Dentro del mundo del streaming los creadores de contenido y jugadores buscan ofrecer la mejor imagen posible ante sus viewers, algo que se consigue tanto con una buena cámara como sobre todo con una buena iluminación. De Razer ya hemos conocidos la calidad de sus cámaras con opciones tan asequible como la Kiyo X y hoy os traemos su complemento perfecto, el nuevo sistema de iluminación Razer Key Light Chroma.

Este nuevo sistema de iluminación que acaba de presentar la marca de las tres serpientes, está pensado para que puedas ofrecer la mejor imagen de nuestros streamings gracias a su potente iluminación y variedad de tonos blancos, pero también permite aportar un extra «gaming» gracias a que cuenta con Chroma RGB, lo que le permite ofrecer una variedad de colores de hasta 16.8 millones de colores, además de múltiples efectos y lo que es mejor, podemos sincronizarlo con otros dispositivos de la marca.

A pesar de que acaba de ser anunciado ya hemos podido probarlo y hoy os traemos nuestras impresiones del Razer Key Light Chroma, comenzado con un repaso a sus especificaciones.

Razer Key Light Chroma: iluminación para streamers

Razer Key Light Chroma, especificaciones:

  • Colores: Blanco regulable desde 3000K a 7000K, RGB
  • Brillo: 2800 lúmenes, ajustable de 0 a 100 %
  • Botones: Interruptor de encendido/apagado; Botón de reinicio
  • Montaje: abrazadera de mesa
  • Rango de abrazadera: 2,5 mm a 75 mm
  • Dimensiones:
  • Pantalla: 360 mm x 260 mm
  • Poste + adaptador + Abrazadera de mesa: mín. 553 mm / máx. 1350 mm
  • Peso: ~1600 g (solo la pantalla), ~760 g (poste + adaptador + abrazadera de mesa)
  • Material: Aluminio

Unboxing y montaje

Razer nos ofrece este nuevo accesorio en una caja que se aleja del formato que lucen sus dispositivos como teclados o ratones, acercándose más a lo que ya vimos en su cargador . Así tenemos una gran caja de cartón donde un fondo negro nos deja ver el contorno del dispositivo junto con algunas especificaciones. Entre ellas destaca su espectro de iluminación personalizable, la conectividad Wi-Fi, su formato fino y la iluminación interactiva.

Dentro de esta caja encontramos su gran panel, el elemento principal de este kit, bien protegido por una tapa donde tenemos un pedazo de espuma que encaja con el dispositivo, el cual a su vez oculta bajo si y en sendos compartimentos en los laterales, el resto de piezas que componen el sistema de iluminación.

En esta caja encontramos escondido tras la propia Key Light Chroma una barra extensible, una abrazadera de mesa, dos clips para la gestión de cables, un adaptador, la fuente de alimentación con su cable de extensión, seis tipos de enchufes para adaptarse a distintos mercados, una guía de uso y las habituales pegatinas de Razer.

La barra se compone de dos tubos que mediante un sistema de ajuste, por una especie de rosca en la parte superior del tubo externo, permite ampliar la longitud de esta barra extensible desde los 553 mm de mínimo hasta una longitud máxima de 1350 mm. Con ello podemos adaptar la altura a la que queremos colocar el foco de iluminación según cada setup o de donde necesitemos que nos llegue cada punto de luz.

Gracias a que contamos con hasta seis tipos de enchufe no vamos a tener problema en usarlo en cualquier país, solo tenemos que escoger el tipo concreto para cada uno.

La sujeción a nuestro escritorio se realiza mediante un sistema de abrazadera de aluminio que admiten groseros desde 2,5 mm hasta los 75 mm, por lo que es complicado que no podamos ajustarlo a la mayoría de mesas del mercado. Esta abrazadera a su vez se une con la barra extensible mediante un sistema de rosa que se encaja en la parte inferior, dejando la parte superior para que coloquemos el adaptador que a su vez nos permitirá unir el foco al conjunto. Este adaptador cuenta en su extremo con un sistema que permite mover el foco, inclinándolo para ajustarlo al ángulo que nos sea más conveniente.

