Realme ha estado muy ajetreada en el último mes, especialmente con el lanzamiento de los realme GT 2 y GT 2 Pro, del que te hablamos en nuestro análisis que puedes leer aquí. Pero no son los únicos dispositivos con los que cuenta la marca, ya que su variedad va desde un robot aspirador, pasando por tablets y acabando con auriculares, algo de lo que la compañía cuenta ya con varios modelos. En este caso hemos podido probar durante las últimas semanas los realme Buds Air 3, unos auriculares True Wireless que, aunque no son de gama alta tanto por su precio como por sus materiales o sonido, nos han dejado muy muy sorprendidos y son de lo mejor que hemos probado en por el precio que cuestan, si quieres saber por qué, solo tienes que seguir leyendo.

realme Buds Air 3

Realme Buds Air 3, especificaciones:

  • Peso de los auriculares: 4,2 g cada uno
  • Cancelación activa de ruido de 42 dB con “de-wind” / modo normal / modo transparencia
  • Controlador dinámico con refuerzo de graves LCP de 10mm
  • Compatibilidad con Dolby Audio
  • Resistencia al agua IPX5
  • Modo de audio personalizado
  • Bluetooth 5.2
  • Códecs de audio: AAC, SBC
  • Pausa automática de música
  • Modo baja latencia de 88 m
  • Cancelación de ruido por IA
  • Control táctil
  • Autonomía:
    • Auriculares: 5,5 horas con cancelación de ruido / 7 horas en modo normal
    • Auriculares con estuche: 22h con cancelación de ruido / 30 horas en modo normal
  • Carga a través de USB-C
  • Colores: “Blanco Galaxia” / “Azul Constelación”

Unboxing, ergonomía y diseño

Cuando entramos en contacto por primera vez con los realme Buds Air 3 nos damos cuenta de que la marca ha querido hacer un packaging y presentación muy sutiles, pero a la vez elegante y sencillo en lo que lo primero que nos encontramos es el estuche de los auriculares. En nuestro caso tenemos los auriculares de color blanco y en la caja se nos mostrará en la imagen frontal los del color que hayamos cogido. Por la parte trasera tenemos detalladas las funciones más destacadas, como su cancelación de ruido, la autonomía o la resistencia al agua IPX5.

realme Buds Air 3

En el interior al abrir la caja nos encontraremos de primeras el estuche con los auriculares realme Buds Air 3 envueltos en un plástico protector que a la vez nos servirá de indicación, ya que se nos muestra que en la parte lateral derecha hay un botón (para conectar o reiniciar de fábrica), así como lo que nos puede indicar su led frontal. El estuche es pequeñito, con forma de huevo hecho de plástico brillante. Al retirar el cartón donde está el estuche, podemos ver que hay las hojas de garantía, una en la que se nos muestra un QR para poder descargarnos la aplicación realme Link (de la que hablaremos más adelante) o los perfiles personalizados que podemos crear en la aplicación. En el espacio superior de la caja encontramos el USB-C para poder cargar el estuche, y en el inferior encontramos las almohadillas que podemos cambiar en caso de que las que vienen por defecto (talla M) se nos hagan grandes o pequeñas.

Al sacar los auriculares del estuche, encontramos un dispositivo con acabado blanco brillante, y un diseño de “palos”, ya que no cuentan con el diseño de “botón” de otros auriculares de realme u otras marcas. Tienen un ligero toque que recuerda a los AirPods de Apple (nada que sorprenda en este aspecto). Toda su construcción es de plástico, siendo la parte del auricular blanca y el palo de color plateado. A primera vista la sensación de tacto puede ser de “baratos”, y aunque es cierto que su precio no es precisamente alto, nos sorprenderán mucho una vez puestos.

realme Buds Air 3

Los palos nos servirán para poder utilizar los controles táctiles con los que cuentan los realme Buds Air 3 y que nos serán muy útiles para ciertas acciones que usaremos bastante, como cambiar del modo transparencia al modo de cancelación de ruido o hasta invocar a un asistente virtual como Siri o Google Assistant.

