Razer aumenta la apuesta en el segmento de los mandos para Xbox con el nuevos Razer Wolverine V2 Chroma, una evolución del Wolverine V2 que ya os mostramos y que a pesar del nombre es mucho más que el simple hecho de haberle añadido iluminación Chroma.

Un mando completo para llevarte a la victoria

El nuevo mando de Razer funciona con Xbox Series X|S, Xbox One y PC, manteniendo el diseño de su predecesor con paletas inferiores, pero subiendo el listón con mejoras en su diseño y añadidos como unos nuevos botones mecánicos y tapas de los sticks intercambiables.

Razer Wolverine V2 Chroma

La intención de la compañía de las tres serpientes es entrar de lleno en los mandos de tipo premium, tanto por diseño como sobre todo por prestaciones, por lo antes de nada vamos a hacer un repaso a sus principales características.

Especificaciones

  • Botones de acción táctiles mecanizados y cruceta táctil mecanizada de Razer
  • 6 botones multifunción reasignables
  • Modo de gatillo sensible con topes
  • Conector analógico de 3,5 mm compatible con Xbox y PC (Windows)
  • 2 opciones de palanca de mando adicionales
  • Cable de 3 m/9,8 pies con alivio de tensión
  • Conexión por cable
  • Tamaño aproximado: 161,5 mm x 105,8 mm x 65 mm
  • Peso aproximado: 270 gramos

Unboxing y primer contacto

Razer nos envía el nuevo mando en una caja de fondo negro y la habitual linea verde en la parte inferior que denota ser un dispositivo pensado para Xbox, algo que además refleja el propio sello de certificación de Microsoft. En el frontal tenemos destacados el sello de Razer Chroma, el sistema de iluminación de la marca, y la posibilidad de intercambiar las tapas de los sticks. En la trasera se detallan además la posibilidad de personalización de los controles, las mejores en el diseño ergonómico, el uso de topes para los gatillos y sobre todo los nuevos botones y D-Pad mecano-táctiles.

Dentro de la caja encontramos bien acomodados el mando, un cable USB C a USB A para conectar a la consola o PC, dos tapas extra para los sticks y la correspondiente documentación y pegatina de Razer.

En esta caso hablamos de un mando cableado, pero que gracias a una longitud de 3 metros nos permite jugar sin problemas desde la distancia que nos sea más cómoda. Este cable viene con un trenzado que le confiere no solo flexibilidad si no la resistencia para asegurarnos que no será fácil que se dañe, aunque en caso de que lo haga al no usar un puerto USB C propietario, cambiarlo no será problema.

Si en el Wolverine V2 el cable era fijo, este modelo no solo cuenta con un cable extraíble, si no que este no usa puertos propietarios. Esto es algo que agradecemos siempre y que nos da la tranquilidad de que no nos limita a la hora de pensar en futuros recambios.

Razer Wolverine V2 Chroma

Con el Razer Wolverine V2 Chroma en la mano vemos que sus medidas de 161,5 mm x 105,8 mm x 65 mm y diseño son un calco de su predecesor, aunque a pesar de ello se ha logrado rebajar el peso a 270 gramos. Ergonómicamente el mando roza la perfección ya que permite un agarre cómodo que no nos fuerza a la hora de usarlo, pero que como ya mencionaré más abajo podría ser de 10 con un par de cambios.

En la parte superior del mando de Razer tenemos una distribución propia de los botones, que si bien mantiene una posición habitual para sticks, cruceta y los botones AXBY, mueve los botones de menú y vista hasta que estos adoptan una posición en diagonal. En el caso del botón de menú se ve algo escondido tras el stick izquierdo, lo que conlleva algo de práctica para no mover este al querer pulsar el botón.

Con el mando apagado apenas se aprecian dos líneas blancas que contornean la parte interior de los agarres, pero que una vez los encendamos veremos como cambia el aspecto del mismo gracias a la iluminación Chroma.

