y contrastes, lo que en general nos da unas fotografías muy satisfactorias.

El zoom se nota que es digital, con unos resultados muy variables que llegan a cambiar muchos aspectos, especialmente en lo que al color se refiere ya que en ocasiones sale muy claras y en otras muy oscuras. Según avanzamos en el nivel de zoom se van perdiendo detalles, saliendo a relucir el procesado de tal forma que pierdes detalle y sobre todo texturas.

Cuando la luz decae, aquí ni el modo nocturno logra saltar los resultados, ya que se limita a un exceso de procesado que además de penalizar mucho las texturas y detalles, tienen a realzar las zonas iluminadas y sus efectos.

Realme C67, no tener 5G no importa tanto con 108 MP y Mini-Capsula 2.0 a precio de saldo - Análisis 81

Por otro lado el modo bokeh adolece de una falta de precisión y el mismo exceso de procesado, lo que hace que la imagen adopte un tono artificial, sobre todo en la cara de las personas objetivo.

Realme C67, no tener 5G no importa tanto con 108 MP y Mini-Capsula 2.0 a precio de saldo - Análisis 82

Realme C67: Galería

Realme C67

Conclusiones

El Realme C67 pelea en una liga donde el precio es fundamental y es aquí donde saca pecho. Su precio nos da acceso a una serie de especificaciones que solemos ver en precio bastante más elevados. Su gran batería es un punto destacado, pero también una cámara resolutiva, que sin ser destacada en su rendimiento total, si permite realizar fotografías de muy buena calidad si las circunstancias acompañan.

Esta claro que el hardware se queda corto en más de una ocasión y que cuando las condiciones no son las mejores su lente baja mucho enteros, pero es que no se tener más sin pagar por ello. Realme ha buscado del diseño y rendimiento, algo que ha hecho incorporando un sensor fotográfico de gran tamaño, un hermoso diseño y un sistema operativo con las funciones exclusivas que ofrece su mini capsula. Con un precio que como oferta de lanzamiento parte de los 159.99€, el Realme C67 es una recomendación segura, ya que es complicado que por ese precio encuentres un terminal más interesante.

Realme C67

159.99 EUR
7

Valoración

7.0/10

Pros

  • Buen diseño
  • Gran autonomía
  • Sistema mini capsula
  • Cámara principal de 108 MP
  • Un precio difícil de igualar

Contras

  • Rendimiento muy ajustado
  • Las cámara pierde muchos enteros fuera de las condiciones ideales

Síguenos en nuestros canales de WhatsApp, Telegram y Google News para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fi y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.