Dentro de los smarwatch Xiaomi ya hace tiempo que tiene varios dispositivos en el mercado, aunque no hace tanto que lo hace bajo su propia marca. En esta línea se estreno con el Xiaomi Mi Watch, al que poco después le siguió el Xiaomi Mi Watch Lite que hoy os mostramos. Se trata de un dispositivo que en prestaciones nos recuerda a lo que esperamos de una banda deportiva, pero cuyo un aspecto es más cercano al que solemos asociar con un reloj inteligente.

Xiaomi es el rey de las bandas deportivas y quiere repetir la jugada en el mercado de los smartwarches económicos. Para esto ha escogido mantener la misma filosofía que aplicó a las primeras, ofreciendo un conjunto de prestaciones que le permitan competir con un precio tremendamente atractivo.

Xiaomi Mi Watch Lite

Buen diseño que aparenta “más”

Si miramos el Xiaomi Mi Watch Lite nos encontraremos con un diseño que nos va a resultar muy familiar en el mundo de los smartwatch, cuerpo rectangular con unas medidas de 41 mm x 35 mm x 10,9 mm y un peso de 21 gramos sin correa. En nuestro caso tenemos una unidad en color negro, aunque en España también podemos tenerlo en color azul marino y marfil, contando con otras opciones de color en otros mercados.

El gigante chino ha logrado que a pesar de que en su construcción se ha usado el plástico como material primario, en la muñeca da la apariencia de tener un dispositivo de más alta gama. Esto se ha logrado con unos bordes redondeados y una amplia pantalla de LCD a todo color de 1,4 pulgadas. Este display ofrece una resolución de 320 x 320 píxeles junto con un brillo de 350 Nits, lo cual nos ofrece una visibilidad muy correcta en exteriores, más que suficiente para consultar nuestras mediciones cuando hacemos ejercicio.

En la parte inferior del Xiaomi Mi Watch Lite tenemos el sensor óptico situado en el centro del cuerpo, ligeramente sobresaliendo para que se mantenga en contacto con nuestra piel. Bajo este tenemos dos conectores que sirven para cargar el reloj, algo que se hace mediante una base cuadrada donde se encaja el reloj. Nuevamente vemos este diseño de contornos redondeados, algo que es más acentuado que en la parte superior para que sea más cómodo en su uso.

Xiaomi Mi Watch Lite

A la hora de controlar el smartwatch económico de Xiaomi tenemos la pantalla táctil y un único botón situado en su lateral derecho, con un acabado metálico con diseño de tipo píldora que sobresale ligeramente sobre el cuerpo del reloj. Su uso requiere de una ligera presión, por lo que es mejor hacerlo realizando pinza con el otro lateral del reloj.

Xiaomi Mi Watch Lite, el enemigo de la Mi Band está en casa - Análisis 1

Para ajustar el Xiaomi Mi Watch Lite a nuestra muñeca tenemos una correa de 22 mm con sistema de hebilla plástica, muy similar a la que tenemos en la Mi Band, pero que mientras la correa parece ser del mismo material, en el caso de la hebilla esta es rígida y apreciablemente más resistente que la que tenemos en la banda deportiva.

Esta correa se puede sustituir, pudiendo liberarla gracias a un sistema que consta de una especie de botón en la parte interna, cerca de la unión con la caja, que al presionarla permite liberar la correa. Este sistema tan sencillo permite una fijación firme, hasta tal punto que parece realmente formar un todo y estar unido a la caja. Por ello el liberar la correa requiere que ejerzamos bastante presión sobre el citado botón.

Xiaomi Mi Watch Lite, el enemigo de la Mi Band está en casa - Análisis 2

Para cargar el Xiaomi Mi Watch Lite contamos con una estación de carga al estilo de las primeras Band, pero en formato rectangular y una distribución rara del cable. Esta base permite que coloquemos el reloj sobre ella para su carga, pero impide que la base descanse sobre una superficie ya que el cable está en la parte inferior, en su lugar la base se coloca en vertical. Esto tiene una justificación lógica, ya que así podemos colocar el reloj sin tener que retirar la correa, algo que sinceramente agradecemos.

Xiaomi Mi Watch Lite, el enemigo de la Mi Band está en casa - Análisis 3

Experiencia de uso

En lo que a comodidad de refiere Xiaomi ha hecho un gran trabajo, teniendo con el Xiaomi Mi Watch Lite un dispositivo muy cómodo de ajustar y llevar, algo que visto sus medidas y peso no es algo que deba sorprendernos. Este diseño además le otorga resistencia al agua de 5 atmosferas, por lo que podemos usarlo mientras nadamos en la piscina o si llueve sin ninguna preocupación.

