Sony destaca en el mundo de los auriculares TWS in-ear con su gama WF-1000, siendo el WF-1000XM4 su último exponente. Sin embargo la compañía nipona no se limita a esta gama y fuera de ella nos ofrece dispositivos algo más asequibles como los Sony LinkBuds S que hoy os traemos, unos auriculares con un diseño más estilizado al que une la alta calidad de sonido que se apoya en el codec LDAC y cancelación activa de ruido.

Con un diseño más compacto y varias importantes diferencias con respecto a la gama WF-1000, estos auriculares son una interesante propuesta que hemos puesto a prueba para ver si cumplen con lo que esperamos de unos auriculares TWS de Sony, algo que os vamos a contar a continuación.

Sony LinkBuds S

Sony LinkBuds S, especificaciones:

  • Peso: 4,8 gramos por auricular
  • Estuche de carga: 42,8 x 60 x 27,6 mm / Peso de 35 gramos
  • Altavoces: 5 mm con imanes de neodimio de alta potencia
  • Respuesta en frecuencia:
    • 20 Hz – 20 000 Hz (muestreo de 44,1 kHz)
    • 20 Hz – 40 000 Hz (muestreo LDAC de 96 kHz, 990 kbps)
  • DSEE Extreme
  • Bluetooth: Bluetooth 5.2 hasta 10 metros
  • Códecs soportados: SBC, AAC y LDAC
  • Procesador: V1
  • Autonomía:
    • Máx. 6 h (con NC) / 9 h (sin NC)
    • 14 horas más con ANC en el estuche
  • Carga rápida: 60 minutos con 5 minutos de carga
  • ANC: Cancelación activa de ruido y Sonido ambiente
  • Emparejamiento: Google Fast Pair y Microsoft Swift Pair 
  • Otros:
    • Sensor de presencia
    • Detección de posición
    • Precise Voice Pickup
    • 360 Spatial Sound
    • 360 Reality Audio
    • Sonido adaptivo
    • Certificación IPX4
  • Colores: Crudo/beige, blanco y negro
  • Precio oficial: 199 €

Diseño más tradicional, pero en formato compacto

Los primeros LinkBuds que Sony presentó nos sorprendieron por su diseño en forma de anillo. Para los LinkBuds S la marca se ha dejado de experimentos y ha retornado a un diseño más familiar, en la línea con otros productos de la marca pero ahora en un formato más compacto. Este se ha reflejado en un peso de 4.8 gramos para cada auricular, lo que es una cifra mas que respetable, pero que a su vez se nota también en el estuche de carga que con unas medidas de 42,8 x 60 x 27,6 mm para la bascula en solo 35 gramos.

Sony LinkBuds S

Disponible en colores negro, blanco y crudo (beige), en nuestro caso hemos contado con una unidad en color blanco, color que se mantiene en todo el estuche, incluso en la parte interna aunque esta es ligeramente más oscura.

A pesar de su tamaño comedido en el estuche encontramos junto al puerto USB C de carga un botón para enlazar los auriculares, eso sí, esta compactación se ha llevado por delante otras cosas como el soporte de carga inalámbrico que si tenemos en WF-1000XM4.

Sony LinkBuds S

Con los Sony LinkBuds S encontramos un diseño «habitual», dejando los experimentos para centrarse en lo que saben que funciona. Así encontramos un formato donde la parte interna es bastante plana, con una ligera joroba en la zona donde el cuerpo principal se una a la prolongación que introducimos en nuestro conducto auditivo. En esta parte encontramos los dos conectores para la carga y un sensor de presencia que permite que el sonido se pause o reanude cuando nos quitamos o ponemos los auriculares.

Como es norma en este formato de auriculares las almohadillas son parte esencial de la experiencia, no solo porque logran un correcto aislamiento pasivo, si no porque su correcta elección hace que disfrutemos de una buena estabilidad en su uso. En total contamos con 4 tamaños de almohadillas, por lo que escoger la que nos sea propicia no debería ser un problema.

Sony LinkBuds S

En la parte externa de los auriculares encontramos un gran espacio para el control por gestos, el cual no viene delimitado por nada pero podemos decir que es de un tamaño más que suficiente para que detecte nuestras acciones de forma precisa.

En esta zona encontramos también un pequeño circulo mallado, el cual no es mas que la forma de Sony de proteger los micrófonos que usa para la cancelación activa de ruido y el modo transparencia, al tiempo que evita el viento molesto en las llamadas. Si retiramos las almohadillas nos vamos a encontrar con un mallado muy similar aunque en esta ocasión pensado para proteger el altavoz que esta tras el.

Sony LinkBuds S

El diseño general de los LinkBuds S es el de un producto cómodo, aunque he de decir que de inicio no terminaba de convencerme. Sin embargo tras un par de días de prueba he podido comprobar como su menor tamaño y peso son todo un plus en lo que a comodidad se refiere, permitiendo que podamos estas horas con él sin apenas molestia. Eso sí, me queda la sensación de que un ligero redondeo de la cara interna haría que encajaran mejor y mejorara la experiencia.

