Estas leyendo
Echo Flex, analizamos el enchufe inteligente de Amazon

Amazon Echo Flex

Usar Alexa en nuestros hogares ya no se limita a las habitaciones o el salón, ni depende de dispositivos que tengamos que apoyar en una superficie o anclar a la pared, solo necesitamos un enchufe.

Amazon decidió hace poco lanzar el nuevo Echo Flex, un dispositivo de pequeñas dimensiones, que solo precisa de un enchufe y que a pesar de ello nos permite tener Alexa en cualquier rincón de la casa. Hemos podido ponerlo a prueba durante un par de semanas y ahora os contamos nuestras impresiones.

Alexa en cualquier rincón

En su presentación Amazon se cuido mucho de no denominar “altavoz” a este dispositivo, lo que no quita que lo tenga. Esto se debe a que realmente el Echo Flex no está diseñado para funcionar como un altavoz, y es que sus medidas y diseño limitan mucho lo que puede ofrecer en este aspecto. A la hora de plantearnos su compra debemos tener claro su uso y sobre todo sus capacidades. Para ayudarte en ello vamos a hacer una descripción del producto.

Amazon Echo Flex

El Echo Flex tiene diseño rectangular de lineas laterales redondeados y parte superior e inferior planos. Sus medidas dan un alto de 72mm con un ancho de 67mm y un peso de 154 gramos. En el frontal, de arriba hacia abajo tenemos una luz LED flanqueada por dos micrófonos. La luz LED nos indica si Alexa nos ha escuchado o si tenemos alguna notificación pendiente de escuchar.

Bajo esto tenemos el botón de acción, que usaremos más bien poco, y el de mutar los micrófonos, que permite silenciarlos si preferimos que Alexa no nos escuche. Completando la parte frontal, en la zona inferior tenemos dos pequeñas lineas horizontales que son la salida del altavoz.

Finalmente en el lateral derecho tenemos una salida de sonido jack 3.5mm, mientras que en la parte inferior del dispositivo tenemos un puerto USB Tipo A con dos pequeñas hendiduras en los laterales, posiblemente la parte que más juego nos puede dar.

Amazon Echo Flex

Un puerto USB multiuso

La conexión USB de la parte inferior nos permite conectar otros dispositivos para que funcionen en conjunto o, por ejemplo, cargar nuestros smartphones. Aunque en este último caso y dado que la salida es de solo 7,5 W ya puedes olvidarte de la carga rápida.

Realmente, y tras el tiempo que he pasado usándolo, parece que este puerto esta más bien destinado a conectar dispositivos de terceros como una luz nocturna o un sensor de movimiento. En mi caso he podido probarlo con una luz nocturna, la cual se conecta mediante este USB y se mantiene sujeta gracias a unas pestañas que se introducen en los dos orificios laterales que os mencionaba antes.

Realmente con este tipo de accesorios es cuando te das cuenta del potencial del dispositivo, no solo sirve para usar Alexa, si no que puedes usarlos como luz antipanico en la habitación de un niño, para iluminar un pasillo por la noche o a crear rutinas a nuestro paso si usas el sensor de movimiento.

Experiencia de uso con el Echo Flex y Luz Nocturna

El conectar el Echo Flex a nuestra red WIFI no varía con respecto a otros dispositivos, debemos abrir la aplicación de Alexa, buscar el dispositivo y seguir los pasos. Es simple y rápido, debiendo recordar de asignarlo a una habitación de nuestra casa para mejorar su uso.

En lo que al propio dispositivo se refiere, sus dos micrófonos permiten que capte bastante bien las ordenes, no hay mucha diferencia en distancia o capacidad de reconocerlas con respecto al Echo Dot. Lo que si muestra una gran distancia es lo que respecta al sonido, su altavoz de 15 mm da un volumen aceptable, pero una calidad muy pobre a la hora de poner música, pero aceptable para escuchar las respuestas de Alexa. Como ya dije no es un altavoz como tal, si no una forma de poder disponer del asistente de Amazon en cualquier lugar de la casa.

En lo que respecta a la Luz Nocturna, esta se vende por separado con un precio de 14.99€ por Third Reality. Se trata de una pequeña luz que se ilumina cuando detecta que está oscura la estancia y se apaga cuando detecta que hay luz. Podemos configurarla en intensidad y colores, seleccionando entre una variedad disponible, ademas de poder programar su horario de encendido y apagado nocturno.

Tanto para una habitación como para un pasillo, este binomio funciona realmente bien en su papel. Finalmente opte por ponerlo en un pasillo, ya que su luz nocturna le hacen idóneo en este aspecto, pero sobre todo porque en el baño, cocina o habitaciones hace imposible usar un enchufe para otros electrodomésticos o aparatos, en mi caso personalmente no me compensaba ademas de que son espacios donde me gusta escuchar música. Por supuesto esto siempre depende de cada uno y del uso que le vayamos a dar.

Conclusiones y opinión

Amazon ha emprendido el camino de generalizar el uso de sus dispositivos Echo, ya lo vimos con el Input, un accesorio que convertía cualquier altavoz en un dispositivo inteligente, y lo volvemos a ver con el Echo Flex. Aunque se lanzó con un precio de 29.99€, diversas ofertas han permitido que lo podamos comprar por solo 19.99€, precio que tiene actualmente en Amazon,

Si tenemos en cuenta lo que ofrece y el precio al que podemos comprarlo, el Flex es indicado para quienes quieran adentrarse en este terreno de tener una casa con asistente digital. Sin embargo solo para aquellos que no busquen una buena calidad de sonido, ya que el Flex no está pensado para eso, aunque siempre puedes conectar un altavoz con su puerto jack 3.5mm.

El Flex es una propuesta diferente a lo que Amazon nos tiene acostumbrados y eso es porque su uso también lo es. En el caso de no poder tener un dispositivo al uso, que conlleve cables y una superficie donde ponerlo, el Flex se alza como nuestro salvador. El baño y Cocina son los indicados por Amazon como su hábitat idóneo, aunque en mi caso los pasillos son mejor opción, siempre dependiendo de los enchufes disponibles, pero si le añades algún accesorios sus opciones se amplían mucho.

Amazon Echo Flex

Si tienes niños pequeños y necesitas una luz nocturna, el Flex te permite eso pero con el plus de poder regular intensidad y horarios. Lo mismo se aplica a zonas de paso donde no quieras encender una luz que puede molestar a otros habitantes de la casa. Para el caso de optar por el sensor de movimientos, puedes crear rutinas que activen a tu paso por donde lo tengas instalado.

Para cerrar decir que posiblemente sea la mejor opción para los que quieran iniciarse con Alexa y no tengan pensado usarlo como altavoz, su precio y versatilidad hacen que podamos usarlo en cualquier zona, sin cables ni que apenas notemos su presencia. Su precio actual de solo 19.99€ lo hace tentador no solo para los novatos, si no para aquellos que deseemos llevar Alexa a rincones que de otras formas nos seria complicado.

Amazon Echo Flex

19.99 €
7.8

DISEÑO

8.0/10

SONIDO

7.0/10

CONECTIVIDAD

8.0/10

RENDIMIENTO

8.0/10

A favor

  • Precio
  • Alexa en cualquier enchufe de la casa
  • Puerto USB multifunción
  • Accesorios

En contra

  • Un pésimo sonido
  • Carga por USB a solo 7.5 W

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro A.
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.