Ergonómicamente de primeras me resultaron algo incómodos, y aunque se ajustan muy bien una vez te acostumbras a ellos y encuentras la medida perfecta de almohadillas, hemos visto que es fácil que se desprendan un poco (sin acabar de caerse) con acciones como andar algo rápido o correr, o incluso gesticulando demasiado haciendo que se nos muevan las orejas. He de reconocer que, personalmente, los realme Buds Air 3 son los primeros auriculares TWS (True Wireless Stereo) que utilizo de forma asidua, ya que siempre he sido mucho más de auriculares over-ear, por lo que los primeros días me encontraba con situaciones en las que estaba cada dos por tres ajustándomelos al oído y con una persistente sensación de que se iban a caer.

Con el tiempo se me han hecho mucho más cómodos, quizás por esa falta de costumbre a este tipo de auriculares, y aunque ya no tengo esa sensación de “caída” de una forma tan constante, si que aparece muy de vez en cuando, quizás por su diseño, por mis orejas o porque este tipo de auriculares son así. Si que puedo afirmar que son cómodos una vez te acostumbras, no he notado molestia ni una sensación de dolor al cabo de las horas de uso, y los utilizo mucho a diario (transporte público, andando, en casa…), por lo que es un punto positivo para los realme Buds Air 3.

Sonido sorprendente, pero escondido

El sonido es el apartado más importante dentro de unos auriculares por, bueno, razones obvias. Cuando tuve los realme Buds Air 3 en mis manos inicialmente no conocía el rango de precio al que estaban enfocados, y eso me ha hecho obtener una mejor visión del conjunto que realme nos propone. Mis primeras horas con los auriculares fueron una sorpresa, la cancelación de ruido me pareció muy buena, la comodidad de que sean tan pequeños y poderlos llevar donde quieras, etc. Aún así, había un punto que me chirriaba, algo no encajaba a pesar de que su sonido no me disgustaba. Poco después encontré el qué.

realme Buds Air 3

Si algo me caracteriza a la hora de escuchar música, es que me gusta escuchar de todo, por lo que podía probar los realme Buds Air 3 con amalgamas muy distintas de música a la vez que escuchaba lo que me gusta, y ahí es donde encontré eso que me chirriaba. Escuchando música en la que su principal protagonista son las bases, me encontraba bastante conforme con el sonido de los auriculares, pero cuando pasé a escuchar rock, pop con la voz como protagonista o incluso alguna que otra banda sonora… noté que los agudos estaban sobresaturados, los medios desaparecidos y los graves lo inundaban todo en una mezcla que llegó a darme algo de dolor de cabeza con depende qué canciones. Acto seguido, con más calma, descargué la aplicación realme Link que nos servirá, para entre otras cosas, actualizar los auriculares, cambiarles el ajuste de sonido, la cancelación de ruido, personalizar las acciones de los gestos táctiles o crear un perfil de sonido personalizado.

Aquí fue cuando descubrí cómo sonaban realmente los realme Buds Air 3, con un simple cambio. Por defecto, los auriculares vienen con la configuración predefinida en “Fuerte”, pudiendo escoger entre tres opciones (Bass Boost+. Equilibrado o Fuerte). Mi intuición me llevó a pensar que quizás esa opción de Equilibrado iba a suponerme una escucha más agradable, pero la sorpresa fue mayor. En el momento de cambiar a Equilibrado de repente se abrieron las compuertas de los medios liberándolos de esa desaparición, los agudos se ajustaron a unos límites mucho más agradables y los graves pasaron a ser un acompañamiento que redondeaba el conjunto.

Con toda la verborrea anterior lo que os quiero decir es lo siguiente: en cuanto los tengáis en vuestras manos, instalad realme Link en vuestro móvil, es esencial cambiar el ajuste a Equilibrado y disfrutad de vuestra música. La verdad es que no comprendo por qué realme ha optado por utilizar Fuerte como preset predefinido, ya que ensombrece mucho la calidad real de los auriculares y, además, suenan mejor en todos los frentes posibles, no hay un género que suene mejor en Fuerte que en el resto de los modos, en Equilibrado ganan absolutamente todos, escuches lo que escuches.

