oppo air glass

OPPO ha sido una de las marcas destacadas del MWC 2022 aunque su presencia no ha traído el lanzamiento de nuevos dispositivos, su stand ha servido más como una ventana al futuro de la compañía y prueba de ello son las OPPO Air Glass. Estas gafas de lo que ellos llaman como «realidad asistida» se presentaron el año pasado y aunque sus funcionalidades son limitadas, si pueden sentar unas buenas bases de cara al futuro. Las hemos probado, y estas son nuestras impresiones.

Las OPPO Air Glass no son unas gafas per se, si no más bien una especie de montura acoplada a otras gafas que, según aseguran desde OPPO, están trabajando para que sea compatible con cualquier tipo de gafa a través de un imán con el que se pueda enganchar esa montura acoplada que dispone en la parte frontal de una especie de pantalla transparente, que será la que nos muestre la información a la hora de interactuar con la gafa.

Las gafas, a diferencia de otras como las Microsoft HoloLens o similares, son más un añadido o acompañamiento que algo de un uso constante. Se acercan más a un smartwatch en su uso que a las HoloLens, por ejemplo, ya no por la diferencia tecnológica o de tamaño, si no por su propuesta que ahora os explicaremos. La pantalla muestra la información siempre en un color verde (¿alguien dijo Matrix?) y, según OPPO, puede alcanzar un brillo de hasta unos 1000 nits.

Toda la sincronización y conexión se hace a través de un teléfono (sin un móvil, son inservibles) y las demostraciones que nos enseñaron fueron para ver el tiempo, notificaciones, rutas de navegación, traductor (actualmente chino-inglés), música o telepromter. Ésta última es la que más nos llamó la atención, pero aún así, todo su uso no deja de resultar algo… simplemente curioso. Se interacciona con ellas a través de un panel táctil que hay en el costado de las gafas y al final del mismo hay un altavoz que nos permite reproducir lo que queramos de nuestro móvil, desde música a direcciones del GPS, por ejemplo.

Son muy ligeras, en torno a los 30 gramos de peso, y su batería dura unas 3 horas de uso continuo. Cuentan con una base de carga que puede aumentar su uso hasta en unas 10 horas aproximadamente. La sensación al tenerlas puestas es cómoda y no da la sensación de forzar la vista o de tener que esforzarse para leer lo que nos muestre, aunque si resulta raro tener algo delante de las gafas, que ya de por si es algo que tendríamos delante de los ojos.

OPPO Air Glass las hemos probado en el MWC y éstas son nuestras impresiones 3

La tecnología de OPPO Air Glass es muy temprana, pero muy prometedora. En el ámbito de software el trabajo que le falta es algo que es obvio que se corregirá y, desde la compañía nos afirmaron que están trabajando para integrar aplicaciones de terceros y crear un SDK para que los desarrolladores puedan trabajar sobre las OPPO Air Glass. El hecho de que tengas que ponerlo encima de tus gafas no es una solución del todo ideal, pero no sería de extrañar que en un futuro simplemente sea un añadido a incluir en tus gafas y esté mucho mejor integrado. Por último, su dependencia (en exceso) del móvil les quita brillo, pero como decimos, su desarrollo es aún muy temprano aunque eso no quita que nos haya dejado un buen sabor de boca que queremos volver a probar, pero cuando el plato esté realmente listo.

Síguenos en nuestro canal de Telegram para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Eric Herranz
Editor de videojuegos en OneTech. Creo que creo contenido. También hago directos en Twitch jugando de forma cuestionable.