Hoy probamos para vosotros el Logitech G Pro X Superlight, un ratón de la gama G que destaca por su conectividad inalámbrica, un peso ultraligero y un sensor óptico que llega a los 25.600 DPI. A pesar de su espíritu gaming hablamos de un ratón elegante que perfectamente puede pasar por un dispositivo para productividad y es que se puede usar perfectamente en ambos ambientes.

Tras un tiempo probando este dispositivo hoy os contamos nuestra experiencia y que nos ha parecido esta interesante propuesta de Logitech.

Logitech Pro X SuperLight

Logitech G Pro X SuperLight, especificaciones:

  • Medidas: 125 x 63,5 x 40 mm
  • Peso: <63 g
  • Compatible con POWERPLAY
  • Tecnología inalámbrica LIGHTSPEED
  • Memoria integrada
  • Pies de PTFE sin aditivos
  • 5 botones
  • Sensor: HERO de Logitech
  • Resolución: 100 – 25.600 dpi
  • Aceleración máxima: >40 G 
  • Velocidad máxima: >400 ips 
  • Velocidad de respuesta USB: 1.000 Hz (1 ms)
  • Microprocesador: ARM de 32 bits
  • Autonomía: hasta 70 h

Unboxing y primeras impresiones

El Logitech G Pro X SuperLight cae en nuestras manos con un elegante envoltorio de color negro, con una imagen cenital del ratón y solo el nombre del dispositivo destacando en color azul brillante. Se trata de una caja de cartón que nos sirve como adelanto de lo que la compañía quiere ofrecernos: limpieza de líneas y elegancia.

Logitech G Pro X SuperLight

La parte posterior de este paquete guarda la misma estética, con algunas especificaciones apenas visibles ya que cuentan con el mismo color negro del fondo, del cual solo se distinguen gracias a un acabado más brillante. Si queremos tener una idea más clara de las especificaciones las deberemos buscar en el lateral, donde, ahora sí, en letras blancas nos hacen un resumen de las mismas.

Logitech Pro X SuperLight

Dentro de esta caja Logitech nos presenta su ratón descansando sobre una base plástica de color negro, continuando así la estética que la marca quiere dar a esta dispositivo. Ocultándose tras esta base tenemos el resto de componentes del ratón, al cual accedernos gracias a un orificio en el centro de la base que nos facilita el proceso.

Logitech G Pro X SuperLight, un ratón inalámbrico que aspira a todo - Análisis 1

Desplegando todo el contenido sobre nuestra mesa de trabajo encontramos una amplia variedad de elementos, comenzando por el propio ratón que en nuestro caso es el modelo en negro y es que también lo tenemos disponible en blanco y rosa. No se como se verán los otros, pero este acabado deja una primera impresión realmente buena.

Junto con el ratón encontramos un prologador USB, un conector USB , el cable de carga propietario, una pegatina con el logo de la marca, una tapa extra con acabado PTFE, los habituales manuales de uso y un conjunto de stickers con los que añadir un extra de agarre al ratón. Este conjunto de pegatinas vienen en color negro y aunque a primera vista parece que no ofrecen mucha textura, lo cierto es que una vez colocados os aseguro que si mejora sustancialmente el agarre, eso si, a costa de la estética.

Logitech G Pro X SuperLight

Un diseño ultraligero

El Logitech G Pro X SuperLight es bonito en su simplicidad. Es uno de esos dispositivos que a simple vista luce sencillo, pero que cuando lo coges te permite apreciar el excelente acabado y los materiales de calidad que se han usado en su construcción.

Con unas medidas de 125 mm de alto por 63.5 de ancho y una altura de 40mm, este ratón destaca por un peso de 63 gramos, apenas cinco gramos más que el recién lanzado Razer Viper V2 Pro a pesar de que ya lleva unos meses en el mercado. Es un peso que sorprende cuando lo coges, más aún cuando tenemos en cuenta que hablamos de un dispositivo inalámbrico que nos promete hasta 70 horas de autonomía.

Su diseño casi simétrico cuenta con un acabado negro mate con una textura suave, tal vez demasiado para un uso gamer, pero por eso se han incluido los stickers para un grip extra.

Logitech G Pro X SuperLight

La parte derecha del Logitech G Pro X SuperLight ofrece un espacio limpio donde podemos ver destacado el apellido «Superlight» que atestigua el poco peso del ratón.

