Estas leyendo
Honor 8 Pro, analizamos el tope de gama de la segunda marca de Huawei

Honor 8 Pro

Hace pocos meses pudimos estar con el Honor 8 Pro, uno de los topes de gama que actualmente tiene la segunda marca de Huawei en su cátalogo. Hablamos de un teléfono grande con especificaciones de gama alta, pero con un precio más reducido que otros smartphones de gama alta de semejantes características. Por lo tanto, será un buen reclamo según para qué tipo de bolsillos.

En este análisis veremos qué aciertos y qué puntos débiles tiene el Honor 8 Pro. ¿Dónde está el truco de tener un precio más bajo, pero con unas especificaciones de alta gama? A continación, te lo contamos.

Especificaciones del Honor 8 Pro

Especificaciones del Honor 8 Pro
Diseño
Cuerpo unibody de metal

Dimensiones: 157 x 77,5 x 7 mm
Peso: 184 gramos
Colores disponibles: Azul, Negro, Dorado

Software
Sistema Operativo: Android 7.0
Capa de personalización: EMUI 5.1

Pantalla
Pantalla de cristal curvo 2.5 D | 5,7’’ 2K (2560x1140) | IPS LCD | Protección Corning Gorilla Glass 3

Procesador
Hisilicon Kirin 960 | Octa-Core 4x2,4 GHz (Corter A73) + 4x1,8GHz (Cortex A53)
Mali-G71 MP8

Memoria RAM
6 GB

Almacenamiento
64 GB
Ampliables vía tarjeta microSD de hasta 256 GB

Cámara principal
Doble cámara 12 MP + 12 MP | f/2.2 | Detección de fase y autoenfoque laser | Doble flash LED (doble tono)

Cámara frontal
Sensor de 8 MP con objetivo gran angular de 77º

Batería
4000 mAh (no extraíble)

Conectividad
WiFi 802.11 a/b/g/n/ac, 2.4G/5G | Bluetooth 4.2 | NFC | TD-LTE/LTE-FDD/WCDMA/GSM | USB 2.0 Type-C | Jack 3.5mm

Otros detalles
Sensores: Hall, Infrarrojos, Huella, Proximidad, Brújula, Sensor de gravedad, Giroscopio, Status indicator

Videoanálisis del Honor 8 Pro

Diseño impecable, pantalla destacable

Empezamos por el primer punto del que resalta mucho este móvil: su diseño. El Honor 8 Pro cuenta con un acabado de una sola pieza de aluminio que le da un aspecto de gama alta, lo que es, básicamente. Es posible que este diseño sea más parecido a otros teléfonos y por lo tanto no destaque tanto, pero no por eso tenemos que quitar méritos a Honor, la cual ha hecho muy buen trabajo en el diseño del mismo. Cuenta con una pantalla de 5,7 pulgadas de resolución 2K que ocupa la mayoría de su frontal. Ésta cuenta con la protección Corning Gorilla Glass 3 para proteger de ralladuras y golpes.

El primer toque lo vemos en su acabado que tiene un efecto biselado 2.5D que se une de forma perfecta al cuerpo metálico del que está fabricado todo el móvil. Este acabado por lo tanto le da un aspecto premium al teléfono. Eso sí, este Honor 8 Pro no es una excepción y su diseño se acerca mucho al del iPhone, sobretodo por su parte trasera e inferior.

Completamos otros detalles de su aspecto, como que el lector de huellas dactilares está situado detrás del smartphone acompañado de la doble cámara con un flash LED de doble tono. A mi parecer el lector de huellas está un poco elevado, pero es probable que tenga que ver más con mis manos pequeñas que con un error de diseño propiamente.

La pantalla, como no podía ser de otra forma, luce muy bien, aún siendo un panel LCD IPS. El panel tiene un nivel de brillo bastante elevado, lo que permite usar el móvil en situaciones de mucha luminosidad sin apenas problemas. Los colores también son muy verídicos, aunque a veces he notado que tiende a saturar algunos colores cálidos.

Potencia bestial y EMUI 5.1, un gran tándem

En ese sentido, la gama alta de este año ha gozado de tener un hardware excelente. Con un procesador Kirin 960 (el mismo del Huawei P10) y nada más y nada menos que 6 GB de RAM es un móvil que le sobra potencia por todas partes.

