Ya hace un par de años tuvimos la oportunidad de probar el Razer Naga Trinity, un ratón con laterales modulares intercambiables que en este 2020 recibe una actualización que nos llega bajo el nombre de Razer Naga Pro. Este ratón se adapta en su diseño y funcionalidades a las nuevas tendencias, lo que incluye que ahora es inalámbrico y podemos usarlo olvidándonos de los cables.

Como siempre, hemos pasado unas semanas probándolo en sus distintas configuraciones, ahora llega el momento de hablaros de la experiencia en esta review y contaros nuestras impresiones y opiniones.

Razer Naga Pro, tres ratones en uno

Razer Naga Pro, experiencia con un ratón modular - Análisis 1

Como es norma en los dispositivos de la marca en la caja del Razer Naga Pro destaca el color negro y el verde, mostrando en ella un ejemplo de lo que ofrece este ratón, es decir que hablamos de un dispositivo con tres laterales intercambiables que en la practica realmente tenemos tres ratones en uno.

Junto con esto, y aunque se trata de su marca distintiva, Razer destaca otros aspectos del Naga Pro, lo que incluye que podremos contar con hasta 19 botones programables, un sensor óptico Razer Focus+ con 20.000 DPI, conectividad Hyperspeed Wireless, hasta 100 horas de batería y su compatibilidad con el Razer Mouse Dock.

Dentro de la caja no tenemos el habitual pack que vemos en un ratón, y es que no hablamos de un ratón usual. En este caso tenemos el cuerpo principal y tres módulos laterales, pero también un cable Speedflex de 1,8 metros, un adaptador USB y por supuesto el habitual conjunto de manuales, nota de bienvenida y unas pegatinas.

Sacar el conjunto nos deja ante la primera decisión, la de cual de los tres laterales usar. El Razer Naga Pro cuenta con un tres módulos que se unen de forma imantada y que se distinguen por el número de botones con los que cuentan. Para escoger contaremos con 3 módulos laterales de 2, 6 o 12 botones. Dependiendo de cada uso podremos escoger uno u otro, aunque cambiar es tan sencillo que podemos alternarlos dependiendo de cada necesidad.

Razer Naga Pro

Una vez escogido el lateral a usar en nuestro Razer Naga Pro nos encontramos con un ratón de diseño que nos recuerda claramente al Naga Trinity, con unas medidas de 119 mm de largo por 74,5 mm de ancho y 43 mm de alto. Su cuerpo negro redondeado está pensado para un uso diestro, por lo que en la parte derecha sobresale ligeramente con respecto al lado izquierdo, asi y dado que es un ratón con una cierta altura, nos permite descansar parte de la mano apoyada sobre el dedo meñique.

Su parte superior es de una sola pieza y muestra en la trasera el logo con iluminación RGB de Razer. Esta pieza está dividida en la zona frontal por un espacio donde se alojan dos botones con los que cambiar de DPI y una rueda dentada, la cual también cuenta con iluminación en sus laterales.

Los botones tiene un diseño curvado para servir de cuna a nuestros dedos y permitir un mayor control de cada pulsación. Bajo ellos encontramos unos interruptores ópticos de alta calidad, los que la marca suele usar en sus ratones de gama alta y que ofrecen una excelente respuesta. Al igual que el resto del ratón estos cuentan con un acabado ligeramente rugoso, punto a a favor a la hora de favorecer un mejor agarre y en este caso control de las pulsaciones.

Razer Naga Pro, experiencia con un ratón modular - Análisis 2

En el frontal del Razer Naga Pro nos encontramos con la conexión de su cable Speedflex con un conector propietario micro USB que ya hemos visto en otros modelos. Por un lado aporta estabilidad a la hora de conectarlo, por otra nos limita en su uso al no poder usar otro modelo de cable.

El acabado de los botones en pico le da un aspecto agresivo, es algo que ya hemos visto en otro modelos de la marca y que visualmente queda llamativo.

La parte inferior también comienza a sernos familiar y es que para sus ratones inalámbricos Razer apuesta por un rebaje que le hace compatible con su base de carga, el Mouse Dock.

Junto con cinco zonas deslizables de teflón blanco encontramos un deslizable que nos permite conectar el ratón mediante Bluetooth o a través de la conexión wireless Razer HyperSpeed de 2,4 GHz. También contamos con un botón para cambiar entre los distintos perfiles que podemos crear con el software Synapse.

En el centro de todo tenemos uno de los principales atractivos del Razer Naga Pro, su sensor óptico Focus+ con hasta 20.000 DPI, lo último de la compañía para sus ratones gamer y el cual montan la mayoría de sus modelos de gama alta.