Logitech G Pro X SuperLight

En el lado contrario encontramos los dos habituales botones laterales, en este caso con un diseño redondeado que sigue las líneas del propio ratón, con lo que el paso de uno a otro es un proceso suave y solo apreciable por la diferencia de alturas.

Desde este ángulo podemos apreciar como la rueda de scroll cuenta con un interior de acabado blanco y hueco, lo que ayuda a reducir el peso y de paso le da un punto de contraste con el negro del resto del ratón.

Logitech G Pro X SuperLight

En la trasera del Logitech G Pro X SuperLight, allá donde solemos apoyar la palma de la mano en función de nuestro tipo de agarre, encontramos destacado el logo de la marca en color plateado y es que este ratón no cuenta con ningún tipo de iluminación RGB para reforzar su uso tanto gamer como de productividad.

Logitech G Pro X SuperLight

En la parte frontal tenemos un diseño que mantiene el acabado redondeado en los botones, algo que a nivel ergonómico no me parece la mejor opción pero que por norma no suele suponer menoscabo de la experiencia. Entre ellos tenemos la rueda de Scroll con un acabado de goma dentada que nos ayuda en su manejo y permite que en los laterales se pueda ver el blanco del plástico que constituye el cuerpo de la rueda.

Logitech G Pro X SuperLight, un ratón inalámbrico que aspira a todo - Análisis 2

Con el ratón volteado podemos apreciar como Logitech ha querido ofrecernos la mejor herramienta de trabajo y juego, acompañando para ello al sensor Hero que vemos en el centro con unos amplísimos deslizadores de PTFE que nos van a permitir que el ratón se deslice de una forma suave sobre casi cualquier superficie.

En esta zona tenemos también un deslizable para apagar el ratón y bajo todo ello un gran circulo con el logo de Logitech que como os comentaremos más adelante guarda un par de extras en su interior.

Logitech G Pro X SuperLight, un ratón inalámbrico que aspira a todo - Análisis 3

Conectividad y autonomía

Aunque este mando es inalámbrico cuenta con un cable de carga con el que conectar el ratón al PC, permitiendo también que lo usemos de forma cableada. Aunque en la parte de conexión al ratón cuenta con un peculiar diseño en forma de tridente, lo cierto es que el puerto microUSB que hay en él queda lo suficientemente lejos de los extremos que lo flanquean como para que podamos conectar un cable estándar si este se daña.

El cable de conexión no es el habitual cable mallado, si no que cuenta con un cable recubierto por un acabado plástico que si bien es flexible no ofrece la experiencia que solemos ver en los acabados mallados. Se ve que Logitech lo ve más como un sistema de carga y no de uso, algo que se entiende cuando recordamos que de forma inalámbrica ofrece 70 horas de autonomía.

Logitech G Pro X SuperLight, un ratón inalámbrico que aspira a todo - Análisis 4

La conexión inalámbrica de este ratón se realiza mediante un conector USB de 2,4 GHz, el cual podemos conectar al PC o portátil directamente, o bien usar el cable de carga como extensor gracias a un dispositivo que permite acoplar este conector y así acercarlo al ratón si nuestro PC esta a una gran distancia.

Logitech G Pro X SuperLight, un ratón inalámbrico que aspira a todo - Análisis 5

¿Recordáis el gran circulo que había en la parte inferior del ratón? pues si presionamos en la parte más externa veremos que este se alza y nos permite extraerlo. Así vemos que hay un espacio que nos va a permitir guardar el conector USB cuando no lo estemos usando o si vamos a llevarnos el ratón a cualquier lugar y no queremos que se pierda.

Este espacio no solo permite ocultar el conector USB si no que también podemos cambiar la tapa por la tapa extra que vimos en el unboxing y que amplia de forma destacada el espacio de deslizadores PTFE con el que cuenta el ratón.

Aún con ello esto no todo lo que nos ofrece este sistema, y es que Logitech cuenta con el sistema de carga inalámbrico Powerplay, el cual mediante una alfombrilla de carga permite cargar el ratón mientras lo usamos. Para ello la marca nos ofrece una «tapa adaptada» que permite que este ratón cuente con esta función, aunque para ello deberemos comprarlo ya que no viene incluida.

Logitech G Pro X SuperLight, un ratón inalámbrico que aspira a todo - Análisis 8

Software

El ratón de Logitech cuenta con perfiles integrados, admitiendo hasta un total de cinco, los cuales podemos personalizar gracias al software Logitech G HUB, un programa que nos permite personalizar los botones del ratón, cambiar los niveles de DPI entre 100 hasta 25.600 DPI, realizar la grabación de macros o cambiar la velocidad de respuesta entre 1000, 500, 250 o 100 Hz.