Realme Buds Air 3, el sonido escondido - Análisis 1

Una vez encontrada la parte disonante, empecé a disfrutar muchísimo más de la música que escuchaba y de forma mucho más cómoda, hasta el punto de que sin pensarlo con los días dejé de utilizar mis auriculares (unos Sony MDR-1000X) por los realme Buds Air 3. Los diafragmas LCP de 10mm hacen muy bien su trabajo y generan un sonido agradable con buena nitidez, limpio, detallado y sobre todo con mucho detalle. Es cierto que donde hay más énfasis puesto es en los graves en todo momento independientemente del modo que utilices, ya que las frecuencias graves suelen ser muy protagonistas en todo momento, pero en el modo Equilibrado no supone una molestia y acompañan bastante bien al resto.

La potencia de sonido es buena, y acompañada con la cancelación de ruido hace que no tengamos que escuchar los auriculares a un volumen altísimo, aunque sí quizás más alto de lo normal. No será ni la primera ni la última vez que el iPhone me avisa de un uso del volumen alto continuado mientras uso los realme Buds Air 3, pero podemos solventarlo con una opción que refuerza el volumen general.

Por poner ejemplos algo distantes entre sí en cuanto a música se refiere, voy a coger 3 de las últimas canciones que he escuchado para intentar detallar un poco el sonido de los realme Buds Air 3 en esos casos. Empezamos con Safaera de Bad Bunny, una canción con muchísimos graves y una base muy potente que atrapa por completo con sus sonidos tan distintos y lo cambiante que es la canción, pero aún con el fuerte grave que oiremos y la amalgama de sonidos, las voces y detalles son siempre muy perceptibles y el conjunto suena genial. Si nos vamos, por ejemplo, a la canción Another Brick In The Wall, Pt.2 de Pink Floyd podremos apreciar perfectamente los efectos y sonidos que caracterizan a la banda inglesa, así como el bajo y las guitarras perfectamente sin mezclarse de forma incómoda con otros sonidos. Por último, si priorizamos voces y escuchamos la canción Puro Veneno de Nathy Peluso, notaremos mucha nitidez y calidez al escuchar la voz sin perder ningún detalle y en buen conjunto con la parte instrumental que acompaña.

ANC y micrófonos

Realme Buds Air 3, el sonido escondido - Análisis 2

Pasemos ahora a hablar de la cancelación de ruido o ANC (Active Noise Cancellation) de los realme Buds Air 3. realme asegura que tienen una cancelación de ruido de 42 db de alto rendimiento certificada por TÜV Rheinland. Esta certificación, teóricamente, significa que ha cumplido los estándares de calidad de TÜV Rheinland en cuanto a cancelación de ruido exterior, calidad de llamadas en exterior, latencia, estabilidad o resistencia al sonido del viento. En nuestra opinión, la cancelación de ruido es muy buena y nos ha dado muy buenos resultados.

Como he mencionado anteriormente, los he usado mucho en el transporte público y en la calle, por lo que el filtrado de ruido es algo muy importante en mi día a día. En mi caso, cogiendo tanto bus y metro en Barcelona (especialmente en horas punta) me ha resultado a ratos hasta incómodo la cantidad de sonido que bloqueaba la cancelación de ruido de los realme Buds Air 3, y no incómodo en el mal sentido, si no más bien una sensación extraña de “vacío” que ni con mis Sony MDR-1000X siento. Con esto no quiero decir que no seas consciente de tu entorno, ya que los sonidos de tráfico por ejemplo son perfectamente audibles con un volumen normal, aunque siempre se ha de ir con precaución y más si vamos con auriculares con ANC.

La ANC podemos moverla en tres modos, la cancelación activa, el modo normal o el modo transparencia. En el modo normal la ANC estará desactivada y los auriculares funcionarán como unos auriculares sin cancelación de ruido, mientras que en el modo transparencia los micrófonos de los realme Buds Air 3 actuarán para que podamos escuchar nuestro entorno de manera mucho más activa, sea para una conversación puntual o estar atentos a nuestro entorno mientras escuchamos música.

