Estas leyendo
Estados Unidos se lanza al cuello de Huawei con nuevas prohibiciones

Estados Unidos ha pasado de considerar a Huawei como un peligro para su seguridad, a ponerse como meta la destrucción de la empresa. Eso parece al menos con el último comunicado que ha emitido el Departamento de Comercio.

El veto de la administración norteamericana prohibía a las empresas norteaméricanas colaborar o prestar sus servicios a empresas chinas, algo que afectó particularmente a Huawei. Sin embargo la empresa china si podía seguir colaborando con empresas de terceros países, a pesar de que estas si usaran tecnología estadounidense para crear sus productos. Ahora esto no será posible ya que el nuevo edicto dictamina que las empresas de terceros países que hagan uso de tecnologías estadounidenses para producir equipos que puedan estar destinados a Huawei, deberán solicitar una licencia para ello.

Dichos artículos producidos en el extranjero solo requerirán una licencia cuando se sepa que están destinados a la reexportación, exportación desde el extranjero o transferencia (en el país) a Huawei o cualquiera de sus afiliados.

Esto de facto hace que la administración estadounidense se otorgue la autoridad de controlar las políticas comerciales de empresas extranjeras, algo que no habrá sentado muy bien a los gobiernos locales ni por supuesto al gobierno chino, aunque de momento no ha habido declaraciones al respecto.

Empresas fuera de USA tendrán que pedir licencia para comerciar con Huawei

El ejemplo más claro de esto son los procesadores Kirin, la matriz de los smartphones de la compañía China. Estos son fabricados por Taiwan Semiconductor Manufacturing Company, mas conocida como TSMC, empresa taiwanesa de fundición de semiconductores. Esta se encarga de la fabricación de estos componentes para los Kirin siguiendo el diseño proporcionado por Huawei, pero también para otras empresas como Apple y Qualcomm. TSMC usa parcialmente tecnología estadounidense para el proceso de fundición de semiconductores por lo que ahora deberá pedir una licencia a la administración Trump antes de poder proporcionar estos a la compañía china.

Kirin 980

El anuncio, aunque afecta a otras empresas, no esconde que esta medida está destinada a cortar el acceso de Huawei a estos recursos e impedir lo que han calificado como los “esfuerzos para socavar estas restricciones basadas en la seguridad nacional” de la empresa china y sus filiales.

Esta medida no tendrá un impacto inmediato y es que se autoriza el envío del material producido o en producción, siempre que se envié antes de 120 días. Pasado ese tiempo Huawei tendrá que buscar nuevas formas de adquirir estos componentes.

Por otro parte la tensión entre el gobierno norteamericano y chino sigue en aumento, por lo que se espera una respuesta por parte de Pekin a esta nueva medida contra una de las principales empresas del país.

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro A.
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.