En el Mobile World Congress que se celebró en febrero en la ciudad de Barcelona realme presentó su nuevo buque insignia para el 2023, el realme GT3. Este viene a sustituir a los realme GT2 y GT2 Pro que el año pasado tan buenas críticas cosecharon y trataremos de ver si el sustituto de este año está a la altura o no. El diseño en este caso no es tan llamativo como el del año pasado, y con el realme GT3 han apostado por una línea más conservadora en casi todos sus aspectos. Aunque esto no es algo malo per se, nos llama la atención que se ha configurado el GT3 más como una lista de tareas que cumplir en una gama alta que en ofrecer algo más diferencial. Aún con esas, el diseño y prestaciones están a la altura de lo que se promete, pero nos gustaría apuntar que el software con el que hemos probado el realme GT3 estaba en fase de prueba y, por lo tanto, su uso puede variar bastante en su lanzamiento oficial.

Realme GT3, un gama alta que vuela no dejando lugar a sorpresas 27

Realme GT3 Pro, especificaciones:

Realme GT3 Pro
Dimensiones y Peso163,9 x 75,8 x 8,9 mm
199 gramos
PantallaAMOLED 6,74 pulgadas
Resolución: 1240x2772p
Frecuencia de actualización: hasta 144 Hz
Brillo: hasta 1400 nits
ProcesadorQualcomm Snapdragon 8+ Gen 1
RAM8GB / 12GB / 16GB LPDDR5X
Almacenamiento128GB / 256GB / 512GB / 1TB UFS 3.1
Cámaras traserasPrincipal IMX890, 50 MP, f/1.9, 24mm, 1/1.56″, 1.0µm, PDAF, OIS
Ultra gran angular, 8 MP, f/2.2, 16mm, 112˚, 1/4.0″, 1.12µm
Microscópica, 2 MP, f/3.3, 20mm
Cámara frontal16 MP, f/2.5, 25mm (wide), 1/3.09″, 1.0µm
Batería4.600 mAh
Carga por cable de 240W
0-100% en 9 minutos y 30 segundos
Sistema operativoAndroid 13 / realme UI 4.0
OtrosSensor de huellas en pantalla
Altavoces estéreo
5G Dual
Hyper Smart Antenna
NFC 360º
Dolby Atmos
Precio Desde 649$

Diseño

El nuevo smartphone de la marca china promete ofrecer una estética cuidada y elegante, a diferencia del realme GT2 y GT2 Pro que trabajaron un diseño más llamativo y vistoso. El realme GT3 tiene un cuerpo metalizado y esbelto que se presenta en dos colores: negro y blanco. Su pantalla AMOLED de 6,74″ 144Hz ocupa casi todo el frontal del dispositivo y solo tiene un pequeño orificio en la parte superior donde se aloja la cámara frontal. Esta pantalla con resolución 1240 x 2772 píxeles logra un brillo pico de 1.400 nits que en exterior se presenta competente pero que no destaca sobre otros paneles del mismo segmento.

Realme GT3, un gama alta que vuela no dejando lugar a sorpresas 28

La parte trasera del realme GT3 llama la atención por el módulo de la cámara, que tiene tres objetivos y un doble flash LED. Además, al lado del módulo hay un cristal transparente que nos permite ver algunos detalles internos del smartphone, como la insignia del procesador, el chip NFC y la luz RGB. Estos elementos le dan un toque distintivo y original al diseño del realme GT3, aunque el uso de la luz RGB se pueda ver comprometido en casos reales, pero ya hablaremos de eso más adelante.

Realme GT3, un gama alta que vuela no dejando lugar a sorpresas 29

En cuanto a los botones, el realme GT3 tiene el botón de desbloqueo en el costado derecho y el de subir/bajar volumen en el izquierdo. En la parte inferior encontramos el puerto USB-C, que nos permite cargar la batería a 240W y conectar auriculares o accesorios. Uno de los puntos flojos que le hemos encontrado a este diseño es que, aunque no deja de ser bonito, es muy genérico, y especialmente si lo comparas con el realme GT2. En el lanzamiento del pasado año hicieron mucho hincapié en destacar sus líneas, así como el diseño firmado por el japonés Naoto Fukasawa creando un cuerpo sostenible e imitando la textura del papel.

