Aunque Razer ha comenzado una expansión hacia una nueva serie de productos como cajas para PC, sillas e incluso gafas, no por ello deja de prestar atención a los productos que la han aupado como una de las marcas de referencia en el mundillo gaming. Hoy os traemos nuestro análisis del Razer BlackWidow V3, la renovación de una de sus gamas de teclados más exitosas.

Este teclado del que hoy hablaremos forma parte de una renovación que incluye un modelo TKL y el Blackwidow V3 Pro que ya os mostramos. Entre sus características destaca el uso de unos nuevos switches, el contar con un reposamuñecas incluido y disponer de teclas multimedia dedicadas.

Como es norma lo hemos estado probando durante un tiempo, el suficiente para poder contaros que nos ha parecido y daros nuestras opiniones sobre el nuevo producto de Razer, algo que vamos a proceder a hacer de inmediato.

Razer BlackWidow V3

Un diseño hecho para durar

El nuevo Razer BlackWidow V3 es un teclado mecánico pensado por y para gamers, su diseño no deja lugar a dudas sobre ello, no solo por su aspecto si no también por su propia construcción. Esto es algo que la propia marca destaca en el embalaje donde nos llega el teclado, una caja que sigue la línea de los precedentes de modelos similares de Razer. Un fondo negro deja el protagonismo a una imagen con acabado brillante del teclado, destacando sus principales prestaciones en iconos verdes con especial hincapié en los nuevos switches mecánicos Razer Green de nuestro modelo. Aunque hablaremos de ello más adelante, apuntar que existe una versión con switches Razer Yellow, pero este de momento no está disponible en España.

En la parte trasera tenemos un detalle de algunas características del teclado, el cual se muestra luciendo en todo su esplendor la iluminación RGB que acompaña a sus switches.

Razer BlackWidow V3

En este caso estamos ante un teclado cableado fijo, es decir que el cable no es extraíble. Así dentro de la caja encontramos el teclado con su cable, de 1.8 metros que termina en un conector USB A y bajo ellos el reposamuñecas. También encontramos el habitual acompañamiento de una guía de uso, una carta de bienvenida del CEO de Razer y una serie de pegatinas de la marca.

Antes de comenzar con el repaso al equipo vamos a ver en detalle las especificaciones del mismo, haciéndonos una idea de que tenemos ante nosotros.

Especificaciones Razer BlackWidow V3

  • Switches mecánicos Razer Green
  • Vida útil de 80 millones de pulsaciones
  • Retroiluminación RGB personalizable Razer Chroma con 16,8 millones de opciones de color
  • Teclas de ABS de doble inyección
  • Reposamuñecas ergonómico
  • Rueda digital multifunción
  • Tecla multimedia dedicada
  • Memoria híbrida integrada y almacenamiento en la nube de hasta 5 perfiles
  • Compatible con Razer Synapse 3
  • Opciones de enrutamiento de cable
  • Reconocimiento de teclas simultáneo
  • Teclas totalmente programables con grabación simultánea de macros
  • Opción de modo de juego
  • Tasa de sondeo (ultrapolling) de 1000 Hz
  • Estructura de aluminio

Con el Razer BlackWidow V3 sobre nuestra mesa de pruebas tenemos un dispositivo con unas medidas de 450.77 mm de largo por 154.8mm de fondo, una altura de 42.1mm y un peso de 1,038 kilogramos sin incluir el reposamuñecas. Si incluimos este tenemos un fondo de 245.1 mm y un peso de 1,244 kilogramos.

Razer ha usado un diseño de líneas rectas, con laterales en un ángulo casi recto excepto en la parte frontal. Esta zona frontal cuenta con una inclinación que hace que sea más cómodo el escribir, pero que además sirve para que sobre él descanse el reposamuñecas.

Razer BlackWidow V3

Al contrario que en el Razer Blackwidow V3 Pro, en este caso no tenemos un acolchado sobre el reposamuñecas, si no que se trata de una superficie de plástico duro con un acabado rugoso en cuyo centro tenemos el logo de Razer en bajorrelieve.

Teclado Razer BlackWidow V3 - Análisis 1

Si le damos la vuelta al teclado vemos una superficie plana en cuya parte inferior hay una línea de plástico duro que se sitúa a la misma altura que los cuatro pies de goma antideslizante que tenemos en las esquinas. Esto hace que a pesar de la separación de las bases de goma, la parte intermedia del teclado también se apoye en el escritorio. Un plus de resistencia si tenemos en cuenta que es la zona que más solemos “presionar” al escribir.

