Estas leyendo
Analizamos el Razer Mamba & Fireflux HyperFlux, con su ratón inalámbrico que no necesita batería

Razer Mamba & Fireflux HyperFlux

Hoy os traemos una curiosa propuesta de Razer, una evolución de dos de sus dispositivos que han unificado para ofrecernos una propuesta realmente interesante. El dispositivo en cuestión del cual hoy os traemos nuestro análisis es el Razer Mamba & Firefly HyperFlux. Un pack que se compone de una alfombrilla Firefly y un ratón Mamba, aunque con ligeros cambios para trabajar mejor en conjunto y sobre todo con el añadido de la tecnología HyperFlux.

Un ratón verdaderamente inalámbrico

Sin duda el principal atractivo del Razer Mamba & Firefly HyperFlux es el funcionamiento del ratón, que aunque podemos conectar mediante cable, está pensado para usarlo de forma inalámbrica. Lo curioso de este dispositivo salta a la vista según lo coges. Su ligereza sorprende ya que parece que estuviera hueco, el motivo de ello es simple, a pesar de ser inalámbrico no cuenta con batería ni pilas. Lo cual nos desvela una curiosa pregunta ¿De donde coge la energía para funcionar? Aquí es donde entra en acción la Razer Firefly HyperFlux, mucho más que una alfombrilla, ya que es la encargada de proveer de energía al ratón con solo situar este sobre ella.

Razer cuenta con la tecnología HyperFlux, que en pocas palabras genera un campo magnético en la alfombrilla que alimenta al ratón y elimina la necesidad de que este tenga batería o pilas. Es decir no hay que preocuparse de cargarlo ni de cables, basta con situar el ratón sobre la alfombrilla y que esta este conectada al ordenador.

En el uso esto se traduce en una enorme ventaja, ya que el sistema funciona realmente bien y al ser tan ligero, el ratón se maneja con una facilidad más que destacable. Cualquier uso que le demos, ya sea gamer o más habitual, se nota mucho mas cómodo que con un ratón inalambrico habitual. Aunando la ligereza del ratón, la precisión de su uso con la alfombrilla Firefly, la ausencia de cables y el sensor óptico Razer 5G, todo ello redondea el producto 

Razer Firefly HyperFlux

Para conocer el producto antes de daros mi opinión de uso, vamos a detallar ambas partes del Razer Mamba & Firefly HyperFlux. Comenzaremos con la base Razer Firefly HyperFlux, la cual cuenta con unas dimensiones de 355 x 282.5 mm. Su diseño en color negro acentúa aún mas la iluminación Razer Chroma. Esta podemos encontrarla en el contorno inferior de la base y también en la parte superior central, donde se sitúa el epicentro de la tecnología HyperFlux.

Como es norma en los productos Razer esta base se puede conectar con el software Synapse 3.0, gracia al cual podemos configurar la iluminación adecuándola a nuestros gustos.

Con una estructura base donde se alojan el cableado necesario para transferir energía al ratón, sobre ella tenemos una superficie de doble cara que podemos cambiar según la necesidad. Esta alfombrilla es rígida por un lado, y de tela por el otro. La primera está indicada para situaciones donde necesitamos rapidez, por ejemplo en juegos de acción donde la velocidad de los movimientos determinan nuestro éxito. Por otro lado la superficie de tela está pensada para cuando nuestras necesidades apuntan mas hacia la precisión. Gracias a una pequeña depresión en el contorno de la base, el cambiar de una a otro es algo sumamente rápido y simple.

Especificaciones del Razer Firefly HyperFlux

  • Tecnología de carga inalámbrica de Razer HyperFlux
  • Superficie de alfombrilla de doble cara de material rígido y tela
  • Revestimiento optimizado de la superficie para un seguimiento de alta capacidad de respuesta
  • Iluminación Razer ChromaTM con 16,8 millones de colores personalizables
  • Base de caucho antideslizante
  • Compatible con Razer Synapse 3 (Beta)
  • Tamaño aproximado: 355 mm/13,97 in (largo) x 282,5 mm/11,12 in (ancho) x 12,9 mm/0,50 in (alto)
  • Peso aproximado (sin cable): 643 g/1,41 lbs
  • Peso aproximado (con cable): 685 g/1,51 lbs
  • Longitud del cable: 2,1 m/6,89 ft

Razer Mamba HyperFlux

Pasando al apartado del ratón, como ya hemos dicho, este también funciona de forma independiente, es decir sin necesidad de la base Razer Firefly Hyperfluz. Dentro de la caja encontraremos un cable trenzado USB a micro USB que habitualmente usaremos para conectar la alfombrilla al PC. Sin embargo podemos usarlo para conectar directamente el ratón al PC, convirtiéndolo así en un dispositivo “al uso”, pero que pierde en comodidad apreciablemente.

