A principios del 2020 tuvimos la oportunidad de mostraros el Razer Basilisk V2, una segunda versión de uno de los ratones de razer que más éxito han tenido. Durante este tiempo la compañía ha trabajado en buscar nuevas formas de mejorar este modelo tanto en su rendimiento como en su diseño, pero sin perder la forma característica de la serie. Este esfuerzo se ha traducido en el nuevo Razer Basilisk V3, un dispositivo que han presentado hoy pero que hemos tenido la oportunidad de probar desde hace unas semanas para poder contaros nuestras impresiones.

Esta nueva generación ha sido aprovechada por Razer para ofrecer un diseño que ahora es mucho más llamativo gracias a una gran tira LED situada en la parte inferior, pero sobre todo para implementar un nuevo sistema de rueda de desplazamiento con varios modos, una innovación que nos permite escoger entre un desplazamiento libre o dentado, o incluso hacerlo de forma hibrida dejando que sea el propio ratón el que decida cuando usar cada uno. Junto a esto el Razer Basilisk V3 viene con un sensor de hasta 26K de DPI y los nuevos switches Razer de segunda generación, lo que le convierte en un autentico salto de calidad con respecto a su predecesor.

Razer Basilisk V3

Un recién llegado que atrae las miradas

Siguiendo nuestra habitual estructura a la hora de probar un nuevo dispositivo lo haremos desde el mismo momento en que llega a nuestras manos, algo que hace en un caja cuyo frontal y trasera son negros dejando el “verde Razer” para los laterales. Este diseño hace que en el rontal destaque una imagen del ratón con un aura multicolor. algo que luego comprobaremos que se asemeja mucho a lo que tenemos cuando lo conectamos al PC. En este espacio vemos como se destaca el nuevo sistema para la rueda inclinable de desplazamiento al que dan el nombre de “Hyperscroll”, además de su iluminación Chroma RGB de 11 zonas y los 10+1 botones programables.

En la parte trasera se hace hincapié en estas características, a las que les suman su diseño iconico, sensor Razer Focus+ y los switches ópticos de segunda generación que montan los botones principales.

Razer Basilisk V3

Al abrir la caja nos alegra comprobar que Razer mantiene su compromiso con reducir el impacto medioambiental de sus empaquetados y nos encontramos con una estructura de cartón sin pegamentos ni ningún tipo de unión más que el simple encaje donde encontramos el Razer Basilisk V3 dentro de una bolsa protectora, una carta de agradecimiento por la compra del CEO de la empresa y un folleto con las instrucciones de uso.

Razer Basilisk V3

Cuando sacamos el ratón nos encontramos con un diseño mas que conocido para cualquier propietario de un Razer Basilisk, ya sea el modelo cableado del año pasado o incluso la versión inalámbrica.y es que esta familia de ratones de distingue por un diseño en el contamos con un saliente en el lateral izquierdo que nos sirve como apoyo del pulgar cuando lo usamos.

Con un cuerpo negro mate tenemos un diseño con un largo de 129 mm, 62 mm de ancho y una altura máxima de 43 mm, lo que nos deja un ratón con un peso de 101 gramos sin el cable. Es decir que casi calca las medidas del V2 pero con unos 10 gramos más de peso, algo que entenderemos cuando veamos más en profundidad que nos ofrece este nuevo ratón.

Los acabados del Basilisk V3 son de un negro mate que soporta muy bien las huellas y ofrecen un tacto agradable, con puntos de acabado brillante que separan la joroba de los botones principales y los laterales. En esta joroba tenemos también el logo de Razer, el cual es uno de los puntos de iluminación de este ratón.

Razer Basilisk V3

En el lateral izquierdo, junto con el soporte para el pulgar encontramos dos botones y un gatillo, este viene preconfigurado como un embrague de sensibilidad que nos permite cambiar los DPI de forma puntual con solo mantenerlo pulsado. Es decir podremos usar el sensor con un nivel de DPI determinado, pero cambiarlo de forma puntual con solo mantener pulsado este embrague, volviendo a su nivel habitual al soltarlo. Todo el lateral cuanta con un acabado gomoso texturizado que ayuda al agarre y que hace que los botones de acabado brillante destaquen.

Razer Basilisk V3

En el lateral derecho se repite este patrón de goma texturizada con el aporte extra de agarre que ello conlleva, pero que al tratarse de un material de calidad no afecta a la sensación general de manejo.