En el caso del reposamuñecas tenemos seis zonas de goma, con dos grandes líneas en la zona central.

Teclado Razer BlackWidow V3 - Análisis 2

En esta zona también vemos dos patas que sirven para elevar el teclado, las cuales dos alturas, una primera que alza el teclado 6 grados y una segunda que lo hace a 9 grados.

Un punto que agradezco mucho en este teclado es que este fondo cuenta con unos rieles en la parte superior que nos permite enrutar la salida del cable. Es decir que podemos escoger que el cable salga por el medio del teclado o cerca de las esquinas, algo que se agradece para evitar tener más cables de los deseables a la vista. Además al tratarse de un cable con acabado trenzado sumamente flexible, el doblar lo hacia los lados no se ve forzado, algo que hemos visto en otros modelos y que suele ser un problema a largo plazo.

El Razer BlackWidow V3 viene con un acabado negro pronunciado construido con un chasis de aluminio y plástico de alta densidad. Al tacto se nota más suave en la parte superior, aunque con algo de grano, y más rugoso en los laterales. Su peso en las manos hace que se sienta un teclado resistente y de calidad, con materiales que te aseguran que tendremos teclado para rato, algo que además la compañía te asegura con una garantía de dos años.

Este modelo se trata de un teclado completo, por lo que contamos con todos los bloques esperados, pero además tenemos un añadido en forma de controles multimedia.

Teclado Razer BlackWidow V3 - Análisis 5

Al igual que el modelo Pro este teclado cuenta con una serie de teclas dedicadas al control multimedia, aunque con un formato distinto. En este caso tenemos un botón para acciones como pausar o reanudar la reproducción y una rueda para controlar el volumen del sonido. Esta rueda también sirve para mutar o habilitar el sonido con solo pulsarla. En el uso lo cierto es que cumplen con su función, pero personalmente su colocación y diseño me resultan menos cómodas que en la versión Pro.

Teclado Razer BlackWidow V3 - Análisis 6

Las teclas del Razer Blackwidow V3 son ABS construidas en un proceso de doble inyección, dejando pasar la iluminación a través de los signos. Estas keycaps con paredes extragruesas están pensadas para soportar un uso prolongado y continuado, pero que a pesar de ellos no desgasten las etiquetas y sigan teniendo el mismo aspecto que el primer día. Su tacto es ligeramente rugoso y tiene unas buena separación entre pieza, facilitando el tecleo. Para ser más funcionales, aunque las teclas F9 a F12 y “Pause” viene con una serie de funciones prefijadas que se activan en conjunto con la tecla “FN”, con el software Synapse de Razer podemos configurar cada tecla según nuestras necesidades.

Bajo estas teclas tenemos los switches Razer Green que le dan el estatus de teclado mecánico y que prometen una vida útil de hasta 80 millones de pulsaciones. Estos switches se presentan con dos paneles laterales que les proporcionan mayor estabilidad, mientras que su base transparente deja pasar la iluminación LED que le da ese aire gaming que tanto nos gusta. Razer cuenta con varios modelos de switches, cada uno con unas características concretas. Para los Razer Green tenemos un tecleo táctil sonoro en el que cada pulsación se ve acompañado de un sonido característico, requiriendo de una fuerza de actuación de 50G y un recorrido de 4 mm, teniendo el punto de actuación a una distancia de 1.9 mm.

Teclado Razer BlackWidow V3 - Análisis 7

Como era de esperar al estar destinado básicamente a un público gamer el Razer BlackWidow V3 ha cuidado mucho la respuesta que ofrece, así tenemos un teclado N-key roll-over con una tasa de sondeo de 1.000 Hz. Esto asegura que se reconocerá la pulsación de varias teclas al unísono, mientras que la información de transmitirá de forma precisa e inmediata, permitiendo que podamos ser todo lo agresivos que queramos a la hora de jugar sin temor a que el teclado entorpezca o ralentice nuestra respuesta.

Personalmente me gusta que los reposamuñecas tengan algo de acolchado, cosa de la que carece este teclado. Aún así como se suele decir “Para gustos, colores”. Eso sí ten en cuenta que con él puesto el espacio que ocupa en el escritorio es significativo.

Teclado Razer BlackWidow V3 - Análisis 8

A la hora de jugar con teclado y ratón el espacio es fundamental, por lo que si quieres retirar el reposamuñecas es tan simple como levantarlo y colocarlo en donde no moleste, dejando así de paso a la vista el logo iluminada de Razer en la parte frontal. El Razer BlackWidow V3 no cuenta con sistema de encaje para este accesorios, dejando su estabilidad a las seis bases de goma en su base. Lo cierto es que a pesar de ellos no hemos tenido problemas de que se mueva o desplace.

