Los SSD de almacenamiento externo son una forma sencilla de llevar con nosotros archivos e información de forma segura y cómoda. Hoy probamos el Kingston XS1000, un SSD externo compacto que en nuestro caso hemos podido analizar en su versión de 2TB con interfaz USB 3.2 Gen 2. Se trata de un dispositivo de pequeñas dimensiones pero que ofrece unas altas velocidades de transferencia de datos que le hacen idóneo para fotógrafos, creadores de contenido o simplemente como formato externo donde guardar nuestras copias de seguridad.

Kingston XS1000

Como siempre agradecer a Kingston el envío del Kingston XS1000 para poder ofreceros este análisis, comenzado por conocerlo mejor con el detalle de sus principales especificaciones.


Kingston XS1000, especificaciones:

  • Interfaz: USB 3.2 Gen 2
  • Velocidad: Hasta 1.050 MB/s en lectura y 1.000 MB/s en escritura
  • Capacidades: 1TB, 2TB
  • Dimensiones: 69,54 x 32,58 x 13,5 mm
  • Peso: 28,7 g
  • Material de la carcasa: Metal + plástico
  • Temperatura de servicio: 0 °C ~ 40 °C
  • Temperatura de almacenamiento: -20 °C ~ 85 °C
  • Garantía: Garantía limitada de 5 años con asistencia técnica gratuita
  • Compatibilidad: Windows 11, 10, macOS (v.10.15.x o superior), Linux (v. 4.4.x o superior), Chrome OS

Unboxing

El Kingston XS1000 nos llega con un packaging de cartón de color blanco con una gran franja en un degradado de rojo a negro que lo cruza diagonalmente. Aquí se nos muestra una imagen del SSD junto con su nombre, tipo de interfaz y la capacidad del modelo adquirido, en nuestro caso de 2TB.

En la posterior tenemos un detalle de lo incluido en el paquete, así como diversa información que por el tamaño de la letra ponen a prueba nuestra capacitad visual.

Dentro de esta caja tenemos una base de cartón donde se encaja el SSD y junto a él un compartimento donde está oculto el cable de conexión.

Es de agradecer la practica ausencia de plásticos en el embalaje, a excepción de unos pequeños trozos de celo que sellan la caja.

Kingston XS1000

Al retirar todos los componentes de la caja nos encontramos con el SSD y un único cable, el cual nos va a servir para conectarlo al ordenador o equipo donde lo vayamos a usar. Se trata de un cable de acabado plástico, con un puerto USB A para conectarlo al PC y un puerto USB C que será el que conectemos al Kingston XS1000.

Kingston XS1000

Diseño ligero y compacto

Al presentarnos el Kingston XS1000 la marca hace hincapié en su formato compacto, algo que en cifras se traduce en unas medidas de 69.54mm de largo, 32.58 mm de ancho y un grosor de solo 13.55 mm. En cuanto al peso se reduca a solo 28.7 gramos, en buena parte debido al uso de materiales plásticos y aluminio en su carcasa. Esto hace que podamos llevarlo cómodamente en el bolsillo sin que apenas notemos su presencia, ya que viene a ser del tamaño de, por ejemplo, el mando del garaje.

Kingston XS1000

Como único elemento que rompe el diseño de este SSD externo tenemos en un extremo el puerto USB de tipo C, el cual anexo tiene un pequeño LED que nos indica cuando está en uso.

El disco SSD externo XS1000 de Kingston cuenta con una interfaz USB 3.2 Gen2, el cual une a su factor de bolsillo una velocidad de transferencia que según la marca alcanza los 1.050 MB/s en lectura y hasta 1.000 MB/s en escritura. Por supuesto para alcanzar estas velocidades necesitamos en nuestro PC o portátil un puerto compatible, aunque en caso de tener que conectar el SSD a formatos más antiguos, el Kingston XS1000 también es compatible con USB 3.2 Gen 1, aunque lógicamente reduciendo la velocidad por la propia incapacidad de este formato de alcanzar estas cifras.