Razer Naga Pro, experiencia con un ratón modular - Análisis 5

Finalmente, en este repaso al diseño de este dispositivo llegamos a los laterales, un distintivo del ratón. En el lateral izquierda tenemos la mencionada protuberancia para apoyar el dedo anular y bajo ella una zona engomada que ayuda al agarre. Aquí ya depende el tipo de agarre que usemos, pero en mi caso con agarre palmar lo cierto es que el mismo diseño me es suficiente para controlar el ratón, llegando pocas veces a tocar esta zona.

Razer Naga Pro, experiencia con un ratón modular - Análisis 6

La parte izquierda cuenta con una zona donde se sitúan 16 pines que se conectan con otros tantos conectores en los tres laterales con los que cuenta el ratón. Estos laterales se coloca y sujetan de forma magnética, con un imán en cada extremo, permitiendo un ajuste rápido y sorprendentemente firme.

Razer Naga Pro, experiencia con un ratón modular - Análisis 7

Razer ha aprovechado este sistema para esconder el conector USB del Razer Naga Pro, el cual nos permite la conectividad HyperSpeed. Este lo conectamos a cualquier puerto del PC y al seleccionar la conexión 2.4 GHz en el deslizable inferior la conexión de realiza de forma automática. Si por lo que sea el puerto del PC queda alejado del ratón y no queremos arriesgarnos a una mala conexión, Razer añade un adaptador que gracias al cable del propio ratón podremos usar como un extensor del puerto y situar este mas cerca del propio ratón.

Ya entrando en materia tenemos los tres laterales con 2, 6 y 12 botones. Con esta variedad de opciones podemos escoger el modelo base de dos botones para juegos como los shooter que no requieren de una amplia variedad de acciones o para el uso más “habitual”. Por contra los laterales con 6 y 12 botones nos dan una amplia variedad de opciones para otro tipo de juegos como los MOBA. Aquí podemos por personalizar el uso de cada uno por nuestra cuenta, aunque también podemos usarlo con algunos juegos que ya de por si cuentan con opciones prefijadas para los botones númericos, cambiando los que no nos convengan o no se adapten a nuestra forma de jugar.

Sobre todo lo que ofrece esta especial configuración del Razer Naga Pro es la variedad de opciones. Podemos adaptar el ratón a nuestras necesidades, configurar cada lateral con el software Synapse y cambiarlo en segundos con solo despegar un lateral y pegar el que nos interese usar en un momento determinado.

Razer Naga Pro, experiencia con un ratón modular - Análisis 11

Especificaciones Razer Naga Pro

  • Sensor óptico Focus+ de 20 000 PPP reales con un 99,6 % de precisión de resolución
  • Hasta 650 pulgadas por segundo (IPS)/50 G de aceleración
  • Switches ópticos para ratones Razer con una duración de hasta 70 millones de clicks (solo M1/M2)
  • Conexión dual wireless: HyperSpeed (2,4 GHz) y Bluetooth de bajo consumo
  • 3 placas laterales intercambiables con configuraciones de 2, 6 y 12 botones
  • Hasta 19+1 botones programables
  • Base del ratón de teflón 100 % (0,8 mm de grosor)
  • Ajustes inmediatos de sensibilidad (niveles predeterminados: 400/800/1600/3200/6400)
  • Memoria integrada avanzada (4 perfiles + 1)
  • Compatible con Razer Synapse 3
  • Razer ChromaRGB con 16,8 millones de opciones de color
  • Cable Speedflex de 1,8 m para cargarlo y usarlo con cable
  • Compatible con base de carga del ratón Razer
  • Duración de la batería: 100 horas aproximadamente con HyperSpeed Wireless, 150 horas con Bluetooth de bajo consumo
  • Tamaño aproximado: 119 mm (largo) 74,5 mm (ancho) 43 mm (alto)
  • Peso aproximado: 117 gramos (sin dongle)
  • Compatible con Xbox One para entrada básica

Una personalización por software

Al hablar de un ratón con tantas opciones como el Razer Naga Pro era de esperar que su personalización fuera compleja, contar con un número tan exagerado de botones que configurar puede abrumar al pensar en ello. Por suerte Razer cuenta con uno de los software más intuitivos Razer Synapse, el cual además te da la opción de instalación nada más conectar el ratón al PC.

En este caso el Software ofrece cinco zonas de configuración. La primera de ellas es la de Personalización, la cual en esta caso es mucho más amplia que en otros ratones de la marca. El motivo es que cuenta con un menú lateral con varios apartados de configuración de botones, indicando si estamos configurando el lateral con 2, 6 o 12 botones. Es decir que no hace falta ir cambiando entre laterales y podemos configurar los tres de una tirada. Si esto te parece complicado puedes usar las imágenes que nos muestran cada modulo, solo debes seleccionar cual quieres configurar y luego seleccionar que botón quieres mapear.