Antes de pasar a hablar de la experiencia de uso que nos ha ofrecido el smartwatch económico de Xiaomi, vamos a hacer un repaso de las especificaciones del dispositivo parta conocerlo en detalle.

Especificaciones

  • Pantalla: TFT LCD de 1,4 ” con resolución 320 x 320 con 350 Nits y NTSC de 60%, PPI 323
  • Medidas: 41 mm x 35 mm x 10,9 mm
  • Peso: 21 gramos sin correa, 35 gramos con correa
  • Resistencia: 5 ATM
  • Sensores: sensor de 6 ejes, Sensor de frecuencia cardíaca, L-sensor, Brújula y Barómetro
  • Batería: 230 mAh que aguanta hasta 9 días. 2 horas para cargar.
  • Modos deportivos: Correr al aire libre, Cinta para correr, Ciclismo al aire libre , Ciclismo en interior, Estilo libre, Caminar, Trekking, Trail run, Natación en piscina, Natación en aguas abiertas y Cricket
  • Salud: Monitoreo de frecuencia cardíaca, monitoreo del sueño, respiración, notificaciones, clima, reloj, alarma, linterna, control de música
  • Posicionamiento por satélite GPS / A-GPS / GLONASS
  • Colores diferentes: negro, azul y blanco

Este conjunto de características nos lo ofrece Xiaomi con un precio de 59.99€, lo que sin duda lo convierte es un dispositivo tan atractivo como peligroso competidor de la Xiaomi Mi Band. Externamente el reloj tiene el aspecto de un smartwatch de pleno derecho, aunque si repasamos sus especificaciones vemos que se sitúa más cerca de un hibrido entre banda deportiva y smartwatch. La compañía china quiere ofrecer una alternativa a las bandas para aquellos usuario que quieran un dispositivo con un diseño mas estándar, pero sin tener que dejarse mucho dinero en su compra. Este es el terreno donde Xiaomi mejor se mueve.

Xiaomi ha apostado por un sistema operativo muy sencillo, con una interfaz de tiles con fondos de pantalla que podemos modificar gracias a la aplicación Xiaomi Wear. En este aspecto la variedad de esferas es limitada, algo que también se aplica a la información mostrada, pero es que no debemos olvidar que no estamos ante un smartwatch pletórico de funciones, si no que nos ofrece las básicas y normalmente más usadas por la mayoría de usuarios medios.

Xiaomi Mi Watch Lite, el enemigo de la Mi Band está en casa - Análisis 4

La pantalla de este reloj cuenta con una densidad de 323 píxeles por pulgadas, lo que permite que las esferas se vean con detalle y buenos colores. Para “despertar” está pantalla podemos hacerlo con el botón lateral o configurar que lo haga con el simple hecho de alzar la muñeca para ver la pantalla. Esto inicialmente no era demasiado preciso, fallando bastante al alzar la muñeca, sin embargo a principios de mes Xiaomi lanzó una actualización que solucionó esto y permite elevar la sensibilidad a este gesto, algo que ha logrado que ahora si funcione correctamente.

Una vez activa la pantalla podemos ver los accesos rápidos con una pulsación del botón, momento en el que se nos muestra la interfaz de tiles con acceso a los modos de entrenamiento y su historial; el historial de pasos realizados, calorías y vemos que nos hemos levantado; Brújula, seguimiento cardíaco y resto de funciones.

Xiaomi Mi Watch Lite, el enemigo de la Mi Band está en casa - Análisis 5

A algunas de estas funciones también podemos acceder deslizando sobre la pantalla de inicio, teniendo así acceso a los controles de reproducción, el clima, datos de sueño, calorías consumidas del día y ritmo cardíaco. Esto último nos permite realizar una medición inmediata, pero también nos muestra la última medición y el ritmo medio. Por supuesto no esperes poder añadir nuevas apps ni nada similar, no hay tienda desde la que añadir nada que ya no tenga preinstalado.

Xiaomi Mi Watch Lite, el enemigo de la Mi Band está en casa - Análisis 6

A la hora de realizar el seguimiento deportivo tenemos GPS, pero no medición de oxigeno en sangre, lo que nuevamente nos lleva a pensar en este como una punto intermedio entre un Smartwatch y una banda deportiva. Los modos con los que contamos a la hora de cuantificar nuestro ejercicio son: correr al aire libre, Cinta para correr, Ciclismo al aire libre , Ciclismo en interior, Estilo libre, Caminar, Trekking, Trail run, Natación en piscina, Natación en aguas abiertas y Cricket. El uso del GPS es una sorpresa ya que ha demostrado ser bastante más preciso de lo que esperábamos.