Razer Key Light Chroma

En lo que a la abrazadera se refiere está realizada en aluminio y en su parte exterior cuenta con el logo de la marca como adorno. Para que la sujeción sea la correcta debemos asegurarnos de introducirla hasta el fondo para que una vez lo apretemos no queden holguras que puedan debilitar el agarre. Gracias a unas zonas de goma que hay en ambos lados de la bisagra podemos apretarla sin miedo a dañar la mesa, al tiempo que sirve para ofrecer un mejor ajuste ante posibles imperfecciones de la misma.

Aún habiendo extendido al máximo la barra e inclinado todo lo posible el foco, este agarre se ha mantenido firme y sin ápice de haberse aflojado o de moverse, lo que hace patente lo eficaz del sistema de agarre del Razer Key Light Chroma.

En el otro extremo del equipo tenemos el propio foco, un panel rectangular que cuenta en cada lado con una rosca a la que fijar el adaptador de la barra, lo que nos permite usarlo tanto en horizontal como en vertical. Aquí apuntar que a la hora de escoger su colocación os recomiendo tener en cuenta donde quedará el botón de encendido y el de reseteado, tratando de ponerlo en una posición accesible para cuando los usemos. El primero lo encontramos en la «parte inferior» en la esquina derecha, mientras que el botón de reseteado queda en un modulo que sobresale en la parte trasera del foco.

Al igual que nos ha sucedido con la abrazadera el sistema de agarre del foco destaca por su firmeza a pesar de que hablamos de un elemento que cuenta con unas medidas de 36 x 26 centímetros y un peso considerable. Esto en buena parte se debe al adaptador que incorpora y que a su vez es el encargado de permitirnos girar el foco y que este luego se mantenga en su sitio.

Razer Key Light Chroma: iluminación para streamers

En la parte trasera del foco tenemos un modulo de plástico que sobresale y que luce el logo de la marca, junto con unas tomas de aire encontramos el puerto de conexión a la red y un botón de reseteo que también sirve para conectar el dispositivo a nuestro PC o Smartphones. Tener en cuenta donde quedaran cuando escojamos la posición del foco para facilitarnos el acceso cuando sea necesario.

Razer Key Light Chroma

Una iluminación con la que personalizar tu setup y streamings

Una vez montado todo el conjunto lo tenemos listo para usar, por lo que es conveniente saber que nos ofrece este dispositivo. Se trata de un potente foco que permite su uso como sistema de iluminación «estándar» con luz blanca, ofreciendo un rango de temperatura personalizable que va desde los 2900 a los 7000k. Es decir que podemos contar con iluminación fría, equilibrada o cálida en función de lo que necesitemos según la iluminación de nuestro setup, nuestro tono de piel o del estilo que queramos darle.

Aunque la iluminación blanca nos ofrece un buen rango de personalización, donde destaca el Razer Key Light Chroma es en la posibilidad de ofrecer iluminación RGB o lo que es lo mismo, poder usar hasta 16.8 millones de colores y múltiples efectos. Esto lo podemos hacer con un único foco de forma individual, aunque también podemos usar varios en conjunto e incluso sincronizarlo con hasta 11 dispositivos a través de Razer Synapse.

Control total desde tu PC con Razer Synapse …

El Razer Key Light Chroma cuenta con conectividad Wi-Fi de 2,4 GHz y Bluetooth que nos permite conectarlo a cualquier PC con Wi-Fi o smartphone iOS o Android.

Para conectar el dispositivo a tu PC debes descargar el software de Razer Synapse y encender tu nuevo foco. A continuación abrimos el programa y tras registrarnos o loguearnos pulsamos en el icono de nuestro avatar y seleccionamos «Agregar dispositivo WiFi». Veremos aparecer el dispositivo y solo deberemos seleccionarlo para conectarlo y verlo entre nuestros dispositivos si contamos con otros equipos de Razer como teclados o ratones.