Kingston XS1000

En lo que a diseño se refiere el Kingston XS1000 es sobrio, con una parte superior e inferior en aluminio, las cuales forman un sándwich con un marco de plástico entre ellos. Este diseño no es solo para darle una mayor resistencia, sino también para lograr una mejor disipación del calor.

Su acabado negro mate hace resaltar el logo de la marca en blanco, dándole un aspecto limpio y cuidadoso en los detalles, sin estridencias ni luces, de forma que podemos usarlo incluso en una reunión formal.

Kingston XS1000, SSD externo USB 3.2 Gen 2 de 2TB - Análisis 29

Experiencia de uso y pruebas de rendimiento

Una vez conocido el diseño y prestaciones del SSD vamos a pasar a ponerlo a prueba. Esto lo haremos usando tanto un puerto conector USB 3.2 gen 2, para hacernos una idea general del rendimiento para el que ha sido diseñado, aunque lógicamente si usamos puertos inferiores la velocidad decrecerá en función de las capacidades de este.

Aunque la compañía ofrece su propio software, el Kingston SSD Manager, este nos va a ofrecer solo información, permitiendo que podamos ver si el firmware está actualizado o la temperatura de uso. Como detalle decir que, si bien la temperatura en espera era de unos 28ºC, cuando iniciamos las pruebas de rendimiento esta subió hasta los 41ºC, aunque en ningún momento se ha podido percibir ese aumento al tacto, sino que hablamos de temperaturas internas que no vamos a apreciar si cogemos el SSD. Debemos tener en cuenta que hablamos de medidas en pruebas de estrés, pensadas para poner al límite estos dispositivos, por lo que en un uso normal no los vamos a alcanzar.

El equipo usado para las pruebas será el siguiente.

Kingston XS1000

Para las pruebas de rendimiento hemos usado CristalDiskMark 8, programa que nos ha arrojado unas cifras a la altura de lo esperado, con una velocidad de lectura de 1031.92 MB/s y de escritura de 938.09 MB/s. En la segunda prueba lo hemos realizado con ATTO Disk Benchmark 4, que nos ha arrojado velocidades similares con 984.62MB/s en lectura y de 899.30MB/s de escritura. Finalmente, también hemos pasado el Kingston XS1000 por AS SSD, logrando alcanzar con este una velocidad de lectura de 968.13 MB/s y de escritura de 860.75MB/s.

Como vemos son cifras que se acercan mucho a las prometidas por la marca, algo habitual ya que las mediciones que ellos realizan son siempre bajo unas condiciones idóneas que no siempre alcanzamos en nuestro hogar.

Conclusiones y opinión

La Kingston XS1000 de 2TB que hemos podido probar es el modelo con más capacidad de esta serie, aunque tenemos también un modelo con 1TB para los que no necesiten tanto almacenamiento. En función de ello podemos encontrarlos actualmente en Amazon con un precio de 77€ y 125€ respectivamente. Con ello obtenemos una alta capacidad de almacenamiento y velocidad de transmisión en un formato tan compacto como para pasar inadvertido en nuestro bolsillo.

Para quienes necesiten poder llevar archivos de gran peso en poco espacio y no tengan paciencia como para esperar a la hora de transferirlos a su PC, el Kingston XS1000 es el SSD externo que estaban esperando.

Emblema producto destacadoEmblema producto recomendado

Kingston XS1000 2TB
Kingston XS1000 2TB

Unidad de Estado Sólido Externa USB 3.2 Gen 2 SSD Portátil

VER OFERTAS

amazon

Kingston XS1000 2TB

124.99 EUR
9.5

Valoración

9.5/10

Pros

  • Diseño compacto
  • Excelente rendimiento
  • Peso contenido
  • Calidad-precio
  • Cinco años de garantía

Síguenos en nuestros canales de Telegram y Google News para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.


Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fi y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.