Con una almohadilla correcta su ajuste permite que los usemos durante todo el día sin temor a que se nos caiga, aunque si somos de hacer deporte su estabilidad se resiente ante una carrera agitada, por lo que hay otras opciones en el mercado que deberíamos valorar.

Software, el placer de despreocuparnos

Una de las mejores cosas que hace Sony es automatizar la experiencia, dejando que sea el propio dispositivo el que maneje todo en colaboración con Sony Headphone, la app de control que encontramos disponible en la App Store y en Google Play.

Esta aplicación es una de las grandes bazas de Sony a la hora de obtener la mejor experiencia, lo hace permitiendo en primer lugar personalizar la experiencia en base a cada usuario. Esto es posible gracias funciones como la optimización del sonido espacial, el cual nos exige que hagamos una serie de movimientos laterales y hacia arriba y abajo para que el dispositivo pueda calibrar el sonido espacial de forma correcta. Con ello incluso cuando movamos la cabeza seguiremos notando que el sonido nos llega desde el dispositivo emisor.

Otras funciones de configuración nos permite escoger si preferimos prioriza la calidad de sonido o la estabilidad de la señal bluetooth. También podremos activar el modo DSEE Extreme con la que se mejora el sonido comprimido, configurar 360 Reality Audio e incluso activar el modo «Hablar por chat» que pausa la música cuando comenzamos a hablar. Esto último es muy útil para no tener que hacer nada cuando iniciamos una conversación, pero en mi caso es un poco engorroso dada mi tendencia a tararear, algo que hace que el sonido se pause al instante. Para evitar esto os aconsejo personalizar el modo en «sensibilidad baja».

La app de Sony Headphones también nos brinda la oportunidad de activar o desactiva el sensor de presencia, e incluso personalizar el llamado «Quick Access», un modo que mediante una serie de pulsaciones podemos usar para crear un acceso directo a Spotify Tap Quick Access o Endel Quick Access.

Por supuesto no podíamos hablar de sonido personalizado sin la ecualización, algo que esta app nos permite tanto de forma prefijada con varios modos preconfigurados, como creando nuestro propio modo mediante un ecualizador de cinco bandas.

Una vez tengamos esos aspectos configurados llega el momento de decidir como queremos que sea nuestra experiencia. Esta aplicación esta diseñada para que nos brinde una forma de disfrutar de nuestra música de la forma más cómoda, algo que pasa por la automatización y el aprendizaje según nuestra forma de usar los auriculares.

Los Sony LinkBuds S cuentan con cancelación activa de ruido y sonido ambiente, aspectos ambos que podemos configurar en su intensidad en esta aplicación. Cuando se activa cada uno lo podemos decidir de forma manual o dejar que sea la propia aplicación la que lo decida según lo que estemos haciendo o donde nos encontremos. Así podemos activar el llamado Sonido Adaptativo, que no es otra cosa que permitir que la aplicación detecte si estamos quietos, en movimiento o incluso usando el transporte público para decidir si activar el sonido ambiente o la cancelación de ruido. Aunque son puntos que podremos modificar si lo deseamos usando los controles táctiles.

Lo cierto es que inicialmente cuando probé por primera vez este sistema no me gustó, no se adecuaba a mi forma de escuchar música y no me convencía. Fue algo parecido a cuando comencé a usar Spotify, que inicialmente no daba una con mis gustos, pero que con el paso del tiempo fue aprendiendo y mejorando, algo que también pasó con el sonido adaptativo de Sony.

Experiencia de uso

Sony, al igual que en los WH-1000XM5 ha usado materiales provenientes del reciclaje de plásticos en la construcción, al igual que en el embalaje se ha usado el llamado Original Blended Material un compuesto de papel fabricado a partir de bambú, fibras de caña de azúcar y papel reciclado. La intención es ser cada vez más amigable con el medio ambiente. Esto sin embargo no quiere decir que la calidad haya experimentado una merma y es que los LinkBuds S se notan como un producto premium, tanto en la construcción como en sus materiales.

Su diseño compacto y bajo peso hacen que sean cómodos de llevar, aunque su interior demasiado plano no termina de convencerme. Aún con ello su sujeción es firme y permite que nos movamos sin temor a que se nos caiga en el día a día.

Comenzar a usar estos auriculares no podía ser mas sencillo y es que contamos con sistema de emparejamiento Fast Pair de Google, que con solo abrir el estuche hace que si tu Android es compatible, detecta al instante la presencia de los auriculares y nos invite a emparejarlo. Si necesitamos conectarlo a nuestro portátil o PC Windows 10 y Windows 11, el proceso será muy similar ya que también contamos con emparejamiento Swift Pair de Microsoft.

Sony LinkBuds S

Calidad de sonido

Los Sony LinkBuds S cuentan con altavoz con diafragma de 5mm con imanes de neodimio, conectándose mediante Bluetooth 5.2 y soportando los códecs SBC, AAC y por supuesto el códec LDAC de alta calidad de Sony.