Razer Basilisk V3

El Razer Basilisk V3 es un ratón cableado y por desgracia con este fijo, algo que sigue sin convencernos. La marca de las tres serpientes vuelve a apostar por su ya famoso cable Speedflex, el cual en este caso tiene una longitud de 1,8 metros y termina en un conector USB A con el nombre de Razer impreso. Se trata de un cable con acabado de tela trenzado con una gran flexibilidad y que en los modelos que hemos probado ya ha demostrado su resistencia y comodidad de uso. Esto palía algo el que no podamos desconectar el cable, pero contar con esta opción siempre es algo que se agradece de cara a futuros cambios.

Normalmente cuando hablamos de la parte inferior de un ratón el protagonismo se lo lleva el sensor y los deslizadores, puntos fundamentales en el funcionamiento de este tipo de dispositivos. Sin embargo en el caso del Razer Basilisk V3 este protagonismo deben compartirlo con una de las incorporaciones de este modelo, una tira de iluminación RGB que contornea la base y que cuando lo apoyamos en el escritorio ofrece un aspecto realmente llamativo.

En esta parte inferior tenemos cuatro grandes deslizadores de teflón puro, además de un aro que rodea el sensor, que nos sirven para asegurar un deslizamiento suave sobre nuestra alfombrilla, lo que nos facilita el manejo y la precisión de movimientos. Esto nos sirve para poder sacar el máximo rendimiento al sensor óptico Razer Focus+, el cual nos promete 26.000 ppp reales con una precisión del 99,6%, una velocidad de 650 pulgadas por segundo (IPS) y 50 G de aceleración.

Junto a este sensor tenemos un LED de estado y un botón para cambiar de perfiles, esto es algo que podremos configurar con el software Synapse 3 y que además podemos vincular con una variedad de juegos para usar la configuración optima en cada uno de ellos.

Razer Basilisk V3

Al contrario de lo que suele ser usual en el repaso del diseño de cualquier ratón gamer, en este caso hemos dejado para el final la zona frontal y superior, ya que se trata de donde más ha innovado la compañía. En este espacio encontramos los dos botones principales. los cuales en su interior cuentan con la segunda generación de los Switches Ópticos de Razer para ratón. Este tipo de interruptores con activación por haz de luz ya se introdujo en la serie Basilisk, ofreciendo una mayor velocidad de respuesta y fiabilidad que los modelos mecánicos tradicionales, además de prometer una duración de 70 millones de clics.

Entre estos botones encontramos la rueda de desplazamiento la cual a simple vista muestra en sus laterales iluminación RGB, pero es en su interior donde encontramos la verdadera novedad. Con el paso de los años Razer ha ido innovando en sus sensores y switches, llegando ahora a la zona de la rueda para mejorarla con el nuevo sistema Razer HyperScroll de rueda oscilante, el cual permite que podamos escoger usar la rueda rueda con recorrido libre o dentado, dos estilos totalmente contrapuestos que en el Razer Basilisk V3 adquieren una nueva dimensión.

Razer Basilisk V3 con sensor Focus+ de 26K y sistema HyperScroll - Análisis 3

Razer HyperScroll: una rueda con giro libre, dentado o hibrido

La nueva rueda del Razer Basilisk V3 permite tanto desplazamiento hacia adelante y atrás, como laterales e incluso clickable, pero donde llama la atención es el su nuevo sistema que permite cambiar su comportamiento entre dos modos de giro muy diferenciados. El primero de ellos es el modo de giro libre, es decir un sistema que permite un scroll libre y rápido idóneo para movimientos rápidos que nos permiten deslizarnos por paginas o escenarios de gran tamaño con rapidez, pero que no es lo más indicado para situaciones donde necesitamos un control más preciso. Cuando lo que queremos no es tanto velocidad como precisión la Razer HyperScroll cuenta con un modo de giro dentado, el cual permite que cada vez que hagamos girar la rueda esta “de pequeño saltos”, como si de una rueda de reloj se tratase, permitiendo un mayor control en el desplazamiento.