En este caso el diseño es más sobrio y comedido, y el especial hándicap con el que cuenta es que es muy resbaladizo. Normalmente realme suele incluir un protector de cristal templado y una funda en sus terminales, y si en este caso no fuera así, recomendamos encarecidamente la compra de una funda, puesto que la parte trasera resbala mucho al sostenerse con las manos.

Un LED de notificaciones que le hace destacar

Realme GT3, un gama alta que vuela no dejando lugar a sorpresas 33

Una de sus novedades estrella es el LED RGB que lleva en la parte trasera, este nos sirve para llamadas, notificaciones en general, y en teoría para poderlo personalizar según aplicación o contacto, así como para saber si se está cargando el móvil o si está el modo GT activado. En este caso tengo opiniones encontradas con esta funcionalidad. Desde el punto de vista estético es muy bonito, llamativo y resultón. Pero desde el punto de vista de usabilidad… no.

El hecho de que esté en la espalda del móvil hace que ni una sola vez haya podido saber de una notificación por el LED RGB. No sé vosotros, pero yo nunca dejo el móvil con la pantalla hacia abajo, por lo que automáticamente invalida totalmente su uso. El hecho de que esté a la espalda del móvil, además, hace que no sea muy útil para saber si le falta batería, o si el modo GT se está cargando puesto que si, además, estás usando el móvil, ya lo sabes y no lo ves. Si a esto le sumamos la pantalla siempre activa tan personalizable, bueno, pues acabamos con que su uso es residual. Un detalle bonito, pero no muy útil en mi opinión.

Realme GT3, un gama alta que vuela no dejando lugar a sorpresas 34

Realme UI 4.0 con Android 13, un buen binomio

El realme GT3 viene con Android 13 y la última versión de realme UI 4.0, siendo esta una de las capas más sutiles que hemos podido probar y, a diferencia de otras como Xiaomi o Huawei, tiene una interfaz agradable, rápida y con cambios más sutiles que agresivos. La interfaz, de hecho, está muy basada en ColorOS de OPPO, y resulta muy familiar no sólo en sus animaciones o transiciones, si no la filosofía general que le quieren dar la capa, subrayando la idea de que es una capa con poca intrusión y muy limpia. Antes de entrar en materia hay que resaltar que la versión que utilizamos estaba en fase de testeo y algunas funcionalidades podían no funcionar a pleno rendimiento, no estar disponibles o cambiar en su lanzamiento final.

A decir verdad, la capa de personalización de realme me ha gustado bastante. En algunos casos (bastantes, de hecho) me recordaba muchísimo a iOS, puesto que toma inspiración también del sistema de Apple especialmente en las aplicaciones básicas del sistema como la cámara, donde se hace aún más evidente. De entrada, tuve que configurar unas pocas cosas a mi gusto y es que, por defecto, encontré que algunas configuraciones funcionaban mejor de otra forma, aunque quizás sea por simple comodidad mía. En cuanto a la personalización, la UI es muy moldeable y podremos retocar tanto iconos, fondos, transiciones como si queremos que todas las apps estén en pantalla principal o no, o si queremos que al deslizar hacia abajo nos aparezca lo que ellos llaman Shelf, una suerte de pantalla con widgets personalizables que, cabe destacar, no son los propios de Android si no unos que incluye realme y son exactamente iguales que los widgets de iOS, por cierto. En ellos podremos ver información relacionada con salud (pasos, pulso, etc), relojes, el tiempo, calendario, entre otros.

Ahondando un poco más en la personalización, podremos ver que realme nos permite tener fondos de pantalla animados, estáticos o lo que ellos llaman fondos de pantalla ingeniosos. Éstos se crearán a partir de imágenes que deberemos seleccionar y se nos generará un fondo de pantalla basado en los colores y formas de esas fotos, creando una imagen vectorial. He de decir que es algo que mejor hay que verlo para entenderlo, pero los resultados son realmente curiosos y en muchos casos bonitos. Es sin duda una forma más de personalizar nuestro teléfono y de una forma ingeniosa.

realme GT3 también cuenta con una vibración háptica personalizable y muy precisa. Fue una de las funcionalidades que más nos sorprendieron, y cuenta con una demo llamad O-haptics (heredada de OPPO) que demuestra muy bien la cantidad de detalles que puede hacer la vibración. También tenemos la AOD o pantalla siempre activa, que podremos personalizar con imágenes, fondos, animaciones y las notificaciones que queramos mostrar y en qué detalle. La AOD también es compatible con Spotify haciendo que podamos controlar la reproducción solo con levantar el teléfono.