Este software nos permite nos permite personalizar la iluminación del panel escogiendo el nivel de brillo y la temperatura del color, pero también el brillo Chroma y como no el color o efectos del mismo.

Con Chroma Studio podemos personalizar la iluminación RGB y los efectos, pero además podemos hacer de tal forma que estos se sincronicen con los del resto de equipos de Razer.

… desde tu smartphone con Razer Streaming …

Para controlar el panel desde el móvil necesitamos descargar la aplicación Razer Streaming para iOS o Android y conectar nuestro dispositivo. Para ello pulsamos durante 3 segundos el botón de sincronización que encontramos tras el foco. Esto hará que el foco parpadee en color morado, lo que indica que ha entrado en modo de emparejamiento.

Desde la aplicación buscamos el panel y lo seleccionamos para añadirlo. Una vez hecho ya podremos configurar tanto el brillo y temperatura como la iluminación RGB. Esta cuenta con varias opciones de efectos que podremos controlar con un simple toque.

o deja que lo hagan tus seguidores

El nuevo sistema de iluminación Razer Key Light Chroma tiene un claro destinatario, y no es otro que los streamer y creadores de contenido, por lo que no es de extrañar que para estos se hayan guardado un extra gracias a la Streamer Companion App. Instalando esta aplicación en nuestro PC y conectando el Razer Key Light Chroma podemos configurarlo para que la iluminación reacciona a eventos durante nuestras transmisiones con Twitch y Streamlabs como las suscripciones, donaciones, raids, etc. Es decir que podemos hacer que la iluminación muestre un color o efecto determinado cuando tengamos una nueva suscripción o donación, una forma de hacer que los usuarios sean participes de las transmisiones y que al mismo puede incentivar a que estos realicen estas acciones.

Experiencia de uso

Del Razer Key Light Chroma me ha gustado su sencillez de uso y calidad de construcción. Una vez montado en su posición se torna en un accesorio que se mantiene firme en su posición y cuyo panel no se mueve aún cuando realicemos movimientos bruscos en nuestro escritorio.

Su pantalla de 36 cm x 26 cm de perfil delgado sorprende por su potencia a la hora de iluminarnos, pudiendo regular su brillo y temperatura para que se ajuste a nuestro escritorio y tono de piel , evitando así ofrecer una imagen demasiado pálida o demasiado «amarillenta». Si bien esto de por si ya es suficiente para ofrecer unas retransmisiones de calidad, lo mejor es que podemos darle un aspecto más llamativo a nuestros streamings si le añadimos la iluminación RGB del sistema Chroma de Razer. Tanto a la hora de transmitir como simplemente jugando, la posibilidad de sincronizar la iluminación de este panel con el resto de dispositivos Razer aporta un plus mas que interesante, aunque sin duda lo que mas va a interesar a la mayoría de los compradores es poder usar este sistema de iluminación como una forma de atraer la atención de los viewers.

La posibilidad de que los usuarios puedan accionar directamente la iluminación es una forma de incentivar las suscripciones o donaciones, permitiéndoles ver que estas acciones tienen una repercusión directa en la retransmisión de sus streamers favoritos. Algo que sin duda muchos creadores de contenido agradecerán.

Conclusiones y opinión

Razer ha querido ir un paso más allá de lo que es un simple panel para mejorar la iluminación de los setup de streamers y creadores de contenido, aportando el extra de permitir que los usuarios influyan en la iluminación hasta el punto de que una suscripción pueda representar una «fiesta» de efectos de iluminación en el setup de sus creadores.

Con la calidad de la construcción del Razer Key Light Chroma, su potencia y capacidad de iluminación, este panel es una gran recomendación para cualquier creador e incluso para un gamer que quiera dar un plus de iluminación a sus setup. Como suele ser habitual todo esto tiene un precio acorde, pero si tu bolsillo te lo permite desde luego es un accesorio que te recomendamos vivamente.

Síguenos en nuestro canal de Telegram para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fi y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.