De los dos botones que tenemos sobre la rueda el primero de ellos viene preconfigurado para cambiar entre los dos modos, algo que además es perceptible por un ligero “clic” que se efectúa cuando realizamos el cambio. Pero es que además usando el software Synapse podemos mejorar aún más la experiencia de uso del sistema Razer HyperScroll. Con este software activando la aceleración de desplazamiento el ratón aumentará la velocidad de desplazamiento cuando más rápido giremos la rueda, algo que funciona tanto en giro libre como dentado. Junto a esto y para mi la opción que más interesante es el “Carrete Inteligente”, una opción solo disponible en el modo dentado y que de hecho lo que hace es convertirlo en un modo hibrido que usa el giro dentado en movimientos lentos y pasa de forma automática al giro libre si el movimiento de la rueda es rápido.

Lo cierto es que de preferencia me tira más el modo dentado, pero no menos cierto es que poder disponer de un opción que haga que en movimiento rápido la rueda vuele con el giro libre demuestra ser todo un acierto por parte de Razer, haciendo que nos demos cuenta de lo cómodo y útil que es disponer de opción de uso en un elemento tan injustamente menospreciado como es la rueda del ratón.

Razer Basilisk V3 con sensor Focus+ de 26K y sistema HyperScroll - Análisis 4

En el Razer Basilisk V2 la compañía usaba un sistema que podía aumentar o disminuir la resistencia del giro, pero con esta nueva versión esto se ha llevado a un nuevo nivel que no tiene nada que ver, no solo por su naturaleza si no por que en la práctica es muchísimo más práctico, rápido y cómodo de usar. No es una mejora, si no una evolución que demuestra las ganas de la compañía por innovar en sus productos.

Iluminación RGB: ahora más y mejor

En la versión inalámbrica de la familia Basilisk Razer aumento la iluminación RGB, pero es con el Razer Basilisk V3 con el que la compañía se ha desmelenado y ha situado un total de 11 zonas de iluminación, entre las que destaca la que encontramos en el contorno de la base y gracias a la cual el aspecto del ratón rezuma espíritu gamer. Como siempre esto es algo que podemos configurar mediante Synapse, añadiendo colores, efectos e incluso sincronizandolo con otros dispositivos de la marca o que cuentan con soporte para Razer Chroma como el sistema de iluminación Philips Hue..

Especificaciones:

  • Once botones programables de forma independiente
  • Rueda basculante Razer HyperScroll de 4 direcciones con modos de giro dentado y giro libre
  • 11 zonas de iluminación Razer Chroma con 16,8 millones de colores personalizables reales
  • opciones
  • Sensor óptico Focus+ de 26.000 ppp reales con una precisión de resolución del 99,6%
  • Hasta 650 pulgadas por segundo (IPS) / 50 G de aceleración
  • Personalización avanzada de distancia de despegue / aterrizaje
  • Conmutadores de ratón óptico Razer Gen-2 clasificados para 70 millones de clics
  • Ajuste de sensibilidad sobre la marcha (etapas predeterminadas: 400/800/1600/3200/6400)
  • Diseño ergonómico para diestros con empuñaduras de goma moldeadas por inyección
  • Almacenamiento híbrido a bordo y en la nube (4 + 1 perfiles)
  • Razer Synapse 3
  • Cable Speedflex de 1,8 m
  • Tamaño aproximado: 129 mm (largo) x 62 mm (ancho de agarre) x 43 mm (altura)
  • Peso aproximado: 101 g (sin cable)

Synapse, un completo juego de opciones

Como siempre los dispositivos de Razer para ser usados un PC cuentan con Synapse, un software que nos permite configurar desde la iluminación hasta la forma de comportarse del sensor Focus+, pasando por supuesto por la configuración del sistema de la rueda Hyperscroll. Con este software podremos crear varios perfiles que se almacenarán tanto en el ratón como en la nube de forma híbrida. Cada uno de ellos nos permite crear una configuración determinado tanto para los botones como para la iluminación y la calibración.

En el caso del Razer Basilisk V3 Synapse nos ofrece cuatro pestañas con las que trabajar. La primera de ellas es “Personalizar”, donde podremos mapear sus botones e incluir acciones como macros, control de la sensibilidad, cambio de perfiles, activar una segunda función a cada botón con la función Hypershift y muchas otras opciones. También tenemos las opciones de personalización de la rueda de desplazamiento de la que ya os hemos hablado y que incluyen la opción de “Carrete inteligente”-

La segunda pestaña es “Rendimiento”, donde podemos personalizar los cinco niveles de sensibilidad DPI que podemos incluir en el ratón, partiendo desde los 100 hasta los 26.000 DPI. También podremos personalizar la tasa de sondeo con opciones de 125, 500 o 1.000 Hz- Esta tasa es la frecuencia con la que los datos se actualizan por segundo y tiene un claro reflejo sobre el rendimiento.