Las aplicaciones y juegos funcionan sin ningún tipo de problema cosa que no nos extraña. El hecho de contar con tanta memoria RAM hace que te olvides de las aplicaciones en segundo plano. En ese sentido no hay pega posible.

También tenemos que este hardware tiene que mover EMUI 5.1 que, no podemos llegar a concretar si es pesada o no, pero la mueve con absoluta soltura. Si tuviera que recomendar alguna capa de personalización, seguramente sería ésta por la animaciones, por su bonito acabado visual, por sus opciones extras, por sus múltiples gestos con los dedos y los nudillos, entre otras opciones como poder grabar la pantalla sin ninguna aplicación, sino de forma nativa.

EMUI 5.1 trabaja encima de Android 7.0 Nougat y nos encontraremos con una capa muy bien terminada, puesto que cuenta con el cajón de aplicaciones (no se incluía en EMUI 5.0), tiene un menú de notificaciones muy claro y fácil de utilizar y también es fácil encontrar las distintas opciones de configuración en el teléfono móvil. Una funcionalidad muy de agradecer, es que cuenta con un grabador de pantalla incorporado, con el que de forma muy sencilla podremos empezar a grabar un vídeo de lo que estemos haciendo en el móvil.

Aún teniendo una aplicación de Configuración modificada y con muchas opciones adicionales, el teléfono también cuenta con la aplicación “Seguridad”, una aplicación que nos ofrece un buen puñado de opciones adicionales para el teléfono y que se ofrece como una aplicación a parte de la Configuración. No será nuevo para ti si ya has tenido un Huawei, un Honor o también un Xiaomi, por mencionar algunas marcas. A parte de “Seguridad”, algunas aplicaciones de Google y sus servicios y algunas otras de Honor como Salud, Control Remoto o Espejo, no encontramos ningún tipo de bloatware ni aplicaciones no deseadas instaladas.

Aplicación Seguridad, un buen añadido de configuración

La aplicación Seguridad incluye 9 principales bloques que si dividen en: Limpieza, Datos móviles, Filtro de acoso, Gestión de batería, Búsqueda de virus, Permisos, Notificaciones flotantes, Bloqueo de aplicaciones y Limpieza de pantalla de bloqueo. Antes de entrar en detalle en cada una de ellas, cabe decir que, esta aplicación no trabaja de forma totalmente independiente a la aplicación de Configuración de Android. Es decir, si por ejemplo, vamos a la sección de batería, no nos encontraremos opciones distintas, seremos redirigidos al correspondiente apartado Gestión de la batería de la aplicación Seguridad. Otro punto positivo para esta capa.

Limpieza es la herramienta que nos ayudará a borrar archivos en la caché, elementos no deseados en la caché que estén ocupando espacio en el teléfono además de ofrecerte un gestor avanzado de gestión del almacenamiento. Datos móviles como indica el nombre nos ofrece datos de nuestro uso de la conexión a Internet (vía Wi-Fi o 4G), decidir por cada aplicación si ésta puede conectarse a Internet vía Wi-Fi y/o vía datos móviles. Como última característica también se incluye un economizador de datos.

Filtro de acoso ofrece opciones para limitar teléfonos o números desde los cuales no quieres recibir mensajes SMS o llamadas. En el apartado de Batería se nos mostrará como no podía ser de otra forma el estado en el que está y el tiempo restante antes de descargarse completamente. Adicionalmente, cuenta con dos potentes opciones de ahorro de batería. La primera que es un modo de ahorro menos intrusivo, pero sí más efectivo que el que trae Android 7.0 de serie en terminales sin capa de personalización. Si tenemos una necesidad extrema de preservar la batería, podremos activar el modo ultra en el que se desactivará casi todo en el teléfono, quedando una pantalla con el reloj y la fecha y un máximo de 6 aplicaciones elegidas por el usuario. De estas, no recibirás notificaciones y es posible que funcionen de forma limitada. Sin duda, es un gran trabajo por parte de la marca ofrecer un modo de ahorro de energía tan potente para situaciones extremas.

