Estas leyendo
El Google Pixel 5 podría venir en una única versión “XL”

Todo indica a que el 8 de Octubre veremos aparecer la nueva linea 5G de Google Pixel, una fecha que se le escapo a Google Francia. La compañía confirmó con el lanzamiento del Google Pixel 4a que en otoño veríamos llegar los nuevos Google Pixel 4a 5G y el nuevo Google Pixel 5, dispositivos con conectividad 5G y de los que ya tenemos los primeros rumores que apuntan a que la compañía habría optado por pelear en precio y olvidarse de las gamas premium.

Google Pixel 5 5G

Un solo Google Pixel 5 en formato XL

Recientemente el dispositivo de Google paso por AI Benchmark, desvelando un procesador Qualcomm Snapdragon 765G con 8GB de RAM. Ahora una supuesta filtración confirmaría que el dispositivo sería una versión “XL”, aunque no luciría ese nombre. Es decir el Google Pixel 5 solo tendría una versión, pero esta se lanzaría con una pantalla de gran tamaño.

La información nos llega desde Twitter, donde el usuario Jason C – I’m Just Saying afirma haber recibido datos que apuntan a que el Google Pixel 5 vendría con una pantalla de 6,67 pulgadas y 120 Hz de tasa de refresco. Estas cifras coinciden con lo que ya en su día dijo Ross Young, quien ademas aportaba que la pantalla estaría fabricada por Samsung y el fabricante chino BOE.

Por otro lado la misma fuente afirma que el Pixel 5 tendría un sensor trasero de huellas y almacenamiento que partiría de los 128 GB, ademas de mencionar que el precio de salida sería de 699$.

Por supuesto esto hay que tomarlo con la máxima precaución a falta de poder confirmarlo por otras fuentes, pero de ser ciertas representaría un cambio de estrategia de la compañía, pasando a apostar por competir por un mercado mas en lo que conocemos como la gama media y dejar de tratar de hacerlo en la gama premium.

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro A.
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.