Teclado Razer BlackWidow V3 - Análisis 9

Synapse, un fijo para redondear el hardware de Razer

Si bien no es imprescindible para usar el Razer BlackWidow V3, lo cierto es que lo suyo es que una vez conectes el teclado a tu PC instales el software Synapse de Razer. Esto es tan sencillo como que cuando conectas el teclado el propio sistema te dará la opción de instalarlo, solo debes aceptar y listo.

Una vez iniciado Synapse tenemos una pantalla de inicio que nos muestra los dispositivos Razer que tengamos conectados al equipo, por ejemplo el teclado y ratón, donde además podemos instalar “Modulos” compatibles que nos brindan conectividad con otros servicios como la iluminación Philips Hue o con Alexa. También nos brinda la opción de crear accesos directos globales, una combinación de teclas que realizan una función en algunos de los dispositivos Razer conectados. Por ejemplo podemos cambiar la sensibilidad del ratón Viper 8KHZ con una combinación de teclas en el Blackwidow V3.

Teclado Razer BlackWidow V3 - Análisis 10

Al seleccionar nuestro teclado nos encontramos con dos pestañas, una dedicada a la configuración de las teclas y otra a la iluminación, además nos permite crear hasta 5 perfiles de memoria que se almacenan de forma híbrida en el equipo y en la nube. Con la pestaña de “Personalizar” podemos remapear las teclas acorde a nuestra forma de trabajar y/o jugar, además el configurar el “modo juego”. A la hora de mapear las teclas contamos con el modo “normal” y el modo “Hypershift”, el cual nos permite dotar a cada tecla de una segunda función, incluyendo la ejecución de programas o iniciar un sitio web.

En lo que a iluminación se refiere tenemos una serie de efectos prefijados a escoger, pero además podemos usar Razer Chroma para personalizar la iluminación tecla a tecla con una variedad de 16.8 millones de opciones de colores. Nuevamente Razer nos permite sincronizar la iluminación no solo con otros dispositivos Razer, si no incluso con la iluminación de nuestra habitación si contamos con alguno de los sistemas de Philips Hue. Por si fuera poco existen más de 150 juegos que sincronizan sus acciones con la iluminación de Razer, por ejemplo si estamos combatiendo en un juego y nos hieren, no solo la pantalla tomará el habitual rojo sangre si no que las teclas del Razer BlackWidow V3 se iluminarán con ese color.

Conclusiones y opinión

El nuevo Razer Blackwidow V3 está disponible en Amazon , PcComponentes o en la web de Razer por 149.99€, un precio considerable a pesar de contar con nuestra querido “Ñ” al tener teclado en Español. Aún así hay que tener en cuenta que estamos ante un teclado que debería acompañarnos mucho tiempo y que está construido para aguantar el trote de horas de juego.

En el uso del Razer BlackWidow V3 la experiencia es puramente gamer, con un tecleo que se acompaña de un feedback sonoro pero que también percibimos de forma táctil y una construcción solida que deja una excelente impresión de resistencia y durabilidad. Las teclas ABS de doble inyección no han presentado “zonas brillantes” ni de desgaste a pesar de ponerlas a prueba, lo que demuestra que es un sistema perfeccionado que puede competir de tu a tú con las teclas PBT.

Teclado Razer BlackWidow V3 - Análisis 23

Contar con un reposamuñecas incluido es siempre bienvenido, a pesar de su ausencia de acolchado, mientras que Synapse sigue siendo uno de los software más completos en el terreno de periféricos gaming. Si me hubiera gustado algo más de brillo en la iluminación, posiblemente el contar con una base negro mate no ayude a la dispersión del mismo. Por otro lado las teclas multimedia están en un perfil bajo y su colocación no es la más cómoda. También hubiera agradecido un cable que no fuera fijo por si este se daña poder cambiarlo y seguir disfrutando del teclado.

Razer se ha hecho un hueco en el corazón de una comunidad que sigue apostando por sus productos, a cambio obtienen un producto que agrada desde el primer momento y que parece nos acompañará una buena temporada si decidimos llevárnoslo a casa.

Razer BlackWidow V3

149,99 €
8.3

Valoración

8.3/10

Pros

  • Construcción solida y resistente
  • Un software intuitivo y completo
  • Teclas multimedia
  • Reposamuñecas incluido
  • Respuesta y rendimiento

Contras

  • Cable fijo
  • Precio
  • Reposamuñecas sin acolchado

Siguenos en nuestro canal de Telegram para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.