Estas leyendo
HTC vende parte de la compañía a Google por 1.100 millones de dólares 

HTC

Los rumores vienen de muy lejos, incluso desde hace años, pero finalmente se ha confirmado lo que se venía hablando. Google ha comprado una parte de HTC (que no toda la compañía) por más de mil millones de dólares (1.100 millones de dólares para ser exactos), y justo os hablamos ayer de ello. Aunque los rumores iniciales indicaban que Google estaría planeando hacerse con la compañía entera o, mínimo, con la división de dispositivos, al final solo han comprado gran parte de la división “Powered by HTC” que es la parte de investigación y desarrollo que ha creado dispositivos para compañías externas, como los Pixel para Google por ejemplo.

Así pues, HTC ha confirmado que todos sus productos actuales continuarán su desarrollo (con un nuevo gama alta en el horizonte), así como su división de realidad virtual con las HTC Vive a la cabeza. Serán casi 4000 los empleados que ahora pasarán a formar parte de Google, donde la empresa planea aumentar su presencia, investigación y desarrollo así como producción de hardware. El acuerdo también garantiza un acceso no exclusivo a Google de las patentes de HTC, y la compra sería finalizada de cara a principios de 2018.

Sin duda, habrá que ver cómo aprovecha Google esta compra, y ver qué nos cuentan sobre su próximo Pixel, que parece estar muy enfocada en popularizar sus smartphones Pixel, aunque quizás en primer lugar deberían mejorar su distribución y disponibilidad a un mayor número de mercados. Aunque los rumores iniciales indicaban que Google se haría con toda la compañía, HTC seguirá fabricando móviles y dispositivos, y Google se nutrirá del I+D de HTC así como de sus patentes para mejorar sus productos. Interesante el panorama móvil que se nos presenta, sin duda.

Toda la información la encuentras en nuestro canal de Telegram ¡Siguenos!

Sobre El Autor
Eric Herranz
Eric Herranz

Editor en OneTech y OneWindows. Escribo cosas, hago cosas, y me gustan la música y el cine. Y muchas otras cosas. Ah, y la tecnología, claro. Si no, ¿Qué haría aquí?