En la parte de aplicaciones por defecto, viene cargado con lo básico. Tiempo, notas, grabadora de voz, archivos, calculadora y más comunes que podemos esperar. Si tiene algunos añadidos muy curiosos, como por ejemplo poder controlar electrodomésticos con el sensor infrarrojo que lleva integrado. La aplicación en cuestión nos preguntará qué tipo de electrodoméstico queremos controlar, la marca y nos hará probar si funciona. En nuestro caso pudimos controlar una TV LG, un aire acondicionado Fujitsu y un amplificador AV Denon.

También incluye diferentes funciones más enfocadas a los juegos, como el modo GT, la superposición de juegos o la app juegos para gestionarlo. En el caso del modo GT se supone que es una suerte de overclock que libera memoria, adapta el procesador y la GPU a una frecuencia más alta para, en teoría, rendir mejor. Esto está especialmente indicado para los juegos, aunque se puede usar para cualquier cosa dentro del móvil, otra cosa será la mejoría que notemos en su activación.

La superposición es algo que, sinceramente, me ha gustado mucho. Tiene diferentes opciones para poder activar/desactivar notificaciones, abrir aplicaciones concretas en modo ventana, optimizar la pulsación táctil, bloquear la orientación, modificador de voz, resolución automática, grabación de pantalla, estabilización de fotogramas o barra de estado de sistema. Ésta última nos muestra los fps a los que se ejecuta el juego, la batería y la temperatura. Dentro de la superposición también podemos cambiar entre modo GT, equilibrado o ahorro de batería. Por último, también hay una barra lateral disponible en todo momento que nos permite acceso rápido a las apps que queramos, capturar pantalla, grabar pantalla o incluso crear alguna carpeta dentro para poder acceder rápidamente.

Experiencia de uso y pruebas de rendimiento

Aquí es donde las cosas se ponen interesantes. Por un lado, la experiencia de utilizar el teléfono ha sido muy fluida y estable en todo momento, pero nos hemos encontrado con algunos palos en las ruedas que tenían más que ver con el estado verde del software que no por su incapacidad de funcionar. La interfaz de realme UI es, como hemos dicho anteriormente, muy bonita y funcional, pero sin llegar agobiar con demasiados detalles, opciones o aplicaciones innecesarias. En esto ayuda que se herede de OPPO ColorOS, que tan buenos resultados ha dado en anteriores versiones. Aunque es cierto que nos gustaría una mayor diferenciación entre la interfaz de realme y la de OPPO, ésta última en comparación con otras capas de Android es tan ligera que nos agrada bastante.

El móvil se mueve muy fluido y le puedes echar prácticamente todo lo que quieras que, con sus 16GB de RAM ampliables, Snapdragon 8+ Gen 1 y los 144Hz de la pantalla, no le hará temblar. Aunque aquí llegamos al primer pero. Como hemos comentado anteriormente el software aún estaba un poco verde y por lo tanto no representa la calidad final del producto ni el rendimiento que pueda llegar a tener. Eso, en parte, es una pena porque lo que pudimos experimentar no era el 100% de lo que podía dar el realme GT3. Por un lado, en el uso diario y de multitarea funcionaba perfectamente y sin ningún problema, cuelgue o aplicaciones que se reinician en segundo plano.

Pero si le apretábamos más de la cuenta con juegos o pruebas de rendimiento… los resultados eran muy dispares y distintos. Para empezar, probamos juegos como Asphalt 9: Legends, Genshin Impact, League of Legends: Wild Rift, Mario Kart Tour, Call of Duty Mobile y Summoners War: Chronicles. En teoría algunos de estos juegos (y otros que probamos) debían poder funcionar a 120 fps o, al menos, a más de 60 fps. Esto es algo que sólo conseguimos con LoL: Wild Rift, pero el resto simplemente se quedaban en los 60 fps, e incluso, algunos te permitían configurar los fotogramas a más de 60 pero no daba resultado. Esto nos llevó a pensar en un problema de compatibilidades a nivel de software que, entendemos, se subsanará en el lanzamiento final.