El llamado “Búsqueda de virus” hace un análisis del teléfono en busca de virus, riesgos de software, certificados no oficiales y un análisis en la nube, todo ello potenciado por el experto en antivirus avast. Con Permisos podremos acceder a los permisos de cada aplicación para decidir de forma individual a qué pueden acceder y a qué no pueden hacerlo. El apartado de “Notificaciones flotantes” ya lo dice todo su propio nombre; se nos permitirá decidir qué aplicaciones tienen notificaciones flotantes. Llegamos a “Bloqueo de aplicaciones”, una sección que nos permitirá bloquear ciertas aplicaciones de tal forma que se nos pida la huella digital o un PIN cuando abramos una aplicación que esté configurada como bloqueada. Por último, si queremos que al bloquear la pantalla del teléfono se limpien de la memoria RAM las aplicaciones abiertas, podrás hacerlo en “Limpieza de pantalla de bloqueo”. De igual manera, podrás indicar de forma individual qué aplicaciones quieres que permanezcan abiertas.

 

Cámara aceptable, pero no destaca

La cámara también va en la línea de lo que estamos viendo este año, es decir, una cámara dual. En principio, es digna de un gama alta, pero vamos a ver que no es todo lo buena que esperábamos que fuera. Y es que quizás aquí es donde se nota más la diferencia de precio entre éste y otros gamas alta junto con el hecho de no ser una óptica firmada por LEICA, marca que si monta las ópticas de las cámaras de móviles como el Huawei P10.

La cámara principal monta una doble cámara con sensores de 12 MP y un flash LED dual de doble tono. Ésta es capaz de sacar muy buenas imágenes en condiciones de buena luz, aunque tiende a saturar un poco los colores. Las fotos obtenidas con el Honor 8 Pro dan unos resultados más que notables, con unos colores vivos y que gustan como resultado de sacar una foto en el modo automático. Aún así, encontramos que el resultado no es todo lo nítido que debería, y parece que hay partes que quedan difuminadas.

Si usamos el efecto “bokeh” con la doble cámara, el resultado si que es excelente en la mayoría de los casos. Este efecto tan de moda y que se consiguen resultados verdaderamente atractivos gracias a la doble cámara no se lo pierde el Honor 8 Pro que además saca unos resultados muy logrados. Pero como hemos comentado, también tiene un pero y, es que en algunos casos, no consigue desenfocar la zona correcta. Seguidamente podréis ver algunas imágenes y veréis como excepto la primera, el resto de los resultados tiene el desenfoque de fondo bien logrado.

Un modo que hemos comentado en el videoanalísis y que también vamos a comentar brevemente aquí, es el “Modo Belleza”. Este modo incorporada en la completísima aplicación de la cámara, ofrece un tratado a las fotos donde aparecen personas para que tengan una cara más limpia y pulida. De esta forma, se quiere obtener unas fotos donde nuestra cara esté totalmente perfecta como si nos hubieran maquillado y hecho un tratamiento de belleza. La gran diferencia es que el modo de la cámara permite hacer esta corrección en el mismo momento que estás capturando la fotografía. En las fotos de abajo, hay un claro ejemplo de la diferencia entre sacar una foto con el modo desactivado (izquierda) y activado (derecha).

Ya en condiciones de poca luz, el teléfono sufre y hace un efecto extraño en el que ilumina en exceso la escena, transmitiendo la sensación de que hay mucha más luz de la que realmente parece en las imágenes. Ese efecto lo vemos en el caso de exteriores y más concretamente cuando se ve el cielo. En las siguientes imágenes, estábamos a una hora donde el día ya estaba anocheciendo, aunque aún quedaba luz solar. La diferencia entre ambas fotos es que en la foto de la derecha quisimos que obtuviera más luz para enfocar el resto de la escena, mientras que en las fotos de la izquierda priorizamos en el cielo.

Los resultados como veis, aunque no son malos, sí tienen un cierto ruido y una tendencia exagerada en aclarar la escena y por lo tanto alejándose del estado real de la luz que existía a esa hora en la ciudad de Barcelona. Además, cuando el color del cielo es más cercano a la realidad (fotos de la izquierda), los otros elementos quedan más oscuros, sobretodo en la primera imagen.

Ahora, sin dejar el tema de las fotos con bajo luminosidad, nos vamos al interior donde una vez más la cámara del Honor 8 Pro sufre de forma importante. Hicimos diferentes pruebas: sin luz, con poca luz y sin luz usando el flash de la cámara. Los resultados sin luz son de muy baja calidad, llegando hasta el punto que en la segunda serie de imágenes, la primera de todas cuesta distinguir todo lo que hay en la escena. El hecho de estar sin luz o con poca luz comporta que los resultados contengan un alto nivel de ruido, mostrando fotos poco nítidas. Eso si, cuando realizamos las fotos con flash, la cámara se comporta sorprendente bien mostrando unos colores muy naturales y sin a penas generar ruido.