Este altavoz ofrece una respuesta de frecuencia de 20 Hz a 20 Khz con muestreo de 44.1 kHz y desde 20 Hz a 40 Khz con muestreo LDAC de 96 Khz. Además en su interior contamos con el procesador V1 de Sony, el mismo que montan el WF-1000XM4.

El resultado de las pruebas con los Sony LinkBuds S hace patente el buen trabajo de la empresa, si bien no llega a la calidad de los WF-1000XM4, podemos decir que ofrece una alta calidad que le convierte en una excelente opción en su rango de precios.

El contar con LDAC nos permite disfrutar del sonido sin la perdida que ocasionan otros códecs, aunque eso siempre depende de la fuente que escojamos para escuchar nuestra música y del propio dispositivo que usemos. Aquí debemos recordar que Apple no soporta LDAC.

Escuchar nuestras pistas preferidas con los LinkBuds S nos permite disfrutar de un excelente sonido, con un gran equilibrio entre las frecuencias notable, aunque en los graves se hace patente una falta de contundencia si nos vamos a los extremos, algo que en el caso de los agudos se reflejan en cierta perdida de los matices, aunque en ambos casos hablamos de niveles para usuarios sibaritas.

En lo que a potencia se refiere no podemos quejarnos, aunque tampoco es que estén en la cúspide del mercado.

Sony LinkBuds S

Tal y como esperábamos Sony vuelve a dar un golpe en la mesa con la cancelación activa de ruido, un campo donde lleva tiempo siendo referencia y que una vez más es sin duda el aspecto más reseñable de estos auriculares. Da igual el formato, tamaño o peso, Sony se las arregla para que sus auriculares nos aíslen del exterior como ningún otro.

Cuando escribimos con un teclado mecánico las pulsaciones apenas son perceptibles con los LinkBuds S en los oídos, lo mismo que suceden cuando estamos rodeados de gente. Se percibe el sonido, pero como un acallado rumor de fondo que solo en casos extremos se cuelan, un ejemplo es el chirrido del metro al frenar, aunque incluso en estos lo hace por encima de la competencia.

Sony LinkBuds S

En el extremos opuesto tenemos el modo de sonido ambiente, el cual os recordamos que podemos configurar al gusto para escoger el nivel adecuado para nosotros. En este caso el sonido nos llega de forma clara, sin tonos metalizados y con un buen volumen, permitiendo incluso que mantengamos una conversación aunque no tengamos el control de chat activado.

Buena parte de esta calidad de la cancelación de ruido proviene de la capacidad de captar el sonido que nos rodea con sus micrófonos para así poder anularlos, por lo que no nos ha extrañado que también la calidad de llamadas haya sido excelente, con una buena mitigación del viento para que no interfiera en nuestra conversación.

Sony LinkBuds S

Para finalizar vamos con uno de los puntos más peliagudos de un dispositivo inalámbrico, la autonomía.

Según Sony los LinkBuds S nos ofrecen 6 horas de autonomía con la cancelación de ruido activada, sumándole otras 14 si hacemos uso del estuche de carga hasta llegar a un total de 20 horas con ANC. Sin la cancelación de ruido la autonomía por carga de los auriculares sube a las 9 horas. A esto hay que añadirle su carga rápida, la cual nos ofrece con cinco minutos de carga hasta 1 hora de autonomía.

Nos alegra ver que Sony no ha exagerado y las cifras se cumplen casi a rajatabla, y es que menos de esas cifras sería algo que achacar ante un producto de este rango de precios. Aún así podemos decir que los LinkBuds S cumplen sin mas en este aspecto.

Conclusiones

Con un precio de 200€ los Sony LinkBuds S son la versión «asequible» para los que busquen la calidad de sonido y la cancelación activa de ruido «marca Sony», pero que no quieran pagar el precio de los WF-1000XM4. Con ello perderemos algo de calidad y funciones como la carga inalámbrica, pero manteniendo una conectividad destacada y un audio que solo los más puristas podrán reprobar.

Sony LinkBuds S: una apuesta por el diseño y la calidad - Análisis 13

El diseño de los LinkBuds S me han dejado sensaciones enfrentadas, ya que aunque son cómodos por su peso y dimensiones, me quedo con la impresión de que cambios en su parte interna podrían hacerlos más agradables.

La reducción de tamaño no ha afectado a la excelente respuesta a los controles, al igual que el tener un menor precio que la gama alta no ha representado perder funciones ni opciones de configuración, algo que se agradece. Con todo tenemos un dispositivo que es plenamente recomendable y que sin duda será complicado que no nos dejen la sensación de que hemos hecho una buena compra, a menos que uses un iPhone.

Sony LinkBuds S

199.00 €
8.4

Valoración

8.4/10

Pros

  • Cancelación activa de ruido de gran calidad
  • Calidad de sonido
  • Sonido adaptativo
  • Software repleto de opciones

Contras

  • Sin carga inalámbrica
  • Autonomía justa
  • Graves algo faltos de pegada

Síguenos en nuestros canales de Telegram y Google News para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fi y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.