Xiaomi Mi Watch Lite, el enemigo de la Mi Band está en casa - Análisis 7

Deslizando hacia abajo en la pantalla de inicio tenemos acceso a la lista de notificaciones, las cuales solo podemos eliminar pero no contestar. Tampoco podemos contestar llamadas desde el reloj ya que no contamos ni con altavoz ni con micrófono, aunque si recibir el aviso de que nos llaman al móvil y aceptarlas o rechazarlas.

Deslizando hacia arriba accedemos a una serie de funciones como bloquear la pantalla, iluminarla para que nos sirva de linterna, activar el modo de molestar y levantar para activar o acceder a la configuración del reloj. Esta configuración es limitada, pero recientemente se han ampliado sus funciones. Ahora contamos con una función de “No molestar” inteligente que nos permite configurar que se active de forma automática cuando durmamos, además de poder configurar la vibración de las notificaciones.

Xiaomi Mi Watch Lite, el enemigo de la Mi Band está en casa - Análisis 8

A la hora de hacer ejercicio el seguimiento comienza con una cuenta atrás para darnos tiempo a prepararnos. En la información que nos facilita demuestra que su sensor es más el que podemos esperar de una banda que de un smartwatch.. El seguimiento nos ofrece datos como el ritmo cardíaco, pasos dados, tiempo de ejercicio, distancia recorrida, a que hora y día hemos realizado el ejercicio, modalidad del mismo, altura, cadencia, velocidad medio o calorías. Datos muy cumplidores para una reloj de este precio, pero lejos de lo que puede esperar quien busque un dispositivo para realizar un seguimiento profundo. Claramente está enfocado a un usuario que requiera un mínimo de información, sin complicaciones y cuyos datos sirvan como indicativo más que como una forma de planificar nuestros entrenamientos.

Xiaomi Mi Watch Lite, el enemigo de la Mi Band está en casa - Análisis 9

En el seguimiento de sueño la línea es la misma, pudiendo conocer la calidad del sueño nocturno con una puntuación media en la que vemos el tiempo de sueño profundo, ligero y tiempo despierto.

Aunque muchos de estos datos podemos verlos en el propio reloj, lo mejor es usar la aplicación Xiaomi Wear que tenemos para Android e iOS, la cual es la que nos permite actualizar el reloj y cambiar las esferas. En esta aplicación también encontramos las opciones de permitir que veamos el nombre del contacto en las llamadas entrantes, escoger que aplicaciones nos mostrará las notificaciones y ordenar los elementos que se muestra cuando deslizamos hacia los lados en la pantalla.

Al igual que el reloj la información que se nos muestra en los datos de seguimiento están limitados por lo que es capaz de recoger sus sensores, pero en este caso contamos con un mapa donde vemos el recorrido que hemos realizado en nuestros ejercicios al aire libre.

Según la empresa la batería de 420 mAh nos da para nueve días de autonomía, datos que no hemos podido alcanzar y que mas bien rondan la semana de autonomía, siempre en función del uso que le demos. En este aspecto influye mucho el GPS, siendo su uso el que más afecta a la autonomía, por lo que si somos de salir todos los días a correr la autonomía puede no llegar a la semana, aunque no debería de quedar lejos.

Un punto a favor del Xiaomi Mi Watch Lite es que en poco mas de hora y media logramos completar la carga del dispositivo, algo que hace que el tiempo que debamos estar sin el sea mínimo, haciendo que la batería sea un problema del que olvidarnos con este reloj.

Conclusiones

Xiaomi quiere llegar a un público al que la Xiaomi Mi Band no convence, pero que tampoco necesitan grandes prestaciones en su smartwatch para el día a día. No tenemos NFC, altavoz ni micrófono, pero si unas prestaciones que nos permiten realizar un seguimiento de salud y deportiva muy cumplidora, incluyendo la posibilidad de ver por donde hemos ido en nuestras carreras en exterior.

Sin duda el principal atractivo del Xiaomi Mi Watch Lite es su precio, 59.99€ que hace que la idea de una banda deportiva sea menos atractiva y que por poco más tengas un diseño más atractivo y ponible, por lo que se plantea la situación de que Xiaomi puede tener el principal competidor de su band en casa. Lo bueno es que así tenemos opciones y es el usuario el que puede escoger en función de sus necesidades.

 

Xiaomi Mi Watch Lite

59.99 €
8

Valoración

8.0/10

A favor

  • Precio
  • Diseño
  • Rendimiento
  • GPS

En contra

  • Es una banda deportiva en el cuerpo de un smartwatch

Siguenos en nuestro canal de Telegram para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.