Los sensores de reconocimiento facial del iPhone X complican su lanzamiento

Apple se ha tropezado con un inesperado problema en la producción de su nuevo iPhone X, el producto estrella de la compañía que estaba previsto comenzara su distribución el próximo 3 de Noviembre. Este problema esta causado por Romeo y Julieta, no hablamos de los personajes del drama de Shakespeare sino de dos de los sensores que componen el Face ID, es decir el sistema de reconocimiento facial del dispositivo.

Dos de los sensores que componen el sistema son el que proyecta una serie de puntos infrarrojos sobre la cara (Romeo), y el que lee este patrón de puntos (Julieta). Los problemas han surgido a la hora de la producción con el montaje del segundo de estos modulos, lo que ha ocasionado un cuello de botella que ha ralentizado la producción y ha puesto en serias dificultades el poder cumplir con la producción a tiempo para atender una demanda que se prevé considerable.

Ni Apple se libra de los problemas

Esta información que nos llega desde el prestigioso The Wall Street Journal deja claro que la implementación de nuevas tecnologías no es para nada sencillo (recordemos el Note 7) y ni siquiera un gigante como Apple está libre de sufrir problemas inesperados. Por desgracia de confirmarse podría suponer un retraso considerable en poder cubrir la demanda del terminal y hacer que algunos usuarios tengan que esperar mucho mas de lo pensado antes de recibir su nuevo iPhone X.

Siguenos en nuestro canal de Telegram para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.