Se trata de un programa que no podemos calificar como el más intuitivo ni sencillo de usar, pero que tras un poco de practica nos permite personalizar la experiencia con nuestro ratón.

Experiencia de uso

El Logitech G Pro X SuperLight destaca por su diseño, peso y autonomía, pero el que nos da la experiencia es el sensor óptico Hero de Logitech. Este sensor llega a los 25.600 DPI, con una aceleración de 40G y una velocidad de 400 IPS.

En el uso sus dimensiones no hace difícil que te acostumbres al diseño de este ratón, en buena parte gracias a su peso pluma que además hace de él un dispositivo «para llevar». Sus botones ofrecen un excelente rendimiento en cada clicleo, con un sonido mínimo pero con una respuesta de primer nivel que nos permite usarlo para trabajar pero también para jugar.

Una cosa que no me ha gustado es que no contamos con un botón para cambiar entre niveles de DPI, debiendo configurar uno de los botones para que nos permita cambiar, aumentar o disminuir el nivel de DPI.

Logitech G Pro X SuperLight, un ratón inalámbrico que aspira a todo - Análisis 14

Logitech cuenta con un excelente sensor óptico, con una respuesta inmediata y precisa, capaz de seguir con detalle hasta nuestros movimientos más rápidos y bruscos. Según la marca este es tan eficaz que funciona incluso sobre vidrio, algo que confirmo pero con una respuesta que no es tan fina como cuando lo hacemos sobre una alfombrilla.

En cuanto a la conectividad inalámbrica mediante su conector USB de 2.4 GHz, he de decir que esta permite que contemos con una experiencia que a día de hoy solo los muy expertos son capaces de diferenciar del uso del cable, siendo tal vez perceptible cuando la batería esta dando sus últimos estertores. Poder contar con un espacio donde guardar este conector nos permite poder llevar el ratón allá donde lo necesitemos, ya sea de la oficina a casa o incluso a un evento donde competir.

Logitech G Pro X SuperLight, un ratón inalámbrico que aspira a todo - Análisis 15

Uno de los puntos donde más destaca el Logitech G Pro X SuperLight es en su autonomía, con unas impresionantes 70 horas que hacen que termines olvidándote de comprobar el estado de la batería. Esto además lo hace cumpliendo su promesa y es que incluso diría que he sobrepasado esta cifra. Pocos son los ratones inalámbricos que alcanzan estas cifras y es algo que hace que nos olvidemos de su conector microUSB y de un cable que no es el más adecuado para jugar con él.

Conclusiones y opinión

Logitech nos ofrece un ratón polivalente, con un diseño elegante al que podemos añadir un extra de agarre si lo queremos para jugar, pero que incluso sin ello ofrece una buena respuesta.

Su bajo peso y sus líneas redondeadas hacen que su uso sea muy agradable, mientras que una conexión Wireless solida nos asegura que la experiencia no va a diferir mucho de lo que tenemos con un cable. En este punto la tecnología ha avanzado lo suficiente como para que con un buen sistema se pueda convencer hasta a los más escépticos.

Hay aspectos como el uso de un conector microUSB o el cable de acabado plástico que son claramente mejorables, e incluso la falta de un botón para controlar los DPI se hecha en falta. Cosas que esperamos que Logitech corrija en próximas versiones. Sin embargo esto queda ocultado gracias a un diseño ultra ligero que pega tanto para un gamer como para tener en una oficina, una excelente respuesta del sensor, una conectividad inalámbrica sin fisuras  y, sobre todo, por que todo ello se acompaña de una autonomía destacable.

Todo lo dicho anteriormente hacen de este un ratón indicado tanto para productividad como para jugar, demostrando porqué Logitech sigue siendo una de las marcas preferidas por ambos sectores de usuarios, aunque eso sí, con la importante pega de un precio de 165€ que hace bueno el dicho de que el que algo quiere, algo le cuesta.

Logitech Pro X Superlight

165,00 €
8.9

Valoración

8.9/10

Pros

  • Diseño y construcción
  • Rendimiento del sensor
  • Autonomía para regalar
  • Opciones de carga inalambrica
  • Deslizamiento impecable incluso sobre cristal
  • Conectividad sin fisuras

Contras

  • Precio
  • Conector microUSB
  • Software mejorable

Síguenos en nuestro canal de Telegram para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fi y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.