En cuanto al rendimiento de estos juegos… también nos dejó algo fríos puesto que la mayoría de ellos en una configuración alta (la que solía ajustarse automáticamente, de hecho) tenían muchos problemas para aguantar los fps, el teléfono se calentaba y los juegos tenían muchos tirones. Insistimos en que esto es algo que, creemos, tiene que ver puramente con el software estando en una fase previa de lanzamiento puesto que, con las especificaciones técnicas que gasta el realme GT3, se nos hace extremadamente extraño que estos juegos no puedan tirar sobradamente. Es por eso por lo que, aunque hablemos detalladamente del rendimiento en casos más exigentes, tened siempre en cuenta que lo utilizamos con una versión del sistema en fase de testeo.

Cargar rápida que asombra en 10 minutos

Pasando a la parte de la experiencia de carga, aquí seré breve, pero lo resumiré todo, en una palabra: increíble. realme GT3 con sus 240W de carga rápida ULTRAVOOC se carga de 0 a 100% en menos de 10 minutos, y si contamos de 20% a 100%, oscila entre los 6-7 minutos de carga. Realmente sorprende esta rapidez en los primeros instantes y es que es capaz de pasar del 0 al 20% en 80 segundos, lo que te permite ver como el porcentaje de carga sube de manera casi mágica. Es simplemente impresionante. Por un lado, el calor generado es muchísimo menor del que podrías esperar para un móvil que carga a esa velocidad, aunque evidentemente se genera calor.

Por otro, la carga se optimiza completamente por parte del móvil y el cargador, ajustando según el uso que se le esté dando en ese momento y eso hará que no sólo se regule el calor si no también la energía consumida. También cuenta con carga inteligente para saber, según el uso, cuándo dejar de cargar el teléfono si lo enchufamos por la noche. Algo que me pasaba muchas veces era que enchufaba el realme GT3 “un momento” para cargarlo un poco antes de irme, o lo que tardara en hacerme un café, y muchas veces lo encontraba al 100% o al 90%, y es que después de usar 240W de carga rápida, cualquier otra carga rápida te parecerá lenta.

Fotografía con sus más y sus menos

Realme GT3, un gama alta que vuela no dejando lugar a sorpresas 49

En el apartado fotográfico el Realme GT3 Pro se defiende con una lente principal de 50 megapíxeles con una apertura f/1.9 que viene a ser equivalente a una distancia focal de 24mm. A este sensor le acompaña una lente ultra gran angular de 8 megapíxeles con apertura f/2.2 y una distancia equivalente de 16mm además de una lente de 2 megapíxeles enfocada a la fotografía macro. A estas hay que añadir una lente frontal de 16 megapíxeles con apertura f/2.5 y una distancia focal equivalente de 25mm.

Pasemos ahora a hablar del su uso. He de decir que me ha sorprendido para bien en muchos sentidos. No es la cámara más puntera ni hace unas fotos que te quitan el infarto, pero guarda muy bien los niveles de color sin saturar las imágenes y el modo noche se comporta bastante bien.

En líneas generales es una cámara muy redonda que, aunque no despunta en nada en concreto, lo que hace, lo hace bien. El modo retrato realiza muy bien los recortes del sujeto en primer plano, mientras que el modo noche sabe aprovechar bien la luz que entra al objetivo sin llegar a saturar demasiado la imagen. En condiciones de buena luz la cámara se comporta de forma excelente, tanto en el gran angular (0,6) como en el zoom óptico (x2) e incluso en el zoom digital sin llegar a distorsionar demasiado los detalles.

Realme GT3, un gama alta que vuela no dejando lugar a sorpresas 52

Activar el modo IA nos ayudará en muchas ocasiones, aunque en otras tiende a saturar demasiado contrastes y colores y a subir demasiado el HDR hasta el punto de quemar áreas como el cielo. Seguramente, estos fallos sean resultado de la falta de madurez del sistema prelanzamiento.