Realme Buds Air 3, el sonido escondido - Análisis 3

La calidad de las llamadas es más que aceptable, pudiendo escuchar perfectamente a la otra persona y con un audio bastante nítido por nuestra parte que bloquea bastante bien los sonidos externos. Lo que no me ha gustado en este aspecto es la calidad de grabación a la hora de enviar un mensaje de audio por WhatsApp o Telegram, ya que nuestra voz se pierde muchísimo y se mezcla con el ruido exterior, y me he encontrado muchas veces desconectando los auriculares para enviar el audio con el micrófono del móvil, puesto que en ciertas partes se volvía inteligible. Este aspecto es algo que realme debería mejorar a través de una actualización en caso de que sea posible, y estamos seguros de que lo es.

Realme Link, una acompañante imprescindible

La aplicación que utilizaremos para conectar nuestros auriculares y configurarlos es realme Link, y es totalmente esencial tenerla instalada en nuestro móvil para poder sacarle el mejor jugo a los realme Buds Air 3. La aplicación está disponible tanto para iOS como Android, y aunque la conexión con Android es más sencilla que con iOS (en Android cuenta con Fast Pair), su conexión con realme Link es tan fácil como conectarlos al móvil a través de Bluetooth y después la aplicación nos los reconocerá. Lo más probable es que de primeras nos salte una notificación para actualizar los auriculares, algo muy sencillo y que se tarda poco tiempo pero necesario, ya que alguna que otra función mejora o se activa a través de ésta.

En cuanto a perfiles de escucha, como hemos mencionado más arriba, encontramos el modo Bass Boost+, el modo Equilibrado y el modo Fuerte. En esta parte creo que no hace falta que explique la opinión al respeto de estos modos, pero sí diré que en esta sección se echa en falta un ecualizador real. Está muy bien que realme añada varios perfiles de escucha según lo que queramos priorizar, pero no estaría de más añadir un ecualizador con el que poder ajustar más a nuestro gusto el sonido de los realme Buds Air 3, y se echa mucho en falta cuando te das cuenta del posible potencial que tienen después de activar el modo Equilibrado, por lo que esperamos que en una futura actualización pudieran añadirlo.

realme Link también nos permite crear un perfil personalizado para los realme Buds Air 3 a través de unas sencillas pruebas que deberemos realizar con los auriculares puestos y que nos creará un gráfico mostrando los refuerzos que se harán en las diferentes frecuencias según las respuestas que hayamos dado. En nuestro caso la diferencia entre tener el perfil activado o desactivado no resultó ser muy grande, aunque sí se nota algo más de cuerpo en la música con el perfil activado. Es sin duda un buen añadido, pero que tampoco da mucha profundidad de personalización más allá de basarse, seguramente, en parámetros predefinidos.

La aplicación también nos permite otras opciones como refuerzo de volumen, comprobar que los auriculares estén en su posición para mejor escucha, permitir la conexión con dos dispositivos simultáneos o activar/desactivar la detección de auricular para parar la música si nos quitamos uno de los dos auriculares. En el caso de la conexión multidispositivo resulta muy cómoda, y es algo que utilizo bastante conectándolos tanto al móvil como al ordenador a la vez, siendo muy cómodo para recibir llamadas mientras vemos un vídeo en YouTube, por ejemplo.

Hay tres opciones que si me gustaría detallar algo más. Por un lado tenemos el modo juego o modo de baja latencia, que hará bajar la latencia entre los realme Buds Air 3 y el dispositivo conectado hasta un máximo de 88 ms, esto va muy bien para ver vídeos, series o jugar a videojuegos con los auriculares puestos. Algo de lo que adolece mucho el Bluetooth a veces es de su latencia a la hora de disfrutar de cierto contenido, especialmente videojuegos, y con este modo la latencia es prácticamente imperceptible, algo que viene genial para esas partidas a League of Legends: Wild Rift mientras vamos en el metro.

