Cuando Samsung anuncio una segunda parte del Galaxy Unpacked donde se anunciaron los Galaxy Z Flip 3 lo hacia de forma literal, ya que este evento no ha servido para anunciar nuevos dispositivos si no para anunciar el nuevo Samsung Galaxy Z Flip 3 Bespoke Edition, un sistema con el que podremos tener nuestro nuevo smartphone con un estilo personalizado para cada usuario.

El nuevo sistema de personalización de Samsung funciona mediante una nueva pagina web en el portal de la compañía coreana donde podemos podremos diseñar nuestro nuevo Samsung Galaxy Z Flip 3. En ella podremos seleccionar el color de la parte frontal, de la trasera e incluso el marco de la bisagra, obteniendo una visión en 360 grados del dispositivo para que veamos como quedaría.

Con este sistema cada usuario puede personalizar el aspecto de su nuevo terminal con hasta 49 combinaciones posibles, pero no solo eso, si no que con el servicio Bespoke Upgrade Care podremos reemplazar el panel con nuevos colores, aunque por supuesto con un coste extra.

Además de esto Samsung se ha aliado con la marca lifestyle de París y Tokio ‘Kitsuné’ para lanzar dos nuevos wearables, o mas bien dos nuevas ediciones especiales bajo los nombres de Galaxy Watch4 Maison Kitsuné Edition y Galaxy Buds2 Maison Kitsuné Edition, los cuales también se podrán personalizar con los correspondientes modelos Bespoke Edition.

El nuevo Samsung Galaxy Z Flip 3 Bespoke Edition tiene un precio de 1.099 $, mientras que el Galaxy Watch 4 Maison Kitsuné Edition de 40 mm tendrá un coste de de 399,99 $ y los Galaxy Buds 2 Maison Kitsuné Edition costarán 249,99€

Siguenos en nuestro canal de Telegram para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.