Razer Naga Pro, experiencia con un ratón modular - Análisis 12

Junto a esto tenemos la opción de personalizar la iluminación, la forma de comportase a la hora de ahorrar batería apagándose tras x tiempo sin usarse o configurar el distancia de seguimiento, es decir la distancia a la que el sensor deja de seguir nuestro movimiento si alzamos el ratón.

En la sección de rendimiento podremos personaliza los niveles de DPI, con cinco niveles ya prefijados de 400, 800, 1.600, 3.200 y 6.400, los cuales podremos variar hasta los 20.000 DPI e incluso diferenciar en los ejes X y Y.

Experiencia de uso

En los días que he usado el Razer Naga Pro me ha quedado claro que para sacar el máximo provecho de este ratón hace falta un ligero periodo de adaptación, sobre todo si usamos el lateral con doce botones, a pesar de la separación entre ellos no es anormal pulsar el equivocado hasta que te haces con ello. Eso si, una vez lo consigues la rapidez a la hora de realizar acciones te compensan el esfuerzo.

Su diseño permite que el dedo anular se mantenga apoyado, lo que puede favorecer el uso palmar. En mi experiencia me ha resultado cómodo, aunque no tanto como otros modelos de la compañía. Aquí ya entra mucho en juego la fisionomía de cada uno y sobre todo la forma de agarre, en mi caso no me veo usándolo con agarra de dedos.

Razer Naga Pro, experiencia con un ratón modular - Análisis 22

Donde no hay queja es en el funcionamiento de su sensor óptico Focus+, el cual además de los 20K de DPI ofrece una velocidad de hasta 650 IPS, una aceleración de 50 G y hasta 1000 Mhz de frecuencia de refresco. Al ser un sensor que ya he probado en otros modelos de la compañía, y compartir con estos los deslizadores de teflón, esperaba un rendimiento de primer nivel y así ha sido.

En el uso el Razer Naga Pro es un ratón preciso aunque su peso hace que tengamos que ejercer más fuerza en los movimientos que lo que nos tenía acostumbrados otros modelos inalámbricos de la compañía. Esto se traduce en que largas sesiones de juego que requieran movimientos bruscos y largos, pueden llegar a hacerse notar.

Razer Naga Pro, experiencia con un ratón modular - Análisis 23

Si bien hay opción de usarlo con Bluetooth o Wireless, si puedes opta siempre por la segunda. La estabilidad, rapidez de respuesta y baja latencia es notablemente mejor y lo vas a agradecer en tus partidas.

Con una batería que promete hasta 100 horas, lo cierto es que no tienes motivos para optar por usar el cable para jugar, pero si lo haces tampoco vas a sufrir ya que este con sus 1.8 metros de longitud y una flexibilidad destacada permite un uso sin pegas que ponerle.

Conclusión y opiniones

Esta claro que Razer picaba alto con este ratón, una apuesta por mejorar su Naga Trinity que lo cierto es que le ha salido muy bien, teniendo como principal pega su peso y sobre todo el precio.

Al usar un sensor ya contrastado y adaptar sus laterales para su uso en variedad de tipos de juego, la compañía de las tres serpientes ha querido ir sobre seguro. El resultado le acompaña en esta decisión y da como resultado una excelente opción para los usuarios que necesiten un ratón modular, el cual además pueden personalizar a fondo con un software con amplias opciones y un uso intuitivo.

Razer Naga Pro, experiencia con un ratón modular - Análisis 24

El Razer Naga Pro llega con un precio de 169.99€ que si pensamos en él como un tres en uno inalámbrico, lo cierto es que parece algo más atractivo, pero sin dejar de ser caro. A la hora de recomendarlo hay que tener muy claro que necesitas este tipo de ratón. Su diseño no deja de tener su complicación a la hora de usarlo, por lo que debes tener claro que no te puede servir un ratón normal para alcanzar el nivel que quieres. Si este es tu caso y el precio no es un problema, el Razer Naga Pro sin duda puede ser lo que necesitas.

Razer Naga Pro

169.99 €
8.4

Valoración

8.4/10

A favor

  • Diseño modular con tres modulos
  • Sensor Razer Focus+
  • Autonomía
  • Excelente conectividad inalámbrica s

En contra

  • Un peso notable para partidas largas
  • Precio
  • Conector USB propietario

Siguenos en nuestro canal de Telegram para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.