En la parte inferior del mando tenemos cuatro palancas extra o mas bien cuatro pulsadores que Razer nombra como M3 a M6 y cuya función podemos personalizar. Además tenemos dos topes para regular la distancia de actuación de los gatillos, algo que dependiendo del tipo de juego puede ser fundamental.

En la parte delantera junto a los habituales gatillos tenemos otros dos pulsadores extra bajo el nombre de M1 y M2, entra los cuales encontramos el puerto USB C que sirve para conectar el control a la consola. Si nos vamos al extremo opuesto, entre los dos agarres encontramos el puerto Jack de 3.5 mm para conectar nuestros auriculares y disfruta del sonido de nuestros juegos con detalle.

Nuevos botones mecanizados y Sticks intercambiables

Uno de los puntos que hacen ganarse el apodo de «Pro» para esta mando es el poder contar con palancas o pulsadores en su parte inferior, esto permite que tengamos acceso a ellos con los dedos corazón y anular, lo que a su vez permite que hagamos más acciones en menos tiempo. Una clara ventaja en juegos como FPS. Si bien la colocación de estos pulsadores están a una distancia aceptable Razer debería de pensar en una colocación ligeramente en diagonal que se ajustase mejor a la postura en la que quedan los dedos. No es que sea difícil acceder a ellos, pero unos pocos milímetros en M5 y M6 mejorarían la experiencia de uso.

Razer Wolverine V2 Chroma para Xbox y PC - Análisis 9

En la parte de los gatillos se ha optado por un acabado mate aunque sin textura y bajo ellos tenemos un conmutador en cada lado que nos permite regular la distancia de acción de los gatillos RT y LT. Una pulsación más corta representa poder disparar de forma más rápida al tener que hacer un menor recorrido en cada pulsación, algo que en juegos como los FPS es sumamente importante. Por otro lado un recorrido mayor permite que en juegos como simuladores de carreras puedas controlar la aceleración de una forma más progresiva y evitar derrapes o aceleraciones bruscas.

A lo antes dicho tenemos que añadir que el Razer Wolverine V2 Chroma cuenta con el nuevo sistema de interruptores para los botones de acción y la cruceta. Estos cuentan con un sistema que se basa en el que la marca usa en sus ratones gamer y que consta unos interruptores «táctiles mecanizados», es decir que tanto los botones de acción como la cruceta cuentan con accionamiento mecánico con un tacto suavizado.

Explicar la sensación de este sistema no es sencillo ya que tenemos el feedback de un teclado mecánico pero de forma suavizada, sin apenas ruido pero con una mayor sensación de control que además reduce la distancia de acción a solo 0.65mm, un 35% menos de lo que obtenernos con un sistema de membrana.

Si tenemos que traducir esto a una frase para explicar como mejora la experiencia de uso podemos decir que el Razer Wolverine V2 Choma cuenta con el mejor sistema de botones y cruceta que hemos probado en un mando Xbox.

Si todo esto nos parecía poco Razer ha diseñado este mando para permitirnos cambiar los sticks en segundos, algo que no requiere mas que tirar de la tapa del mismo que está unida de forma magnética y física gracias a un diseño en cruz. Esto nos permite poner un stick cóncavo o convexo dependiendo del gusto e incluso escoger uno con una mayor altura.

Razer Wolverine V2 Chroma

Un mando con iluminación Razer Chroma

Visualmente el principal cambio del Razer Wolverine V2 Chroma es sin duda la iluminación que ahora adorna su diseño y que consta de dos tiras LED en los laterales, justo dividiendo el «cuerpo principal» de los agarres. Estas tiras son personalizables mediante la aplicación «Razer Controller Setup for Xbox» que a pesar de su nombre está disponible en Xbox y Windows 10 y con la cual podemos obtener un amplio abanico de opciones de color para personalizar nuestro mando.