Con un diseño en negro con dos zonas de goma en los laterales para facilitar el agarre, el Razer Manba HyperFlux también cuenta con varias zonas iluminadas: el logo de Razer, los laterales de la rueda central y una pequeña linea en la parte inferior. Cuando usamos el ratón de forma inalámbrica esta ultima iluminación nos permite ver cuando el ratón está recibiendo energía, ya que solo se ilumina cuando ponemos el ratón sobre la base para que esta le provea de energía, si usamos el ratón por cable, esta luz estará apagada.

En lo que a switches se refiere cuenta con los habituales dos botones encima de la rueda que nos permiten variar el DPI, se redondeas con los botones derecho e izquierdo típico, junto con tres más situados en el lateral izquierdo. Todo ello junto con la rueda configurable con Synapse 3.00

Especificaciones del Razer Mamba HyperFlux

  • Tecnología de alimentación inalámbrica de Razer HyperFlux
  • Tecnología de Frecuencia Adaptable
  • Cable del ratón para usarlo en modo con cable sin la alfombrilla de carga
  • Sensor óptico 5G de 16 000 ppp reales de Razer
  • Hasta 450 pulgadas por segundo (IPS)/50 G de aceleración
  • Nueve botones Hyperesponse que pueden programarse por separado
  • Switches mecánicos de Razer
  • Rueda de desplazamiento táctil especial para juegos
  • Diseño ergonómico para diestros con agarres laterales de goma mejorados
  • Almacenamiento híbrido local y en la nube
  • Iluminación Razer Chroma™ con 16,8 millones de colores personalizables
  • Tasa de sondeo (ultrapolling) de 1000 Hz
  • Compatible con Razer Synapse 3 (Beta)
  • Tamaño aproximado: 124,7 mm/4,90 in (largo) x 70,1 mm/2,75 in (ancho) x 43,2 mm/1,70 in (alto)
  • Peso aproximado (sin cable): 96 g
  • Longitud del cable: 2,1 m/6,89 ft (para usar el ratón en modo con cable cuando no tengas a mano la alfombrilla inalámbrica de carga Razer HyperFlux)

Razer Mamba & Firefly HyperFlux, un mes de uso

Tras un mes con el Razer Mamba & Fireflux HyperFlux he de decir que tengo sensaciones encontradas. Lo cierto es que no he terminado de hacerme a la ergonómica del ratón, mi mano nunca terminaba de ajustarse y viniendo de una excelente experiencia con el Razer Basilisk la sensación de incomodidad se acentuaba aún más, aunque a medida que pasaba los días me terminen mas o menos acostumbrando. Sin embargo al igual que en el Basilisk fue amor a primera vista, en este caso ha sido más cuestión de amoldarme al diseño, algo que el poco peso y la carencia de cables sin duda ayudó, pero sin que llegase a estar nunca 100% a gusto

En lo que a funcionamiento, nada fuera de lo esperable. En el Mamba el sensor 5G de Razer sigue siendo un seguro, y aunque tenía mis dudas sobre como afectaría el sistema HyperFlux al rendimiento, lo cierto es que no lo hace. Podía parecer que con este sistema pudiera tener caídas si levantas el ratón un instante, si lo desplazas a los bordes de la alfombrilla, realizas muchos movimientos rápidos o que se yo, pero la practica es que no lo notas y todo va como debería; fluido, preciso y sin trabas. 

Nuevamente Synapse nos permite una configuración de los botones para que lo adaptemos a nuestros uso, con varios perfiles para distintos usos. Los switches mecánicos de Razer dan gusto de usar, aunque en mi caso al no estar cómodo con el ratón no me transmitían esa sensación que si tenía con otros ratones de la marca.

La base me encanta, pero la parte de tela es un imán para el polvo. En mi caso opte por la superficie dura, un trapito humedecido y como nueva. Si haces la prueba a usar el ratón con y sin esta alfombrilla, notas el porqué de su uso. Diferencias mínimas puedes pensar, pero que en una partida con cualquier shooter se nota y de que manera.

Hay que reconocer que el Razer Mamba & Firefly HyperFlux tiene cosas a su favor, pero el uso de la tecnología HyperFlux añade un sobrecoste a tener en cuenta sobre lo que sería comprar los modelos base de ratón y alfombrilla.

Con un precio en la web de Razer de 279.99€, esto puede ser un freno para muchos usuarios, si bien en sitios como PCComponentes o Amazon se vende por 249€. Si nos fijamos, el Razer Mamba Wireless “con batería” tiene un precio de 99.99€ y la Razer Firefly se queda en los 74.99€, aunque es cierto es que esta base no cuenta con dos superficies, sino solo con la dura. La diferencia de precio convierte a estos dispositivos en el peor enemigo del Razer Mamba & Firefly HyperFlux, ya que hablamos de entre 70-100€ de margen.

En definitiva y mirando el precio, Razer cuenta con alternativas que si bien no ofrecen lo mismo, obviamente, si hacen que nos planteemos si este equipo es el idóneo para nosotros. ¿Merece la pena pagar de mas solo por unos gramos menos de peso y una alfombrilla con dos superficies?

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Pedro
Pedro
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.