Sonido

Cuando vemos que un teléfono tiene un precio más ajustado, podemos estar delante de dos ideas. Realmente se ha ajustado el precio y todos los componentes cumplen, o bien, hay aspectos donde el smartphone no cumple con lo esperado. Desafortunadamente, con el Honor 8 Pro nos situamos en el segundo caso.

El sonido acostumbra a ser uno de los aspectos más olvidados por las compáñías al confeccionar un teléfono inteligente y en este caso, queda patente. Hablamos de un único altavoz situado en la parte inferior del teléfono que es bastante potente y ofrece una buena calidad sin destacar. Si conectamos los auriculares, la calidad se mantiene y en ningún momento podemos hablar de ruido o baja calidad.

Así pues, aunque no hay motivos suficientes para suspender al altavoz y salida de audio de este Honor, sí es cierto que se queda en un aceptable. Dependerá de lo exigente que seas con el sonido si para ti es suficiente o esta opción queda descartada. En el vídeo, podrás escuchar durante algo más de 1 minuto y medio, un par de vídeos de YouTube distintos para que veas como se oye el sonido.

Autonomía de gran duración

Cargando-Honor-8-Pro

Llegamos al punto final de este análisis donde también cada vez le prestamos mayor atención. El Honor 8 Pro cuenta con una batería no extraíble de 4000 mAh que hará las delicias de los usuarios más habituales de smartphones. Su duración es un gran fuerte y logra conseguir el día completo sin visitar el enchufe de forma notable. Eso si, los dos días no los consigue y en mi caso, optaba por recargarlo para evitar que me dejara tirado a medio día o incluso antes.

Otro punto fuerte de la batería es que carga de forma bastante rápida, incluso sin venir éste con carga rápida de serie. En nuestras pruebas, el Honor 8 Pro se cargó del 0% al 30% en 30 minutos y solo necesitó 22 minutos más para alcanzar la mitad de la batería cargada. Para alvnazar el 90% necesitó casi 1 hora adicional y para tener la carga completa alcanzó las 2 horas aproximadamente. Todas estas pruebas son subjetivas y por lo tanto, no pueden considerarse aplicables a todos los casos de este smartphone.

Conclusiones: gran smartphone por un buen precio

El Honor 8 Pro es un smartphone que sobre el papel es un smartphone de gama alta de este 2017. Tiene un potente procesador acompañado de 6GB de RAM, una pantalla excelente y también con complementos para VR como las gafas de cartón incorporadas en su caja. Sus cámaras y otras especificaciones también a la altura si nos quedamos mirando los detalles técnicos, pero la realidad es un poco distinta.

La cámara de este smartphone es buena para situaciones con buena luminosidad, pero sufre en otros apartados incluso no comportandose de forma coherente con el efecto “bokeh”. Si quieres un smartphone de gama alta por un menor precio y valoras mucho la cámara, éste no es una opción a tener en cuenta.

Sin embargo, el Honor 8 Pro en términos generales cumple holgadamente tanto en potencia como rendimiento envuelto en ese buen acabado en aluminio y su pantalla 2K con curvatura 2.5D. Si puedes pasar por alto algunos detalles como la cámara o el sonido, éste sí es el smartphone que estás buscando.

Honor 8 Pro

449€
8.5

Pantalla

9.2/10

Rendimiento

9.5/10

Batería

9.0/10

Diseño

8.0/10

Cámaras

7.5/10

Relación Calidad-Precio

8.0/10

A favor

  • Acabado impecable en diseño
  • Pantalla de muy buena calidad
  • Autonomía y carga rápida
  • Rendimiento increíble
  • EMUI 5.1 son todo aciertos

En contra

  • Cámara principal por debajo del nivel esperado
  • Diseño del teléfono resbaladizo

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Albert Pina
Albert Pina
Programador, amante de las nuevas tecnologías, jugador puntual (cuestión de tiempo), con muchas cosas que me gustan y todas tienen una en común: tecnología, por eso estoy aquí, en OneTech.