Otra de esas configuraciones es la posibilidad de personalizar los botones y cómo queremos que respondan, en este caso por ejemplo podemos escoger entre varias opciones para cada auricular de forma individual como pulsando ambos juntos. Las opciones que nos ofrecen son, por ejemplo, pasar o atrasar la canción que estemos escuchando, invocar al asistente virtual de nuestro móvil (como Siri o Google Assistant), play y pausa, activar o desactivar el modo de baja latencia, activar o desactivar la cancelación de ruido, etc.

Por último, tenemos la respuesta automática a llamadas, que en caso de tenerlo activado nos permitiría contestar automáticamente a la llamada entrante en nuestro teléfono con solo sacar un auricular del estuche y poniéndonoslo en la oreja. Aquí me gustaría mencionar una funcionalidad que, si bien aparece anunciada en la web y especificaciones de los realme Buds Air 3, no hemos podido comprobar ya que aún no ha aparecido en la aplicación. Teóricamente, a través de IA y la cancelación de ruido, realme ha conseguido crear una tecnología llamada “de-wind” que permite reducir el ruido del viento que se cuela a través de los micrófonos de cancelación de ruido, algo muy notorio cuando hay grandes ventadas y llevamos este tipo de auriculares puestos. Como no hemos podido comprobar la efectividad de esta opción, actualizaremos el análisis lo más pronto posible para hablaros de ella en cuanto salga disponible.

Conclusiones

realme cada vez ofrece mejores productos y más redondeados, y a la vista está la buena opinión que se llevó nuestro compañero Pedro sobre el realme GT 2 Pro. En este caso, me he visto gratamente sorprendido por la calidad de estos auriculares y, especialmente, siendo mis primeros auriculares TWS. No esperaba que fueran a sustituir todo el uso que le doy a los Sony MDR-1000X, ya que no sólo juegan en categorías distintas, sino que además en un rango de precios muy distinto. Los realme Buds Air 3 cumplen a la perfección todos los objetivos que se proponen, y aunque no son unos auriculares de gama alta, tampoco lo pretenden, pero sí consiguen sonar casi como si lo fueran. Es cierto que su mayor problema es también fácilmente arreglable (te miro a ti, modo Fuerte), y más aún si añadieran un ecualizador con el que poder toquetear un poco la configuración de sonido a nuestro gusto.

Realme Buds Air 3, el sonido escondido - Análisis 10

La batería se ha comportado muy bien todo el tiempo, teniendo que cargar el estuche aproximadamente 1 vez por semana y usando los auriculares unas 4 horas de media al día, su consumo se acelera si tenemos dos dispositivos conectados a la vez, pero se comportan muy bien a la hora de aguantar largas sesiones de uso sin despeinarse demasiado, y si vemos que se nos va la batería, siempre podemos meterlos unos 10 minutos en su estuche, y tendremos casi 2 horas más de batería.

Creo sinceramente que realme ha querido hacer unos auriculares sin pretensiones, priorizando lo importante en este tipo de productos (buena cancelación de ruido, buen sonido y conectividad) puesto que en esos tres campos se comporta de manera excepcional. No tiene los mejores materiales, y al tacto se nota que su precio no es demasiado alto, pero lo que te pueda confundir por el tacto, no te va a confundir por el oído.

En resumen, los realme Buds Air 3 son unos muy buenos auriculares TWS, ofrecen buen sonido (post-retoque), buena ergonomía, buena conectividad, no pesan, muy buena batería y una aplicación que acompaña muy bien, poco más se le puede pedir, y aún más si a todo esto le sumas que su precio es de 59,99€. ¿A que suenan bien?.

realme Buds Air 3

59,99
8

Valoración

8.0/10

Pros

  • Conectividad
  • Sonido
  • Cancelación de ruido
  • Resistencia al agua
  • Batería
  • Modo baja latencia

Contras

  • Grabación de audio en aplicaciones de mensajería muy mejorable
  • El perfil de sonido por defecto no le hace justicia
  • Falta de ecualizador personalizado

Síguenos en nuestro canal de Telegram para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Eric Herranz
Editor de videojuegos en OneTech. Creo que creo contenido. También hago directos en Twitch jugando de forma cuestionable.