La tercera pestaña que nos encontramos es “iluminación”, donde podremos seleccionar cuando se apaga la iluminación, usar algunos de los efectos de color predeterminados o bien usar los efectos avanzados, es decir Razer Chroma, donde podremos escoger mas opciones de personalización, hasta 16,8 millones de colores y sincronizarla con otros dispositivos.

Finalmente tenemos la pestaña de “Calibración”, la cual nos permite realizar una calibración manual según nuestra alfombrilla o bien personalizar la distancia de seguimiento tanto de aterrizaje como la de distancia de despegue ya que cuenta con el llamado “Corte asimétrico” con 1mm de distancia de aterrizaje y 2 mm de despegue.

Experiencia de uso

El Razer Basilisk V3 es un ratón de diseño totalmente diestro ya por su propia forma el soporte para el pulgar solo se ajusta a un usuario diestro. Sus medidas hacen que tengamos un fácil acceso a la mayoría de los botones con la excepción del gatillo de sensibilidad que, al menos en mi caso, se me queda demasiado adelantado para resultar cómodo de usar.

Mi agarre palmar se ajusta como un guante al formato de este ratón, mientras que al contar iluminación en la parte inferior esta se muestra por debajo no solo del ratón, si no que debajo de la mano se muestra al rebotar en la alfombrilla, lo que crea un efecto realmente llamativo que se acentúa aún más si bajamos la iluminación de la habitación.

Con sus deslizadores de teflón el sensor Razer Focus+ saca a relucir toda la calidad. En las pruebas realizadas con juegos, programas de edición y usos más cotidianos, los resultados han dejado claro la rapidez que sus hasta 26K de DPI y tasa de sondeo de hasta 1.000 Hz nos aseguran no solo rapidez, sino una excepcional precisión en el seguimiento de los movimientos. Si a esto le sumamos los switches ópticos de segunda generación ya redondeamos el rendimiento que nos ofrece este ratón a la hora de jugar.

El nuevo sistema de rueda oscilante Razer HyperScroll ha sido una agradable novedad que ha hecho que me diera cuenta de lo mucho que cambia la experiencia según el modo escogido, además de como la mejora dependiendo de que estemos haciendo. Según el uso o el usuario, es posible que te sea más útil el modo dentado o el giro libre, en mi caso el modo de carrete inteligente ha sido la opción escogida casi desde el primer día.

 

Conclusiones y opinión

Razer sigue puliendo sus ratones y ya no se contenta con las zonas más usuales como los botones o el sensor, si no que va quiere cubrir todos los flancos. Ya vimos un ejemplo con el Viper 8K HZ con la mayor tasa de sondeo que hemos probado en un ratón, y ahora con el nuevo sistema HyperScroll. Todo ello lo hace con una idea clara de lo que quieren los usuarios, manteniendo un diseño que a pesar de todo en este caso podría mejorarse acercando un poco el gatillo de sensibilidad, pero que sobre todo ahora hace destacar al dispositivo sobre nuestra alfombrilla haciéndole parecer que flota sobre una lamina de luz.

Aunque no podemos decir que hablemos de un dispositivo económico, con un precio de 79,99€ tampoco es un ratón prohibitivo, es más lo han abaratado si lo comparamos con su predecesor lo que hace del Razer Basilisk V3 un ratón que recomendar sin ningún tipo de duda.

Razer Basilisk V3

79,99 €
9.1

Valoración

9.1/10

Pros

  • Diseño y ergonomía
  • Iluminación RGB muy bien situada con opciones de personalización
  • Sensor razer Focus+ de 26 K de DPI
  • Interruptores ópticos de Razer de segunda generación
  • Sistema Razer Hyperscroll que lleva la rueda de desplazamiento a un nuevo nivel
  • Synapse

Contras

  • Gatillo de sensibilidad un poco alejado
  • Cable no extraible

Siguenos en nuestro canal de Telegram para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.