Estas leyendo
Nuevo teclado Razer BlackWidow, bajando el precio pero no la calidad

Razer BlackWidow

A mediados de Marzo Razer presentó una nueva gama de productos a los que catalogó como “superventas”. Estos se basaban en un premisa clara, ofrecer productos con la calidad Razer destinada a jugadores que busquen dispositivos de garantías, pero que fuesen más asequibles y pudiesen llegar a un mayor número de compradores.

En nuestras manos ha caído ya uno de estos productos, concretamente el nuevo teclado Razer BlackWidow, el cual hemos probado y comprobado si realmente cumple con lo que nos prometían. Así que ha llegado el momento de contestar a estas preguntas.

Un diseño que no renuncia al estilo Razer

En teclado Razer BlackWidow nos llega en una caja “estilo Razer”, donde los colores protagonistas son el verde y negro, característicos de la mayoría de diseños de la empresa. En esta ocasión cuenta con una pequeña apertura que nos deba probar las teclas de desplazamiento, una forma de que sepamos que nos llevamos a casa antes de pagarlo.

Dentro de la caja tenemos el teclado protegido por una cubierta de plástico y gomaespuma en los laterales. Bajo la tapa encontramos las instrucciones, un papelito dándonos las gracias por la compra y las sempiternas pegatinas con el logo de razer.

El desempaquetado no tiene mayor misterio, pero ya nos permite ver los cambios que hay con respecto a otros modelos Blackwidow. Lo primero decir que es un teclado con un peso notorio, no porque sea excesivo, si no porque dado que se trata de una versión “más económica”, esperaba que fuera más ligero. Al contrario de lo que pudiera parecer, para mi esto es un buen punto. Tenemos que pensar que hablamos de un teclado gamer, que debe aguantar movimientos espasmódicos. Sin un peso adecuado es mas fácil que se mueva y eche a perder nuestro progreso, Razer Blackwindow ha logrado un punto de equilibrio entre peso y comodidad.

Por otro lado el buscar ajustar el precio no ha afectado al diseño, el cual sigue guardando el espíritu gamer de Razer, Esto se ve reflejado desde el propio logo de la compañía en la parte inferior del teclado, como en un aspecto de calidad y dureza que se ve aumentado por una textura ligeramente rugosa del cuerpo


En esta ocasión no tenemos teclas elevándose sobre la base, algo que veíamos en el Blackwidow Elite. En su lugar guarda un diseño más clásico con las teclas incrustadas en la base. No cuentan con puertos ni nada similar, por lo que de él solo sale un cable que se conecta al PC mediante una conexión USB.

Este cable, por cierto, se puede enrutar por un canal que hay en la parte de la base, el cual permite su salida por los laterales si nos es más conveniente, dependiendo siempre de la distribución de nuestro escritorio.

Razer BlackWidow 2019

Esta base cuenta con un total de cinco almohadillas que impiden que el teclado se mueva y dos patas que se pueden levantar en dos posiciones extras.

Switches mecánicos verdes, diseñados para aguantar

Las teclas del Razer Blackwidows son switches mecánicos verdes que prometen 80 millones de pulsaciones. El detallar que son verdes no es baladí, ya que es indicativo que este modelo cuenta con el característico sonido de los teclados mecánicos, tienen un recorrido de 4.0 mm y exigen una pulsación de 50 G. Su diseño incluye unas paredes laterales que ayudan a la estabilidad del tecleo y aportan un plus de resistencia.

La base de estas teclas cuentan con iluminación, la cual podemos personalizar de mil formas con el uso de Synapse, el software del que os hablaré mas adelante, pero que permite una enorme variedad de combinaciones de colores y efectos.

Razer BlackWidow 2019

En esta ocasión el ruido del tecleo, seguramente por el propio diseño del teclado, no es tan exagerado como pasaba con su hermano mayor, pero aún así mantiene esta peculiaridad del diseño de los Switches mecánicos de Razer.