La triple cámara cuenta también con una microscópica que arroja resultados muy sorprendentes. En las imágenes que os enlazamos podréis ver cómo le hemos hecho una fotografía microscópica a una alfombra, a una servilleta o el fruto de una planta. La app cuenta también con otros modos como el modo 50mpx, el modo cine, timelapse, pro o efecto diorama. Algunas de estas funciones no nos acabaron de funcionar al 100% o nos arrojaban algún problema, por lo que no puedo dar una conclusión real sobre ellas, aunque, sobre el papel, tienen buena pinta.

En las fotografías que hemos realizado por Barcelona podréis apreciar diferentes entornos, imágenes tanto de día como de noche, así como contrastes con colores, luces y diferentes zooms a la misma imagen en la siguiente galería.

Galería:

Realme GT3 Pro

Conclusiones

En conclusión, el realme GT3 es un smartphone de gama alta que cumple con las expectativas en términos de diseño y especificaciones. Aunque el diseño es más sobrio y conservador que su predecesor, el realme GT2, sigue siendo atractivo y elegante. La pantalla AMOLED de 6,74″ de 144Hz ocupa casi todo el frontal del dispositivo y solo tiene un pequeño orificio en la parte superior donde se aloja la cámara frontal. El LED RGB no parece tener mucho sentido dentro del diseño del teléfono y de cómo se suelen utilizar los móviles hoy en día, pero, aun así, no es un mal añadido, aunque en mi caso, poco útil.

Realme GT3, un gama alta que vuela no dejando lugar a sorpresas 65

En cuanto al software, el realme GT3 viene con Android 13 y la última versión de realme UI 4.0, que resulta muy familiar y agradable de usar, con una interfaz sutil y limpia. Además, es altamente personalizable y ofrece una experiencia de usuario satisfactoria. Es rápido y se comporta muy bien, por lo que en este aspecto nos ha gustado mucho aún con sus similitudes evidentes a iOS.

Realme GT3, un gama alta que vuela no dejando lugar a sorpresas 66

La cámara se ha comportado muy bien y por vosotros mismos podéis juzgar los resultados con las fotos que he realizado. En general me ha gustado su rendimiento y más teniendo en cuenta el segmento de precio que se sitúa el realme GT3. Aunque en este apartado, una vez más, el hecho de que el software estuviera verde nos ha empañado un poco la experiencia.

Entre las debilidades del dispositivo, destaca la falta de innovación en el diseño, que se ha configurado más como una lista de tareas que cumplir en una gama alta que en ofrecer algo más diferencial. Además, la parte trasera resbala mucho al sostenerse con las manos, por lo que se recomienda encarecidamente la compra de una funda. El hecho de que todo el software y la experiencia haya estado en algunos puntos tan verde en su desarrollo no lo tildaría como debilidad del dispositivo, pero me hubiera gustado saber y experimentar el verdadero potencial del realme GT3.

realme GT3

En general, el realme GT3 es un smartphone de gama alta sólido y bien equipado, que ofrece una buena relación calidad-precio y una experiencia de usuario satisfactoria. Por los 649$ (y al precio en euros que vaya a salir) no se le puede pedir más y relame ha conseguido realizar un terminal muy redondo y con prestaciones a la altura de lo que podríamos considerar gama alta. Aunque en mi opinión haya perdido personalidad el diseño en contra del año pasado, el contar con una increíble carga rápida de 240W, una IU rápida, y unas especificaciones de alta gama por ese precio, hace que no sólo queramos probarlo en su máximo potencial si no recomendarlo totalmente. Aún no hay fecha de lanzamiento ni precio oficial final para Europa, pero tan pronto como lo haya, os lo comunicaremos.

realme GT3

649$
8

Valoración

8.0/10

Pros

  • Excelente calidad-precio
  • Interfaz de usuario rápida y limpia
  • La carga rápida de 240W es sencillamente impresionante
  • Cámara con buenos resultados
  • Pantalla preciosa y un refresco de 144Hz
  • Vibración O-haptics muy precisa

Contras

  • El diseño carece de personalidad
  • Parte trasera muy resbaladiza
  • LED RGB vistoso, pero con poca utilidad

Síguenos en nuestros canales de Telegram y Google News para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.


Sobre El Autor
Eric Herranz
Editor de videojuegos y tecnología en OneTech.