Razer Controller Setup For Xbox

En lo que a aplicaciones se refiere Razer se distingue por el detalle y las opciones que ofrece, no siendo una excepción el caso de este mando. Con Razer Controller Setup For Xbox podemos personalizar la iluminación de las dos tiras LED incluyendo efectos como respiración o rotación del espectro, pero también podemos mapear sus botones e incluso regular la vibración háptica. Sin embargo esta personalización no se queda en eso, si no que Razer nos permite modificar la sensibilidad de sus sticks, lo que hace que podamos tener un mando altamente personalizable que se ajuste a cada usuario como un guante.

Experiencia de uso

El Razer Wolverine V2 Chroma mantiene un diseño que ya en su día nos encantó por la facilidad de uso. También lo hace con un acabado rugoso que evitar las huellas y unos agarres con goma texturizada que permite que juguemos durante horas sin que se nos escurra de las manos por el sudor. Pero además ha aplicado algunos cambios que suponen una importante diferencia y hacen que este mando sea una de las mejores opciones que tenemos en el mercado para Xbox.

El contar con los dos botones M1 y M2 en su frontal junto a los cuatro pulsadores en la parte inferior ya es un extra que hacen de este un mando muy interesante para jugadores que busquen competir a un alto nivel. Pero además tenemos una aplicación que nos permite ajustar todo este potencial a nuestra forma de jugar, lo que ya redondea la jugada.

Además aspectos como apostar por un cable extraíble y con acabado de tela en lugar de plástico, no solo nos da tranquilidad a futuro si no que mejora su flexibilidad y por ende la comodidad de uso. Mientras detalles como haber dejado de lado el acabado brillante de los gatillos para apostar por un acabado mate menos resbaladizo dejan claro que han escuchado a la comunidad.

Razer Wolverine V2 Chroma

Durante días he vapuleado al Razer Wolverine V2 Chroma ante distintos tipos de juego para saber que podía esperar de él, teniendo como resultado una experiencia de primer nivel, sin apenas fallos pero no exento de ellos. En la mayoría de los juegos la experiencia ha destacado por la precisión de movimientos y la rapidez de respuesta de sus botones, además de lucir de forma llamativa en mano mientras lo hacia gracias a su iluminación.

Como puntos a mejorar sigue sin convencerme la posición del botón de «Vista» ya que en juegos donde este se requiere para abrir mapas o acciones lo normal es que junto a ello termine moviendo el stick izquierdo. Por otro lado la cruceta está algo elevada, lo que casi da la sensación de un pequeño stick que por suerte no altera el excelente rendimiento de sus sistema mecano-táctil.

Conclusiones y opinión

El Razer Wolverine V2 Chroma es una excelente actualización de un mando que ahora puede mirar a la cara a sus rivales, pero que en el caso de sus botones y cruceta puedo hacerlo con el convencimiento de que su sistema es mejor.

Con un precio de 159.99€ no es un mando barato y se hubiera agradecido una funda y mas recambios para los sticks, pero es el precio a pagar por tener la experiencia mecánica en un mando para consola y PC junto con un amplio abanico de opciones de personalización y la iluminación RGB que le aportan ese punto extra que a todo gamer gusta.

Razer Wolverine V2 Chroma

159,99 €
9

Valoración

9.0/10

Pros

  • Diseño y ergonomía
  • Botones y cruceta táctiles mecanizados
  • Opciones de personar la experiencia de juego
  • Cuatro botones inferiores
  • Iluminación RGB

Contras

  • Precio
  • Palancas inferiores demasiado centradas
  • Colocación del botón "Vista"

Siguenos en nuestro canal de Telegram para no perderte nada.


Esta web usa enlaces de afiliación que ayudan a su mantenimiento, con ellos recibimos una comisión por cada compra que los usuarios hagan, aunque esto no supone un aumento de su precio, solo nos echas una cable en los gastos de la web.

Sobre El Autor
Pedro A.
Editor Jefe, enamorado de mi familia y de la tecnología en cualquiera de sus formas, aficionado a la Sci-Fy y a mirar al cielo nocturno. Tratando de vivir la vida sin remordimientos.