Especificaciones - Razer BlackWidow
Detalle:

  • Switches mecánicos verdes de Razer diseñados para juegos
  • Vida útil de 80 millones de pulsaciones
  • Iluminación personalizable Razer Chroma con 16,8 millones de opciones de color.
  • Memoria híbrida integrada y almacenamiento en la nube de hasta 5 perfiles
  • Compatible con Razer Synapse 3
  • Opciones de enrutamiento de cable
  • Reconocimiento de teclas simultáneo con tecnología antighosting
  • Teclas totalmente programables con grabación simultánea de macros
  • Opción de modo de juego
  • Tasa de sondeo (ultrapolling) de 1000 Hz
  • Tecnología de gatillo instantáneo

Precio:
a partir de 129.99 €

Synapse 3.0, el cerebro tras el músculo

Los dispositivos Razer vienen vitaminados con el software Synapse 3.0 y el Razer Blackwidows no una excepción. Este teclado cuenta con la posibilidad de crear hasta cinco perfiles, los cuales se almacenan de forma hibrida. Es decir nuestros perfiles se almacenan en el dispositivo, pero también en nube.

Las posibilidades que tendremos con el uso de Synapse incluyen la personalización de la iluminación y también de las teclas. La primera de ellas usa el sistema Chroma Studio, este es uno de los sistemas más completos que podemos encontrar a día de hoy. No solo nos permite controlar y personalizar la iluminación del propio teclado, si no que también lo podemos hacer con la iluminación periférica si contamos con el puente de Philips Hue.

Este tipo de sistemas ofrecen ademas un extra, ya que Razer cuenta con un SDK que pone a disposición de los desarrolladores. Esto pueden añadir efectos de luz en sus juegos, los cuales se reflejan en la iluminación del teclado u otros dispositivos Razer. Fornite,Warframe, Overwatch o Apex Legends son algunos de los juegos que se integran con Razer Chroma.

Otro aspecto que nos permite configurar Synapse 3.0 es el propio teclado, pudiendo asignar una acción a cada tecla. Podemos generar macros, u otro tipo de acciones, lo que nos multiplica la funcionalidad del Razer BlackWidow. Lo hace además más allá del propio número de teclas. Gracias a Hypershift podemos asignar una segunda función a cada tecla dependiendo de si se hace una pulsación normal o prolongada.

Conclusiones y experiencia

El nuevo Razer Blackwidow renuncia es un teclado que huye de extras como conexiones o mandos multimedia y se centra en lo práctico. En nuestro país podemos encontrarlo en configuración española o americana por 129,99€. Un precio que rebaja el que podemos encontrar en el Blackwidow Elite, pero que mantiene muchas de sus mejores características. Su diseño no es tan agresivo como el de su hermano mayor, pudiendo incluso usarlo como teclado de oficina, sin embargo al momento de usarlo vemos que como teclado gamer cumple sin problemas.

Razer BlackWidow

El sistema de switches mecánicos verdes de Razer del Razer BlackWidow sigue dejándome unas impresiones realmente positivas, aunque el sonido sigue sin ser lo que mas me guste para un uso “de oficina”. Aun así reconozco que en el Blackwidow no es tan exagerado y este es un punto que agradezco. Su recorrido y el contar con tecnología antighosting, ofrecen un manejo preciso y funcional, incluso a velocidades de tecleo rápido.

Synapse añade un plus a los teclados Razer y si eres de los que ademas cuentan con dispositivos Hue, puedes lograr un entorno gamer simplemente espectacular.

En general las sensaciones han sido muy positivas, similares a las que obtuve con el Blackwidow Elite, pero con un precio más reducido. Si me hubiera gustado contar con una base para las muñecas, pero eso es algo que no suele venir por defecto en este rango de precios. Lo que si hace es que me replantee si por la diferencia no merece más la pena ir a por el Elite, pero eso ya es algo que cada uno debe valorar en función de sus necesidades ¿no crees?.

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro A.
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.